DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Las playas portuenses sufren un vandalismo nocturno creciente

La concesionaria del servicio de playas del Ayuntamiento de El Puerto ha alertado del aumento del índice del vandalismo en el litoral portuense. Como ejemplo más reciente, la bajada del paseo de Blas de Lezo en la playa de Las Redes se ha convertido este fin de semana en un foco de incivismo; y no es la primera vez.

La empresa concesionaria que explota el servicio de playas y espacios forestales del Ayuntamiento de El Puerto, Innovia Coptalia, ha alertado del aumento del índice del vandalismo en las playas portuenses.

Como ejemplo más reciente, la bajada del paseo de Blas de Lezo se ha convertido este fin de semana en un foco de incivismo, “donde pandillas de jóvenes consumen alcohol, ensucian y destrozan el mobiliario urbano y los equipamientos de playa”.

“Los vándalos aprovechan la oscuridad de la noche para dar rienda suelta a la violencia contra todo lo que encuentran a su paso”, se denuncia en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz. La playa de Santa Catalina, a la altura de la Urbanización Las Redes, amanecía en la mañana del sábado con la pérgola dispuesta para dar sombra a las personas con discapacidad totalmente destrozada; además, el gamberrismo se cobraba el soporte de uno de los lavapiés de acero, y el panel de madera que señaliza el canal para embarcaciones aparecía peligrosamente lanzado sobre la pérgola.

Estas acciones “no son hechos aislados” y el servicio municipal de Medio Ambiente teme que “se cronifiquen” durante el verano. Y es que en las últimas semanas se han registrado hechos similares.

Así, la concesionaria ha tenido que sustituir ya varias papeleras, cartelería y un dispensador de bolsas para heces caninas que acabaron destrozados en la misma zona de Las Redes. A esto hay que sumar la aparición de pintadas en las áreas de descanso recientemente blanqueadas del paseo marítimo de la playa de La Puntilla.

“Estas acciones injustificadas, fruto de una falta de educación y sentido de lo público, suponen un alto coste que asume toda la ciudadanía y que pueden acabar causando daños a terceras personas”, se sentencia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.