DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Lista la nueva calle Mendizábal, que se abrirá al tráfico una vez que se decida el sentido de circulación del único carril para vehículos


La obra de infraestructura, montaje de vía y urbanización de la calle Mendizábal, dentro del tramo urbano del tranvía metropolitano en Chiclana, ha culminado en el plazo previsto. La reapertura al tráfico de esta neurálgica vía, que en abril se cerró al paso de los coches para posibilitar el avance de los trabajos, está supeditada ahora a la propuesta del Ayuntamiento sobre la opción de modificar el sentido de circulación, y su análisis conjunto con los técnicos de la Junta. La construcción de este tramo urbano, de cuatro kilómetros de trazado, presenta un nivel de ejecución superior al 85%.

La obra de infraestructura, montaje de vía y urbanización de la calle Mendizábal, dentro del tramo urbano del tranvía metropolitano en Chiclana, ha culminado en el plazo previsto. La reapertura al tráfico de esta neurálgica vía, que el pasado abril se cerró al paso de los coches para posibilitar el avance de los trabajos, está supeditada a la propuesta del Ayuntamiento sobre la opción de modificar el sentido de circulación, y su análisis conjunto con los técnicos de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía.

La nueva delegada territorial de Fomento y Vivienda de la Junta en Cádiz, Gemma Araujo, ha insistido en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que las obras del tranvía en Mendizábal han cumplido con la programación prevista y consensuada con el Consistorio y vecinos y comerciantes. “En todo momento se ha intentado causar las menores molestias posibles y tener en cuenta las sugerencias y circunstancias de los ciudadanos en el desarrollo de los trabajos, algo que, a veces, no se consigue por lo que entraña una actuación de tal envergadura en un espacio público donde conviven tantas personas con tan diversos intereses”, ha precisado.

En este sentido, Araujo ha confiado en que “cuando la actividad urbana vuelva a la normalidad y todos nos adaptemos a la nueva realidad que no es otra que tener a nuestro alcance un medio de transporte seguro, rápido, limpio, cómodo y respetuoso con el medio ambiente, que nos traslade en pocos minutos entre Chiclana, San Fernando y Cádiz, podamos comprobar los beneficios que aportará a la ciudad y a sus habitantes y compensar las experiencias negativas que hayan podido darse”. “El tranvía mejorará Chiclana y hará más amable esta ciudad que tantas posibilidades de futuro tiene”, ha apostillado.

La intervención en la estratégica calle Mendizábal constituye, junto a la ampliación del Puente de Nuestra Señora de los Remedios, la actuación más singular de las obras del tranvía de la Bahía en el término municipal. La implantación del futuro sistema de transporte en Mendizábal ha sido aprovechada para dotarla de una nueva configuración y diseño, con una reurbanización de fachada a fachada, que “permitirá potenciar el uso público de dicha vía para el peatón, compatibilizando a su vez el tráfico rodado y la circulación del tren tranvía”.

Desde que el pasado mes de abril se cortara al tráfico esta calle, de 200 metros de longitud lineal, se ha procedido a la reposición y desvíos de los servicios afectados (redes de suministro y saneamiento urbano), ejecución del nuevo acerado, a uno y otro margen de la calle, así como de la plataforma del tranvía, incluido el tendido de la vía, y de la calzada habilitada para el tráfico, que originariamente en el proyecto se dispone en sentido de entrada a la ciudad.

Junto a la obra civil, también se han instalado los postes de la catenaria en dicho tramo, quedando pendiente la señalización horizontal y vertical, que está condicionada al sentido final del tráfico por dicha vía, es decir, si es de entrada a la ciudad, como se reflejaba en el proyecto y se consensuó con los comerciantes, o de salida, como baraja ahora el Gobierno local del PSOE.

La nueva sección del viario otorga más espacio al peatón, con dos acerados de dos metros de ancho, y la plataforma tranviaria, de cuatro metros de ancho, que también es transitable cuando no circula el tranvía. La calzada de circulación, que ocupa casi cuatro metros de ancho, también cuenta con la capa de rodadura final, y se ha diseñado para un único carril con sentido único.

El nuevo diseño dota también de más permeabilidad a la calle, pues se ha urbanizado toda la sección a una misma cota o nivel, y guarda un mayor equilibrio en cuanto a la capacidad de tráfico en relación a su continuidad con de la avenida de Alameda Solano, que con la obra del tranvía cuenta también con una nueva configuración viaria.

LAS OBRAS, AL 85% DE EJECUCIÓN

La construcción del tramo urbano de Chiclana, de cuatro kilómetros de trazado, presenta un nivel de ejecución superior al 85% y los trabajos actuales se circunscriben al edificio de Talleres y Cocheras en el Polígono de Pelagatos, donde se inicia el recorrido, así como en la culminación de la ampliación del tablero del Puente de los Remedios, donde ya se han colocado las vigas. De hecho, la finalización de estos trabajos ha permitido en esta semana la reapertura al tráfico también de la calle Jardines, que se ocupó para llevar a cabo la cimentación de la ampliación del tablero, y ejecución de las penínsulas artificiales en el cauce del río Iro. Igualmente, también se trabaja en la conexión de la plataforma tranviaria en la Avenida del Mueble.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.