DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Admitidas diez entidades de la provincia gaditana para desarrollar un programa del SAE que facilitará prácticas no laborales a 1.360 parados

El SAE ha resuelto la convocatoria de subvenciones para financiar las prácticas no laborales en empresas en el marco del programa de Experiencias Profesionales para el Empleo, de manera que a finales de noviembre podrán arrancar en la provincia de Cádiz una decena de proyectos (en los que se invierten 3,2 millones) de los se beneficiarán 1.360 desempleados, que durante tres meses recibirán una beca de 451 euros en un “acercamiento al mundo laboral”.

El Servicio Andaluz de Empleo (SAE) ha resuelto la convocatoria de subvenciones para financiar las prácticas no laborales en empresas en el marco del programa de Experiencias Profesionales para el Empleo (EPES), de manera que a finales de noviembre podrán arrancar en la provincia de Cádiz una decena de proyectos de los se beneficiarán 1.360 desempleados, que accederán a desarrollar prácticas profesionales no laborales que les acerquen al mundo laboral.

El programa, que en Cádiz supone una dotación económica de 3,2 millones, persigue favorecer la mejora de la empleabilidad de parados, que “en muchos casos deben afrontar como principal reto dotarse de experiencia profesional para poder acceder a una ocupación”.

Entre las entidades gaditanas aceptadas están el Ayuntamiento de Jerez (con más de 373.000 euros), el de Rota (con unos 210.000 euros), el IEDT de la Diputación (más de 430.000 euros) o Afanas (con 373.000 euros). Mientras que se han desestimado por falta de presupuestos las iniciativas presentadas entre otros por Fegadi, la Universidad de Cádiz, el Ayuntamiento de San Fernando, el Ifef del Ayuntamiento de Cádiz o el Impro del Ayuntamiento de Puerto Real.

Según se detalla en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, se facilitarán prácticas no laborales en empresas de tres meses, con jornadas semanales de 20 horas repartidas en cuatro días de cinco horas, periodo en el que los beneficiarios recibirán becas del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (unos 451 euros mensuales).

Estas prácticas se desarrollarán en centros de trabajo de la propia provincia, en el marco de los proyectos que desarrollan entidades que han solicitado la subvención y que han sido admitidas (empresas, asociaciones, fundaciones y entidades de carácter privado), “sin que las personas que realicen las prácticas profesionales ocupen puestos de trabajo de estructura”. El programa se enfoca para beneficiar principalmente a personas con discapacidad, minorías étnicas y demandantes en riesgo de exclusión, que estén inscritas como desempleadas en el SAE y que hayan participado en un Itinerario Personalizado de Inserción del programa Andalucía Orienta y cuenten, como mínimo, con dos horas de atención individual.

Las entidades encargadas de los proyectos deben contratar además, en el marco de estas ayudas, a 17 técnicos que serán los encargados de planificar las prácticas y ofrecer los talleres grupales y tutorías de seguimiento individuales a las personas participantes en el programa.

En el conjunto de Andalucía, participan en esta convocatoria de la consejería de Empleo 55 entidades, que facilitarán prácticas no laborales a 7.520 parados. La inversión total será de algo más de 18,6 millones de euros y para su gestión se contratarán un total de 94 técnicos.

Los comentarios están cerrados.