DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTOS: DBC

“Ojalá el mundo entero cantara conmigo, ¡qué viva la vida!”

Miércoles, y última función de semifinales del COAC 2020, en el que ofrecieron enormes pases las tres comparsas en el cartel: ‘La ciudad de dios’ de los niños de Piru-Tomate, ‘Los encaidenaos’ de Remolino y ‘Los pacientes’ de Fran Quintana. La chirigota de Vera Luque ‘Los #Cadizfornia’ y el coro de los Estudiantes ‘El barrio negro’, también ofrecieron un rato de altura.

DÍA 29 (4ª SEMIFINAL)

¿Ya? Vamos apagando yaaaa las luces en el Falla y encendiendo las de la calle, que viene metiendo presión el carnavá, y la cuarta y última semifinal del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020). ¿Soltamos otro sobado tópico, niña? Lo soltamos: noche de cuchillos largos bien afilados. Hala, tiradme la babusha a la cara…

Miércoles, con el jurado oficiá empujando, en el que ofrecieron enormes pases las tres comparsas de la jornada: ‘La ciudad de dios’ de los niños de Piru-Tomate, ‘Los encaidenaos’ de Remolino y ‘Los pacientes’ de Fran Quintana. La chirigota de Vera Luque ‘Los #Cadizfornia’ y el coro de los Estudiantes ‘El barrio negro’, también ofrecieron un rato de altura.

La gente del campo, agricultores y ganaderos, sacando los tractores a las calles pare reclamar lo que es justo, y ya están los coristas preocupaos, a ver quién va a tirar estos carnavales de las bateas en la plaza. Pedro y Pablo se pensaban que los huevos y las lechugas salían del Pryca. Maripili, abóname, y dale a la palanca, que zigzaguee este cronicón ajeno a las redes asociales y al spinning. Pero antes, un aplauso al Yuntamiento de Cádi, por subvencionarnos las pechugas de pollo, ¡córtamelas finita!

“El franquismo sigue vivo, aunque el muerto vaya al hoyo”

Las 20.08 horas. Arriba el telón. ¡Jaleo jaleo! “Estou aquí, facendo equilibrios para subsistir, jogando a la aventura de sobrevivir, sou aquel que grita y al otro lao, hoy vengo pa robarte Cái el coraçao… ya despertó mi canción al llegar febreiro, que nace en Copacabana y se muere por ti en La Caleta…”. Ya despertó La ciudad de dios. Sin legañas, ni zapatos. Esto del carnaval, va en los genes, apostilla la primera letrilla intrafamiliar…, “la magia de mi tierra es algo que llevamos dentro, que nada más nacer nos marca pa la eternidad… les quiero cantar a los que me enseñaron la esencia de mi carnaval, porque son los culpables de que hoy estos niños estén aquí cantando, hoy quiero agradecerles este gran legado que un día me dieron, cantando con orgullo que como mi padre, soy carnavalero”. Potito. A Susana, Bonilla, Marín y Teresa se le escribe la otra letrilla, quejosa con el trato histórico que la Junta de Andalucía ha tenido para con Cádi, aprovechándose de la indolencia del gaditano, así que, toca luchar…, “los únicos culpables son los que se conformaron y en su casa se quedaron cuando había que votar… nos toca a la juventud seguir con esta batalla, para que nuestros abuelos no se marchen pensando que una vida luchando no sirvió de nada… que no nos podemos rendir, hasta que nuestra tierra vuelva a recuperar lo que le corresponde… que se entere la Junta que Cádiz ha despertao y ya se ha cansao de agachar la cabeza”. Ajolá. ¡Carnavá carnavá, tesquiero! Una prima embarazá y un recién nacido hasta el toto de fotos, y un móvi que hace de tó, también vibra, para los cupletillos. En cada olita que llega hasta tu Caleta va un beso mío, va un beso mío. Y a embelesarnos con ese popu dulce que además dice cosas, con su criticá sociá, su inocencia esperanzada y hasta su homenaje a Manolito Santander…, “traigo yooo jaleo, traigo yo, traigo yoooo jaleo, en mi canción… Quédate con tu oro, que yo tengo un divino tesoro, aprendí a ser feliz con muy poco, con mi gente en la ciudad de dios… Qué orgullo gritarle al mundo, soy del sur igual que tú… Ojalá que un día lo sueños pudieran cumplirse, ojalá los colores un día tan sólo sirvieran para poder pintar, ojalá la comida y el hambre tengan una cita y terminen un día comiéndose a besos las dos en un portal, y ojalá mi canto se cumpliera un día, y el mundo entero cantara conmigo, qué viva la vida…”. ¡Qué viva la vida!, gritan al unísono Pedro y Pablo; que vivan el Piru y el Tomate, qué viva la frescura con conciencia… y que no sé quede solo en un repertorio de carnavá… Y qué viva ese matrimonio Chapa-Procopio. ¡Aleluya aleluya! En posición los angelitos traviesos del coro shungo de carnavá Gloria bendita…, “vente que te enseñe yo a volaaaaar”. Para una mujer de barrio humilde va ese primer tango…, “ay doña Yeni, el tiempo vuela, niña, muchacha, mujer y abuela, que al barrio pobre diste victoria… ay diosa humana. de los milagros, que en el infierno te haces gloria”. Ha faltado entre los versos alguna salchipapa. Ración de memoria histórica en el siguiente.., “el grito de viva España en el Valle de los Caídos, mientras se honra a un tirano asesino, ministros callan y callan sus partidos… la tele le hace campaña a la ultraderecha gratis total… que se reparen tantos dolores, y de la tierra salgan con flores, los compañeros asesinados, a quien se deben to los honores, a nuestros muertos republicanos”. Po sí. No suena a gloria esta noche el corito, ehh. Pepe Blas se estrena esta temporada en uno de los cuplés, con cuatro demandas y cinco querellas. ¡Que la gloria es un moscatel! El popu mola, eso es asín, con su remate potito, animando a vivir y no sólo a existir…, “yo cambio esta vida eterna por comprender qué siente un ser humano, quiero saber qué se siente si estoy contigo, que no hay cielo ni hay vida eterna, y no hay gloria, ni hay paraíso, comparable a vivir en la tierra… que, aunque a ti la vida te parezca, que es extraña, confusa y pequeña, créeme, no tengas nunca dudas, que vida en verdad sólo hay una, y esa vida cortita y fugaz, agárrala bien, que es tuya na más… que esta vida es la gloria no hay más, que esta vida es la gloria no hay máaaaas”. Pedro y Pablo gritan ¡politetrafluoroetileno!… Y la grada grita a lo hinchapelotas, que ya saludan los surferos puretas del Vera, Los #Cadizfornia, con almohadilla, con almohadilla…, “mira qué color, de estar cara al sol, no te equivoques que yo no soy de Vox… con el neopreno a ver cómo voy a mear en carnaváaaaa”. Rememorando aquel festival de nostálgicos de la dictadura durante la exhumación televisada de Franco…, “se consumó la mudanza, la mojama descansa, con vivas y alabanzas… el franquismo sigue vivo, aunque el muerto vaya al hoyo, el franquismo y su herencia es la mayor vergüenza del país entero”. Poco más se puede añadir. Y sopapo a los neoaficionaos del twiiti, su ironía y su derrotismo tecleando…, “tú qué me vas a contar desde tus redes sociales, tú que tantísimo sabes, aunque a los carnavales acabas de llegar…. y con la cara escondía, que siempre será más fácil que subirse aquí… tú qué me vas a contar a mí que no sepa, que a mí me duele esta fiesta, si el carnaval es mi vía… preocúpate de entender… que pa ser de los nuestros, a ver si ya lo entiendes, y para hablar de esto, escucha a los maestros, cállate y aprende”. Pedro y Pablo no saben a dónde mirar… ¿Que cómo vienen las olas en los cuplés? De tres en tres, íiiinnn, saca la chuleta, Vera Luque…, “y yo con esa edad estaba empajillao con las Mamachichos…; y yo voy to agobiao si llevo grifa en el bolsillo…; le dan una brochita pa que repasen los zocalillos…; luego pondrá la excusa de que al final le ha cogío el toro…; se pega lingotasos directamente desde el gollete…; pero lo suyo es que si tiene un niño le salga blanco…”, jejeje. Ahí quedan los seis, ya te los buscas por los tablaos para que te los canten. Vamo a esperar un ratito que estamos haciendo la digestión. El popu da alguna vueltesita buscando aparcamiento por Campo el Sur, Pericón, Arricruz, Campo el Sur, Pericón, Arricruz, Arricruz, Campo el Sur, Pericón, Arricruz… encadenados al parking del Campo de las Balas, o vete pa Cortadura. Pedro y Pablo como tienen coche oficiá… A la guerra, vámono… ya arrastra sus caenas Los encaidenaos del Remolino, y ese inmigrante que sigue ligado a su Cádi forever, como una losa bendita…, “y me veo, encadenao y tiro y tiro de ella, pero siempre puede conmigo, pero nunca cae en el olvido… encadenao, a Cái a Cái a Cái… encadenaaaaao”. Un padre orgulloso en el bodorrio de su hija, pasándose por el forro lo que digan en el barrio…., “sin dormir de tantos nervios, me pasé toda la noche… que hoy no se casa cualquiera, que la que se casa es mi niña… mira, se casa la tortillera… mientras me río de todos ellos y del Vaticano”. Y un segundo pasodoble pro-autonomista, y ¿a por los 6.000 leuros?…, “por tus cielos, por tus playas, por tu sierra, por tus mares, por tus montes, por tu gracia en cada esquina, tu guitarra, tu poesía, por tornar el llanto en risa, por tu bendita filosofía… ocho eslabones que unen la tierra mía… que tiemble el Parlamento, y una Junta corrompía, que nadie rompa nuestras cadenas, Andalucía”. Echa loctite. ¡Kike, ya ha hecho más kilómetros tu vagón, que el tranvía de Cádiz a San Fernando! Mucho humo en un cuplé con algo enano colgando; y toquesito al Canalsú y su programación, que mientras televisa el Falla, “al menos por febrero no nos tragamos tanta morralla”. Ayy Cádi cómo lo haces, que no te hacen falta cadenas. “Queda encadenarse a la bendita contradicción de esta ciudad, de verse encadenao a la libertad… que retumbe donde vayas la madre que te parió, todo el que te pisa, lo dejas encadenado…”. Pedro y Pablo tiene la rotaflex en casa, por si… ¡Juan, picha, dame carrete, y un intro, por tu mare!

“No desprecies la cultura, para, piensa, lee”

Activando la cuenta atrás… tres… Nuevo paseo por El barrio negro, el coro afro de los Estudiantes… ¡a bailotear! con estos malabaristas en el arte de vivir. Echa betún. A los vecinos quejicas ese primer tango, sin señalar a los de Muñoz Arenillas…, “ay Cádiz, que te mata la pena, qué hacemos con todo ese ruido que te viene a molestar… dime qué podemos hacer sin armar jaleo, somos carne de turista por más que no queramos verlo… si la mano que te da de comer es la misma mano que por la noche te quita el sueño… yo te quiero viva, te quiero vivaaaa”. Original ese tango que no se cree que el modelo productivo de la ciudad pueda dar un vuelco a estas alturas. Y con coraje se canta el otro, con conocimiento de causa: son un coro mixto…, “qué fácil es llenarse la boca con coplas de palabras vacías, levantar un teatro desde la hipocresía, pidiendo igualdad y respeto en el carnaval… de qué sirve pedir igualdad si luego no es cierto… mientras tengamos que lamentar comentarios fuera de lugar, y no tengan total libertad de subir contigo a cantar, me están sobrando las letras… feminismo barato para esconder el papel que le estáis dando a la mujer en nuestro concurso, nuestro concurso”. Bastinaso gordo. La suegra debe saber nadar, en uno de los cupletillos; el onanismo no lo desactiva ni el pin ni el puk, en el segundo. Lo que pasa en el barrio, se queda en el barrio, pa ti pa mí, pa ti pa mí. “Por el derecho a ser igual pero distinto” ese popurrinaso ¡equality now!, con sueños ni blancos ni negros, e imposible de fotografiar sin que te salga algo movido. Pedro, Pablo, dejad de babear, que os gusta mucho un espectáculo que además diga cositas… ¿Se calla el Piojo?, que tenemos que seguir cuesta abajo… ¡dos!… “tú dónde te vas a poné, tú pa dónde vas a lanzá… hasta que un día aquí se acabe la paciencia”. Con la caña afuera Los pacientes; no pienses mal, prima. El Fran Quintana se toma mu a pecho lo de que hay que decir cositas, con gusto y sin chillar. La lucha del campo, tan de actualidad, en un primer pasodoble desbordado, con solidaridad desde la mar…, “mi piel como la tuya, de sol a destajo, mi frente es el trabajo que la mar castiga con su ingratitud, así también la tierra, marca sus trabajadores… alzo la voz por la guerra de precios que al campesino lo toma por necio… sois las manos vivas que alimentan a los mismos que os revientan, no debéis bajar los brazos, aquí tienes mi jornal, mi lanza y mi aparejo, mi un paso atrás… y si quieren guerra, aquí estoy compañero, que esta es la lucha del pueblo andaluz”. Y más lucha, la lucha de clases en la segunda letrilla que ensalza a la pública…, “yo soy la rama de un árbol obrero, de esfuerzo y de trabajo, tú un beneficiado de un mundo opresor, tengo el grado de Economía, no por la gracia divina, como tú, querido amigo, porque nuestra educación, que es publica en España, la que desprecian los de tu calaña, hace que yo pueda decirte a la cara, que no te envidio, ni eres más que yo”. Grande. ¡Que pican! Música, pesca, Maluma, lisas monojeras, “y de carná le estoy metiendo unas bolas de este tamaño”, en la tanda de cupleses, al tipo. Y ante esta situación que tiene este rincón, quién no se queda pescando. “No desprecies la cultura, para, piensa, lee”. Un pupurrí que se lanza al agua asín, ya es un once…, “Cádiz, decide tú el tiempo, te puedo esperaaaaar”. Pedro, Pablo, ¡¡háblame de amor!!… Tú dónde te va a poné, tú pa dónde va a lanzá, tú dónde te va a poné, tú pa dónde va a lanzá… Cuando un pase te deja este regusto talandrándote por dentro, bueno será… Y ¡¡¡uno!!!… la última de las semis, la ¡última!, poniéndole el tampón a la función: Eliseo vigilante y su Noche en el museo, con el taratachí taratachero, cobra vida este museeeeooo…., “esto es historia de verdad, historia viva de mi carnavá”. Con el Molina, negro. Qué me gusta este compás. “Si nos estamos molestando con lo que estamos cantando, nos estamos equivocando de fiesta… ahora tengo que mirar todo coma por coma….”, reflexiona el primer meta-pasodoble. Qué me gusta este compás, otra vé. Mezclando indolencia y emigración en la siguiente letrilla reglamentaria…., “a ver cuando Cádiz despierta y recobra vida ya, y nadie llora ya viendo Cortadura”. Un cuplé jaqueao y otro ¿cerrando también el viernes?. Yo no tengo estribillo, y tú no tienes museo. Cameo del Libi al abrirse el popurrit, y to el Falla, calla. ¡Libi, vuelve! “No hace falta que se cumpla tu deseo, porque Cádiz, tú eres mi museooo”. Pedro y Pablo están ya nerviositos, y es que, oficialmente ¡¡¡ya es carnavá!!! Y además, este jueves ¡¡¡hay pleno municipá!!!

Las 00.58 horas. Baja el telón. Y Toni el Piojo sigue a lo suyo desde un palco de la radio y el teatro inmovilizao, ¡shiiiii! Si dios no tiene pecao es que nunca se ha encontrao a su compañeeeraaaa. Ahora en un ratillo sacarán los cuchillos, pero eso es otra historia. Pedro, Pablo, coged un par de clinex, y pa la Moncloa. Ya me quedo yo aquí barriendo y arrodillándome ante alguna coplilla guapa de Juancarlo: “Yo pa qué quiero a la patria que sale en los libros, si en los libros de la patria no sale mi barrio, mi barrio es gaditano, con traje de verano, y hasta qué importa donde, qué importa su nombre, mi barrio es el mío, y sin virgen devota, comparsa y chirigota, mi barrio es quien me ha dao, to lo que he ganao y to lo que he perdió…”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de la gran final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.