DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

Letras lúcidas. Sensibilidad en movimiento. El cineasta y escritor José Manuel Serrano Cueto, de cerca

Hace ya puñado de años descubrí a José Manuel Serrano Cueto. La admiración ya estaba de antes, pero al comenzar a seguirlo de cerca, a pesar de no conocerlo aún en persona, contribuyó la amistad que conservo con su hermano Antonio, también escritor y profesor universitario.

El flechazo definitivo llegó en 2012, cuando conseguí su libro ‘Vincent Price. El villano exquisito’ (Madrid, T&B, 2011). Desde ese momento he ido haciendo sitio en mi biblioteca para todos los títulos de su bibliografía (que no son pocos, precisamente), y se ha convertido en mi autor “friki” (y que no se enfade) de referencia. Monstruos, zombies. E historias para no dormir muy gaditanas.

No solo es reseñable su faceta de investigador y escritor, sino que estamos ante un cineasta muy completo, cuyas dos últimas producciones destacan de forma especial. Se trata del largometraje documental ‘Contra el Tiempo’, nominado a los Goya, y el cortometraje, ‘Pelucas’ (no se pierdan su maravillosa banda sonora, creación de su hermana, Dolores Serrano Cueto).

Y es que de vez en cuando, Cádiz ve partir, en este caso hacia Madrid, personas realmente brillantes. Pero no nos quedamos sin él, ni mucho menos. Allí José Manuel Serrano Cueto expande su talento, y nos regala verdaderas joyas solo aptas para sensibilidades dispuestas a disfrutar lo que de verdad vale la pena.

Pero antes de su vuelta a Madrid, hemos disfrutado de él este verano, compartiendo una tarde para recordar, en la que conversamos de los temas más dispares, también de esa experiencia genial que ha supuesto firmar libros en la playa, combinando cultura, arena y amistad. Aquí lo tenemos. A ver qué nos cuenta.

Posando con las revistas editadas por la entrevistadora Rosario Troncoso
Posando con las revistas editadas por la entrevistadora Rosario Troncoso

“Mi primer libro se titulaba ‘Gaditanos en el cine’, y aquí sólo me sacaron tres líneas en el diario”

 

Nos ha parecido original y maravilloso eso de ir a buscar al autor a la playa, según las indicaciones que dabas en las redes sociales, para conseguir una firma… ¿cómo ha ido esa experiencia?

Fue de una manera totalmente espontánea. Estaba en la playa de los Corrales con mi hermana, y se nos ocurrió lo de la firma de libros en la playa.

Se lo propuse a la editora de ‘Cádiz Oculto’ y ‘Cádiz Oculto II’, Ana Mayi, y le encantó la idea. Así que un día lo organizamos en la playa Victoria y otro en La Caleta. Dos ambientes distintos, dos playas diferentes. Una experiencia única.

Fue curioso, porque allí estaba yo, como un día cualquiera, con mi silla, mi sombrilla y mi toalla, pero indicando mis coordenadas a los lectores. Y fue bastante bien, pues perdí la cuenta. Firmé alrededor de cuarenta ejemplares. Pero sobre todo, fue divertido ver que la gente venía de todas partes, unos del paseo, otros en bañador…

No suelo bajar mucho a Cádiz, y las pasadas navidades me quedé con las ganas de hacer más firmas, más encuentros. Ha resultado redondo.

Es que Cádiz es muy especial. Tú lo sabes, como gaditano que eres. Imagino que desde el “exilio” autoimpuesto, las cosas se ven de otra manera. Y ahora, yo te pregunto, ¿eres profeta en ti tierra? ¿Hay mucha diferencia entre el público gaditano y el madrileño?

He publicado mucho, sobre todo acerca de cine, y recuerdo una época en la que los medios de comunicación gaditanos apenas me nombraban, mientras que en Málaga, donde estudié durante cuatro años Arte Dramático, algunos diarios me dedicaban páginas. Mi primer libro se titulaba ‘Gaditanos en el cine’, y aquí sólo me sacaron tres líneas en el diario…

Después la cosa cambió, antes de publicar ‘Cádiz Oculto’, y no sé, quizá porque entró gente nueva en los medios. Comenzaron a mostrar interés por mi trayectoria, y hoy día me tratan muy bien, haga lo que haga.

En cuanto al público, cuando estrené ‘Pelucas’ en el Gran Teatro Falla, esperaba que se llenaran las tres o cuatro primeras filas con familiares y amigos. Me conformaba con eso. Pero se llenó, y eso es grande.

El Falla es enorme y cabe mucha gente, ¡no es un bar! Fue alucinante.

Parece que he tenido que irme fuera para reencontrarme con el público gaditano, aunque haya movidas en todos los ámbitos y en todas partes, incluido Madrid. La vida, sobre todo en lo personal, me ha llevado a relativizarlo todo mucho, y si ya no me llaman de algún sitio, no me enfado. Pienso que tendrán sus motivos.

Justo el otro día lo hablaba con un amigo mío (no quiero decir el nombre), artista de aquí de Cádiz, acerca de todo esto, de cómo en su ámbito muchas veces se le ninguneaba. No contaban con él, y yo creo que hay que dar su sitio a todos. A mí eso ya no me afecta, estoy contento con lo que hago y con la repercusión que tengo.

En Madrid, los ambientes en general, en los que me muevo están muy contaminados, abunda el egocentrismo. Son narcisistas y competitivos.

Para no contaminarme yo, he dejado de asistir a muchas cosas. Voy a los eventos (no a todos) a los que soy invitado, y si alguien no me saluda o hay grupos donde no soy admitido, pues no me molesto. Y se vive mucho mejor así, sin pretensiones de nada.

El público de Madrid también es muy exigente, ten en cuenta que allí se multiplican por no sé cuántas las actividades. Cientos de cineastas, cientos de escritores, de todo, cientos, porque todos ellos ven en Madrid una Meca. Y no lo es. Realmente es una trampa.

Todo está muy disperso. Allí es muy difícil llenar un local con un acto cultural a no ser que sean amigos, pero bueno, son las reglas del juego y es lo que hay.

Y ahora estás aquí, en Cádiz, donde has dado “el pelotazo” en ventas de ‘Cádiz Oculto’ y ‘Cádiz Oculto II’. Me consta que sí que son multitudinarios los encuentros contigo. ¿Cómo surge esta idea de escribir algo así? ¿Imaginabas tanto éxito?

Yo escribí ‘Cádiz Oculto’ porque estaba un poco cansado de escribir sobre cine y de participar en tantas revistas como Interviú, Quo, Cosmopolitan… pero como empecé a escribir sobre temas de misterio y sobre todo relacionados con Cádiz en revistas como Más Allá, Año Cero, Enigma… pues me decidí a contactar con Ana Mayi para hacer un librito, con la única pretensión de escribir algo diferente, que no fuera sobre cine y de paso, vincularme más con Cádiz.

Y de repente se agotan los libros en las librerías, te quedas alucinado. Ya tenía antes quince libros sobre cine publicados con grandes editoriales como Cátedra, y sin embargo éste no deja de estar publicado con una editorial local. Nunca pensé que iba a ser lo que ha sido.

Y también hay gente de fuera de Cádiz loca por estos libros. Va más allá de lo puramente anecdótico y localista, ¿me equivoco?

Efectivamente a quien le gusten los temas de misterio da igual que traten acerca de Cádiz o de Bollullos del Condado, porque lo que busca son las historias. Aunque a nivel de distribución sólo se mueve en ámbito local, hay algunas excepciones donde se vende, como Madrid.

Mis libros de cine se encuentran en toda España y sin embargo el éxito de ‘Cádiz Oculto’ no tiene comparación. Un amigo me dijo que los libros de cine tienen trescientos seguidores que son los que siempre van a comprar tu libro.

El éxito de ‘Cádiz Oculto’ es que es para todos los públicos, es muy abierto. Hice justo lo que quería hacer.

Otra de las claves ha sido el ser escéptico con lo que se cuenta, sin ser categórico ni juzgar a nadie, siendo respetuoso y también dejando claro que yo transmito estas historias. Esto no quiere decir que yo me las crea. Y cómo no, dar el toque gaditano en la forma de contar las historias.

Investigador, escritor y cineasta... un gaditano "exiliado" en Madrid
Investigador, escritor y cineasta… un gaditano “exiliado” en Madrid

“Mis libros de cine se encuentran en toda España y sin embargo el éxito de ‘Cádiz Oculto’ no tiene comparación”

 

¿El toque gaditano?

Sí, apartándome de lo serio y demasiado riguroso. Y en eso discrepaba con mi hermano Antonio siempre es el primero en leer mis textos y valorarlos, puesto que es más riguroso. A veces, incluso discutíamos en cómo narrar ciertas cosas, porque yo insistía en dar ese toque gaditano. Yo quería un libro gadita. Y creo que lo he conseguido. Y a mi hermano no le disgusta. (Risas).

Y debe serlo, José Manuel, porque la acogida que ha tenido entre los gaditanos no tiene precedentes, y eso solo pasa con los temas relacionados con el Carnaval, por ejemplo…

Es que nunca se sabe. Ha sido una sorpresa. Y es que a veces uno tiene un gran trabajo entre manos, lo presenta y asisten cuatro personas. Otro día sin embargo vas a un sitio más pequeño sin apenas expectativas y resulta que la sala se llena. No sabes cómo va a ser, como en las películas. Vas con un proyecto de cine que ves potente, crees que vas a sacar dinero, hablas con productores… y no lo ven rentable, pero con otro más sencillo que parece que no va a tener tanto éxito te dan el sí. Uno no sabe cómo acertar.

Este tipo de sorpresas, también se ven en las producciones de otra índole, entonces.

Claro. Precisamente ahora con el “falso documental” que vamos a hacer, ‘Yo quise hacer los bingueros II’ tanto el productor como yo pensábamos que íbamos a presentar el proyecto y no veríamos un duro, sobre todo por el tema, una dura crítica al cine español y las subvenciones, y al final nos dan el sí. Y la cosa es que tengo otros proyectos que me parecen estupendos y no hay manera de sacarlo adelante.

¿Quién sabe? Es cuestión de tiempo.

La varita de éxito no la tiene uno asegurada, es complicado. Pero no me quejo. Habrá que pensar en positivo.

¿’Pelucas’ y ‘Contra el Tiempo’” van a proyectarse en más lugares?

Cuanto más proyectemos, sobre todo el documental, porque el proceso de distribución ha sido muy diferente al del corto, que estuvo muy rápido en internet.

El documental sin embargo solo se puede ver en plataformas de pago. Queremos hacer un DVD pero aún se está gestionando.

Y por cierto, me llevé un tiempo sin verlo, y el otro día lo hice y me gustó mucho, y pese a haber salido un documental muy diferente al que quería haber hecho, sobre todo por el tema económico.

Disfruté al verlo. Y aún me sorprende que aún siga despertando sensaciones en el público que lo ve, pese a que el trasfondo del tema es bastante triste, y aun así la gente ríe, y se emociona. El documental siempre funciona, y te da la sensación que algo has hecho bien, teniendo a la gente atrapada durante noventa minutos pese a lo duro que es y a que los actores son poco conocidos.

Poco conocidos, pero grandes.

Sobre todo el éxito está en cómo ellos actúan y cuentan la historia, que te tienes que reír pese a que te están contando algo duro.

Queremos proyectar ‘Pelucas’, también, en un hospital.

Ya se ha proyectado en El Pelícano, en el Pay Pay, en el conservatorio, en el Falla, en el centro de Congresos de San Fernando, en el Calesa, La Enredadera, etc.

Queremos verte mucho por aquí. Y que sigas cosechando éxitos.

Me veréis, por supuesto. Este verano ha sido intenso. Y vuelvo con energía a Madrid. Pero a Cádiz es a donde vuelvo. DIARIO Bahía de Cádiz Rosario Troncoso

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.