DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

¡Que viva la vida!

Lunes con notable ambiente en el Falla, en la segunda función de cuartos del COAC 2019, con momentos intensos: las comparsas sin estridencias ‘Los buscadores’ de Fran Quintana y ‘Los niños sin nombre’ todavía oliendo a cantera, llenaron de esencia y vida a un público que también sabe disfrutar de la sencillez. Además, ‘El cerrojero’, ‘El taller de los libretos prohibidos’ y ‘Daddy Cadi’ se llevaron sus muchos aplausos, incluso algún “campeones campeones” prematuro.

DÍA 22 (2ª CUARTOS DE FINAL).

Lo de los gimnasios se nos está yendo de las manos, Cádi. ¿De verdad os gusta tanto sudar? Reflexión peregrina mientras hago running, jogging y footing, tres en uno, camino de la segunda función de cuartos de final del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019). Correr, ¿yo?, aro aro. Y en mallas.

Sesión de lunes con notable ambiente en el Falla (la que puede liar un solo aficionao neófito y con papelillos), y momentos intensos: las comparsas sin estridencias ‘Los buscadores’ de Fran Quintana y ‘Los niños sin nombre’ todavía oliendo a cantera, llenaron de esencia y vida a un público que también sabe disfrutar de la sencillez. Además, ‘El cerrojero’, ‘El taller de los libretos prohibidos’ y ‘Daddy Cadi’ se llevaron sus muchos aplausos, incluso algún “campeones campeones” prematuro.

Al final, Er Chele Vara no está muy desencaminado en su popurrí: Siete Palabras saldrá en procesión extraordinaria el 31 de agosto. Está por confirmarse si seguirá como itinerario el carril bici del paseo marítimo. El fiscal, nuestro Induráin Induráin de andar por casa, se sabe más de siete palabros. Y a la octava, descansó. Maripili, envenéname, tira de la palanca y que circule este cronicón anti-streaming, cediéndole el paso a las abuelas. Pero antes, a estirar los músculos apoyados en la valla del Yuntamiento de Cádi. DIARIO Bahía de Cádiz

 

El taller de los libretos prohibidos’, prohibido prohibir

Las 20.04 horas. Arriba telón. Abajo la censura, la de ayer y la de hoy. Imprenta clandestina por la libertad del carnaval desde el 1800 como poco… “el lugar donde mueren los poderes, el refugio, donde es el pueblo el más valiente…”. Activada la rotativa del coro a pie de los Sevilla Pecci. Un tango quejoso con el aire irrespirable de este concurso, cada vez con más ofendiditos y buitres carroñeros…. “con lo fácil que es escribir lo que sale del alma, pero el anonimato de los caracteres tiene herido de muerte a los carnavales… hoy el Falla es una prisión para la libertad de expresión… con las cositas que tú escribiste… menos mal que en la calle está el verdadero carnaval, el que los móviles se los pasa por el mismo twitter”. Y amarilla se colorea con coraje la otra letra, envidiosa con la lucha de los chalecos amarillos en Francia, mientras en Cádiz ese color y la defensa de lo nuestro parece que se queda dentro del Carranza. Censura presente, y a los cuplés: una casa inteligente… “ayer le pedí una peli de pelo, y me puso El planeta de los simios”; y una de Logroño… “a ver cómo acabo este cuplé sin usar la palabra… ¡fueraaaa!, ¡coño!”. Que con palabritas de Cái, qué gracia caray, los dos nos entendemos. Sustancioso pupurrí esquivando el lápiz rojo, prohibido prohibir… “es la autocensura la mayor tortura que los cobardes tenemos”, el pasado de guía, pero toca afrontar el futuro con rebeldía… “a ver quién me censura el corazón… cierra el taller más guerrillero, pero se abre al mundo entero, el verdadero carnavaaaal”. El fiscal quiere ese libreto. Pa tacharlo.

El pequeño fantasma’, comparsita

“Guarden silencio, porque cuando canta un chiquillo te está entregando el corazón… que esta es mi casa, mi casa… la voz del que canta aquí a su tierra por vez primera…”. Que viene, que viene, el futuro, pese al Canalsú: “para apoyar y fomentar la cantera, además de recompensar el esfuerzo realizado”, esta tarde se cuela entre los mayores a la comparsa ‘El pequeño fantasma’, flamante primer premio de juveniles. Nos deleita con una muestra de sus coplillas. Tino inspirando el mañana… “siempre con sabor a Cádi y con su toque moderno”. Con la cantera por bandera. Hay cantera, mamá. El jurao les agasaja con un pancartón: “esta comparsa me gusta”. Mejón que alguna de adulto.

Los buscadores’, oro

Un nota-hinchapelotas, Pedro el de los papelillos, la lía en un palco, en comunión con el gallinero, a la espera de la comparsita del Fran Quintana, aprendiz-de-coplero buscando el oro que esta tierra dejó, y que no valoráis, chavaleh. La fiesta precisa volver a encontrarse… “he decidido soñarme como esas comparsas que el Brujo creó… si mi fiesta renuncia a su historia, estará renunciando a un tesoro, que abra los ojos y las orejas…”. Espectacularmente humilde. Un bodorrio, dos madres… al juzgado a casarse con otro chico del brazo de su madre biológica, que la otra, la santa madre iglesia, reniega de ellos. Por ahí anda la intriga del primer pasodoble, teñida de homofobia eclesiástica. Y otro, tolerante y dialogante… hasta que llegan los fascistas de Vox… “revuelves mis entrañas con tu idea de España…”. Le desean pocas cosas buenas al Abascal. Esos pasodobles embelesan. El fiscal, babea. Babeta. “Puntos en el mismo foso”, que rima con ocho; y el gusto de las comparsas del Chapa por las plataformas…, en esos cuplés ¿ya?… Por qué te llamarán Taza de Plata, si tú no eres de plata, tú eres de oro. Magistral clase carnavalera disiendo y soltando, en ese popurrí pico y pala en esta mina llamada carnaval, en sus ríos de coplas doradas, “que todos admiraban por su libertad, la fiebre se ha extendido, hay mil buscadores… pero no es oro todo lo que aquí reluce…”, y cruzando, y mojándose, por el Tío de la Tiza, Cañamaque, el Carota y Paco Alba, hasta llegar a la mar manriqueña… “nuestra vida en carnaval son estos ríos que van a dar a la mar, el agua no divide, no distingue a mis hermanos… no habrá oro que se pierda, si nosotros no queremos…”. Pa montar en bicicleta hay que darle a los pedales. Yo, pedaleo. Con este gusto y regusto, subo el Tourmalet con ellos.

Daddy Cadi’, la culpa pal reguetón

Un ochenta por ciento de amol, y un treinta por ciento de inteligencia. Suena el reguetón chirigotero al tresporcuatro, no es fási, no es fási, que no es fási… “quiero hacerte el amol Cádi, pero no te encuentro el agujero…”. El teatro perrea, perrea, con las bragas mojás. Que nadie diga mi arma… Una primera letrilla pro-sureña, sintiendo amol por Andalusía, pero “desde el pasado diciembre, saliendo bajo las piedras, un puñao de fachas… levantaos y luchad, que mi tierra no dé vergüenza”. Un poco tarde esa arenga, Daddy. Y un poco tarde, también, el consejo de una madre a su hija profesora en ese segundo pasodoble que anticipa tragedia verídica…. “Laura, ten cuidao si vas sola”. Que mal cuelpo deja eso, Daddy. Junqueras, preso político, recurso para chanza en un cupletillo; y el niño enganchao con el Fortnite en el otro… “como pasa tanto tiempo en la silla, en vez de llamarlo Juan, lo llamo Echenique… si lo pillo en una macoca, te juro que hasta me alegraría”. Después la culpa pal reguetón. Recordando a los viejos maestros para abrir ese popu cuesta abajo: Paco Alba, el father; Joquín Quiñones, el killer; the face potatoe, los Viñas brother. Di no a las drogas, públicamente… “nunca pierdo el tiempo, si vengo pa quererteeee”. ¿Campeones, campeones? El Falla les quiere, demasiao. El fiscal… ¿el fiscal?, ¿qué? Un anti-flow.

Abierto por reforma’, ¿todavía está vivo el Lute?

Cuarteto con lamparón. Franco, con “problemas de constitución”, saluda en este momento postexhumación. De trabajos sociales en la Casa Real, el dictador y los cuatro albañiles partidistas que lo sacaron de la tumba… “¿que no se puede fumar en los bares, pero ustedes que vivís en una dictadura…?”. El de Ciudadanos, unos días de derecha, otros de izquierda… “lo único que me falta es llamarme Juan Marín”. Ese golpe ha sonao. Parodia plana, plana. Tarifa, peluquín y aceite de palma, en esa tanda de cupletillos, iguá de plana. Político y albañil, pero muy honrado, si robara con un butrón, al salir, dejaría el tabique echado. En el tema libre, el loco que hace del caudillo sale con batín real, en plan rey Borbón… “mi Leti, desde que es reina, sólo quiere jalea real… al que le coge el toro es a mí, firmando títulos de la ESO…”. Y entre politiqueo cuñadil y tópicos, se cierra la reforma. El fiscal, con la pala en la mano.

Cádiz desde el cielo’, cielo Cádiz desde el

Y con eco, eco, en el patiobutaca, ya mira desde lo alto el coro de Quico Zamora… “y desde el cielo, junto a las estrellas, soñé contigo y jugué con ellaaaa… cantándole a Cádi, desde el cieloooo”. Aliquindoi. “Fíjate si soy buen español, que estoy apuntao al paro, mientras a ti te va del caraho de jubilaoooo”. Crítica real en ese primer tango, sin corona. Y Antoñito Martín, presente, se lleva el otro, reivindicando para él esa medalla de Andalusía, ¿pero se la han dao ya?… “un niño viñero jugó a ser coplero, la playa la Caleta como inspiración, y quien no sepa quién eres, es que no sabe dónde está el sur…”. No les gusta el concurso, no… el de Gran Hermano. Escribe tu nombreeee. Interpretación ajín ajín también en el pupurrí vigía… “qué grande es el amanecer, Cádi, desde el cielo”, otra cosa es ya si lo ves desde el suelo… “eres el paraíso de cualquier hombre y cualquier mujer”. De antología esa bajada de telón. El fiscal, me mira. Por encima del hombro.

El cerrojero’, por cinco

El Falla sigue recurriendo a Pedro el de los papelillos para pasar calientito los entretiempos… ¡del palco del Pedro, no nos moverán…! “Ábreme la puerta, cierra los ojos, y yo abriré los cerrojos…”. Despierta despertando la comparsa del Nene Cheza, tratando de colarse por las puertas de tu olfato, tu gusto, tu vista, tu oído, tu tacto… “para decirte que te quiero, con los cinco sentidoooooos”. Pepe Blas la tiene en su quiniela de finalistas, aro aro. Rezo profeminista ese primero, “danos tu perdón y tu camino pa poder luchar contigo, contra el mundo de los hombres”. El patriarcado se tambalea. Un poco. “Ya está bien de ser esclavos de empresarios opresores…”, apunta, pero mu fuerte el otro pasodoble, lamentando la muerte de currantes por culpa de quienes recortan en seguridad, y deseando, nada bueno, para los responsables con corbata. Cupletillos resultones. En el primero, “no te vea lo que nos dieron con el cuplé de la freidora…”, y las quejas del Pepe Blas, “si al final la denuncia aflora, la pagamos con el dinero de la freidora”, jeje; y riéndose de uno mismo en el otro, “y ya si pegas el estirón, el año es redondo”, le cantan al Nene… Dime dónde están las llaves, dímelo Cái por dios. Entretenido y visual ese popurrit que avanza sentido tras sentido, para abrirte el corasón de melón de par en par, Cádi… “te quiero y te quiero, con los cinco sentiiiidooooos”. Al fiscal le pone pitoso la purpurina, ay la purpurina. La potencia, ya tal…

Los que no se pierden una’, al cincuenta por ciento

“Vengo con dinero, y no digo ná, que to lo que pueda lo voy a comprar”. De rebajas en rebajas, de descuento en descuento, la chirigota del Toté. Pillaron una tele en el día sin IVA, “y no iba…”. El gran Bustelo, ahora vengo ahora me voy, dejando su gustirrinín en los pasodobles… Te quiero Cádi, “previo pago de su importe”, apunta el primero, ironizando con la mercantilización del carnavá. Y visión muy crítica con la fabricación y venta de armas, cerrando los ojos para que no duela la conciencia, con el argumento de que hay que comer, y si no, las venderán otros. Yo soy más de centro, de centro comercial. Un premiado con el Gordo, tapando boquetes, túyajabe; y las redes sociales “no traen na bueno”, en la tanda de cuplés. Y aunque estemos en febrero… mañana dirá la tele, ya es primavera en el corteinglés. “Las cositas importantes, esas nunca tienen precioooo”, nos recuerda ese black popu con moralina final. El fiscal, no se vende.

Los niños sin nombre’, contiiigooo

Y el ciao, ciao, bambina de la ya madrugada es responsabilidad de la comparsa recién ascendida de la cantera. Estos niños levantaron pasiones en preliminares y aquí están, con sus literas en el orfanato del Falla, pa que les volvamos a adoptar… La vida es, la vida es… “una puesta de sol, donde nació mi canción… quien dijo que la felicidad es imposible de alcanzar, es porque no ha conocido este hermoso lugar… soy tan feliz con lo poquito que tengo, que yo los días grises los pinto de color…”. Presentación no apta para diabéticos. Un pasodoble cerrando la boca a tanto macho, el que agrede a la mujer de una u otra forma,… “escucha un momento y cállate un poco, a ver si te enteras, machito de turno, lo que es un piropo… que el mundo ha cambiado y te toca callar…”. Y pequeños sin nada soñando un futuro desde el sur del sur en esa segunda letra… “que injusta es la vida, mientras sostenemos la valla de Ceuta y Melilla, los sueños de estos niños mueren en el mar o van a la deriva, y no se cumplirán hasta que su patera llegue a nuestra orilla”. El exitaso de la Rosalía… “pero el chandá y los tacones se lo ha copiao a la Petroleo”; y toquesito al Juancarlo, “yo creo que en su chirigota están tos malos con sinusitis”, jeje. Ese ha estao bien, illo. Y si te digo te quiero, no lo vayas a dudar, porque los niños siempre dicen la verdad. La sonrisa sin prejuicios ni equipaje que brota incluso en el drama y que remueve la conciencia del esclavo de esta sociedad consumista que te quiere llorando y mendigando por las esquinas, para no sentirse mal. Vaya como entra ese popurrinaso… “me miras atónito buscando hallar una mirada melancólica, pero te encuentras mi sonrisa más espléndida y hace que estalle tu cerebro que es tan básico, que relaciona la pobreza con lo trágico pues para ti lo material es algo mágico, aunque yo sólo vea papel, metal y plástico… dime tú cómo me miras con pena, cuando pagas las cadenas que encierran a tu razón… quédate con tu terrario, que tal y cómo está el patio, yo me quedo aquí mejor…; que mi música no entiende de razas ni fronteras, canto a la libertad, que mi vida vale igual que otra cualquiera…; que viva la vida, que lo mismo que llegas, haces la maleta y te marchas sin avisar, que soñar soñar no cuesta nada, y querer volar volar sin alas… tú vive y deja vivir, nunca dejes de soñar, que esta vida es pa vivirla, es pa vivirla sin máaaas”.  Ojo: con gusto, sencillito, sin chillar. Fiscal, ¡qué te gusta un sin-nombre!

La 1.09 horas. Baja el telón. Nos vamos a ¡vivir la vida!… Aunque mejor mañana, que se ha hecho un poco tarde. Fiscal, ve quitándote los calcetines, que esta última hora se lo merece: la Teo, recolocada como presidenta de la Autoridad Portuaria. ¿Sus méritos? Se sabe el aay Vaporcito del Puerto, cuando en ti embarco, cuando en ti naveeeego… La juventud al poder: setenta y un años. Una frase célebre para cerrar el cajón: “El hombre ha nacido para vivir entre las convulsiones de la inquietud o en la letargia del aburrimiento”, dicen que dijo el filosofo francés Voltaire. Este era comparsista comparsista, fijo. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de los cuartos de final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.