DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

“Sobrevivir es mantener una pasión, es vivir adentro de un pueblo que nunca te olvida, seas de Chernobyl, de Santander o de Aragón”

Un martes templaíto, el de la tercera función de cuartos del COAC 2020, con nueva explosión de la chirigota del Canijo ‘Chernobyl El musical’, y en la que no desentonaron ni las comparsas ‘Los salvajes’ de Fali Mosquera, ni ‘Los aislados’ del Jona, ni la canterana ‘Los primerizzos’; ni la chirigota de Los Molina ‘Pídeme lo que tú quieras’.

DÍA 21 (3ª CUARTOS DE FINAL)

El mismo día en el que, pese a las derechas, se da en el Congreso el primer pasito para regular la eutanasia, asunto tan de pasodoble de comparsa fúnebre, se jugaba en el Falla la tercera sesión de los cuartos de final del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020). ¿Pa quererse morir dignamente?, no tanto, picha, no tanto.

Un martes templaíto, con nueva explosión de la chirigota del Canijo, y en la que no desentonaron ni las comparsas ‘Los salvajes’ de Fali Mosquera, ni ‘Los aislados’ del Jona, ni la canterana ‘Los primerizzos’; ni la chirigota de Los Molina ‘Pídeme lo que tú quieras’.

Dicen que los de Podemos de los madriles, en plan azafata de vuelo, están enseñado la puerta de salida a la Tere y ar Kichi. Está feo eso de fundar un partido con la gente y que luego no toda la gente quepamos en él, está feo. Pedro, Pablo, vámo a llevarnos bien, que queda mucho concurso. Maripili, acompáñameee, te sorprenderáaas, una noche con tantas sorpresas que no olvidarás jamáaaas, y dale a la palanca, que evolucione cuan pokemon este cronicón sin GPS. Pero antes, ¿quién me subvenciona un saco de palomitas?

‘DESDE LOS MARES DEL SUR’, COMPARSITA COMPARSITA

Para caldear la tarde-noche y “aumentar la visibilización del trabajo y la calidad de las categorías infantiles y juveniles”, nos ofrece parte de su repertorio el flamante primer premio de infantil de comparsas, ‘Desde los mares del sur’, de Barbate, con Cayetano Lobón Ledesma y Andrés Abellán Rossi en la autoría. Para el bombista no había zapatillas de su número. Llegan los peruanos, con grandioso arte desde mi rincóooon. Prisionero de ti, a ti me quiero rendir. Prestando la voz a los niños del Perú, con la infancia robada. Y aro aro, recordando a Juancarlo y a Manolito, en la orillita de La Caleta. ¡Viva la cantera!

‘COROMÍA’, LOCOMÍA LOCOMÍA

Las 20.29 horas. Arriba el telón, ahora sí. ¡¡Esa radio, que estamos grabando!! Aireando los abanicos emeritenses. Al anochecer se vuelven locas estos coristas-ambiguos…, “libre, sin reglas ni normas, no quiero más cadenas que impone la sociedad… que nadie me diga cómo sentir, yo escribo mi vida, voy a vivir…”. “Me hago un lío pensando que en esta tierra pudiera yo molestar… dime tú mi Cádi, de to los que vienen, quién está de más… y dejando claro que vengo de Extremadura, tierra de otra cultura, vengo a cantar a tu fiesta que es patrimonio de toda la humanidad”. Buen primer tango, con respeto del visitante, bienvenido. La segunda letra no entiende cómo Andalusía votó lo que votó, a tanto fascista…, “abre bien los ojos”. Parapapá pá pá. En los cupletillos le disen gordo ar Kichi; y le hacen promoción al Tinder… Que la pinta no te lleve a engaño, como el abanico tengo el tamaño. ¿Del fémur? El popurrí animoso revisitando músicas de los ochenta y noventa se digiere con gusto, aunque peca de algún momento monótono…, “la libertad de esta fiesta es la que yo quiero, que todas mis noches sean de febrero”. Y chimpón con papelillos de los gordos y de brillito. Hay nivel, Maribel. Pedro y Pablo siguen removiendo los deditos de los pies.

‘MISIÓN IMPOSIBLE’, ESKORBUTO

Po sí que han tardao en subir la llama Constantina a las tablas, chiquilla. El misionero gaditano retorna al Machu Picchu a dar lecciones a una tribu peruana, “y no me seas más jartible, que esta misión es imposibleeee”. Un pasodoble para reivindicar una sociedad pura, y menos avances y pamplinas, “seré salvaje pero no preso de un móvil, nuestros valores son sinceros no se compran con dinero…”. Y puyaso gordo a los con-nombre que año tras años menosprecian este concurso… “hay que ser derrotista y desagradecido, cuando son lo que son por lo que aquí han conseguío… y al que no le interese que coja y se vaya”. ¿Al Perú? ¿A Alcalá de Guadaira? Ay diosito. “Lo difícil que está la cosa pa hacer un cuplé… el Yuyu tenía internet antes que tos nosotros”, apunta el primero de la tandita. Yo tengo fama de macho, y ustedes… ustedes de buena gente. Uno de los guitarras cumple años. Ajá. Saca la flauta, y al pupurrí simpaticón, con la misión a medias…, “que Cádi está esperando que la saquen de la ruina… por ustedes se hacen cosas increíbles, mi misión ya fue posibleee”. Pedro y Pablo se preguntan si ya es la hora del bitute.

‘LOS PRIMERIZZOS’, LA UNIÓN

Ay, qué bonita es siempre la primera vez. O la segunda. La cantera sube a la jungla de adultos otra comparsita, estos payasos que, en su debut, aquí están en cuartos, ahí está el tío…, “y que comience la función”. Con dulzura y con potencia, a partes iguales. La independencia en Cádi, más difísi que aquella de Catalunya…, “y agachando sus cabezas, prepararon sus maletas, a emigrar… no saben si volverán, pero saben que llevan rotos los corazones…”. Esa pareja joven que no encuentra casa digna y asequible en su ciudad, en el primer pasodoble. Y en el segundo drama-pasodoble, ración de Alzheimer, esa enfermedad que “hace de tu memoria sólo una cárcel de recuerdos…”. Uno de los cupleses duda si ser borde, que todavía son casi imberbes, y te rima paranoia con… ampolla, eeeeehh. Que aquí tú montas un circo, y te crecen los enanos. Papá, llévame al circol. A la pista ese decente y maduro popu con sus ración de números y su remate con shentimiento de debutante…, “hoy vengo a hacerte feliz, a arrancarte una sonrisa, que el Falla sea esta noche el circo de la alegría, el circo de carnaval, tu circo de carnaval”. Pedro y Pablo han echado en falta a algún trapecista.

‘CHERNOBYL EL MUSICAL’, ORQUESTA MONDRAGÓN

El rataso Canijo y radioactivo de la función, y ¿sin foam?, con Chernobyl, en tu interior…, “contamínate, mézclate conmigo, siente el uranio enriquecido… vente una temporá, que volverás con las pilas bien cargá….”. ¡Aaazuuufre! “Nos sobran motivos a los gaditanos para estar orgullosos de nuestra ciudad… pero hay un último motivo mucho más importante, ese motivo de orgullo, es sólo tuyo, sólo tú puedes presumir de que el palco que tengo aquí a mi vista, no tenga ningún asiento pa los fascistas”. Trocotró, en la primera letra. Y vaya con la siguiente, asumiendo lo complicado que es superar el patriarcado, aún queriendo…, “a ti que me escuchas atenta y estás esperando que suelte algún micromachismo que responder… qué me gusta a mi picarte para ver cómo respondes, verte cómo te rebelas ante el poder de los hombres… tú léeme la cartilla, a este machote de pacotilla, que tus palabras me hacen sentir que eres mujer luchadora y feminista”. En la tanda de cupleses, el perro der Kichi no se asusta en navidad, “que a los petardos tiene que estar acostumbrao”; y miradita por dentro de gym, “luego somos nosotros los deformados”, jejeje. Si yo te doy la mano este carnaval, no-te-la-vaya-a-quedá. Vladimir, aquí está tu hermana, y tu pupurrí ukraniano embadurnado de humor negro y pa la fiesta del gas, a la fiesta del gas. Cádi solo gana a Chernobyl en algo contradictorio, “yo tengo más muertos, tú tienes más tanatorios…”, y a por la cuarteta canijil por excelencia…, “cada uno lleva dentro su Chernobyl… sobrevivir no es mantener la respiración, sobrevivir es sentir, es mantener una pasión, es vivir más allá de la vida, vivir adentro de un pueblo, que nunca te olvida, seas de Chernobyl, de Santander o de Aragón…”. ¡Tío normal, el que no bote! Pedro y Pablo no saben qué hacer.

’LOS SALVAJES’, LOQUILLO Y LOS TROGLODITAS

Involucionando con Fali Mosquera, “esclavos de una pantalla sin levantar la cabeza, esta decadencia ya no hay quien la pare… pasan los días y mayor ignorancia, y menor libertad… que nos estamos volviendo salvajes, salvAJEEEES”. Comparsa tecnofóbica, asalvajada. Conversando niño y mare en la primera letrilla…, “es que se me rompe el corazón, que ya sólo me escribes, que no se cuánto tiempo hace que perdí tus besos y no vienes a verme”. Vaya, po estaban wasapeando. Un emoticono de flamenca, y arreglado. Y drama-pasodoble esperanzado, “por qué te vuelves a reproducir, maldito sea ese cáncer… yo ya te gané una batalla y sabes que al final te ganaré la guerra”. El Abert Rivera con mala cara ante las dos rayas del predictor y onanismo… ya se me ha olvidao, en los cupleses. Mi niña no puedo vivir sin ti, pero contigo tampoco, si no me vuelvo salvaje al final me vuelvo loco. Grave pupurrí apocalíptico, ¿dónde ha quedado el ser humano, se nos fue todo de las manos?…, “pero da iguá, pero da iguá, en Cádi siempre es carnavá…”. “Entre todos tenemos que hacer que esta locura se pare porque hoy ya vamos tarde, hoy ya vamos tARDEEEE”. Pedro y Pablo están aconjogados debajo de la mesa.

‘PÍDEME LO QUE TÚ QUIERAS’, GABINETE CALIGARI

Ole, ole y ole. La verdadera historia del Melchor, el Gaspar y el Baltasar, en formato chirigota de Los Molina, pom pom pom. Shiiiii. ¿Y los camellos qué comen? ¡Ensaladillaaaa! A capella entra medio pasodoble, con esos reyes buscando excusas porque esos padres en el paro no le han traído al niño to lo que pidió…, “no culpes a tus papas que no pueden más y se ponen tristes, que bastante tienen ya con tener que tragar la ilusión con la que dormiste”. Y partiendo de quienes sacan cuplés riéndose del componente central de esta chirigota, lanzan el segundo a los ofendiditos…, “el regalo del dios Momo fue una fiesta donde todo es cachondeo… pero si le toca a usted, entonces la cosa cambia… cambien la mentalidad que esto es carnaval, y estas cosas recíbalas usted con los dos brazos abiertos”. “Cuando llega el momento de los regalos, sois unos falsos”, evidencia uno de los cupleses; en el otro, en las casas en la noche de Reyes en vez de vasitos de leche dejan ahora chupitos, y por hay andan los ratones del Subiela. Caaaarbóoon. El segundo estribillo, a quince voces, por cierto. Caramelo, caramelo, caramelo… Entre villancicos y pamplinas, el entretenido popu sandunguero; si tú pides esto, ellos te lo dan. Pedro y Pablo se piden una de chicharrones.

‘LOS AISLADOS’, NACHA POP

Saca el coco. El Jona, más hecho, se monta su isla en el retonno. “No hay nada más bello en esta vida que ser libre, como esta canción, pero para algunos se convierte en imposible… soy la voz de los aislados”. Panegírico sobre la familia unidad e inquebrantable de primera letrilla…, “una familia es la fuente interminable que calma tu sed, un abrazo que te aprieta cuando el mundo comienza a caer, con premio y castigo ilumina el camino de la educación… así que llama a esa madre a la que dejaste de hablar, que el tiempo corre y jamás volverá”. Yo le he mandao un gatito por el un wasap. Volviendo al Cádi de la infancia, el segundo pasodoble-fotográfico, nostálgico del ayer, insta a no perder la esencia…, “sigan tirando mi seña de identidad, echando a la gente de su tierra, si vendemos nuestro arte y guasa singular, se muere Cái, me cachis en la mar”. Como te estaba comentando, Migué, y a los cuplés: en vez de un Audi en el Carranza, van a sortear “un aparcamiento”; y faltitos de sexo, ay Migué, que te agujerean… Una cosa te digo, querido amigo, prohibido comerse el coco. “Que yo me bajo del mundo, hasta que acepte mi integración… tiburón, a la vista, que te devora la conciencia y te destroza el corazón… saca el cofre del lamento y de la incomprensión… cuando algún demonio te desarma, y el complejo se instala en los espejos de tu hogar, acércate a la luz para brillar, una vez más, y arriba la autoestima que quiero verte reír, que quiero verte soñar… y si ves que la alegría a tu isla nunca llega, la sonrisa por bandera, que si vuelves a caer yo te acercaré en mi barca… Cádiz, eres Cádiz, mi isla y mi libertaaaaaad”. Potito y bien desarrollado popurrit-libro-de-autoayuda, con Cádi redentor. Pedro y Pablo se están buscando un ático en el Mentidero.

‘LOS DEL CORAZÓN PARTÍO’, PUTURÚ DE FÚA

Y con el alcalde roteño trasnochando, presente, le pone el tampón a la función una chirigota terapéutica anti-separtaciones…, “vente conmigo, y búscame estos carnavales, mis terapias de pareja estoy seguro que también te valen”. Pedro y Pablo se reconocen en uno de los cuadros de la consulta. Qué ponito es el amol. Mancha de cambrones robando a los españoles: asín define el primer pasodoble a los políticos, a partir de la queja de un emprendedor…, “ser autónomo aquí es trescientos euros pa empezar, porque hace falta mi parné, que hay muchas cosas que pagar…”. ¿Para cuándo las cuotas en función de los ingresos, Pedro, Pablo? Mudos. Y ciegos, en la segunda, que fotografía lo que se vive al pisar estas tablas: se lo cantan direstamente a uno de los guitarras del grupo, que aguanta esmoresío…, “no me puedo imaginar qué es lo que tienes que sentir viendo sólo oscuridad…”. Grandes aplausos, gran detallaso al compañero. Una suegra loca contenta con el succionador aquel en un cupletillo; el otro parece que estaba hecho para el cameo de alguno de la chirigota radioactiva del Canijo, pero ya están tos en la cama. Y entiendo a to las mujeres, a todas menos a la mía. Pasando consulta en el pupu, pasable…, “yo no quiero ser tu príncipe, sólo quiero ser partícipe, que cuando llega febrero la terapia que prefiero es decirte que te quiero, y me sobra lo demás”.

La 1.43 horas. Baja el telón. Hora de regresar al templo, a mecerse. Pedro, Pablo, coged el bocata y pa la Moncloa. Ya me quedo yo aquí barriendo y desafinando alguna copla guapa de Juancarlo: “Yo me enamoré de ti, por culpa de los carnavales, desde entonces no sé si vivir, o morirme a raudales, pero ya me enamoré y como con los corazones, nunca ganan razones, mis razones las voy a perder…”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de los cuartos de final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.