DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Deja que te alumbre con la antorcha viva de mi voz”

La decimoquinta función de clasificatorias del COAC 2019 ofertó futuro, magia, lucha... y sobre todo luz, la del comparsón ‘Los luceros’ de García Argüez, con Subiela piando al frente, que vuelve a demostrar que está en plena forma, en letra, música, pasión y sentimiento. Antes, agradó mucho el coro ‘Gádix’, y, cada una a su estilo, superaron la prueba de la mediocridad las comparsas ‘Los infinitos’ y ‘La última batalla’.

DÍA 15 (15ª CLASIFICATORIA). 

Sábado sabadete. No hay mejor rato para airear que el Tribunal de Cuentas acaba de destapar un sobrecoste de 7.600 millones de euros en las obras de las estaciones de AVE, César, de esta tu EspÁña. Saca el trapo rojigualda, y a seguir tragando… Tragando coplas, que ya huele a decimoquinta clasificatoria del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019). Abre la boquita, prima… y primo.

Tarde-noche con futuro, magia, lucha… y sobre todo luz, la del comparsón ‘Los luceros’ de García Argüez, con Subiela piando al frente, que vuelve a demostrar que está en plena forma, en letra, música, pasión y sentimiento. Antes, agradó mucho el coro ‘Gádix’, y, cada una a su estilo, superaron la prueba de la mediocridad las comparsas ‘Los infinitos’ y ‘La última batalla’.

Y esa plantilla del Cádi encaramada a la fachada del Falla para hacerse la foto ofisiá, o nos equilibramos o se va al carajo to. El Vizcaíno no sabe que existe el Photoshop… El fiscal, nuestro retocador de brocha gorda del presente curso, tiene la versión legal, aro aro. Maripili, píxelame, y tira de la palanca, que se despelote este cronicón fuera de catálogo, sin rubor… Pero antes, una ración de Yuntamiento de Cádi en su salsa.

 

Gádix’, cuatro mil años de historia

Las 20.05 horas. Arriba el telón. ¿Pitufos adivinando el futuro de Cádiz…? nooo, de Gádix, que avanzamos hasta el año 3000. “Gádix es vida e innnovación, trabajo y libertad… no tengas miedo de mi color es algo natural, como el color del mar… la provincia sin frontera, la esquinita donde se detiene el tiempo, puerto del comercio y de la prosperidad… si quieres que se haga realidad, es la hora de luchaaaaaar”. Sugerente saludo el del coro local ‘Gádix’, dibujando un mañana optimista y esperanzador, pero depende de ti… afú, ya empezamos poniendo peros, masculla el fiscal. La letra se la apuntamos a José Javier Puerto Rodríguez, y la música a Jesús Cabañas Quintero. Un tango metaconcursero que arranca quejoso y termina agradecido… “en este concurso donde los nombres son lo primero, donde a los grupos pequeños les arrebatan el sueño de cantar una vez más… que nadie regala nada en este rincón, que yo quiero seguir aprendiendo toda la vida de vuestros nombres”. Rememorando en la otra letrilla el 23F, el 11S, el 11M, el 15M, el 28F, el 20N, “fechas que marcan la historia, el destino de la humanidad, para bien para mal… pero de entre todas ellas no vayas a olvidar el día que luchamos por la igualdad, el 8M, el día que paramos el mundo por los derechos de las mujeres”. En los cupletillos, mucho netflix y mucho spóiler; y anticipando el pase del coro a cuartos… “os van a dar un babushaso… no me hagas spóiler, no me hagas spóiler”. Gadir, Gades, Cádiz, Gádix… se llame como se llame es la ciudad más bonita del mundo. “Somos lo que somos gracias a tus manos, a tus ganas”. El gadita despeinao de dentro de mil años nos cuenta cómo se viviría allá… “cantar es nuestro secreto…”, flamenco y carnavales…; “Gádix no tiene políticos que le marquen el camino, aquí el parlamento son los patios de vecinos, que la democracia real está aquí, la capital donde gobierna el pueblo…”; “este mundo que hoy te traigo, puede hacerse realidad, pueblo de Cádiz ponte de pie, no te rindas, rebélate… Cádiz, Gádix un día serás, no pienses que sólo es carnaval…”. Chute de coro. Coraso.

Los infinitos’, in-cre-í-ble

Taller de barbas recortaítas. Y de artesanos. Chipiona se hace presente con la comparsa ‘Los infinitos’… “febrero es nuestro universo, y este taller está en el centro, pregunta por los infinitos… con un gesto te lo cambiamos, y le damos al tipo otra alegría…”. Presentación con pequeña transformación, para hacerlo todo un poco, poco, más carnavalero. Marco Antonio García escribe y hace la música junto a Antonio Manuel Pedrosa. Lamento por cómo trata la prensa de los madriles a nuestra tierra, sólo interesada por lo malo, y tienen que venir del The New York Times a vender la otra cara… “confieso Cádiz que me da pena, que sólo salgas en la tele por tu miseria… y llega un diario extranjero… que se entere España que ahora la noticia, es que el paraíso es Cádiz y la provincia”. Y segunda letrilla furbolera y utópica, ese padre que anima a su hijo a soñar con lo más grande… “un juego de hombres, a mi me suena a broma, irse preparando ahí va mi campeona”. Sí, sí, sale una niña con su balón y todo saludando. Los bodorrios se nos van de las manos, lo apunta el primer cupletillo; en el otro, el primo Willifó… “y cuando fue a China me trajo un chino en el zapato”, y ahora se ha ido a los montes escandinavos… ayy, la rima, niña, la rima en consonante… Fíjate con qué poquito se hace en Cádiz lo infinito cuando llega carnavales. “Si no gusta, la culpa siempre es mía…”, ¡Magia potagia! en ese decente pupurrí efectista… ¿pero cómo se ha cambiao la ropa esa shavala bajo la lluvia de papelillos, madre?… “si no he cambiado el mundo, al menos lo he disfrazao… yo no soy un dios ni lo quiero ser, pero tengo el don de que el universo quepa en mi taller…”. El fiscal sigue ojiplático. La limpiadoras, acordándose de la familia de los chipioneros viendo cómo se ha quedao el escenario… A barreeeer.

Los que tienen mucho que perder’, shalshishón

Gordos soñando con adelgazar… “que ni la dieta yo puedo saltar…”. Amagando con hacer ejercicio saluda, sin aliento, la chirigota de Cádi ‘Los que tienen mucho que perder’. Daniel Rosales Gatica y David Migrañal, en la autoría. Un primer pasodoble que se pone en la piel del cadista veleta medio, todo bien cuando se gana, todo mal cuando se pierde, cuestionando y halagando al Cervera. Y bordeando la escatología en la otra letrilla, sentado en el retrete de ese baño donde hay de todo para pasar ese momento menos una cosa… “cariñooooo, papeeeeeel”. ¿No les valen los periódicos del primer pasodoble?, se pregunta el fiscal, un resolutivo. “Los gordos no tenemos la picha chica, eso es una gran mentira… con tanta barriga y muslo lo normal es que se encuentre acojonada…”, expone un cuplé; en el otro, de paseo a caballito por la feria de Chiclana… No tirarme bocadillos de jamón, que me puedo mosquear. Rememorando el estribillo aquel de un cuarteto de los 80. Pupurrí obeso y biográfico. Nacieron pesando más de diez kilos… “en las venas tú no tienes sangre, tienes sobrasada…”. Le ponen empeño, sí, pero los kilos pesan. El Falla más cruel grita ¡campeones campeones! Esconde la báscula.

Por ellos’, gira la ruletaaaaaa

¿Por nosotros?… no, ome, no lo merecemos… Aparece la comparsa ‘Por ellos’ desde El Puerto, con una patulea de niños sobre el escenario… El fiscal va marcando el teléfono de sus colegas de fiscalía de menores, por si…. Juan Antonio Muñoz ‘el Morta’ y Juan Antonio Galán Pérez suscriben la música y la letra. Un compás sencillito dicen traer, lo anota el primer pasodoble… “si es que oigo la guitarra y el compás, y me muero me muero me muero…”. Y matan. Manuela cumple quince primaveras en la otra letrilla… “mi nena mi nena mi nena… la han forzao cuatro o cinco sinvergüenzas… no hay quien me pague el dolor…”. Alegría alegría. Gira la ruletaaaaa. Haciéndole la campaña a Vox en uno de los cupleses excusa… “me de la impresión que casi todos son carajotes”; y en ese boquete no cabe, Manué, no no…  Por eso es que mi cantar, hoy va por ellos por ellos por ellos. El pupurrí, salpicado de bombasos de papelillos, aclara el concepto: son feriantes… “que la vida son dos días, y está hecha para disfrutar…”. Creo que el futuro es de los niños, mostradles el camino… sí, ya nos mostró el camino Chocolate Sexy.

Matando el gusanillo’, al paredón

Un poco de NoDo para anticipar el momento cuarteto apolillao. Otro Franco aireado y dos gusanos alrededor, diiiigooooo. Se presenta ‘Matando el gusanillo’, escrito por Antonio Rivas y Manuel Zambrano… “No voy a saber lo que es el internet, con to los rojos que yo interné… estoy más agobiao que el Maradona en una azucarera… que aquí hace más humedá que en el dormitorio de un pulpo… si tú eres más antiguo que peinar a un niño con colonia… ”, y así toda esa parodia, sucesión de chistes y gracietas comparativas. El capullo de Jeré se une antes de la tanda de cupleses. Un móvi mu flojo y un puchero, vaya puchero…. Hambre he pasao tela, y eso que tenía a Franco enfrente, pero cualquiera le hincaba el diente. Caralsó no, cajasó, Paco. El sucinto tema libre sigue la línea chistosa de la parodia, incorporando algunas cuartetas cantadas… “por eso cada año, muero por ti muero por ti… en febrero manda la libertad de expresión”. ¿Y el resto de meses? El fiscal se sabe la respuesta.

La última batalla’, con arrugas

Un nuevo lunes al sol, por mis derechos perdíos… Pancartera asoma la comparsa portuense ‘La última batalla’, con Raúl Villanueva firmando letra y música, junto a Ramón Jesús Herrera… “con el puño en alto, y mirando al cielo, van a la batalla todos tus abuelos, únete a la lucha, tomemos la calleeeeeeee”. Están enfadaos, tela, estos yayoflautas mochileros. Diresto a la iglesia-inmobiliaria… “el obispo de Cádiz es el dueño de un cortijo, y a las personas sin hogar les da de lado… de qué le sirve predicar… siga cerrando sus puertas a los más necesitados, que no habrá dios en el cielo que perdone sus pecados”. El ciclo de la vida en ese segundo pasodoble con sus dos niños camino de la mar… “mientras mi hijo florece, mi madre se me marchita”. A ve, los cuplesitos… las demandas de los famosetes a los carnavaleros… “yo tenía un cuplé a Nacho Vidal… pero no lo canto por si quiere meterme un paquete”; y jugando con desvelar el tipo del Subiela. Tanto tanto nos quitaron, que nos quitaron el miedo, que NOS QUITARON EL MIEDOOOOO. El fiscal, acongojao con ese estribillo amenazante. “Sin justicia para el pueblo, no habrá paz para el gobierno”, avisa un popurrí en modo mani, casi sin descanso, desbordado de crítica política y sociá… “nos quitaron los sueños, lo han conseguío, si callamos nada tendrá sentido… sin tirar la toalla, la últIMA BATALLAAAAAA”. Una representación de la Marea de Pensionistas de El Puerto despide sobre las tablas la lucha, qué lucha. Y la que queda.

No nos perdemos ni una’, ¡poeta es mi jefe!

Desde Roquetas de Mar, con amol almeriense, toda la gomaespuma que el Canijo no ha gastao este año. Feriante y pachanguera se cuela la chirigota bien chillada ‘No nos perdemos ni una’… “ríete conmigo, olvídate de tragedias, que de la feria no te podrás escapar…”. José Manuel Gómez-Vizcaíno López se hace responsable de letra y música. ¡Qué salude el jefe! Cumpliendo “el sueño de toa mi vía”, en ese pasodoble estándar de todo grupo foráneo que se precie… “hoy vengo dispuesto a morir, dejando aquí la esencia de mi tierra…”. El bombo se va a salir del pellejo. Pom POM. “Mujer, levántate y grita basta…”, se insta en ese segundo algo redundante. Otro perrito piloto. Un cuplé comparando a la Susana Díaz y a Pepe el Marismeño, con sus cartelones ilustrativos, para quienes no tenemos ni pajolera idea de quienes son ambos dos. Y arrimando cebolleta, en coherencia con la letra asqueada de machismo, afúu… Que acaba todas las noches, mojando el churro, mojando el churro. El asalariado la está liando en gallinero. No se puede negar el espíritu festivo y escandaloso del popurrit, alrededor de estos elementos propios de toda feria de pueblo, hasta que suena el bocinaso de los cacharritos y entra la cuarteta shentimentaloide pseudo-canijil de despedida… “bébete la vida y échale azúcar para endulzarte… que si la vida es una feria, una feria son tres días”. El fiscal ha echado de menos el puesto de los turrones.

Los luceros’, al final me mojo

Y apagando la función, o todo lo contrario, y poniéndole la chapa, ese faro a oscuras arranca un ooooohhh del teatro, entre la bruma, y de nuevo en lo alto el Ángel Subiela, y el Carli, con ‘Los luceros’, con letra de Miguel Ángel García Argüez y musiquiqui de José Manuel Aranda y Manuel Sánchez Alba, el Noly, Pasión en modo on,.. “Hágase la luz de nuevo… Cádiz es como un bichito dando vueltas a una luz, ay luciérnaga de las negruras, mi candil del sur del sur…  gaditano y andaluz que brilla a contra luz, desde febrero a febrero… el tintero negro de la noche se derrama, y el cielo es un pez al que le brillan las escamas, y hoy quince luceros se quieren colar por tu ventana… deja que te alumbre con la antorcha viva de mi voz, pa ver las luces y las sombras, pa que se aclaren tus reflejos, pa que se rompan tus espejos… yo te he dao todo lo que tengo, mi tiempo y mi juventud, pídeme mi sangre o lo que quieras, mi vida entera, pero hágase, pero hágase la luz…”. Y Endesa, feliz. Poesía que va iluminando esa presentación. Auto-ojanosa con la propia música del pasodoble, ese primera letra que acuna, para sentirla… “no es que la luna lunera tenga luz de plata, es que mi faro y tu luna se regalan una vieja serenata… suena a las olas que vienen y van, como el mecido de una bajamar, suena a poniente y a yodo y a sal, suena pa tu paladar… música clara, oscura, pura, de las mareas, y sin embargo tiene un latido recién nacido en las azoteas, suena a pasado, a presente… óyela, que retumbe el tresporcuatro y reviente este teatro con la música del cielo, pa que brillen los luceros”. Y saca el móvil y graba que viene el segundo, con voltereta final, marca de la casa… “mira qué hermosa es la tarde, mira cómo el cielo arde, graba este sol y esta luz inmortal, este azul poderoso de sal, graba mi playa y mi mar… graba y disfruta que no hay más playas como estas playas del sur del sur… ponte ahí que voy a sacarte un plano donde salgan tus dos manos, tu carita y tu sombrilla… ponte ahí, que también quiero que salgan bien claritos y a tu espalda, veinte muertos en la orilla, veinte muertos sin sus tumbas, pa que no olvides nunca de esta negra pesadilla”. Letrón de los que hacen sentirte mal, rodillaso en la conciencia. Que viene la ola. En los cupleses, con el coco comido por los carnavales… ya con la parienta “no hacemos preliminares, pa qué si no arrastra puntos”; y madriditis y títulos, el Sergio Ramos promete sacarse el graduado…  Pero el lucero más grande y que tiene más luz, no es el de los faros que tienen los mares, que es el de mi mare, me cachi en los mares, que a mi me dio a luz. Fuaaaaá. Y ponte la rebequita, que entra el popurrí en vena, de esos para, después, leer y analizar… “Vivo en este faro solo, todo lo hago solo, pa arriba pa abajo yo solo, y pa hacer el amor, ni una triste sirena… pero mi faro chiquito da un resplandor muy bonito con una gracia exquisita y arte pa rabiar…; abre los ojos y mira a tu alrededor, verás la luz que nos da color aunque parezca que es invisible… la luz es un derecho y no es un privilegio, no me especules con la luz, el pueblo necesita luz…; cuidado que allí vienen nubes negras, pero no es la tormenta en ningún cielo, es la que a veces hay en tu interior… sal de ahí compañera, mi amigo sal de ahí, y aguanta el temporal que tras la tempestad, siempre vuelve el sol a relucir…; abre los ojos, mira la multitud, mira la gente, buena y corriente que nos regala luz… cuántos fareros hay a tu alrededor, mira de nuevo, mira sin miedo, mira su resplandor… son el faro de lo eterno, son las luces que dan vida, son los benditos luceros que iluminan nuestras vidaaaaaas”. ¡Que este mundo es de la genteeeeee! Ah, no eso es del coro del año pasao… La última cuarteta tiene una música que me suena, me suena, y me ilumina el rostro, El fiscal, me desenchufa.

La 1.09 horas. Baja el telón. Bájate del faro, que te va a cae, niña. Fiscal, aligera, deja a los fareros cantando en la calle para la calle (o para los móviles, no me queda claro), cógete la almohada y una muda que ya estamos en los madriles, que perdemos el autobús gratis, tuerce a la derecha, a la derecha… qué buenos son los padres salesianos y PP-Ciudadanos-Vox-Falange-Hogar Social, que nos llevan de excursión. Todo sea por tu EspÁña… y mientras nos aprendemos cánticos bañados en odio, me busco una frase célebre para hacer contrapeso: “Un soñador es el que sólo puede encontrar su camino con la luz de la luna y su castigo es que ve el amanecer antes que el resto del mundo”, dicen que dijo el escritor irlandés Oscar Wilde. Dale dos banderas y que se venga con el Dorian Gray. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.