DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Viernes negro, salvo alguna cosa

Hasta ocho agrupaciones en el cartel de la cuarta preliminar del COAC 2018, y poco remarcable: el cuarteo del Joselito ‘Los de La gran puñeta’, mantiene su estilo y nivel; desde Algeciras la chirigota ‘Con las bombas que tiran’, a lo Kimjong-un, muestra ciertas hechuras, sin explotar; y la comparsa de Tocina ‘Pueblo llano’ te recuerda que el único culpable de que nada cambie eres tú.

DÍA 4 (4ª CLASIFICATORIA).

Viernes ya, y si te despistas los naranjitos del banco Sabadelll han ganado las elecciones con cuatrocientosquince diputados y el doscientosvente por ciento de los votos del universo, y tú ni te has enterado. Te lo titula to grande El País, vamos, que te dice lo que tienes que votar, para votar bien. Hay sondeos que hacen menos gracia como un cuplé de comparsa. Cierro lo que fue un periódico, y serio, y me centro en la cuarta sesión clasificatoria del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018).

Una cuarta noche de Falla con hasta ocho agrupaciones en cartel, y poco remarcable, más allá del frío frío dentro del teatro y fuera: el cuarteo del Joselito ‘Los de La gran puñeta’, mantiene su estilo y nivel, y claro, para gustos los colores; desde Algeciras la chirigota ‘Con las bombas que tiran’, a lo Kimjong-un, muestra ciertas hechuras, sin explotar; y la comparsa de Tocina ‘Pueblo llano’ te recuerda que el único culpable de que nada cambie eres tú y tu sofá.

Con la pulserita todoincluido correspondiente, la novedad este curso al acceder con credencial en el templo de los ladrillos coloraos, nuestros colaboradores cómplices en estos ratos de ver, oír y escribir algo con una pizca de sabor, el tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia), ya están en posición de salida, esperando el verde del semáforo. Maripili, dale a la palanca y que meta quinta este cronicón ajeno a las redes asociales, y asín le va. Pero antes, aquí debiera aparecer la publi del Yuntamiento de Cádiz: vaya, que no encuentro el rollo de fixo pa pegar el banner. 


‘LA CENTURIA’, A LOS LEONES

Las 20.33 horas. Ave César, morituri te salutant. Estrena el viernes de coplas el coro de Sevilla ‘La centuria’. No hay doble sentido, no: son romanos con sus avios de romanos legionarios. Con contrabajo y trompetas. Saludando, como romanos educados y correctos. Un tango de soysevillanoperomegustaCáditela, “participo con ilusión de tu tradición… yo disfruto de Cádi, auque venga de Sevilla”, que se remata con toque semanasantero, “que las horquillas en Cádi siempre suenen con fuerza”. Ajá. “A veces las personas son menos fieles que un animal…”, apunta el otro tango que se cuela por terreno legal afeando que aquellos violadores de la manada sanferminera tengan hasta abogado defensor. Sergio Molina Franco pone la letra, y Rafael Pastrana, la música. Entre bodorrio y bisexualidad romanorum, en esa tanda de cupletillos, y si te pones patoso, “a los leones, a los leoneeeees”. Y en el popurrí, a conquistar(nos). Dicen los que saben que lo bueno si breve, dos veces bueno. Y si tampoco tienes mucho que contar, para qué rellenar cuartetas a lo tonto. Mete trompetas, que eso viste. El tontito de las banderitas todavía ni se ha sentado. El señor mongolo (de Mongolia), ni ha desayunado. Po ave, a vé si conviamos.

‘CON LAS BOMBAS QUE TIRAN’, OJÚN, QUILLO OJÚN

Pues no te lo esperas, primo… “Ha llegado el Kimjong-un, ojún, quillo ojún…”. La chirigota algecireña ‘Con las bombas que tiran’ no viene con bombitas, fanfarrones y tirabuzones. Se planta con misiles. El líder supremo de la República Popular Democrática de Corea del Norte también busca su sitio en el Falla. Afú, mañana toca despertarse con ofendidísimos norcoreanos quejándose del libertinaje der carnavá por twitti. Y que sea sólo por twitti. José Manuel Martínez y Marco Antonio Nogueroles firman letra y música, apuntar a ellos, ehhh. Pasodoble de re-presentación… “pum pum pum, te apunto a ti, que iluminas con tu mar…”, que se difumina en piropo-beligerante que se rinde a Cádi. Y una segunda letrilla para acordarse de las pregoneras, “para mi sois el ejemplo del carnaval que amo y llevo dentro, que vivan las niñas, nuestras pregoneras”. Un cupletillo con polvo, un robot-escoba español le ha hecho una barriga a la Nintendo, jeje. Y un tal Pepeelmarismeño to rayao, da para el chiste del otro. El militar tieso acaba botando. Altibajos en el popu, simpático, con su conga del Kimjong-un, y todo, “al que no la baile le hago pum pum…”. No termina de explotar del todo. El tontito de las banderitas saca la de Corea del Sur, to shulo. El señor mongolo (de Mongolia) no tiene mongolos de soltar el “qué brasas”.

‘PUEBLO LLANO’, IGUALDAD, LIBERTAD, FRATERNIDAD

Quieto parao, que estalla la revolución tocinera. “Y no digo yo que la violencia sea la solución, pero fue tanto el cántaro a la fuente, que al final se rompió… el miedo cambio de bando y la historia cambiaría…”. Se presenta, contra la tiranía, la comparsita ‘Pueblo llano’, de la localidad sevillana de Tocina, reviviendo aquella mítica toma de la Bastilla en 1789, por la tarde. Revisionistas. A ver si se nos pega algo del pasado. No tienen acento franchuti, de momento y se agradece. Oda a aquellas cintas de cassete de Izquierdo en el primer pasodoble, subrayando que antes de que el concurso estuviera de moda más allá de peaje, “antes ya había algunos sevillanos que por tu fiesta morían y se bebían tus coplas”. Dando pasitos palante en el remate. Suena muuy potable. A ver quién pone la letra: Antonio Jesús Bazalo y Francisco Jesús Gómez ¿y la música?: el Antonio Jesús junto a Jaime Piña. Vale vale. El niño del jornalero hoy es universitario, apunta la otra letrilla, quejosa porque en el título de la carrera aparezca el nombre del Borbón, “y no aparezca el de mi pare y mi mareeeee”. Buen apunte, que levanta a parte del patiobutaca, poco monárquico, se ve. Programas entre fogones y flamenquines, y “lo de Catalunya”, en los cupleses. El Oriol, capaz de separtar al Carli del Subiela. Cádi, que contigo yo no puedo, ni puuuudo Napoleón. Llamada a levantarse del sofá en ese popurrit medio resignado… “ya es tiempo de culpar a los que están arriba, si estamos así, es culpa del pueblo llano, por no romper las cadenas, por soportar el yugo de la historia siglo tras siglo… vamos a la calle compañero, que por fin llegó febrero…”. Revolución que, tristemente, se queda en las coplas de un teatro… “nuestra reeevooolucióooon”. Po asín eh. El señor mongolo (de Mongolia) es más de ciencias naturales. El tontito de las banderitas iza la drapeau tricolore. Es políglota el niño.

‘GRACIAS A MI GESTA SABÉIS QUE LA TIERRA ES REDONDA Y NO RECTA’, QUÉ VIENE LA OLA, AY AY

Magallanes y compañía dan la primera vuelta al mundo redondo y vuelven al Falla a dar fe. “Gracias a mi gesta sabéis que la Tierra es redonda y no recta”, chirigota de Sanlúcar, nos retrocede al siglo diecisái. Dentro de poco se cumplirá el quinto centenario, y hay que ir calentando en la banda. Lastimero el primer pasodoble por el antifaz de oro entregado, tarde, opinan, a Manolo Cornejo… “aquí sigue habiendo gente, que tiene muy poca clase”. El segundo se lo escriben a los yihadistas malos malos, por si tienen previsto venirse a Andalucía, “usaremos de escudo la alegría, aquí os esperamos, aquí no hay cobardía…”. El tontito de las banderitas me mira como miraría a una pera. El Nachovidal y pellejo de sobra, en un cuplé; y “admirando” a los catalanes en la segunda ola, ay ay. Rafael Cámaras Altas y Miguel Ángel de los Reyes, como autores de letra y música, anota el dossié. En la Patagonia refresca tela. Esa primera circunnavegación de la Tierra rueda en el popu-viajero, sin estridencias ni chicharrones. El señor mongolo (de Mongolia) es más de ciencias naturales. ¿Lo he dicho ya?

‘LOS VIVA LA VIDA’, EN TECHNICOLOR

Alegría alegría… La comparsa de San Ferrnando ‘Los viva la vida” apuesta por un mundo color de rosa, sin grises. Pierden la apuesta, creo. Chaquetilla y sombrero. Elegancia hortera. Un país como este, sin una “bandera limpia”, no merece la pena ni separtado ni unido, parece sugerir el primer pasodoble político-sociá, ay ay ay. El tontito de las banderitas se me esconde bajo el regazo. Tienen hasta razón. La segunda letra, para esa “mujer valiente” que lucha contra el cáncer…, “su pañuelo color de rosa, es tu escudo y tu bandera…”, ay ay ay. José Cruz Maza es el autor de letra y música. “A mí Faly Mosquera lo que me ha dao es la independencia”, apostilla un primer cuplé, sin rencores, ehhh, y entre cornamentas se desarrolla el siguiente. Cái, si viviendo a tu vera yo soy feliz, yo soy feliz. Optimista ese popurrí, aparentemente, “y a las penitas que tengas ponle un disfraz”. Y “qué fácil es vivir en Cádi, a pesar de los pesares… nunca pierdas la sonrisa, Cádi tú eres mi vidaaaaaa”. Cuando canten en los tablaos de La Isla, ¿cambiarán esa estrofa?, me pregunta el señor mongolo (de Mongolia), mu meditabundo. Bajonaso.

‘LOS DE LA GRAN PUÑETA’, LEJOS…

Hasta La gran puñeta traslada el cuarteto del Joselito, ‘Los de La gran puñeta’, se ve que un pueblo perdido de interior. Gregorio Arañón, de la capital, es el nuevo médico de la aldea… “fíjate si somos poquita gente que aquí Podemos se llama Puedo”, jeje. Con un arcarde que, otra cosa no, pero habla claro, ejem, con animadversión a la medicina, que allí el deo de san Pancracio lo cura tó. Entre chiste y chiste y chiste y confusiones se suma un hippie a la conversación, muy saludable, “hola, hola, hola, hola…”. Y el granjero se pasa a cura multipersonalidad, “el que le ha tocao la cesta de navidad en el puticlub”, que se quita la sotana y también es el mecánico, y si tu coche pierde aceite, “¡¡¡acéptalo cómo es!!!”, y se vuelve a desvestir y, vaya, igualmente es el poli… y a los cuplés. Asín va esa parodia introductoria, marca de la casa, y a los cuplés, que síii. “Ya verá que allí en la cárcel te arreglan el ojo”, le insinúan al Oriol en uno; y el Enriquemiranda, con cameo y todo, desvela su sueldo en el otro, “miiiil eurossss”. A tomar porculo mandan al Puigdemont y al Chiquetete, en los estribillos, al gusto. Francisco Javier Aguilera y Ángel Piulestán Guillén comparten la autoría del asunto. Y al tema libre, en el que el médico decide quedarse, de momento, en el pueblo. La historia pasa a hablar del padre del niño-guitarra-casimudo, “el shosho de la madre sale en la guía michelín”, y de otras banalidades sin trama alguna. Y, de colofón cantado, pidiendo perdón por llegar a dudar si salir o no este año, cegado por los no-premios, “si mi cuarteto no es mío, mi cuarteto es del pueblo”. El tontito de las banderitas sigue buscando en su diccionario Iter Sopena la banderita puñetera. El señor mongolo (de Mongolia) también tiene el recopilatorio de lo mejor de Arévalo. Tarjeta amarilla por 2 minutos y 19 segundos de propina, que conste en acta.

‘EN BLANCO Y NEGRO’, ENROQUE

Momento transformismo, pero poco, en la presentación de la comparsa sevillana ‘En blanco y negro’, damas o reinas, no me aclaro, que abogan por darle más colorsito al tablero de la existencia… “nunca más blanco y negroooo”. Juan Carlos Pacheco Guerra es el autor de la letra y Raúl Campallo Chamizo, de la musiquiqui. Los nervios del debut, narrados en el primer pasodoble, tras meses de ensayos, peaje, y a cantar… “al fin te digo cuanto te quierooooo”. Y de nuevo la lucha contra el cáncer pelea en otra letrilla, “ganarás esta partidaaaaa”. To modenna, con todos los cachivaches que te vende el capitalismo, “pero lo que no tengo a fin de mes es un putoduro”, apostilla el cuplé número uno; y sin novio, en carnavales se “comen” lo que quieren, en el número dos, con breve pase por las tablas de integrantes del cuarteto precedente. Pa mí que esto estaba hablao. El momento popurrí se hace durillo, como si te lanzaran un alfil a la cara, sin querer queriendo. El señor mongolo (de Mongolia) disfruta más con el parchís, a cinco duros la partida. El tontito de las banderitas, con la oca, cua cua.

‘SAL FERMÍN’, HUYE

La bragueta de la gélida sesión de viernes, ya sábado, la sube, escapando por el balcón, la chirigota de la localidad onubense de Aracena ‘Sal Fermín’. Una infidelidad abortada, y a salir por patas a medio vestir. Francisco Javier Garzón y Francisco Manuel Sánchez, compartiendo música y letra, y gayumbos de coranzoncitos. Qué frío, shiquillo, en esa cornisa. Pasodoble que parecen dos gordos, casi un pupurrí, illo. Recortando al marido, o argo, en serio y en coña. Cantan reguleros, a nosécuántas voces. El asunto catalán y la independencia doméstica, en la otra letrilla XXL. Corte de mangas, aro aro. El tontito de las banderitas está por chivarse al cornudo. El señor mongolo (de Mongolia) piensa que ojalá pudiera pensar sólo “qué brasas”. En los cupletillos hay puchero y amor por el Selu. El popu abunda en la desesperada virginidad de estos cuarentones, a medias en su primera vez, habrá que ver a la querida, ante la llegada del nota con la camiseta de los Chicagobulls… “no le dio tiempo de embestirme, ni a mí tampoco… y yo aquí, a porta gayola”. Pues sí, toca amor propio.

La 01.06 horas. Baja el telón. Baja de la cornisa, que al final te matas. ¡Ayy que tarde-noche, corazones! El señor mongolo (de Mongolia) y el tontito de las banderitas piden un digestivo para tragar tanto tanto tanto. Mientras van a la barra, les busco una frase célebre que les deje to locos: “el hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento”, dicen que dijo Voltaire, un escritor, historiador y filósofo francés. Meee abuuurrrroooo. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.