DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Nos vamos al cine: ‘Capitana Marvel’

CRÍTICA. Ha llegado a la cartelera una película dispuesta a seguir rompiendo esquemas. En un panorama de cine que apuesta cada vez más por las historias de mujeres fuertes e independientes, Capitana Marvel es la respuesta de la Marvel a la Wonder Woman de la DC. Bienvenidas sean las tendencias de este estilo... lo único que pedimos es que vengan para quedarse.

CRÍTICA. La historia de ‘Capitana Marvel’ nos muestra el camino que lleva a Carol Danvers a convertirse en una de las heroínas más poderosas del universo, la Capitana Marvel. Dividida entre dos mundos (el de los recuerdos de su vida en la Tierra y el presente como noble guerrera), se ve implicada en una guerra galáctica entre skrulls y krees. Danvers luchará así junto a un pequeño grupo de aliados, descubriendo hechos que cambiarán su percepción de la realidad que ha vivido hasta el momento.

La historia está ambientada a mediados de los años 90, por lo que los nostálgicos de la época podrán disfrutar de algunos guiños (los Blockbuster, la lentitud de los ordenadores, la cabina de monedas, la estética en la ropa y los peinados, etc.).

A pesar de que la ambientación de la película es muy destacable, lo que brilla con fuerza es la historia y el prototipo de mujer que se muestra. Alejada de la cuidada apariencia y la personalidad más delicada de la Wonder Woman de DC, Capitana Marvel es una mujer fuerte que no precisa de ningún personaje masculino que la acompañe hacia una posible historia de amor. A pesar de todo, la protagonista (Brie Larson, ganadora del Oscar por ‘La Habitación’) reconoce haberse basado en el personaje de DC para crear a su Capitana Marvel y es que ambas han sido referentes femeninos que clamaban ser llevadas a la gran pantalla.

Más allá de la reivindicación de los roles femeninos y de las estupendas peleas coreografiadas  y los  conseguidos efectos especiales, se puede disfrutar también de algunos toques cómicos de un guión que aburrirá sobremanera a los no fanáticos de las historias gráficas de la Marvel.

Y es que estas películas (de las que estamos teniendo tropecientas en los últimos años) buscan lo mismo siempre: atraer al masivo público incondicional de los cómics que, aunque sea para darle un varapalo en reuniones de amigos, no querrán perdérsela. Esta vez buscan atrapar, además, a un público que pide más historias de mujeres decididas y autosuficientes. Aunque deberían apostar también por esas otras historias de súper heroínas que llevan años aparcadas en los cajones de las productoras. Puede que no lleven capa, vuelen ni sean un éxito asegurado de taquilla, pero no por ello sus historias son menos necesarias ni sorprendentes que las de esta Capitana Marvel.

— Lo peor: Que para que lleguen a ser un éxito de taquilla las historias de mujeres, estas deban volar y matar alienígenas.

— Lo mejor: Los efectos especiales… y el gato (origen del famoso parche de Nick Fury). DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.