DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El histórico Mundial de RS:X, último como clase olímpica y telonero de Tokio, corona en la Bahía de Cádiz a los holandeses Badloe y De Geus

Los holandeses Kiran Badloe y Lilian De Geus son los nuevos campeones del mundo de la clase de Windsurf RS:X, los últimos de esta disciplina que dejará de ser olímpica tras los Juegos Olímpicos de Tokio. Aguas de la bahía de Cádiz, y con sede en El Puerto, han sido testigos de un histórico mundial organizado por la Federación Andaluza de Vela que ha reunido a toda la flota de la todavía disciplina olímpica, windsurfistas de 27 países.

Kiran Badloe, en chicos, y Lilian De Geus, en chicas, ambos holandeses, son los nuevos campeones del mundo de la clase de Windsurf RS:X y entran directos a formar parte de la historia como los últimos de esta disciplina que dejará de ser olímpica después de los Juegos Olímpicos de Tokio de este verano. Aguas de la bahía de Cádiz daban este martes una tregua para la despedida de este mundial tan especial y después de cuatro intensos días de viento, lució “brillante”.

Recogiendo el testigo de la ciudad de Sorrento, en Australia, El Puerto de Santa María ha sido sede en los últimos días de un histórico campeonato del mundo de RS:X; una clase que tantos éxitos ha dado a la vela andaluza y española. La clase iQFoil la reemplazará en la siguiente campaña olímpica de cara a los Juegos de Paris 2024.

Según relatan desde la Federación Andaluza de Vela (FAV), organizadora de la cita, los astros han mirado a la holandesa De Geus para que se dieran las circunstancias favorables para sellar un campeonato que ha estado muy reñido entre las chicas. Así, con la victoria en la última prueba de la italiana Marta Maggetti y un sexto de la francesa Charline Picon, a ella le ha valido un cuarto para colgarse el oro por segundo año consecutivo, mientras Picon se conforma con el bronce empatada a puntos con la israelita Katy Spychakov, flamante medalla de plata gracias a un quinto en la última regata. La francesa centrada en batir a De Geus equivocó la estrategia en última instancia. La nota negativa del mundial, para España, la puso el lunes la retirada definitiva de la andaluza Blanca Manchón, quien a pesar de poner todo su arrojo en navegar con un pie lesionado, se veía obligada a volver a tierra y despedirse del campeonato.

En el cuadro masculino, Badloe ha hecho lo que necesitaba, que era conservar, y con otro cuarto en la última jornada gana el mundial y lo suma al conseguido en la anterior edición en aguas australianas. La última regata la ganaba el italiano Mattia Camboni, con una victoria que unida al octavo de su principal rival, el griego Vyron Kokkalanis, le hace merecedor de la medalla de plata con una amplia ventaja de puntos entre ambos. A cuatro puntos del cajón de las medallas se queda el polaco Piotr Myszka, seguido de los israelitas Yohav Cohen y Tom Reuveny, el francés Pierre Le Coq, el británico Tom Squires, el galo Thomas Goyard y el israelita Yoav Omer, décimo.

En el resto de la flota, los ganadores tras la décima prueba son la peruana María Belén Bazo y el israelita Ofek Elimelech. Entre los chicos, el local Juan Manuel Moreno se despedía con el buen sabor de boca que deja un segundo puesto en la prueba final, lo que le ha permitido subir un puesto más hasta el décimo quinto de la general definitiva, empatado con el catorce y a dos puntos del canario Ángel Granda que firma el décimo tercer puesto.

Por su parte los ganadores del Trofeo Sub 21, son los baleares Zeus Fernández del CN Arenal y Nacho Baltasar del CN Rápita.

Todos los regatistas que componen en la actualidad la flota mundial de la disciplina olímpica del Windsurf, la clase RS:X, se han dado cita en la Bahía de Cádiz: 80 windsurfistas de 27 países. A ello se suman más de un centenar de personas entre personal técnico, staff federativo y de la clase, además de acompañantes, y personas empleadas en los comités de mar y tierra, entre los que se incluyen los llamados ‘Inspectores Covid’.

Al término de las pruebas del martes, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, tenía lugar la entrega de medallas en el patio de ceremonias del Centro Especializado de Tecnificación Deportiva de Vela Bahía de Cádiz, sede de la FAV, en Puerto Sherry. El broche lo ponía la entrega de una placa de agradecimiento al presidente de la Federación Andaluza de Vela, Paco Coro, de manos del secretario de la clase Andrus Poksi.

Este Campeonato del Mundo de Windsurf RS:X ‘Gotas de Oro’, organizado por la FAV en aguas gaditanas casi sin esperarlo, tras la renuncia de la ciudad francesa de Hyeres, ha contado con el patrocinio principal de la colonia ‘Gotas de Oro’ de Instituto Español, junto a la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento portuense, la Diputación, Puerto Sherry, la firma Hero y Tactic Audiovisual; y la colaboración del Centro Andaluz de Medicina del Deporte.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.