DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Veintinueve multados en Chiclana por incumplir el estado de alarma

La Policía Local de Chiclana ha interpuesto una treintena de denuncias en los últimos días en el marco del estado de alarma decretado en España por la crisis del coronavirus, que insta a quedarse en casa y salir a la calle para lo estrictamente necesario, y en aplicación de la ley mordaza. Además, se ha detenido a una persona en La Barrosa por toserle en la cara a un agente y arremeter posteriormente los policías actuantes.

España está en estado de alarma, declarado por el Gobierno central ante la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, y alguno sigue sin enterarse. En Chiclana, la Policía Local informa de que ha interpuesto un total de 29 denuncias en los últimos días en el marco de dicho decreto, que insta a quedarse en casa y salir a la calle para lo estrictamente necesario (ir al médico, a comprar, al trabajo…), y en aplicación de la conocida como ley mordaza (en concreto el artículo 36 de la Ley 4/15, que impone multas desde 600 euros).

“La gran mayoría de la ciudadanía ha tomado conciencia de la labor fundamental que está desempeñando la Policía Local y el resto de fuerzas de la autoridad en esta situación en la que nos encontramos, de cara a la gestión de esta crisis sanitaria”, apunta el concejal de Policía Local, José Manuel Vera, que en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz vuelve a hacer un llamamiento a la ciudadanía para que continúe con esa labor de colaboración, “porque acabar con el virus es responsabilidad de todos”.

Además de esta treintena de multas, la Policía Local ha actuado en un presunto delito de atentado contra agentes de la autoridad y otro de resistencia grave del mismo individuo.

En este altercado, una patrulla se encontraba en la primera pista de la playa de La Barrosa, realizando la labor de control de circulación de personas en la vía pública, en cumplimiento de lo establecido por el estado de alarma, concretamente informando a una pareja, cuando se les acercó un sujeto que comenzó a toserle en la cara deliberadamente a uno de los policías.

El agente, según el relato del Ayuntamiento, “retrocedió, separándose de él, continuando el individuo su marcha, girándose de forma repentina y arremetiendo contra los agentes, produciéndoles lesiones a ambos”. Durante toda la intervención “profirió insultos contra los agentes, sacando del bolsillo un tensor de hierro para golpear, teniendo que ser reducido, oponiendo fuerte resistencia”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.