DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Nos vamos al cine: ‘Predator’

CRÍTICA. Aún se puede ver en la gran pantalla la secuela de la saga ‘Depredador’, que se inició en 1987 protagonizada por Arnold Schwarzenegger y bajo la dirección de John McTiernan (‘Jungla de Cristal’, ‘La caza del Octubre Rojo’). La película original, de culto para muchos, ha dado un total de cuatro continuaciones a cada cual más vilipendiada por la crítica… y es que se debe amar este universo de alienígenas para salir de la sala con buenas sensaciones.

CRÍTICA. Treinta años separan la primera entrega de esta nueva cinta, ‘Predator’, que supone  un nuevo intento de reflotar la saga que tanto ha sido dañada en las últimas décadas (‘Depredador 2’, 1990 y ‘Depredadores’, 2010). Tras las cámaras, el director de la tercera entrega de ‘Iron Man’, Shane Black, que ha contado con varios rostros conocidos de series actuales de televisión (Keegan-Michael Key, Sterling K. Brown o Alfie Allen) o del cine (Thomas Jane), todo para salvar lo insalvable.

Esta cinta no pasará a la historia, lo que debería animar a los estudios a dejar de intentar igualar o mejorar la primera película… por el bien del espectador.

La historia comienza cuando, tras encontrar los restos de una nave alienígena y luchar contra el ser que la conducía, el francotirador Quinn McKenna envía a su familia los fragmentos de la armadura del alienígena que pudo rescatar. Al hacerlo, no esperaba que su hijo activara un localizador que hizo que se dirigieran a la Tierra. Desde ese momento, solo unos ex soldados podrán enfrentarse contra esta especie extraterrestre que persigue convertir en un trofeo la caza de otros seres (de ahí el nombre “Depredador” con el que se bautizan,… aunque hubiera sido más adecuado “Cazador”).

Tras una primera mitad en la que el argumento se empieza a desarrollar con irregular acierto (el inicio de la película puede ser un poco brusco, sin mucha cabida a un preámbulo o a una introducción más progresiva de la historia), la trama que se nos presenta comienza a cobrar cada vez menos peso para dar lugar al leitmotiv. A partir de ahí se suceden secuencias interminables de luchas, vísceras y sangre.

La cinta está plagada de escenas imposibles (¿desde cuándo una experta bióloga y profesora es capaz de manejar un arma como si fuera un ex militar y dar saltos de atleta entre tejados?) que, para aquellos fans de la primera entrega, no hagan más que preguntarse si no era ya suficiente con la aparición de ‘Depredadores’ (2010) para arruinar la saga.

Puede que, en vez de acudir a las salas, sea más recomendable rescatar la película de 1987 y leer las muchas anécdotas que hay sobre ella… seguramente así veamos nuestro tiempo mucho más recompensado.

— Lo peor: La segunda mitad… aunque puede ser lo mejor para los seguidores de las películas de acción sin medida.

— Lo mejor: Los diálogos y las escenas de los ex soldados en la primera mitad de la película. El sentido del humor que aporta a la cinta. DIARIO Bahía de Cádiz


La apuesta cinematográfica de la semana que viene:

‘El escándalo de Ted Kennedy’. Un reparto interesante para contar esta historia verídica y oscura de uno de los miembros del clan de los Kennedy. DI

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.