DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Ensamble empastado y sin fisuras técnicas

CRÍTICA. Cuarteto Gerhard, en el Teatro del Títere La Tia Norica de Cádiz.

CRÍTICA. Desde su fundación en 2010, el cuarteto formado por los violinistas Luis Castán y Judit Bardolet, el violista Miguel Jordán y el violonchelista Jesús Miralles, ha obtenido numerosos premios y reconocimiento internacional. El Cuarteto Gerhard es desde hace un año grupo residente en el Palau de la Música Catalana, institución de la que ganaron el Primer Palau en 2012.

En el Teatro del Títere La Tia Norica de Cádiz, el Cuarteto Gerhard ejecutó el concierto de cierre del Ciclo de Música ‘Manuel de Falla’ promovido por el Ayuntamiento.

En la primera parte interpretaron el Cuarteto nº 14 “La primavera” de Mozart, el primero de los dedicados por el compositor a Haydn. Este había publicado poco antes su Op. 33, seis cuartetos conocidos como los “Cuartetos rusos”, que suponían una renovación importante del género impulsado por Haydn. Inspirado por estos cuartetos e intentando emular la maestría demostrada por Haydn, Mozart dedicó sus “Cuartetos vieneses” a Haydn. En esos momentos, mientras que Haydn era ya un compositor reputado y famoso, Mozart comenzaba a destacar, pero a pesar de la diferencia de edad y fama, eran amigos; todo apunta a que en la fecha de composición de los “Cuartetos vieneses” se conocieron personalmente y ambos interpretaron juntos a veces música de cámara como violín y viola, respectivamente.

En la línea de la estética del clasicismo vienés, aforada y equilibrada, la audición del cuarteto de Mozart agrada por la amabilidad y placidez de su escritura musical sin perturbaciones, a pesar del intenso cromatismo aplicado. Como corresponde a un grupo estable y de intensa actividad concertística, el Cuarteto Gerhard se mostró como ensamble empastado y sin fisuras técnicas. Son cuatro instrumentos con vida propia y amplia gama de coloraturas; el segundo violín, con texturas de viola obligado por el papel de segunda voz y quizá por característica propia, compensó en cierta forma la dinámica amortiguada del tercer instrumento en la ejecución de la pieza; impecable e impresionante Luis Castán con un violín de sonido satinado y pulcro; el vigor de Jesús Miralles en la ejecución de las piezas con su violoncelo de registro amplio completan el cuadro del Cuarteto, que cautivó en determinados pasajes de la interpretación, especialmente en la repetición motívica del Minueto y con la fuga final del cuarteto mozartiano, inspirada en una obra del hermano menor de Haydn.

En la segunda parte del concierto, interpretó una obra imprescindible en la historia del género: el último cuarteto  compuesto por Schubert, Opus nº 887, que destaca por su duración y el novedoso desarrollo armónico. El ensemble ofreció una lectura intimista, concentrada de la pieza, y una ejecución especialmente brillante de los sorprendentes encadenamientos y efectos sonoros que Schubert incorporó en la escritura del cuarteto. Como corresponde con una obra en que las obras tienen un tratamiento independiente de las voces, cada uno de los instrumentos mostró las cualidades estimables de los intérpretes, especialmente en sus pasajes protagonistas.

Con el concierto se cerraba con brillo y acierto la programación de otoño del Ciclo de Música ‘Manuel de Falla’, que nació con la meritoria intención de que la música clásica en concierto tenga presencia en la capital gaditana durante todo el año. DIARIO Bahía de Cádiz

FICHA DEL ESPECTÁCULO:

Ciclo de Música ‘Manuel de Falla’.
Cuarteto Gerhard. Luis Castán, violín; Judit Bardolet, violín; Miguel Jordán, viola; Jesús Miralles, violoncelo. Programa:   I   Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) Cuarteto de cuerdas nº 14 K387 “La primavera”.    II   Franz Schubert (1797-1828) Cuarteto de cuerdas nº 15 D887.
Lugar y día: Teatro del Títere La Tía Norica de Cádiz, 2 de diciembre de 2019. Asistencia: media entrada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.