Viendo la categoría

Rosario Troncoso

Enterrado vivo

Nos hemos acostumbrado a convivir con la crueldad. Ha dejado de afectarnos que en cualquier medio, foro, red social, se despotrique contra todo y contra todos. Los insultos más descarnados. Las apreciaciones más prejuiciosas y despreciables. Los comentarios más duros (anónimos, en su mayoría), proliferan sin…

Adopta un tío

Hace un par de noches, mientras dormitaba bajo un libro en el sofá, creí oír en sueños, a una chica que invitaba a adoptar un tío. Se trataba de un anuncio de la televisión, que seguía encendida, de fondo. Entonces, mis neuronas, más que conectar en sinapsis, se atropellaron, y excitada mi masa gris por un…

¿Gorda? Ni mijita

La primera vez que Cristina Pedroche dio la campanada, confieso que sí lo critiqué. En mi muro (de las lamentaciones) de Facebook, se armó “la constitución”, y, como pasa a menudo, no se captó ni la ironía, ni el sarcasmo, ni la retranca, de algunos de mis comentarios. Desde entonces, me propuse no opinar…

La tonta de las listas

Tengo una buena amiga a la que, de forma cariñosa, llamo “la tonta de las listas”, porque no hay nada que le guste más que un ranking, una lista de éxitos, un puñado de “favoritos”, enumerados por preferencia. Da igual si son discos, marcas de colonia de baño, crema hidratante, videojuegos, y sí, ¡horror!:…

Tiempo de regalar

Ya es Navidad. Otra Navidad más. Y soy afortunada, por tener a los míos, conmigo, todavía. Por contar con los amigos de siempre, y los amigos recientes. Y por tener algún sitio al que volver, o en el que quedarme. Algunos de mis conocidos odian estas fechas, en las que parece que quererse mucho se impone,…

Un extra de luz

Para P.M. En estos días procuramos llenarlo todo de luz. Las calles, las casas, todos los lugares en los que nuestra vida ocurre, brillan en la noche de un modo especial. Y este resplandor extra, dura apenas un mes. Y caemos de bruces en enero, en el frío, de nuevo, como la metáfora de todos los finales.…

De dudas, doctrinas y pesebres de corcho

Ya hemos sacado los adornos navideños en casa. En apenas unos días, comenzará el ritual: despertar de su letargo al abeto de plástico, e intentar recomponer sus ramas, un poco deformadas después de tanto tiempo en la caja, y colocar, una a una, las brillantes bolas y las guirnaldas doradas. Él colocará las…

Profe, solo profe

En el 2005 comencé mi “tiempo de servicio”, a la comunidad educativa. He vivido muchas cosas, en muchos centros distintos, con muchas directivas diferentes y compañeros de toda índole. He metido mucho la pata, claro. No me considero una docente brillante, y nadie me ha enseñado a enseñar. No tenía vocación…

Con abuela y abuelo

Es justo lo que mi hija de cuatro años contesta a la salida del colegio un día cualquiera, cuando se le pregunta por sus preferencias a la hora de ir a almorzar, dormir la siesta o jugar. Aunque también quiera y necesite estar conmigo. Al principio, sentía celos. Quería ser solo yo su mundo. Todo debía girar…

Eran floreros oigan

Yo no me creo que las muchachas se quieran presentar a ninfa por ser monas, para lucir palmito, ni para soñar con ser top models a lo gadita. No me lo creo. De hecho, conozco a unas cuantas que lo fueron en su día (como conozco a alguna otra que ha sido piñonera, salinera, reina, diosa, cada una en la fiesta…

Ostracismo

Hay amigos en el mundillo cultural y literario que temen al ostracismo, entendido éste como un castigo que te imponen los demás. El olvido. El ninguneo. La catástrofe. Si se escribe, se pinta, se canta, se hace lo que sea de cara al público, es por la búsqueda de aceptación, de aplauso, de reconocimiento. Y…

Operación retorno

Todos los años me ocurre lo mismo. A mediados de agosto comienzo a volver, aunque no me haya ido a ningún sitio, ni siquiera a Barbate o a Las Maldivas (particularmente prefiero el paraíso de La Breña). Vuelvo poco a poco, en silencio, a la rutina, y el ánimo, como el día, se hace más corto, y la inquietud,…

Yo no vuelvo

Ya pasó. Ya pasaron. Sí, las barbacoas del Carranza. Tenía yo un sinvivir, un desasosiego, un ay de ayes en la boca, un agobio la mar de grande, miren ustedes.Ya pasaron, consuscastis toas. Me temía lo peor este año, la hecatombe, el caos absoluto, los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Y el sueño no me lo ha…

Que se mueran los malos, ¿verdad, Dexter?

Reconozco que llevo mucho atraso en esto de ver series, y que aunque no sea una competición, sí se ha convertido en una carrera personal para ver todas las que merecen la pena. Hace una semana he finiquitado la última temporada de Dexter, siguiéndole la pista a Michael C. Hall, después de disfrutar de la…

Nostalgia de lo simple

Medias noches con sobrasada. Batiditos de fresa y vainilla. Tarta de chocolate de El Bonsai. El mundo cabía en el salón de mi casa de la Avenida Segunda Aguada, frente a la Gasolinera África. Todo lo sencillo era lo fundamental para ser feliz. Y mi cumpleaños, cada diecinueve de julio, era el acontecimiento…

Ojú Kichi, picha, la que te ha caío

Yo no estuve en San Juan de Dios, ni en sus aledaños, el gran día del Kichi. Tampoco lo voté, entre otras cosas, porque vivo en Puerto Real. Así que todo lo que sé, es lo que leo, y lo que leo tiene toda mi confianza, así que poco puedo añadir, con mi opinión, a lo que ya se dijo, el día que le dieron el…

Mamá

El Corte Inglés y sus órdenes siempre me pillan con el pie cambiado. Todos los años, cuando anuncia la primavera en febrero, me entusiasmo y guardo la ropa de invierno, y resulta que, como la marmota Phil, si descubro mi propia sombra persiguiéndome, en un día extraño de sol, vuelvo a mi guarida, por seis…

El parito

Al “skyline” de Cádiz lo envuelve una cúpula de niebla, o de ceguera. Entre dos puentes, el de la decadencia y el fuego de Astilleros, y ese, tan altísimo, el de las promesas bicentenarias que no llegaron, o que pasaron, desfilan todos los espejismos. Mientras el levantito bambolea los amarres de “Puerto…

Niña siria

(…) Vuela niño en la doble luna del pecho: él, triste de cebolla, tú satisfecho. No te derrumbes. No sepas lo que pasa ni lo que ocurre. Nanas de la cebolla (Miguel Hernández) Iba a escribir una columna bien distinta. Más primaveral, alegre, frívola. En fin. Como ya digo, distinta. Pero a mitad del texto,…

Grandes hazañas invisibles

No soy nada deportista. Puede que sea esa la razón por la que no entiendo el alboroto que se monta alrededor de alguien que corre una maratón, o que logra hacer hoy seis kilómetros más que ayer. Si se trata de una mujer embarazada que corre empujando un carrito supersónico con su bebé, por ejemplo, menos…