DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

“Qué caraho estamos haciendo con las coplas de mi pueblo”

Un martes de Falla completito: ‘Los luceros’ y ‘La gaditaníssima’, comparsones; ‘La nueva era’ y ‘Ópera Cádiz’, peaso de coros; ‘Los morosos’, ‘La maldición de la lapa negra’ y ‘Si yo dijera lo que pienso’, chirigotas punteras; y ‘Brigada Amarilla (agüita con nojotro)’, cuarteto pa jartarte de reír. Pa quejarse de penúltima semifinal del COAC 2019.

DÍA 30 (3ª SEMIFINAL).

Romaní, ¿puedo seguir? Mucho cachonedíti, jí, pero ahí está el Ignacio, ha llegado hasta el Congreso de los Diputados, ocupando la silla que deja la Teo, a dos meses de las elecciones. Si él, y su carné, pudieron, tú también… tú también puedes quedarte a la tercera semifinal del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019). ¿Sacamos ya el campari?

Un martes de Falla completito: ‘Los luceros’ y ‘La gaditaníssima’, comparsones; ‘La nueva era’ y ‘Ópera Cádiz’, peaso de coros;  ‘Los morosos’, ‘La maldición de la lapa negra’ y ‘Si yo dijera lo que pienso’, chirigotas punteras; y ‘Brigada Amarilla (agüita con nojotro)’, cuarteto pa jartarte de reír. Pa quejarse de penúltima semifinal…

Que no se te olvide comerte tu puñaíto de pistachos, niña, que hoy es su día mundial. Ira, hasta los pistachos tienen su día de fiestuqui. Y el fiscal, nuestro colaborador seco, pero fruto seco seco, no tiene ni un día en rojo en el calendario. Maripili, ásame, tira de la palanca y que rompa el cascarón este cronicón pilongo fueradeserie y sin aire, con gracia de California, como las nueces. Pero antes, que el Yuntamiento de Cádi saque las almendritas. Y el Manu Vallejo, el colao oficiá de la sesión, comiendo pipas. ¡Gol! DIARIO Bahía de Cádiz

 

Permanencia túuu, ¿qué soy yo, el Osasuna?

Las 20.05 horas. Arriba el telón. “Ama y sé libre, aprende a soñar, a sentir, a reír, a vivir…”. En el camino de la felicidad entra ‘La nueva era’, el coro más happy happy de la temporada, con su acuaaaariusss. Y todos sus complementos happyflower, el autobús también. “No tuve que enfrentarme a la autoridad ni tuve que luchar por Andalucía, para lograr su autonomía, jamás pedí por tierra y libertad, jamás conocí caudillo ni terratenientes… el pueblo escribió su historia y sin darse cuenta, ha dado un pasito a la derecha… qué pena que ya no sabe ni lo que quiere”. Un primer tango lamentando, desde el color, esa vuelta al blanco y negro desconocida para las generaciones nacidas en supuesta democracia. Y el relato postfestivo, interpretado principalmente por las voces femeninas, de una chavala tras quedar con sus amigas… “y justo al volver la esquina viene alguien enfrente que me mira y se detiene, me desnuda con la mirada… me sigue durante un rato, se me acelera el corazón… cómo es posible que esto nos pase, que haya mujeres que no salgan tranquilas solas a la calle”. ¡Qué se lo coma, qué se lo coma!, responde parte del teatro a un bosinaso basto de gallinero… Siri, la vocesita del móvil, se cuela en ambos cupletillos… “y baja por los mandaos que todavía está abierto el Dia”; y “déjate de autobuses y tira pal Día que aún sigue abierto”. Años sesenta, que en los sesentaaaa…, lo mejor fue el sesenta y nueve. Pupurrí de buen rollo, de estos personajes empeñados en vivir libreeees…. “soy como he querido ser, tengo claro que esta vida sólo dura un rato, sin fronteras ni ley, sin encadenar, sin preguntar por qué…; no te engañes, no existe amor de verdad, sin libertad…; jamás mis manos llenas, no me importa el porvenir, mi fortuna es vivir cada día como yo elegí, y a ti, se te está olvidando lo que es vivir…; aún quedan motivos para creer en un mundo nuevo, a que cambien las reglas de juego, donde no gane siempre el mismo, donde no haya miedo a soñar despierto, donde a don dinero nadie vuelva a llamar caballero, donde los te quieros no se mendiguen por compasión… quiero un mundo nuevooooooo”. Y yo. Y el fiscal quiere este rato en bucle, aunque se endeude pillando LSD… ¿Hablas de deudas?, será que se acercan los bombasos de los Molina. Con la mitad del forillo y del tipo, enlazando con sus finales de popurrí agobiaos por los acreedores, se presenta ‘Los morosos’. Raimundo, en calzoncillos. Literal. “No mires pa otro lao, que tú también has dejao fiao… estos carnavales vente conmigo, que a mi nadie me deja fiaooo… Cádiz tenemos toda la eternidaaaaad”. Pom pom… “La deuda que más duele, la trampa que es más larga, la que jamás podrás pagar, aunque sabes de sobra que te la han perdonao, con tus padres siempre estarás entrampao… aunque viva siete vidas no habré juntao, pa devolverles lo que me han dao”. Poco que añadir. Cuidado cuidado cuidado. Y un pasodoble-piropillo más propio de preliminares que vale millones, aro aro… “eres tú la niña que con un guiño se hace tu dueña… quién paga esto Cádi de mi alma”. Dos cuplesitos nuevos, a ver si tú te ríes, y se te olvida lo que te debo: les viene de lujo el traje de penitente, “y a todo el que le debo, con dos cohones les voy saludando… quién te crees que ha pagao la santa cena…”; y aprovechan que vienen en gayumbos para jugar con el tema, y que no se levante Raimundito… Yo te quiero pagar… pero el dinero se viene conmigo. Introducen alguna cuarteta fresquita en el popu, pero el sentido no varía: no te van a pagar, fiscal… “yo quiero tener un millón de amigos, y así pedirles un euro a tos… el forillo está pagao pa dos días… Cádi de mi alma, ay cuánto te debo, debo siete años de un amor sincero…”. Pom pom… Y del pom pom, al pan pan, con manteca colorá. Las letras del García Argüez tienen las mismas calorías. Que el Subiela, y el Carli, enciendan ya ese faro, que nos guíe ‘Los luceros’. ¿Ha venío Pacoli o el niño?, jejeje… “hágase la luz lucero, hágase la luz de nuevo… el tintero negro de la noche se derrama, y hoy quince luceros se quieren colar por tu ventana, pa ver las luces y las sombras de mi gente… pídeme mi sangre o lo que quieras, mi vida entera, pero hágase pero hágase la luuuuuuz”. Guaaaau. Dudas en ese primer pasodoble, con recelos al puritanismo moral bienquedista dominante en estos días, pero puede más el amol… “quiero decirte al oído susurrando poco a poco, que yo a veces te he mirao y he deseado decirte un piropo, por valiente y por miedosa, por tu corazón secreto, por oscura y luminosa, yo te admiro y te respeto… por ser como eres mujer… yo sé bien de tu fuego y tu poesía, femenina encendida, matriarcal y verdadera… si esta letra hoy es sexista, o es piropo o es machista, que me juzguen como quieran, pero que se entere el mundo que desde este amor profundo, muero con mi compañera”. Y siéntate, a la yugular del actual Falla esa segunda letra, eso que los modennos llaman COAC… “cucha lo que voy a cantarte, porque quiero que lo cojas, y es que voy a destriparle las cuatro iniciales, al nombre del COAC…  C de copla y cementerio, O de odio y ombliguismo, A de artista sin criterio, C de coba, colectivo, carroña, club de fans, carajote y de criticar… C de cansado, O de onanista, C de censura pa las consciencias, A de avaricia pa Canal Sur.. ya está bien de este circo apolillao, carcomido y asfixiado por canallas y capullos… qué caraho estamos haciendo con las coplas de mi pueblo, pobrecito mi concurso”. El Chapa, categórico, forever. Que viene la ola. Cupletillos con esos publicistas bastante sensibles, y un chat picantón, conectados por la misma suegra, que en la tele y en las redes, todo es mentira… Pero el lucero más grande y que tiene más luz, no es el de los faros que tienen los mares, que es el de la mare, me cachi en los mares, que a mi me dio a luz. Para rebañar ese popu… “y para hacer el amor, ni una triste sirena…; y este pueblo necesita luz…; abre los ojos, mira la multitud, mira la gente corriente que nos regala luz… cuantos luceros, cuantos fareros hay a tu alrededor, mira sin miedo, mira su resplandor…”. El fiscal se me va hacia la bombilla… Comparsón, aunque el teatro no acaba de arder… Pero, ya que están, ¡saca la manguera, Morera! De guardia Brigada Amarilla (agüita con nojotro), y ese momento sainete… “No quiero un paquete básico, ya tengo uno grande… Permanencia túuu, ¿qué soy yo, el Osasuna?”. Ahí anda el bombero Desagradable atendiendo una llamada del Vodafon, para abrir parodia. Y el Alegría sigue contento por la muerte de su padre, “to fuera eso”. El Pringue necesita dos camareros para el bar, que ha venido a comer el que otorga las estrellas michelín… “somos bomberos porque este bar pone las tapas mu caliente…”. Y pasado el episodio, vuelven a caer en que el incendio en casa del Malapata que empezó en clasificatorias, sigue activo. Y sí, al fin hay rescate. Los pijamas de animales, de moda en su familia… “a mi niño lo dejé en casa y llevé al perro a la guardería”, anota uno de los minicuplés. El otro, un poco ladrillo y escatológico. Llama, llama, llama a tu curandero que te han echado un mal de ojo. Un poco de ouija para el tema libre, y se manifiesta un antepasado del Alegría, un poco muerta… “si a mi me molesta hablar con los vivos, imagínate con los muertos… yo dejé de fumar, ¿por qué?, porque me hablaba la máquina… ¡buen viaje!, tú me has visto a mi desnudo, niña…”. Y entre chistes y pamplinas variadas se llega a la copla chimpón, con fuego… “bendita llama que nunca se apaga, piérdete por Cádiz que yo te rescato, porque eres tú el que enciende la mecha de este carnavalero, para que no se apague esta bendita pasión… que no se apague nunca esta llama, de carnavaaaaal”, ni no ni no ná. ¿No ni ná? Ni na ni ¿né?… Un intro, mi manguera por un intro…

“Y que me siga valiendo aquel mismo final, me da vergüenza ser un hombre”

“Y este Falla es nuestro templo, eternamente, eternamenteeeee”. El coro bipartito de los niños, Ópera Cádiz, ya se deja las gargantas entre Florencia y Cádi, comparando carnavales e idiosincrasias… Con pancarta adherida viene el primer tango yayoflauta, del amol eterno a la lucha sin edad… “que mañana nos iremos otra vez, a gritar los dos juntos que al pensionista no hay quien lo calle”. Y quejoso con el pueblo reaccionario, que ya padecemos al sur… “si estás suspirando en pasado y vas hacia atrás caminando…  qué dirá Caparrós, que vergüenza verte, me mataron para que pisen la blanca y verde”. Sol miiii, sol faaaaa. Un cuplé loco, que ya no se puede hacer chistes con ná, de ná, con tanto ofendidito, “y tampoco puedo meterme con los del patio, con to sus muertos”. Los del patio… los del otro coro que van de muertos… ¿lo has pillao, fiscal? Y la modita de taparse la boca de los furbulistas, adaptada a los vocales del jurao, mmmmmmmm… Cuando Cádiz canta, no hace falta más, daremos el do de pecho y aquí nos partimos el pecho cuando llega carnaval. Sol miiii, sol faaaaa. Diferencias entre el carnaval y la ópera, de Italia a Cádiz, y pasión en ese pupurrí que suena espectacular… “yo con un tango muero aquí, yo con un aria soy feliz… que para ganar me basta entregar mi coro a mi tierra, mi tierra mi tierraaaaaa”. Sol miiii, sol faaaaaaaaa… Sol mi sol faaaa… mejora eso en aguatapá, Manolito… “vengo pa cantarte, antes que llegue la hora, que mi cuerpo acabe a rodajitas en la freidora… vive la vida, y vive el carnaval, y vive Cádiz, que es una bendicióoooon”. ¿El Carlito no sale hoy a la superficie? No ni ná. Sol mi, sol faaaaa. Canta ‘La maldición de la lapa negra’, canta la Viña… ¿toda? Andalusía, y sus claroscuros, de primer plato… “presumo de ser andaluz por los cuatro costaos, conservo una forma de hablar que es pura y natural, me siento ser de una tierra especial… pero al llegar las elecciones, somos los reyes de las abstenciones, y ahora pa colmo llega el derechismo… esto no se impide rezando a una virgen o cantando por chirigotas, esto sólo se consigue si Andalucía, a ella misma por fin se vota”. ¿Al difunto Partido Andalusista? Y menudo en el siguiente, menudo pasodoblón, a lo que más conocen… “seria tan sólo una playa entre dos castillos, sería tan sólo un barrio obrero y sencillo, sería otro barrio más encalao de problemas, si no fuera que no hay pareja más perfecta que la Viña y su Caleta… se cuidan, se aman, como dos hermanas, sin una la otra no es nada.,. , por eso mi sangre es salada, y la Caleta, como mi madre, pa mi es sagrada”. ¡Grasias! Soltando los cuplés, a hacer daño… Palomas, gorriones, gaviotas, dando porculo en las terrazas gaditanas…; y los peces también afectados por “la urtaderecha”, para acabar con un “ella me da una vox, y ya estoy yo medio acohonao”.  Pero jamás jamás jamás, de pescao en blanco en un hospital. “Ángel León, Ángel León, hace piruletas de cazón, pamplinas que no se come ni… Ángel León…; nadando voy, nadando vengo, y en los charquitos yo me entretengo…; a taquito a taquito a taquito, los japoneses me hacen a taquito…; ya me voy pa la Caleta, sí, que pa la Caleta ya me voy… bendita maldición”. Momento salao, humedo y gaditanísimo, que empalma, nunca mejón dicho, con la torre de preferencia de La gaditaníssima. Iguá iguá que los Chele Vara, pero en modo cursi-comparsa arlequinada, con retales de carteles de carnavales pasados… “si el mundo es un desastre, Cádiz resiste… tú resistirás llena de juventud, llena de carnaval, mientras seas la cuuuna de la libertad, y tú resistiraaaaaaás”. Cádi se lleva otro piropo superlativo, ayy… “cuando nace un gaditano, nace un claro de la luna, que se bautiza con agua del mar, bendita de sal y de espuma, Tacita de Plata es su cuna, y su nana carnaval…  cuando nace un gaditano estalla el milagro de la primavera, sea la estación que sea, y los astros se alinean deteniendo el temporal, para que el mundo florezca y cada día parezca sábado de carnaval… cuando una gaditana agiganta su vientre, le corona su alma tal estrella de oriente, que hasta los dioses quisieran volver a nacer, y ser de Cádiz para siempre”. Potito. Y ya escucho al fiscal entre dientes con aquello de “cuando nace un gaditano bajan los dioses romanos a la Caleta”, del Luis Rivero. Entre gaditanos anda el juego. Y ¿un poco de yesterday?, ouuu yeaah, veinte años después, todo a peor… “cuando en su lecho de muerte el siglo XX se marchaba, vino a cantarle su critico adiós un hippie… con su manera de hablar, su libertad y su canto, hizo con el carnaval que alguien siguiera soñando… ay si hubiera sabido aquella chirigota, que la nueva derrota venía en camino, esta globalización que en el nombre del mercado, ha convertido en esclavo a toda una generación… y se marchó el siglo XX pero llegó el XXI, con el hambre, la matanza y el progreso hecho venganza contra tanta humanidad… lástima de escuchar aquellos pasodobles, veinte años más tarde, veinte veces más pobre, y que me siga valiendo aquel mismo final, me da vergüenza ser un hombre”. Bastinaso de autohomenaje, aunque sea con la pena de que el futuro ya presente no es mejor que pasado. Cupleses juancarlistas… “yo tengo un bareto en mi barrio y vino Chicote… si aquí quieres comer algo sin caducar, cómeme el cipote”; y un facha en el segundo en el mismo El Ejido, “tanta marihuana no me cabía en la jardinera”. No tengo bandera ni tengo balcón, ni tengo vergüenza ni tengo perdón, pero tengo los carnavales pa que no se pare mi corazón. El popurrinaso ya te lo sabes, primo, ajín que… “y no es patrimonio de la humanidad… que levante la mano la guitarra… es gaditanísima la mala educación del levante, el librarnos del mal llorando por los rincones mientras cantamos nuestras canciones de carna…. gaditanísima”. ¿La gaviota lleva un cangrejo moro en el pico? El fiscal, y su mundo interior, si dijera lo que piensa… Yes: Si yo dijera lo que pienso le pone el lacito a la función… “ojalá me lo canten a mi esta noche”, lo de champiñones champiñones… “este año más light no puedo ir, porque todo lo que pienso me lo voy a guardar pa mi”. Podría parecer que te habla un crío amoratao, pero no, es un profe quemao… “pasan las horas y no duermo, dando mil vueltas en la cama… sólo espero que por fin pongan remedio, porque cualquier día voy a perder hasta los nervios… no hay derecho que por falta de valores y de respeto, mi vida sea un maltrato”. En el arranque del otro pasodoble, “me he quedao en blanco”, jejeje… “aprendí desde la escuela que la España donde vivo, tiene más de una banderaaaaa”, se remata en esa letrilla plurinacional, pa darle con ella a los mono-trapo de la unidad indisoluble. Monos. Que vienen las nubes. Un cuplé vibrador, con suegro, y otro modesto, y no, rogando el pase a la final… “lo que no quiero es estar en mi casa, que todos los años viene mi suegro…”, jejeje. Esto está tieso, tieso, tieso. Refrescando el estribillo, con la cartera de los morosos. “Que queda un choco…. y me quedé con la cara partí-a… ole una sevillana, qué original… ¿le habrá gustao a José?”. ¡Di lo que piensa, dilo…! El fiscal muere por el Río San Pedro. Lo dijo. Y yo muero por un intro, mi reino por un intro…

La 1.42 horas. Baja telón. Hala, fiscal, pues nos ha quedado una sesión escamondá, sin rastro de mancha. Donde se ponga un estropajo verde, quetesquiero verde. Mientras exprimes la fregona, te exprimo la mente con una frase célebre lustrosa: “Si tuviéramos un auténtico sistema de educación, se impartirían clases de autodefensa intelectual”, dicen que dijo Noam Chomsky, un lingüista, filósofo y activista estadounidense. Este Chomsky es cinturón negro, fijo. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las semifinales, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.