DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Vía libre para el derribo de otros dos bloques de José Antonio

La Junta tiene previsto acometer a principios de junio, o incluso antes, las obras de demolición de otros dos bloques de la barriada marginal de José Antonio, en El Puerto. Los trabajos ya han sido adjudicados y con ellos se dará continuidad al eternizado proceso de intervención en este ámbito problemático. Tras este paso, todavía quedará en pie un último bloque por derribar.

Si todo sale como está previsto, este verano todavía quedará en pie el último de los edificios de la barriada de José Antonio, en El Puerto, cuyo derribo se está ultimando.

Tras la demolición de las primeras 24 viviendas en los portales 2, 3 y 4 de la plaza de la Esperanza, ejecutada a finales de 2018, ya está programado para principios de junio el derribo de otros dos bloques, con 48 viviendas, los portales 1, 3 y 5 de la calle Doctor Pasteur y de los números 40, 42 y 44 de la calle Cervantes. Se da este paso una vez culminado el proceso de expropiación de las mismas por parte de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA).

Según informa la consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, las obras han sido adjudicadas a la empresa Construcciones y Desmontes Rivera Navarra, por poco más de 136.000 euros.

Dispondrá de un plazo de dos meses para ejecutar la demolición, una vez que se firme el contrato y a continuación se inicien los trabajos, “previsiblemente a principios de junio aunque podría ser incluso antes si se aceleran los trámites pendientes”.

Cuando hayan sido demolidos los dos edificios en esta segunda fase de la intervención, tan sólo quedarán en pie las 24 viviendas localizadas en los portales 1, 3 y 5 de la calle Doctor Fleming.

La liquidación de José Antonio, una barriada construida en 1957 que ha venido sufriendo “un importante deterioro físico y social” (problemas de convivencia y de tráfico de drogas, principalmente), forma parte del acuerdo firmado en 2002 entre la Junta y el Ayuntamiento para intervenir en la zona con un Plan Especial de Reforma Interior (PERI). El mismo acuerdo además de una intervención social de la que poco o nada se sabe también contemplaba la construcción de 125 viviendas promovidas por la administración autonómica y otras 65 a cargo del Ayuntamiento en una zona próxima conocida como Santa Clara.

Las nuevas viviendas levantadas en Santa Clara fueron adjudicadas a familias residentes y propietarias de los pisos de la barriada marginal a derribar y a otras unidades familiares seleccionadas por el Registro Municipal de Demandantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.