DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Mi chirigota camina palante, y la gente camina patrás”

El último domingo con preliminares del COAC 2019, ya a estas alturas por su decimosexta función, contó con el buen coro de los niños ‘Ópera Cádiz’ abriendo, y la chirigota del Bizcocho ‘Los jarabe de palo’, cerrando y golpeando. En medio, pisaba las tablas ‘La trupe’, una comparsa exótica de Madrid; y Jesús Monje ofrecía su experiencia del pasado año como sieso del Falla con ‘El jurado’: curiosa.

DÍA 16 (16ª CLASIFICATORIA). 

¡Ira!, cuarenta y cinco mil espÁñoles según la Pulisía, cincuenta y ocho millones y algo según el conteo de los convocantes, se han dado cita esta mañana en los madriles después de misa para defender a tu EspÁña de los felones… Pero si había más gente en la trasera del Falla a la salida de la comparsa del Subiela ayer que en la plaza de Colón, prima… Menos trapos y colonia rancia y más Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019). A por la decimosexta sesión de las preliminares… qué te gustan los preliminares, primo.

Un domingo laaargo con el buen coro de los niños ‘Ópera Cádiz’ abriendo, y la chirigota del Bizcocho ‘Los jarabe de palo’, cerrando y golpeando. En medio, pisaba las tablas ‘La trupe’, una comparsa exótica de Madrid; y Jesús Monje ofrecía su experiencia del pasado año como sieso del Falla con ‘El jurado’: curiosa.

Po ha ganao el Cádi en Alcorcón por fin, y remontando, aunque el partidito ha sido de telonaso. El fiscal, nuestro tramoyista de palabras esdrújulas, es del Logroñés. Maripili, troléame, tira de la palanca y que ruede este cronicón pedrusco de la función por las praderas… pero antes, un minuto junto a la lumbre de la publi del Yuntamiento de Cádi. DIARIO Bahía de Cádiz

 

Ópera Cádiz’, sol mi, sol fa

Las 20.08 horas. Arriba el telón. Enciende la luz, Marilú. El carnaval de Florencia le canta al de Cádi… “que el carnaval aquí, atiéndeme, que te lo traje yo, de Italia llegó”; y le replica el gaditano… “no debe saltarse que aquí le pusimos la copla y el arte”. Presentación bipartita que acaba recurriendo al “eternameeeeente” del Ares. Un Falla, eterno. Con nosotros, el siempre bienvenido, bienhallado, coro de los niños, ‘Ópera Cádiz’, donde Nandi Migueles firma la autoría, la dirección, y además, lo representa legalmente. Un primer tango dolido, ladrando a aquellos derrotistas de este coro… “que para cantar mi tango no me hace falta subir mi voz… que este niño tan sólo saca su coro pa disfrutar… a quien piense que estoy muerto yo le quiero defraudar, que un amigo no es tan sólo quien te aprecia en carnaval.. que aún me queda más sangre… que mis niños del cielo me dan más fuerza, me dan más fuerza”. Se ve que alguien les ha dicho argo. Y otra letrilla profeminista, repasando incontables nombres de gaditanas periodistas, políticas, del ámbito cultural… “son mujeres que dan esplendor a mi tierra, que a nuestra tierra le dan grandeza”. Sol mi, sol fa. En la tanda de cuplés, vaya vergüenza la que están dando con Franco; y las diferencias entre la ópera y el carnaval… y los castratis… Te daremos el do de pecho, y aquí nos partimos el pecho cuando llega carnaval. El duelo entre la ópera y el carnaval de Cádiz sostiene ese exquisito popurrí de lo culto a lo popular, con músicas reconocibles en uno y otro lado, que cuida todos los detalles… “en Cádiz canta mi pueblo, pero con el corazón… que para ganar me basta entregar, mi coro y mi tierra, mi coro y mi tierraaaaaa”. El fiscal, más barítono que ortavillita.

Los que vienen de etiqueta’, ¿dónde está mi botellón?

Vaya, ya es mala pata, otra chirigota despegá… “vente a mi mi botellón, que no deja resaca y te va a reír un montón… por lo menos mas que yo, que llevo un grifo metío en el culo”, termina apuntando en el holaquéhay el bicho de la marca de cruzcampo. De barril. Son ‘Los que vienen de etiqueta’, con letra de José Manuel Santos, Rafael Valero y Ramón Manuel Ruiz, y música de Mario Rodríguez. Un pasodoble-piropillo para empezar… “si es que tú me tienes loco, si por ti pierdo el sentío, si hay un amor verdadero ese es el tuyo y el mío”. Al saco. Y abogando por un Falla abierto a todo el mundo que quiera cantarle, en la otra letrilla… “van diciendo que este carnaval, ya no se parece al que fue… déjense de tonterías, son los mismos que se quejan los que vendieron mis carnavales… quiénes sois ustedes señores pa cerrarle las puertas a nadie”. En esos cupletillos chirigoteros, la parienta le ha cogío cariño, pero cariño, a un muñeco de esos que se parece un bebé tela… “que me he separao y le estoy pagando doscientos leuros de pensión por el muñeco”; y las penurias que está pasando la Pulisía Local en Cádi… Y a beber con prudencia, que Prudencia tiene car-né. Alcohol, alcohol, alcohol, alcohol, alcohoooool, en ese popu con yelo… “ayy que ver qué de pamplinas para preparar un cubata… déjate de pamplinas y échale un deo más de rives”. Y no faltan la Pedroche y la Chabelita aquellas. Terminarán pidiendo derechos de autor o argo, las vais a gastar, primo. El fiscal sí bebe biterkas, ¿qué pasa?

El viejo verde’, ¿de V?

¿Un lagarto flamenco y agitanao? ¿¿Que tiene cola?? No ponerlo tan difísi, chavale… Inspirados en la leyenda del lagarto de la Malena, primo, uno de los símbolos de la capital jiennense, wiki wiki… Canta ‘El viejo verde’, comparsa de Jaén, Jaén. Alberto Rueda Torres firma la letra, y los hermanos Gutiérrez Denia, Raúl y Juan Francisco, la música. ¿Bienvenido…? “Qué nadie espere una copla triste, que esta va por Julen y su papá”, avisa el primer pasodoble rondando el pozo aquel… “lástima que los buitres siempre buscan carroña… por un voto de mierda, por audiencia de mierda, maldita seaaaaa”. Y profeminista el siguiente… “si una mujer nace tan guerrera, que lucha por su libertad, hay quien le dice lagarta por no callar… pues yo quiero una lagarta… que se plante por sus derechos, mírate al espejo orgullosa, porque tu con el mundo puedes solaaaa”. No te digo yo qué… Vox entra en un cupletillo… “su programa no lo han terminao, lo tienen hecho a mano alzada”… Por decirte te quiero, hay gente que me pone verde… no voy a dejar de cantarte ni de quererte. El popurrí es un pupurrí con todas sus letras. ¡Que reviente el lagarto de la Magdalena!, vocea el fiscal, entipado. También tiene rabo.

Las niñas de Mª Carmen’, chiquillaaa

Huuuugo es la estrellaaaaa. “Que ya está aquí que ya llegó, la Carmen Sevilla y el telecupón”. Desempolvando aquel programa de la tele de hace nosecuántos años. Desde San Fernando saluda la chirigota anclada en el tiempo ‘Las niñas de Mª Carmen’. “No sé si puedes recordar…” entra ese primer pasodoble dedicado a la propia Carmen, enferma de Alzheimer, y si ella ya no se acuerda de quién fue, de quién es, “aquí te recuerda España entera”. La banda sonora del mes de febrero impregna la otra letrilla poniendo el vellito de punta… que termina echando de menos la voz del Baguetina cada domingo en el Carranza. Alegría alegría. La autoría de letra y música la comparten José María Fernández Vento y José Joaquín Garcés Parazuelo. Los cupleses, pram pararará, nos hablan de un Gran Hermano de gente de la tele pero sin graduado; y del torero Padilla, cogido por un niño en patinete… Ahh, vale… Que te toque o no te toque el cuponazo es lo de menos… pero nunca se te olvida de que Hacienda somos todos. “Mi horóscopo es Tauro, como mi freidora”, afúu, El pupurrí se obsesiona con nosequé de un pijama, chiquilla. Se han traído de La Isla tres o cuatro hormigoneras para remover las bolichas. Vinieron a premiarte y han salio premiados. El fiscal está hecho cemento.

La trupe’, oh la lá, picha

De Madrid. Que sí, que estos notas disen que vienen de los madriles. Con letra y música de la agrupación, cada uno ha puesto una coma, toca la comparsa ‘La trupe’. Con aspecto franchuti de los de Napoleón sacados tras aquel dos de mayo, frustrados al no poder con Cádi hace doscientos años, y alguno más…. aahaahhhhahah ahahhaaaaaahhh… “y lo más duro de todo es el inmenso dolor de tener que partir, cantarte nuestras coplas ay tan lejos de ti… que yo por ti Cádi deserto, y si me cogen los restos, los esparzan por tus calles…”. Arde el París revolucionario en la primera letrilla, a ver si se nos contagia algo… “Cádiz, no somos sus muñecos, aprende de estos franceses, yo te presto mis chalecos”. ¿Cómo se han traído esa esquina de muralla con garita en el Alvia?, me interpela el fiscal. Y digamos que hablo de Madrid, en el otro pasodoble… “Madrid no es sólo verbena, no es solo Gran Vía, es algo más que Zarzuela, que movida que un dictador abonando el Valle de los Caídos… dicen que Madrid nunca podrá competir en gracia con la Tacita… pero cuando llega febrero hay locos como nosotros que se suben a la Cibeles y le pintan dos coloretes”. Oh la lá, picha. Cualquiera acaba una carrera en la Juan Carlos I, menos Fernando Alonso, apunta uno de los cupletillos; y el otro envidioso con la postura del Echenique… Oh la lá, shocho… Que Cádiz es como es, que Cádiz es como eh. El violín adorna parte del pupurrí, con sus bombas pero sin tirabuzones… “suena esa chanson… no sé Cádi qué me has dado… un beso siempre es cosa de dos… clávame ya tus puñales, que yo prefiero estar muerto de amor por carnavaaaaleeesss”. Izando la bandera blanca en el remate, en el que se reproducen, qué peshá de gente ahí arriba, más peña que esta mañana en Colón…. “corre y lánzate a la calle en carnavales, con esta trupe”. ¿Nos alistamos? El fiscal mueve la cabeza, es más de sofá y manta.

Aquí veo premio’, quién te ha visto y quién te ve

Ya está aquí el del cupón. Las cosas del azar, hace un rato la Carmen Sevilla sacando bolichas, y ahora los ciegos, de tanto tocarse, vendiendo los números; con la letra escrita en braille, “pa que tenga muchos puntos… que ya está aquí el cuponeeerooooo”. Desde San José de la Rinconada, la chirigota ‘Aquí veo premio’, patrocinada por la UNCE.  Jesús Martínez es el autor de la letra, y Antonio Álvarez, el Bizcocho, de la música. Un primer pasodoble a los ofendiditos que buscan cosas que hieren donde no hay ninguna maldad.. “la gente en carnaval está sensible, no me deis palos que voy de ciego, no de piñata…”. Un alegato a reírse de uno uno mismo, con perdón incluido, por sí. El perro guía se lleva la otra letrilla, con su parte jijí jajá y su colofón shentimentalóide, “es mucho más que un compañero, no es como las personas porque nunca me falla…”. En la tanda de cuplés, el rayado de Albert Riverita, de centro, “no le gusta la izquierda ni la derecha le gusta el medio”, sniffff; y cita a ciegas… Hay quien tiene vista cansá, po yo la tengo acostá. Guitarra, cuando tú vea… bueno, dale ya. Y ya sale el popurrí invidente, evidente, mente… “tengo los ojos de adorno… y aunque todo se vea negro, en esta vida, hay que luchaaaarrr”. Simpáticos. El fiscal ha comprado los dos patitos.

El jurado’, picha mía

“Soy el jurado en este juicio gaditano, el que cierra tras barrotes la ilusión de tanto tiempo, el sordo que no escucha, el sordo que se pierde con sonidos diferentes…”. Chilla ya la comparsa gaditana y sentada ‘El jurado’, del exJuguete y expresidente del jurado ofisiá, Jesús Monje, con el Kiko de Los Caños ahí en medio to ciego, ¡culpable! Un curioso primer pasodoble sin ideas, que busca inspiración en los tópicos de Cádiz, pero no lo halla, hasta que abre la puerta de casa y bingo…. “indagué mirando tus murallas, caminé sin saber lo que hacer para volver al Falla, y no encontré la musa ni en el fondo de tu inmenso mar… caminaba y caminaba sin tenerlo claro… me senté en la orilla de nuestra Caleta y llegué a pensarlo, su brisa me decía, déjalo pichita ya será otro año… mi musa la encontré en mi niña, y ya me sobran versos sin mirar la Viña ni Santa María”. Y de segundo plato, opinando sobre el pregonero… “entiendo que en el Ayuntamiento quieren lo mejor para las noches de Falla y para febrero… pero no entiendo el pregón de Joaquin Sabina, pa mi, mi pregonero tiene el mismo nombre, se llama Joaquín pero Joaquín Quiñones”. Anotado queda. Churros y a los cuplés: su amigo Chano, de Cádi Cádi, y cornudo cornudo; y echando de menos a la Susana Díaz… Que viene que viene… el jurado siempre acaba, siempre acaba condenao. Macrojuicio al carnaval y su concurso en ese popu embadurnado de pildorasos y pullitas… “culpables todos los que hacen una guerra en febrero… no es para menos pediros un poquito de respeto, para el COAC, pa el jurado, para el Falla, pa el coplero… aquí hay que escribir, componer, dirigir, armonizar, y una bonita obra nacerá, que hable el corazón, y que gane el mejor…”. Con duchaso de papelillos en el chimpón. Bien metido ahí. Se ve que el Monje acabó tocaíto de su experiencia en el palco del jurado, o no. Niiiñaaaaa, dulce niñaaaaa, piensa en tiiiiii. El fiscal no se sabe más, pero no para con la niiñaaaaa…

Los jarabe de palo’, golpes bajos

Y el punto y final, el corto y cambio, lo marca la chirigota del Bizcocho, ‘Los jarabe de palo’, desde la localidad sevillana de San José de la Rinconada. Sin Manué, pero con caballo. Sube telón y amanece el mismo tipo quemado del pasado año, hasta que entran los antidisturbios dando porrasos y desalojando… “mírame, yo sé que de primera soy una persona siesa, pero si te acercas una mijita, te arranco la cabeza… y hasta el caballo da palos… se acabó, se acabó, se acabó la libertad expresión, para eso he creado esta unidad de intervención… a la cargaaaaaaa”. El fiscal, babeante. En la autoría, Antonio Álvarez Cordero, con aportación en la música de Manuel Santander. ¡Ya se estáis formando, chiquillo! Un pasodoble de re-presentación, y queja… “y otra vez contigo a prestar servicio en tus carnavales… que yo no vengo a hacer gracia, vendo a darle al que es explaye… venimos a darlo todo para cumplir esta misión, y aquí me tienes aunque luego los palos me los lleve yo”. Y gomaso al mal aficionao, “en carnaval hay radicales… de fuera es el que la lía… no son de fuera de Cádi, es que están fuera del carnaval”. Mi chirigota camina palante, y la gente camina patrás, jejeje. En los cupleses, cuando ellos mismos protestas y sacan pancartas, “nos pegamos nosotros mismos”; y “decirnos que eso es flamenco, lo que hace la Rosalía”. Si le pongo una sanción, también puede usted apelarla, ¿apelarla?, a pelarla. Golpes, tiene sus golpes y golpes ese popu resultón, que a alguno deja amoratao… “y el frenillo pa cuándo… noventa minutos no puede durar el amor… y al final la carrera la cobró, ahí está en observación… ya me voy pa la Viña así que dile hasta luego, a todas las callejeras se les acabó ya el juego… y ahora me veo en un fuego cruzado de poesía, manteniendo el desorden en un pueblo que estalla de alegría, una ciudad que de los palos se ha sabido reír, que no se calla cuando hay que denunciar, que el arte está por encima del bien y del mal… tú ya bien sabes que soy sevillano, que no estoy en frente de ti, estoy al lado… juro cumplir con mi deber, y defender tu esencia, Cádiz, la libertad, la resistenciaaaa”. Y a las lecheras. En Catalunya se necesitan más agentes de estos, y menos de los otros. ¿Cuánto tardará en quejarse algún sindicato pulisial? Tres, dos, uno…

La 1.22 horas. Baja el telón. Bájate del caballo. Fiscal, menos rollo que tengo sueño, ya te sacarán un ojo en otro tumulto. Mejon te saco yo un pijamita, de pelito. Y para acunarte, una frase célebre nanita eeaaa: “La fortuna es como la policía; siempre llega tarde”, dicen que dijo el escritor mexicano Amado Nervo. Tarde, tarde… Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.