DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

Julio se merece ya el antifaz de oro, y lo sabes

Un domingo largo pero bien aprovechao, con la sensación de que la competición empezó, tras la primera función de siete, de los cuartos del COAC 2020: en su buena línea el cuarteto-chapú de Gago; bien los coros de los Niños y de Valdés, cada uno a su estilo; dándolo todo las comparsas de ratas de Subiela y la acuartetada de Iván Romero; y superior el (des)concierto de la chirigota de Los Palacios de Luis María.

DÍA 19 (1ª CUARTOS DE FINAL)

Con la Pestiñada, salvada por la campana, y la Erizada, se abrió este fin de semana la veda de botellones precarnavalescos y de la angurría generalizada por las calles del centro. Citas gastronómicas teloneras este año de los cuartos de final del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020). Nueva fase del Falla, ya sin “morralla”, como asentiría el insigne Vigorra y sus castas, e igualmente sin las sorpresitas, para lo bueno y para lo malo (lo peor es la indiferencia), que depara la siempre cuestionable preselección. ¿A la guillotina? Me da que no, Antonio.

Un domingo largo pero bien aprovechao, con la sensación de que la competición empezó: en su buena línea el cuarteto-chapú de Gago; bien los coros de los Niños y de Valdés, cada uno a su estilo; dándolo todo las comparsas de ratas de Subiela y la acuartetada de Iván Romero; y superior el (des)concierto de la chirigota de Los Palacios de Luis María.

Niña, qué pecha de pulisía, poca diversión, en el palco municipá, será que hoy se ha colao en el Falla el Álvaro Cervera, ¡qué bote el Gafa! Pedro, Pablo, ¿qué tal el retiro espiritual de ministros de este fin de semana?; nos ponemos de pie, que se nos ha ido Juan Rivero, maestro de cuplés sin anestesia de aquellas chirigotas de los ochenta. Maripili, deja de verte en bucle el debú de ‘El batallón rebaná’, y dale a la palanca, que se reproduzca este cronicón con extra de palabros, en diresto en su momento y con hambre de jamón jamón, cosas de la nueva publi de las bambalinas. Pero antes, ¿quién me subvenciona una bombona?

‘SEMOS SALVAJES’, CUARTETITO CUARTETITO

Para caldear la tarde-noche y “aumentar la visibilización del trabajo y la calidad de las categorías infantiles y juveniles”, nos ofrece parte de su repertorio el flamante primer premio de infantil de cuartetos, un quinteto con arte de Cádi y rimao, ‘Semos salvajes’, con la autoría de Manuel Domínguez Portilla. Ande ande ande, la marimorena. ¿Y qué te dijo la oveja?, béeee, tú. Tengo una muñeca vestida de beig. En tonos pasteles, jeje. Y luego dirán que nosotros semos los animales. ¡Viva la cantera!

‘LOS DE LA RESISTENCIA’, DON SIMÓN

Las 20.34 horas. Arriba el telón. Ahora sí. Estrena los cuartos Manolín Gálvez y su chirigota ¿viñera?, noooo… junto a Cárdenas, Peñalver y Barranco…, “ahí está el tío, el que se lleva to el año en la peña, en la peña tol año metío, por no salir de la peña se han traío la peña hasta el Falla… no pienso renunciar a nuestra savia, pa decir que te quiero un año más”. Pom pom pom. A resistir con los compases del taratachín. Con el Love y el Cabra tomándose algo ahí. Disparando coplas de todos los colores en el primer pasodoble intraviñero. Y criados en un colegio de curas, tragando lo que hoy defiende Vox… “nunca preguntaron a nuestros padres si de verdad queríamos rezar…”, en esa segunda letra anti-pin parental que insta a pelear, junto a las nuevas generaciones, para sacar de la historia a los neofascistas. Cuplés con doble formato, el clásico y el modenno, alrededor del succionador aquel el primero, “y ahí estaba succionando un peaso de atasco en el fregadero”, jejeje; y una mujé que resucitó en Barcelona por miedo a los castellets, el segundo, ajín. Una pajita y a dormí. Pupurrí regado de Valdepeña que desemboca “en la orillita de la Caleta… resistiré mientras que tenga un pasodoble para ti, mientras que suene una guitarra en el canal, para beberme los venenos de tu mar, por Manolito Santander y por el Pepón…”. A Pedro y Pablo les chirría ese cierto tono como victimista del ya-no-gusta-lo-antiguo. Sigo poniéndome calcetines blancos de raquetas. ¿También resisto?

‘VIDA Y OBRA DE JUAN CARLOS I, BAJO D’, CRUZCAMPO, DISEEE

Sigue la reforma comandada por el Gago. ¿Otra paradita?, ooomeeeee. Se va la luz en la parodia (“así no podemos trabajar, parecemos la presentación de una comparsa de pueblo”, jajaja), y llaman al Litri, con su traje de luces y sus latigazos, que trabaja en El único hijo de Juan, una empresa familiar. Cambio de tercio, y además fresquitas. Ya empezamos con los tiritos, vengaaaaa. Como la película, termo y Luis, que hay que colocar la placa ducha, y como diría Cervera, la ducha no se negocia, jeje. En obras, nou nou nou nooooo. Paradinha, y a los cuplés: sin el peaje, los grupos de Sevilla vienen “en masa”; y el bastinaso de los reyes magos de este año, con toquesito a la molondra de Antoñito Martín. Si crees que es muy larga y que nunca va a acabarse la obra de tu casa, piensa en el hospital nuevo, verá como se te pasa. Y de tema libre, ese popu con la visita quejosa del vicepresidente, de la comunidad, pidiendo la licencia de la cuba, cuba cuba. Bic Bic Bic Bic Bic, Cádiz cuida de su patrimonio, como le sale del Bic Bic Bic Bic Bic. Y ya está dando otra vez vueltas, la hormigonera… tira los escombros, que son papeliiilloooos. En su línea este cuarteto, cuarteto, sin recurrir a lo fácil, a las estridencias y al bailesito. Chapó, digo, chapú. Pedro y Pablo piden factura sin IVA, no quieren ponerle pegas a este rataso.

‘SÓLO SÉ QUE NO SÉ NADA’, BITTERKAS

La escuela de la calle, con tu madre como profesora, dando clases de carnaval en un banquito de la Caleta,,, ya resuena la dulce comparsita anti-educación reglada de Borjita Romero, “sólo sé que no se naaadaaaa”. “Y yo vi que le pegaba y que una mujer lloraba… y llegó la policía y el llanto retenía pa esconder la realidad… y me metí, ese es un cabrón, un maltratador, dilo por favor, hazlo por toas las mujeres”. Con fuerza, y dureza, se remata ese primer pasodoble, tan realista como la vida misma, pese a los negacionistas. Y con preámbulo guasón con el Palomar del cuarteto de los niños, y el David Palomar, presente y sin saber dónde meterse, se ve de vení la segunda letra ojanosa… “que en Cádiz suene tu compás, tu tirititrán, que viva el pregoneeeero”. Y ya sin el pregonero en escena, se le dedica un cupletillo, “no vas a ser pregonero, si tu colega es el alcalde”, jejej. Yo sólo sé que te quiero te quiero te quiero, sentrañitas mías. “Cádiz, llenito de paraos, y enchufaos y enchufaos… que los libros no dan la felicitad, y tampoco de comer… aquí se va cantando la analfabeta, por la misma orillita, de la Caletaaaaa”. ¿La felicidad no está en los libros? La librería-papelería Manuel de Falla prepara un comunicado ofendidito. Pedro y Pablo siguen sin entender del todo esta apología de la calle y de la ignorancia.

‘CREACIONES S.A.’, PUCHERO

Esa sirena, y despierta la fábrica musical del Nandi Migueles. Arrancando la máquina de cuerda, de viento y de percusión… “vamos a empezar…”. Platillasos ahí. Esos engranajes suenan a coraso mejor engrasao. Un tango que reivindica tomarse en serio el concurso, ahora que, dise, “todo es extravagante y ambiguo… si te sientes moderno, no me maltrates ni menosprecies mis tradiciones, guarda el respeto con tus creaciones… no ultrajes las tablas sagradas de mi teatro”. Ese tirito va por alguien, creo. Un Ruibal “interplanetario” se lleva el otro tango como una olla, que rima con goya. Clin clan. La Rosalía te limpia divinamente los boquerones en uno de los cuplés. Y el extrenador del Málaga haciendo manualidades con su herramienta, en el segundo, con alusión a los compañeros de Cervera… Denme sus proyectos, su ilusión más perseguida, que le haré la canción de su vida. Échale corcheas. El entretenido popu, pa liarla en el carrusel encima de la batea, te pasa de un género musical a otro, sin respiro, del swing al pop, a la clásica, el flamenco, la samba, y hasta a capella para la cuarteta-protesta “que no se olviden los gobernantes, que en la cultura está la paz”. A Pedro y Pablo les ha faltado un tema de los Chunguitos para rematar el faenón.

‘LOS LISTOS’, CHEESE TEA, CON UN CHORRITO DE RON

Meneando los rabos salen de agujero las ratas del Subiela… “si aquí quieres sobrevivir, tienes que estar despierto… yo no soy ratón de campo, que yo soy ratón de playa y me viene muy grande la mar pero no las murallas… que la luna es como un queso, y la noche es una trampa, y aquí está este pequeño ratón, y aquí está mi comparsa, y aquí esta tu comparsaaaa”. Nuestra comparsa, amo a dejarlo ahí, Chapa. Con la escena del padre secando a su niña imaginando su futuro tras el baño entra la primera letrilla-reflexión contundente… “a esta nuevas hembras libres no habrá patriarca que las pare… en estos tiempos de oscuridades tú vas a abrirnos to las ventanas… no serás esclava ni borrega como es hoy la gente, pirata no lo sé, pero sé que vas a ser una mujer, libre y valiente”. Entre abuelas y abuelas y asqueando a la ultraderecha, el segundo pasodoble…, “en las ollas donde hierve el tiempo, dieron las abuelas su tendón sagrado pal hambre y las penas, sin otro derecho que su dignidad… maldigo al partido que en su ideología, humille a las hembras, de la tierra mía… si vuelves a votar, acuérdate chaval, de toítas las abuelas que parió Andalucía”. Una vespino, “más antigua que los pelaos que se da el Tino”, jeje, y una prima que na más que va a restaurantes finos, y se equivoca de langostino, túyajabe, en la tanda de cupleses… No vayas a darme veneno que ya me tienes envenenao. Y en una segunda escucha, con atención, te topas con un popurrí de Champion donde en preliminares intuiste, torpe, uno de Europe League, con su recuerdo a Juancarlo incrustado… “Ay Hamelín de los ratones, de los cretinos y los necios, si dios existe que se apiade de ti, que unos y otros te están dejando en los huesos, que unos y otros te la dan siempre con queso…  Trampa, en las banderas que defiende, trampa en las noticias que te venden, y en quien te promete tu felicidad, maldita sea mi estampa, por tos sitios trampas, cuántos pobres ratones y cuántas malditas trampas… Si yo tuviera una escoba la cambiaría por tu guitarra, si yo tuviera una guitarra la cambiaría por una letra, si yo escribiera una letra, sería por una revolución, y si tuviera el mundo entero lo cambiaría por esa tumba, esa tumba de tristeza y veneno, y si yo viera esa tumba y arrastrara con mis manos las negras lapidas de esa tumba, rescataría a mi compañero… Que dulce cuando llega hasta mi agujero, el ruido de la vida y de su trasiego, y se abre el telón y florece Cádiz a un nuevo día, suena la rutina, de sus penitas y su alegría… Y si es verdad que Cádiz sigue viva, es porque canta desde sus heridas, y es porque de vivir aún tiene ganas…”. Con corazón (y razón) ese popu, que te lo dejan bajo la almohada estos roedores… “esto no es Hamelin, que esta es mi gente, que esta es mi tierra… ratón de corazón caliente, de corazón valiente…”. Pedro y Pablo sueñan con ser gatos para perseguir al Carli.

’MANOS ARRIBA!!’, MENUDO

De espalda, viendo el Cádi en el forillo, y ¡gooool!, saluda con pitorreo el coro piconero del Valdés, con la gran Poponovav de profesora de esta escuela de baile en su gala de fin de curso. Atraco doble, levantando los brazos por las cosas que dan rabia y tratando de hacerte sonreír, “manos arriba, esto es un sobaco”. Recuerdo lastimero del Vaporcito olvidado tras su naufragio en el primer tango… “en la ribera de El Puerto, tiene su monte calvario, y una lona como su sudario.. la vida te cambiaría, de nuevo navegarías, si Cádiz fuera Sevilla y El Puerto fuera Triana”. “Ellos fueron sin delito los presidiarios, en la oscura celda de los armarios…”, apunta el segundo, con mirada al ayer y al hoy, con reivindicación al colectivo trans, y esa bandera ahí. Un plasma tamaño familiar, jí, regalan al foso de prensa pa que veamos bien el fúrbol, en uno de los cupleses. Detallaso. Al verme con el tutú, no vayas a criticarme, y si me ves por carnavales, tu tu tu tú si que vales. En el popu achirigotado recurren al celebrado figurante muñeco de nieve del cuarteto de Córdoba para que se eche unos bailesitos, y a alguna aportación fresquita con el Popo protagonista, y el mando de la tele de antes, jeje. “Por el Campo del Sur, por el Campo del Sur, no vea tú qué de baches cuando cogemos el autobús… y ya me jodieron está cuarteta que hice en septiembre… búscame en los carruseles que la calle es mi escenario, mi coro chirigoteroooo”. Defendiendo el estilo, pese a que les haga pasar de puntillas por el concurso, confiesan. Pedro y Pablo bajan las manos.

‘YO SOY TU PADRE’, LAMBRUSCO, Y LO SABES

Julio, al escenario. Look veraniego y ¿coristas nuevas?, no, no, entran las originales… “el que canta en Chiclana no es el de verdad, solamente hay un Julio y ese soy yo… a mi niño el Purri ya lo encontré, mi grito de guerra ya lo he cambiao, ahora digo cheilolé, cheiloléeee… soy tu padre, el tuyo también…”. Con ganas esa presentación de la chirigota de más allá del ex-peaje, firmada por la chulería de Luis María y Carlos Pérez. Como “morralla de Los Palacios”, puyita en esa primera letra con destinatario: “no me llames morralla, cállate la boca, y saca tú en el Falla una chirigota… si con la morralla tienes tú una obsesión, eso es por que tu picha, se parece a un boquerón”. Ueeea. Con toda la cara del mundo, el propio Luis María reclama que se merece ya el antifaz de oro, en el segundo pasodoble. Lo ha dicho, de verdá. Esto no tiene vergüen, jajajaja. “Que los niños de tu coro son tos míos”, le apunta el primer cupletillo al multitareas Nandi Migueles, jajaja. Y no, Julio no la tiene como un negro… “voy de sobra con la voz que tengo”, jejeje. Está pasando en Cadiz porque en Julio, se ha colao en febrero. Mira que plan. Cuando organicen la Almejada, se vendrá el Julio para acá. Un enorme pupurrí que sigue melodías del cantante truhán y señor, con su dosis surrealista y de corgaera, muy disfrutable, ni por asomo lo que se vivirá este verano en Sancti Petri… “ya me voy pa la Caleta, para darme un bañito y llegar a Miami con fresquito en los huevos… con ganitas de volver, de volverte a ver”. Po si es un chirigotón, se dice. Pedro y Pablo también quieren un hijo tuyo, Julio.

‘¡QUIETO TODO EL MUNDO!, MOSCATEL

Y pico y pala para el remate de los tomates. El tampón de la función está en manos de la comparsita, más parodias, todo en el mismo pack con gusto y sencillo, del Iván Romero, en el papel de fenicio-para-obras… “qué suerte la mía poder trabajar aquí, en la Tacita de la alegría, gloria bendita pa un albañil… vamos a ponerte bonitaaaa”. ¿Y eso quién te lo ha dicho a ti?, uno, joooeee. “Vente a la taza de plata, disfruta del paraíso, donde se frotan las manos todo el que renta algún piso, de las ciudades de España más cara para vivir… porque ya voy pa los treinta, y no hay derecho que dependa de la ayuda de mis padres”. Queja de la juventud con fundamento el primer pasodoble, que acaba por abajito, delicioso. Y vaya letrilla güena la segunda, ante el discurso de lo políticamente corresto, y lo contrario… “ten cuidado con lo que tú escribes y con lo que hablas, porque se te puede malinterpretar… y te pondrán la etiqueta, con tal de que tú te calles… el miedo sólo ha conseguido que nadie diga lo que piensa… igual que en una dictadura, donde ya no manda uno, y en el siglo XXI es el pueblo el que censura”. Enrique el del sarcófago se canta uno de los cupleses, culpando al jurado de que este grupo no pase nunca a semifinales; y otro en la lista de espera, con la parienta en la cama disfrazada de enfermera, jejeje. Dime lo que tú quieras de la comparsa… pero no vayas a decirme, que no está trabajá, ¿que no está trabajá?, me voy a callá. “Cádiz, con más de tres mil años, y los mismos desengaños, todo sigue igual… siguen faltando mandaos, y la gente que se ha ido…”, preciosa cuarteta de ese popurrí con hechuras, “y más cemento pa tapar to vuestros cuentos… Cádiz, déjame que arregle tus desconchones, que reforme tus penitas, déjame volver mañanaaaaaa”. Pedro y Pablo dejan la ventana encajá.

Las 01.38 horas. Baja el telón. ¿Tarde? Tarde. Pedro, Pablo, corred a la Moncloa a aburriros con el pupurrí peliculero de los Oscar. Ya me quedo yo aquí barriendo y balbuceando alguna coplilla guapa de Juancarlo: “Qué chirigotero al compás de Cádiz, en el extranjero esto no lo hay, qué chirigotero, qué bonito suena, y el que no diga ole que se lo coman los tiburones/se le seque la hierbabuena, ole, ole y ole…”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de los cuartos de final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.