DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

“Y que yo tan solo te pueda dar mi pasodoble”, pero ¡qué pasodoble!

Se estrenó el Concurso del Falla 2020, en adultos, con unas clasificatorias que se extenderán hasta el 6 de febrero. Frío fuera del teatro y en muchos momentos también dentro para esta función inicial, con los ratones del Subiela, ‘Los listos’, como plato fuerte. Las chirigotas ‘Los de la resistencia’ y ‘Yo soy tu padre’ sacaron algunas risas y la comparsa ‘Solo sé que no sé nada’ le puso el toque emocionante a la jornada, con la hija de Manolito Santander sobre las tablas.

DÍA 1 (1ª CLASIFICATORIA)

“Pero es que siento una cooosiiiita cuando yo escucho esta musiquiiiita…”, ya, ya se mueven los deítos de los pies, prima… “Abre ese telóooooon, que el corazón me está volviendo a palpitar…”. No hay dudas, asoma ya otro Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, el COAC 2020 (de adultos, ehh, que la cantera ya ha cantado cositas), el primero de la era sin-Juancarlo y sin-Manolito, el quinto de la edad de Kichi. Y seguimos sobreviviendo sin ninfas, no ni ná.

Y todo sigue (casi) igual: el mismo Falla; las mismas caras, caretos y caretas; el mismo frío neveril sobrevenido; las mismas cosquillitas…, tan tan tan día-de-la-marmota el ambiente, empezando por este texto. Para más inri, lunes, el bluemonday disen los tristes más allá de Cortadura, para iniciar la batalla de papelillos, forillos sin planchar, tangos, pasodobles y cuplés maníos… ya no habrá paz hasta el dentro de un mes, que se dice pronto: un mes. En cifras: 30 funciones (18 de preliminares, 7 de cuartos, 4 de semis y la final), 125 agrupaciones (53 de la propia ciudad de Cádiz, 24 del resto de la provincia gaditana y 48 de otros puntos del mundo mundial, hasta de Uruguay, qué guay), y 23 millones de teclas ‘F5’ destrozás durante la venta virtual de entradas.

¿Y no es más fácil colarse? En DIARIO Bahía de Cádiz y su suplemento Carnaval366días nos colgamos otra credencial al pescuezo, nuestro concurso número dieciséis, dieciséis ediciones conviviendo en las estrecheces del foso, dieciséis con dolor de cuello, dieciséis con la espalda reventá, dieciséis durmiendo mal y comiendo peor… Todo por la ¿patria? Amo a dejarlo ahí…

No te vas a librar de la parrafada malage de cada curso fallero, a modo de advertencia a puristas y fanáticos, como principios editoriales chimpún chimpún: perseveramos en nuestro humilde empeño de no hacer del carnaval y de su concurso-ombliguil telonero algo trascendente y trascendental. Nos lo tomamos tan en serio que no nos lo tomamos muy en serio. Este periódico y el ser que suscribe y cocina estos cronicones antifacistas a fuego lento sólo busca narrar subjetivamente (esto es una crónica/crítica no una información de hospital, libre de gérmenes) estas tardes-noches de coplas y lo que les rodea, con una sencilla meta: echar el ratillo, juntos, tú y yooooooo… y tú también, no te pongas celosín, primo. Ahh, recuerda activar el pin parental si eres tonto, y de piel sensible. Y ve al dermatólogo, hija.

Y como la soledad es mu mala, para apuntalar y adobar estos ratazos me acompaña la pareja del momento: Pedro y Pablo, Pablo y Pedro, harán un hueco cada jornada para contarnos secretillos de las deliberaciones del consejo de ministros… Hala, pintarse dos coloretes, y ¡a escuchar al pueblo!

Del tirón, ni prólogo ni antifaces de oro ni ná ni ná. Las 20.04 horas y ya retumba la voz del inconfundible Eduardo Bablé, instando a guardar un shentío minuto de silencio por todos los carnavaleros que se han ido en el último año. Va por ellos ese aplauso…. ¡show must go on, Chari! Tres, dos, uno… Maripili, dale a la palanca y a desvirgar toca este Falla 2020. Pero antes recuerda, si nos pagas la convía, te hacemos la ola…

EL BOTAS’, MOLTA MORRIÑA

Las 20.11 horas, y primer telón que sube. Desde Catalunya, con amol, saluda en semicírculo ‘El botas’, comparsa con su chalequito y su boina bien recolocá… “el limpiabotas a tus calles llega con esta alegría, y ya resuena el cepillo a las claritas del día…”. Zapatitos relucientes, por dos reales. Ni en el black friday aquel. Presentación con su poquito de betún, y la nostalgia del emigrante que vuelve, por unas horas, a su tierra. Precisamente, por ahí anda el primer piropo-pasodoble, un paseíto mañanero y ojanoso por Cádi de alguien que tuvo que cruzar el puente a buscarse las papas… “qué suerte haber nacío gaditaaaano…”. Odio, fuego y trinchera en esa segunda letra, una mirada medio equidistante al conflicto catalán de quien lo vive-sufre en primera persona, que no entiende ese odio, fuego y trinchera que desprende alguno desde Andalucía contra la senyera… “mientras nuestra blanca y verde se hunde en el mar”. En los cuplés, por ser los primeros, pisando temas, y caramelos en la cabalgata; y el Kichi y la Teo poniéndose medallitas embarazosas… Que no hay mayor alegría que trabajar en la Tacita y no dejar de quererte. ¿Trabajar en Cádi? Pedro y Pablo miran al infinitum… Débora Morón, Juan Carlos Cruz y Jesús Cruz firman la letra y música de esta agrupación procedente de Barcelona, que ya debutó en el Falla en 2019. El popu discurre en una jornada, desde el alba hasta el anochecer, dejando relucientes los zapatos pero sacando poco brillo a las cuartetas… hasta que desemboca en el lamento refinitivo: “perdona Tacita por los días que no estuve… que sin ti yo me muero, estando lejos de ti… déjame soñar por carnavales, te prometo mi Cádi, que esta bota volverá”.

‘LOS LISTOS’, QUESO GOURMET

Mueve el rabo Subiela. Y el Carli, también. Aquí está mi comparsa, aquí está tu comparsa. Se presenta la banda de ratones con letra de Miguel Ángel García Argüez ‘el Chapa’, y musiquiqui de José Manuel Aranda ‘el Taleguilla’ y Manuel Sánchez Alba ‘el Noly’. Quien no tenga sobrenombre que levante los hocicos. “Si aquí quieres sobrevivir, tienes que estar despierto… a mí no es tan fácil cazarme… y como yo sé que hoy estás y mañana no estás, hay que aprovechar cada noche encendía… yo no soy ratón de campo, yo soy ratón de playa, y me viene mu grande la mar pero no las murallas…”. Tipo caliento el de ‘Los listos’. Se bajaron de las alturas de los últimos concursos, dándole una vuelta al estilo. No son los primeros ratones que cantan en el Falla, no. Va a tener razón el Juancho y los peperos, cuando veían tanta plaga de ratas. Piropaso en ese pasodoble de medida… “y cuando yo era un tonto, Cádiz me sopló y me dio la inteligencia, cuando estaba arrecio me arrebujó en su cama, y cuando yo estaba solo me dio su cuerpo rojo y caliente, y cuando yo estaba triste me dijo toma y me dio a la gente… me dio palabra, me dio unas coplas, me dio el compás de esta musiquita… ay cuánto te debo siendo tú tan pobre, con to lo que me das, me cachis en la mar, y que yo tan solo a ti te pueda dar… mi pasodoble”. Y con mensajito sin rodeos para carnavaleros propios y extraños… “el legado de mi abuelo yo lo gestiono que pa eso es mío… dale las gracias al que canta en tu casa y rompe fronteras… y uno y otros tragarse el orgullo y cerrar la boca, uno antes sus hijos y otros antes la historia, y los tontos de aquí igual que los de allí, que arrecojan lo que he dicho y aquí paz y después gloria”. Amén. Manolito, el abuelo, su dentadura y el Pacoli, en un cupletillo; y rociero y doblao, el otro… “que fue la virgen la que saltó y cargó conmigo…”. No vaya a darme veneno, no vaya a darme veneno… que ya me tienes envenenao, en ese estribillo matarrata. Cuan ratoncito Pérez, esta banda te deja bajo la almohada dentro de su copla su pequeño corasón, de melón. Un popurrí para roerlo sin bullas, que alerta de tantas trampas que esquivar en esta vida… “vienen a por nosotros, nos controlan todo, nos quieren cazar…”. Pedro y Pablo guardan la flauta.

‘ESTA CHIRIGOTA ME GUSTA’, UNFOLLOW

Dame un like, primo. De parguelas con un montón de seguidores en instagram. Ahí entra desde la localidad murciana de Beniaján ‘Esta chirigota me gusta’. “Si tú quieres vivir del cuento conviértete en un influencer… pero la picha no la enseño porque la tengo asín…”. Y no es el frío. Tirantes, tobillos fuera, barba, sombrero… lo de la maleta es lo único que pillo. Javier Sánchez Sánchez es el autor de la letra, y Eugenio Cheza y Kalia María Ladrón de Guevara comparten la música. “Que la belleza siempre está en lo más sencillo”, sentencia el primer pasodoble, que se rinde al tresporcuatro, esa moda que no pasa de moda por febrero. Y auto-festejando los veinte años de la chirigota para terminar acordándose de la familia del señor Vigorra, y su famosa morralla, para avanzar en el repertorio. Introduciendo los cuplés reguleros a lo #hashtach, todo junto: con un succionador de clítoris insatisfactorio, y el niño del tamborcito que ganó un programa de la tele… “el premio se lo merecen to sus vecinos por el porculo que está dando…”. Se ven de presidente, Pedro. Pablo, también. Encadenando chistes y paparruchas en un contexto de moderneces agilipollantes en ese popu sin conexión.

‘EL ARENERO’, ADORMIDERA

Primera agrupación sevillana de la temporada, y en no pagar el peaje. Con el intermitente trabao se presenta ‘El arenero’. Dándole una nueva vida a las lusesitas navideñas. Como la personificación de los sueños, con su paraguas, su sombrero y su barba purpurinada…. “si la vida es un sueño, yo soy su creador… ha llegado el areneeeerooooooo”, gritan para cerrar el holaquéhay. La letra la firma David Campano Gómez, y la música, Miguel Antonio López Martín. Les pegaba más ir en pijama, sugiere por lo bajini Pablo. Pedro, ¿duermes ya bien? Rapapolvo a un votante patriota de la ultraderecha en la primera letra… “no quiero amigos fascistas… (le) respetaré cuando respete usted al ser humano”. Quieren mucho al abuelo, lo deja clarinete la otra letrilla. Un cuplé onanista y la parienta se lo guarda to en las tetas… “y no veas lo que ahorramos en bolsas del mercadona…”; pechos que les salvan en el segundo de la tanda. No te dejo de soñaaarrr. El popurrí también invita a soñar, ejem… “como la vida es sueño, nos volveremos a encontrar, aaaaahhhhhhhhh”. Eso sonó intimidador. Sin tetas no hay paraíso, sin playa no hay arena.

‘LOS DE LA RESISTENCIA’, POOO POPO PÓ

“Por no salir de la peña, se han traído la peña al Falla…”. Aquí está el tío, “el que se lleva to el día en la peña metío”. Presentación presentación la de la chirigota gaditana ‘Los de la resistencia’, con el tándem Ramón Peñalver y Paco Cárdenas compartiendo letra, y José Antonio Segundo y José María Barranco, la música. Manolín Gálvez, en la dirección, regresa para “disfrutar del taratachá taratará taratachá”. Para dar guerra dice retornar este veterano taratachín a las tablas… “hoy vuelve a la trinchera la resistencia, descorchando botellas de pura esencia… volvemos por valentía, no por los años de gloria… aunque venga de La Palma aquí no habrá misericordia”. Y como el donsimón, peleón, suena el segundo pasodoble, poniendo en valor a aquellos “maricones” de Cádi de antaño, y el ejemplo de “tolerancia” de la ciudad… “es que no había ni más ni menos, aquí no se escondían en el ropero…”. ¿Será? Una oda al nabo y un chapú en el Valle de los Caídos en los cupleses, curiosos en el formato, con su parte añeja y su parte modenna. Una pajita y a dormí. Saca el Valdepeña, que ya empieza el animoso y pamplinoso pupurrí chirigotero de Cádi Cádi, que se cierra con un recuerdo sucinto y sincero a Manolito Santander, “resistiré mientras que tenga un pasodoble para ti… en la orilliiita de laaa Caleeetaaa”. El antiayer, resiste. Como Pedro. Pablo es más de insistir.

‘SOLO SÉ QUE NO SÉ NADA’, MUCHO

“La analfabeta aprende carnaval en un banquito de la Caleta… mi asignatura pendiente es cantarle a mi Cái, a mi gente”. Es el momento de la comparsita de Borjita Romero ‘Sólo sé que no se nada’, que cuenta con la aportación de Raúl María Cabrera en la música. Un primer pasodoble metacarnavalero antichovinista, que acaba siendo todo lo contrario… “que mi templo es tan gigante que todos pueden pasar… pero este compás y el traratatatá es de los gaditanoooossss”. En el segundo, como Elvis, Manolito Santander está vivo “que un Santander no se va a perder por primera vez a su niña en el Falla”. Emoshión. Su hija canta en este grupo. Ahí reposa el sombrero del tipo de la última chirigota del padre. La afición salta con el Mehandichoquelamarillo, aro aro. Pablo llora enmoreció. Los dos cuplés parecen ir por el mismo sitio, y Pedro sonríe… “no se pueden chupar las gambas, pero no han dicho ná de la almeja”. Aspira, aspira. Yo sólo sé que te quiero, te quiero te quiero te quiero sentrañitas mías. Más metacarnaval salpicando por allí y por allá las cuartetas de un popu agradable, donde presume de este personaje que reniega de la educación reglada… “dónde más he aprendío es en el patio del colegio… que los libros no dan la felicidad, ni tampoco de comer…”. Pero ¿no son alimento para la mente? Mañana tocará comunicado ofendido del gremio de libreros… “Se va cantando la analfabeta, por la misma orillita de la Caletaaaa”.

‘YO SOY TU PADRE’, GÜEAAA

Y concierto, con los altavoces a to meter, para ponerle el tapón a la sesión inaugural del presente COAC. Un quinteto de Julios Iglesia y su banda, con su coro y todo, y de paso, otra prueba de paternidad… “¿Y mi niño el Purri, dónde está?… ijiii”. Una chirigota que dice proceder de la localidad sevillana de Los Palacios y Villafranca, ‘Yo soy tu padre’, con el sello y chulería de Luis María Rodríguez Rondán, y música de Carlos Pérez. En el primer pasodoble, Julio se enamora de Cádi y su taratachín, “y me vine de Miami, y ahora vivo en Pasquín”. “Cádiz de su cantera ya puede presumir, pero yo veo tantos niños, y me da miedo venir”, sentencia la otra letrilla reglamentaria. En la tanda de cupleses, uno fresquito aunque mediocre, “que el Pacoli en vez de un ratón, se parece a un hámster”, y bolichas que no entran. Julio, se ha colao en febrero. “Un día descubrí que también la gurrina sirve pa hacer pipí”, afirma el güeaaa en el pupurrí recurriendo a alguno de sus temas más afamados, y con recuerdo a Bustelo, ¿te vas o no te vas?, y a Maaanooolooo Santander. Y se van con los huevillos fresquitos y “con ganas de volverte a veeer”. Un recital simpaticón. Pedro y Pablo son mu fan de Manueeelaaaa.

Las 00.18 horas. Baja el telón. Tan entretenido estábamos respirando otra vez la esencia del Falla, que fuera del teatro ha temblado la tierra y no ha sido por los pasodobles del Chapa: dicen que se ha registrado un terremoto de magnitud 3,7 con epicentro en el Golfo de Cádiz a eso de las diez y cuarto de la noche. Pablo, Pedro, coged la cartera y los donuts, y a la Moncloa. Yo mientras me quedo barriendo y recordando cositas guapas y eternas de Juancarlo… “que ni contigo ni sin ti que yo, que soy más golfo todavía, a Cádiz vine a robarle un día, y ella fue quien me robo… la vida, la vida, la viiiidaaaa”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ (próximamente)
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.