DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Andalucía deja de ser un infierno fiscal”: Mestre ‘vende’ en Cádiz una “bajada de impuestos social que llegará al 80% de contribuyentes”

La delegada del Gobierno andaluz en Cádiz ha presumido también de esa “bajada de impuestos” de la que PP y Cs vienen alardeando en los últimos días, una vez que se ha aprobado en el Parlamento, con el único apoyo de la extrema derecha, la nueva Ley de Tributos Cedidos. Repitiendo el argumentario, Mestre insiste en que esta reforma fiscal “llegará al 80% de los contribuyentes”; “Andalucía pasa de ser un infierno fiscal a una comunidad atractiva para la inversión y más justa”, afirma. No hay que olvidar que en 2022 hay elecciones autonómicas…

La enésima campaña de autobombo de la Junta de Andalucía, ahora con gobierno de derechas, no sólo se extiende a anuncios en medios de comunicación y webs afines. Y es que las próximas elecciones autonómicas, salvo adelanto, se deben celebrar a finales de 2022. Este martes la delegada del Gobierno andaluz en Cádiz, Ana Mestre, convocaba a los periodistas para vender esa “bajada de impuestos” de la que PP y Ciudadanos vienen presumiendo en los últimos días.

Toda una paradoja: mientras el Ejecutivo liderado por Juan Manuel Moreno Bonilla saca pecho por recortar los impuestos “al 80% de los ciudadanos”, por el otro lado, por ejemplo, dejará en la calle en unos días a 8.000 sanitarios del Servicio Andaluz de Salud (SAS), hoy día con una atención primaria totalmente desbordada.

“Cumplimos con los compromisos adquiridos y la Junta vuelve a bajar los impuestos de su competencia a las clases medias y trabajadoras, para apoyar a los sectores más vulnerables, dinamizar la economía y favorecer la recuperación”, defiende Mestre tirando de argumentario, incidiendo en que “ya al inicio de la presente legislatura hicimos una bajada fiscal, que ahora refrendamos y aumentamos llegando a beneficiar al 80% de los contribuyentes”,

Estas nuevas “ventajas fiscales” (un ahorro “de 323 millones para los andaluces”, se repite una y otra vez) podrán ver la luz gracias a la nueva Ley de Tributos Cedidos aprobada hace unos días en el Parlamento andaluz con el único apoyo de las dos derechas del bipartito y de la ultraderecha.

Aunque esta reforma “afecta a muchos impuestos”, la delegada del Gobierno andaluz se ha detenido en “los más conocidos y los que repercuten en mayor medida en la población”, como el IRPF, el impuesto de sucesiones y donaciones, el de transmisiones patrimoniales, o medidas para el fomento de la natalidad o el acceso a la vivienda.

Respecto al IRPF, ha señalado que “los 393.008 gaditanos afiliados a la Seguridad Social van a experimentar una disminución en el tramo autonómico”. Se adelanta la escala prevista para 2023 a 2022. El tipo mínimo se queda en el 9,5 y el máximo en 22,5%. Al igual, se les aplicará a los más de 222.490 pensionistas de la provincia.

En cuanto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, “más allá de la reforma inicial que hicimos en la que ya lo eliminamos prácticamente, al 1%, ahora hemos hecho una reforma que viene a mejorarlo notablemente a favor de los hermanos, tíos y sobrinos, que pasa del 70% actual, al 45%, lo que coloca a Andalucía en el mejor régimen fiscal de todas las comunidades autónomas en este impuesto”.

Además, se han puesto un caso concreto: un descendiente que recibe una donación en vida de su padre de 150.000 euros formalizada en escritura pública, y no tiene patrimonio preexistente, en 2018 debía abonar hasta 21.262 euros, mientras en 2022, pagaría sólo 216 euros.

Según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, Mestre también ha alardeado de la bajada de impuestos en la Matriculación, y en el de Patrimonio, que se queda en la misma escala que el impuesto a nivel estatal, salvo que en el último tramo que se queda en el 2,5% en Andalucía “y no aplicaremos la subida del Gobierno de España del 3,5%”. Además, el Impuesto de Transmisiones y Patrimoniales Onerosas “pasa del 8,9 y 10% al 7% y en arrendamientos se quedaría en un 0,3%”. Y en Actos Jurídicos Documentados “pasaremos del 1,5% al 1,2%”.

“TIENE UN CARÁCTER EMINENTEMENTE SOCIAL”

“En definitiva, el dinero lo dejamos en el bolsillo de los andaluces y será en torno a 330 millones de euros los que se quedarán destinados a que las clases medias, los trabajadores, las pymes, las familias puedan disponer de ese dinero a favor de la economía, del empleo, de la inversión”, opina esta política colocada en el cargo por el PP. Y reitera que esta bajada de impuestos que “favorecerá a familias, jóvenes y a mayores dependientes e incentivará el consumo y la inversión” es “muy ambiciosa, tiene un carácter eminentemente social y podrán beneficiarse el 80% de los contribuyentes”.

Además, el Gobierno andaluz de derechas asegura que la bajada anterior de impuestos “propició un aumento de 119.000 nuevos contribuyentes y recaudamos 600 millones de euros más”. “Con esta reforma fiscal refrendamos y garantizamos un ahorro superior para las arcas de la Junta para acometer inversiones y mejorar servicios públicos e incentivando la obra pública, así como un aumento de beneficiarios”, insiste Mestre.

Y todo ello, claro “a diferencia de lo que hace el Gobierno de España” de PSOE y Unidas Podemos, que según esta política de derechas, “está gravando su mala gestión a los bolsillos de los más desfavorecidos, de los trabajadores, y en vez de proponer una solución a la actual situación de crisis para muchas familias viene a incrementar los impuestos”.

Los comentarios están cerrados.