DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Un agente de la Guardia Civil se pondrá al frente de la Jefatura de la Policía Local de El Puerto con la misión de configurar otra Policía

El Puerto ya sabe quién será el nuevo jefe de su Policía Local, relevando a Rafael Muñoz, polémico exmilitar que lleva años al frente del cuerpo municipal. El alcalde acaba de firmar el nombramiento de Carlos Rodríguez, que procede de la Guardia Civil. Se le encomienda el reto de reorganizar y liderar el proceso de configuración de “una nueva Policía”, tras meses de conflicto y huelga encubierta.

El Puerto de Santa María ya sabe quién será el nuevo jefe de su Policía Local, relevando a la polémica persona que lleva años al frente del cuerpo municipal, Rafael Muñoz Leonisio.

Así, el alcalde Germán Beardo acaba de firmar el decreto por el que nombra para dicho cargo a Carlos Rodríguez Baturone, teniente coronel de la Guardia Civil. Tomará posesión en el plazo de un mes. “Se cumple así un largo camino, nada fácil, en el que no se ha parado de trabajar ni un instante para poder poner orden de una vez por todas en este cuerpo, que precisaba para ello de la renovación de la escala técnica”, subraya el primer edil del PP.

Rodríguez Baturone ha sido Jefe Segundo de la Comandancia de Las Palmas de Gran Canaria y llega a El Puerto con una larga experiencia en la Benemérita, tanto a nivel nacional como internacional.

El cargo en sí estaba vacante desde que en 2017 falleciera el intendente mayor Manuel Cuenca. Hace unos meses se convocaba la plaza entre funcionarios de la máxima categoría de la plantilla del cuerpo de Policía Local o de otros cuerpos de seguridad, por el procedimiento de libre designación.

“Se abre un nuevo tiempo al que espero que se sumen todos los portuenses para que la ciudad vuelva a sentirse orgullosa de su Policía Local al completo, como lo está de la Policía Nacional o la Guardia Civil”, llega a apuntar Beardo en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Además, este político de derechas interpreta que “aunque muchas veces no se haya entendido su silencio respecto a todo lo acontecido desde el comienzo del mandato con una parte de la plantilla de la Policía Local, ha sido esencial para poder avanzar hasta cumplir este objetivo, que no es otro que crear una nueva Policía que vele por la seguridad de El Puerto y los portuenses”.

“NO SE CEDIÓ AL CHANTAJE”

“No se cedió al chantaje -asevera- pese a haber sufrido todo tipo de presiones y amenazas, incluidos petardos en la puerta del Ayuntamiento, campañas de difamación, llegando incluso a encontrar empapelada en varias ocasiones mi calle y la zona de mi vivienda personal con panfletos cargados de insultos o escraches a la teniente de alcalde de Seguridad en la puerta de su casa, entre otras actuaciones que rayaron lo esperpéntico”.

Al respecto, al primer edil le sorprende que ningún partido de la oposición llegara a condenar ninguno de estos hechos “que no mermaron la firmeza” del equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos De hecho, “se utilizaron todos los recursos legales disponibles para no permitir que unos pocos utilizaran a la ciudad como rehén de sus reivindicaciones sindicales y se llevó el caso a Fiscalía y la concejal de Seguridad, Marina Peris, abrió expedientes sancionadores que van de una semana a tres meses de suspensiones de empleo y sueldo a aquellos agentes que forzaron una situación lamentable para la imagen del cuerpo”.

Relata Germán Beardo que a pesar de que en su momento, durante el invierno de 2020 intentó mantener reuniones con los sindicatos “cada jueves, para alcanzar nuevos acuerdos que protegieran más a los portuenses y mejoraran la productividad de la plantilla, nunca fue suficiente, con lo que la única manera de poner solución a la actual situación era la creación de una nueva Policía”.

En este tiempo de mandato, el alcalde presume de que se han sacado adelante las oposiciones de la Policía Local “tras diez años sin convocarse”, con la incorporación en la actualidad de 11 agentes; se ha renovado la flota de vehículos patrulla; se han mejorado las dependencias policiales, como las instalaciones del gimnasio; y se prevén inversiones en la sala de control y comunicaciones.

“Como muchos portuenses recordarán, la ciudad sufrió una presunta huelga encubierta por parte de la plantilla que de la noche a la mañana decidió que no tenían pantalones y que, si no hubiera sido por la profesionalidad, responsabilidad y la ayuda incondicional del comisario de la Policía Nacional, sus agentes y los miembros de la plantilla de la Policía Local que no secundaron este secuestro, El Puerto hubiera quedado desprotegida en momentos claves -en pleno verano de 2021-“, termina repasando el primer edil, que aprovecha para agradecer expresamente a todos ellos, incluidos los agentes afiliados a UGT, CSIF y SPPME, “su compromiso con la ciudad para mantener la guarda de la seguridad ciudadana”.

Los comentarios están cerrados.