DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Alcances 2018. ‘Mikele’ (sección oficial)

Mikele reflexiona sobre las complejidades de la adolescencia de la mano de sus amigas y familiares en este retrato jovial, confesional, íntimo y directo. Describe un panorama alternativo de la transexualidad en España a través de la experiencia con la cuadrilla en su pueblo de Navarra.

CRÍTICA.Una simple vocal, la letra e, transforma un nombre de chico en chica. Mikele era Mikel a los doce años, un cuerpo de niño, pero con pensamiento, deseos y obras de mujer. Un chico que comienza un proceso hacia la transexualidad con el apoyo incondicional de su familia. El documental nos deleita con un canto a la perseverancia, al yo-puedo, y al bálsamo de fierabrás de la comprensión silenciosa de todo su pueblo -Huarte un pequeño pueblo navarro de 7.000 habitantes- y la ayuda invaluable de las cuadrillas.

Mikel con e, cuenta en primera persona como impenitente youtuber todos sus logros, los pequeños avances en su transición a un cuerpo externo de mujer por ahora incompleto: pelo, senos, piel… Un cuerpo que se acompase a lo que siempre se sintió ser: una chica. Como en la subida a la montaña, Mikel+e nos muestra cuánto ha subido en su camino hacia la cumbre. El documental, de facto, acompaña a la alpinista Mikele en los momentos en que casi comienza a acariciar la cima. Pero la cima se ve siempre a lo lejos, casi inalcanzable…

Escenas de camaradería con sus amigas aportan la nota de la normalidad en su sentir de mujer enfundado en un cuerpo domado a base de bloqueadores y hormonas. Las tomas nos muestran a una Mikele optimista, positiva y esperanzada, como si todo hubiera ido sobre rueda en el camino de la transexualidad. Es cierto que en su ascensión ha tenido suerte y mucho más apoyo de lo que hubiera sido esperar. Otros no lo tuvieron y su transexualidad les costó la vida, como a Ekai Lersundi, que a los 16 años no pudo superar la presión y acudió al suicidio como forma de liberación. Este y otros ejemplos, olvidados y no expuestos en el filme, contradicen el mensaje y la atmósfera happy-end que se desprende del documental.

A pesar de subir la senda de la transexualidad con equipaje ligero y ayudado por toda la cordada, sus compañeras de cuadrilla le recuerdan a Mikele que ha sufrido mucho, que Mikel ha llorado lo indecible por conseguir la añorada transformación en su cuerpo. Mikele ya lo ha olvidado, pero aún quedan retos que asumir, nubarrones de tempestad que probablemente le alcancen con su chaparrón de desesperanzas, incomprensiones y amarguras.

¿Cómo vivir una sexualidad plena con un cuerpo contorneado en forma de mujer, pero con los atributos masculinos como una marca no deseada e indeleble? ¿Quién podría enamorarse de ella? ¿Cómo reaccionará cuando conozca la realidad de su cuerpo hombremujer? Eso será otra historia; ahora la arrolladora y superfeliz Mikele se enfrenta a un problema más cercano. Ya fuera del cascarón, debe vivir alejado de su pandilla de siempre, de sus amigas, del dulce acomodo a una familia entregada a que ella se convierta en una transexual feliz. DIARIO Bahía de Cádiz

FICHA DE LA PROYECCIÓN:

Alcances 2018. Festival de Cine Documental de Cádiz
Sección Oficial (mediometraje)
‘Mikele’
Dirección: Ekhiñe Etxeberria / Producción: Escac Films / Pais: España / Año: 2017 / Duración: 45 min. / Fotografía: Arantxa Cavanillas / Montaje: Itsaso Arizcuren

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.