DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Pero no hay nada mejor, que poder mojá el churrito”

Sesión bajona la undécima de preliminares del Falla, tras el ladrido de Martínez Ares del jueves. Con el cuarteto del Gago, ‘Lo mismo nos vemos en Elcano, que en clases de piano’ que mantiene la esencia, mas le costó arrancar. Además, la chirigota del Cheza, con el Popo, ‘Érase una vez… la chirigota’, no desentona, pero…; otra chirigota canterana, ‘Harto palo’, te vende churros con futuro; y la comparsa ‘Hermanos’ te regala la fórmula de la felicidad.

DÍA 11 (11ª CLASIFICATORIA).

Y amanezco con el bofetón de la década: el Lidllll, o como se diga, “con el bienestar animal”, ya no venderá más huevos de gallinas enjauladas. Al fin las gallinas son libres. Queda menos para que nos toque a nosotros, y al Oriol… Entre tanto, ya huele a undécima función de la fase clasificatoria del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018).

Una sesión bajona tras el ciclón perruno del jueves, y las catorce veces que llevas escuchando en bucle al Ares pa enterarte del ladrido. Con el cuarteto del Gago como cabeza de cartel. ‘Lo mismo nos vemos en Elcano, que en clases de piano’ mantiene la esencia y lo que se espera de este grupo, mas le costó arrancar. Además, la chirigota del Cheza, con el Popo, ‘Érase una vez… la chirigota’, no desentona, pero…; otra chirigota canterana, ‘Harto palo’, te vende churros con futuro; y la comparsa ‘Hermanos’ te regala la fórmula de la felicidad, cruzando el Estrecho.

¿Han vuelto sanos y salvos todos los arcades y concejales desplazados a Fritur? ¡Qué peshá de croquetas, pagadas con tu dinero…! El tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia), nuestros colaboradores, sin cobrar, también han vuelto de viaje: esta mañana se asomaron al balcón: ¡qué te caes! Maripili, dale a la palanca, y que comience un cronicón inenarrable, en falso diresto. Pero antes, aquí debería aparecer la publi del Yuntamiento de Cádiz. El tranvía viene con retraso….


‘CORO DE MIL COLORES’, PINTANDO TELA

Las 20.35 horas. Arriba esa UEeeee, y esa ONUuuu. “Que sólo sea el viento quien mueva tu tela, que te haga ondear… que no sea una mano pretenciosa y dura matando a mordiscos esperanza y paz…”, con violín adherido saluda el coro chiclanero del Alemania ‘Coro de mil colores’, con las banderitas del diccionario Iter Sopena estampadas en el tipo. Lo hemos pillado. La letra la firman Julián Rodrigo Carrero y Antonio García González, y la música es también del Alemania y de Isabel Delgado Fernández. La Susana Díaz se lleva un cosqui en el tango de entrada, y su amago de conquistar los madriles… “se le quedó chica su patria chica, quiso ser la Merkel de to la nación… (Andalucía) no olvidará su desprecio en su vida”. Coro shanshista. “Si hasta te sobran palizas y moratones… algún día te hará llegar su corona de flores”. Entre malostratos asoma el segundo tango. Taladrao el primer cupletillo, con un vecino manitas, “siempre poniendo tornillos”, y entre abdominadas, pesas y levantás de aquello y de lo otro, el siguiente. Y a la Tacita de Plata vístela de mil colores. En technicolor el popu, soplando vientos de libertad sin aferramientos a uno y otro trapo. Puede ser un resumen, puede. El tontito de las banderitas babea. El señor mongolo (de Mongolia) todavía no ha encontrado el pendón de su pueblo en esas chaquetas… “ayyy Cádi, la de mil amores, ayyy Cái la de mil cañones… ayy Cái la de mil colores”. Una caja de Alpino de veinticuatro, lo menos.

‘LOS DE SAN ANTONIO’, AL TABLAO

Pregoneros de años pasados, con voces reguleras. Ya tenemos entre nosotros la chirigota capitalina ‘Los de San Antonio’. Con atril. “Ayy Cádi qué te quiero qué te adoro, hay tienes mi pregón, qué peaso de pregóoooon”. También ha venío el Pablocarbonell, pero acaba amordazao en la punta. Las cositas del querer, canturrea el señor mongolo (de Mongolia). No se llevan bien con “los chuflas del diario”, y ataos a las cadenas del carnaval, “más me quita que me da”, van apuntando en el primer pasodoble, a trompicones, “con sus aciertos, y sus errores”. El tontito de las banderitas se ha dejado la balanza en la cocina. “Andalucía no es usted sinceramente, aunque usted no se lo crea”, se dirige la otra letrilla a la Susanita Díaz. Tiembla San Telmo. Marcos Botubol, Fernando José Criado y Daniel Rosales firma letra y música. Un cuplé te da “un pollaso en el ojo”. Ole ole y ole. La yerbabuena, seca. Silencio sepulcral, que viene el popurrí, con su conga de los pregoneros. De unos años a acá un popu sin conga se ve que ya no es ni popu ni popo ni pupa.

‘HERMANOS’, ÁFRICA ES LA SOLUCIÓN

“Una mañana cualquiera, cansado de la rutina, harto de buscar respuestas y el sentido de mi vida…”, dejas tu curro, haces las maletas, coges dos mudas, y te vas “al tercer mundo”. De misioneros o argo, descalzos, viene la chirigota sevillana ‘Hermanos’, ahora “viviendo sin prisas”, en un poblado perdío de la África negra. La letra la pone José Javier Puerto Rodríguez, y la música, Fernando Manuel Rodríguez Endrina. Al Manué y la chirigota del Bizcocho le dedican el primer pasodoble… “a muchos carnavaleros nos enseñaste a creer, que en estas tablas hasta los grupos pequeños tienen la esperanza de conseguir su sueño… que nunca olviden la noche que a los del muerto, le gritaron campeones”. Qué velatorio aquel, primo. Valores prosopopéyicos sin valores en el otro pasodoble, rondando por la felicidad, “ya no sale a la calle por sus depresiones…”, la educación, la razón, la paciencia, la fidelidad, el perdón, la ayuda, la libertad, la justicia, la amistad, la igualdad… No está malote, no. Comida mitad española, mitad africana, para un cupletillo, y estrenando la paternidad en el complementario, ajín. Cuando valoras las pequeñas alegrías, has encontrado la felicidad… que aquí no tenemos nada, y no nos falta de ná. La plenitud les llega en ese popu, de sol a sol, de pobreza materialista mas henchido de valores, profundizando en la humanidad humana y el olvido de lo sencillo… “bendito el día que descubrí este lugar, ya no sé quién ayuda a quién, si me ha llenado de felicidad…”. Hermanos, pero no primos, saltan al unísono el tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia). Cada noche más compenetrados. Ahí lo dejo, mal pensados.

‘ÉRASE UNA VEZ… LA CHIRIGOTA’, AYY MI RELOJITO

El Popo-fresor se engancha a la chirigota del Choza, José Miguel Choza Camacho, que pone música y letra, y sale lo que sale… ‘Érase una vez… la chirigota’, con el tipo de chirigotas míticas, mezclaítas con aquellos dibujitos creados por Albert Barillé: Los cruzados mágicos, El que la lleva la entiende, Una chirigota con clase, Los yesterday… En modo didáctico-nostálgico. Repaso histórico y sentimental a autores y agrupaciones en el primer pasodoble… “gracias a ellos, nuestro taratachero, llegó al Liceo de Barcelona”. Entre himnos viene el segundo, el hisno españó y el hisno de Blas Infante… “dicen que a nuestro himno le falta la poesía, que no tiene letra alguna, que no puede entonarse poniendo la mano aquí en el pecho… pero mi querido himno tiene alma y tiene letra, escrita por la gente desde el mar a las murallas, letra escrita por la sangre, para y por la libertad… que mi himno sí que tiene letra, porque sólo tengo un himno, el de Andalucíaaaaaa”. Le ven ar Kichi ansias de independizar Cádi; y comer to saludable pa que luego te pille una moto. Las cositas de los cupleses. Érase una vez. Y otra. Repaso guasón a chirigotas premiadas y recordadas en las cuartetas del popurrí… como “homenaje a cada unos de mis hermanos… gloria para los que quedan y para los que se fueran, gracias a todos ellos, Cádi de mi alma, soy chirigotero… tienen ganada, la eternidaaaaaaad”. El tontito de las banderitas es un glóbulo blanco. El señor mongolo (de Mongolia), una plaqueta, a lo Sankaré.

‘LA JUSTICIERA’, VENGANZA

“Y el que esté libre de pecao, que tire la primera piedraaaa…”. Ayy justicia, dónde te has metío. Sin forillo ni adornos, a pelo. La comparsa ‘La justiciera’, desde San Fernando. A la shavala abanderada de figurante se le van a dormir los brazos, verá. El señor mongolo (de Mongolia), to preocupao. Un piropillo al canto en el primer pasodoble, “baila tanto que ya ni se peina… tres mil años tienes ya y con la luna siempre como centinela, quién te aguantará Cádi, el día que te hagas viejaaaa”. Cádi chocheante, ¿te imaginas?, cavila el tontito de las banderitas. M.Rajoy, destinatario de la segunda letrilla… “si usted no quiere a España, contra más a Andalucía… usted es el culpable de que nuestros hijos no quieran ni ser españoles… si se va Catalunya, detrás va Andalucíaaaaa”. Culo quiero, culo veo. Ojo al contra más, señor juez. Vamos, que el problema no es esta EspÁña, son los que gobiernan esta EspÁña. Suena como suena, no le den patadas al plasma. “Este año mi comparsa es mucho más alegre y gaditana…”, se confiesa en uno de los cupleses. El popurrí es justo, eso… “que llevas tres mil años, navegando a la derivaaaaa”. Todo regado con papelillos. ¡Ah!, Jesús Fernández Gutiérrez y Juan Ramón Fernández Barberi suscriben la autoría. Visto para sentencia.

‘LO MISMO NOS VEMOS EN ELCANO, QUE EN CLASES DE PIANO’, ¿PIANO?

Coño tu hermana. Sube a las tablas la cabeza de serie de este viernes, casi sábado. El cuarteto del Gago, primero primero en los últimos concursos. La presión sobre ‘Lo mismo nos vemos en Elcano, que en clases de piano’, con textos de José Manuel Cossi y Miguel Ángel Moreno. Padres to estresaos que recogen a sus niños a las puertas del cole, de Los esclavos de Jesús, para llevarlo de aquí pa allá. Un vegano, un morito, un pone multas en la zona azú, “entonces el mierda eres tú”, un pijo-shulo-divorciao y un tío con casco que se cree que el crío es el mejón y le va a quitá de trabajá, “pero cómo te va a quita de trabajá si tú estás parao… estoy concentrao”. Primer día de clases, y de catorce extraescolares, y un espontáneo menor de edad se integra desde gallinero, jeje. “Parecen del PP, todos venir con sobre bajo el brazo… nooooo, un cumpleaños”. Y a los cuplés, que tengo que ir a clases de inglés. Chiquetete nojequé, que deja al Falla procesando, y muero con Teledeporte… “la prueba de marcha es la que más me ha enganchado, es la única marcha que en cuatro años yo me he pegado”. Las vueltas que da la vía. ¿Tema libre? “yo querer la tarde libre…”, entrando ese trozo del repertorio apopurrillado… con su cumple, su partido en Medina y “el finaaaal, del veganoooo”, “para hacer bien el amor en casa de mamá…”, “me voy que he quedao pa mariscá… qué sabrá tú lo que es un trasmallo, ¿junio?”, jeje. “Ya no sé si padre, si taxista, si repartidor…”, sentencian en el remate. Ha costado arrancar. De menos a más, defensores de lo rimao, del retorcimiento y juegos de palabras, del cuarteto cuarteto, cero teatrillos, cero guitarras. El tontito de las banderitas, a kárate. El señor mongolo (de Mongolia), a mecanografía: ya va por trecientascatorce pulsaciones por hora.

‘MUSICALANDIA’, TARATACHÍN TARATACHERO

El do re mi fa sol la sí ¿do?, da para fundar tu propio país… “imagina una tierra donde nacen los acordes, donde quien tiene dos letras es pa hacerte un pasodoble, donde una guitarra es la única arma de una revolución… la música es mi país, mi bandera, mi trinchera…”. Planta sus instrumentos en el Falla, desde la localidad malagueña de Churriana, ‘Musicalandia’, comparsa semidescalza con letra de Manuel Navarro París y música de José Antonio Pino Moreno. Málaga y Cádi arrimadas en el pasodoble número uno, “son dos tierras hermanas… hay muy poca distancia entre mi cielo y tu gloria”. Doscientos treinta y cinco coma seis kilómetros por la A-381 y la AP-7, apostilla el tontito de las banderitas. Tráfico calmado. El 4-D y el 28-F caben en el otro pasodoble, conversando con el asesinado Caparrós… “sé que tú piensas desde el cielo que ese hijoputa sigue suelto, que disparó al corazón de todo un pueblo… tú nombre está escrito en blanco y verde… aquel día fatídico quieren borrarlo de la historia…”, pero tu sangre sigue manchando “nuestra bandeeeeeraaaa”. En los cupleses, su mundo sesuá es igual que el Falla; y todo lo que compran es falso. El Paco Rosado no puede contenerse la carcajada, le ha salío de dentro. Él sabe de esto, aro, agrega el señor mongolo (de Mongolia). “Mi país son unos buenos días que se cantan a segunda y tenor…”, anuncia el popurrit, escuchable y cantarín. Sin embargo, no se deja clarinete si los de Churriana son ¿churros?, ¿churritas?, ¿churretosos? Ni Arévalo me supera, no puedo conmigo, qué chispa…

‘HARTO PALO’, QUÉ PAPELÓN

Y el yeso pa tapá el boquete de la función lo trae la chirigota de Cádi ‘Harto palo’, y no va ni de apaleamiento a catalanes ni de capillismo… con las manos en la masa, “que vida la mía, toda la vida metío dentro de la churrería, harto palo metío en la churrería…”. Francisco Javier González Ramírez y José Juan Pastrana Fernández, mezclándose en la música y la letra. ¡Que canta la cantera!, vocean desde la oscuridad. Y el morito del cuarteto del Gago sale a ver si la gente se ha quedao, jeje. Alguno, alguno queda. El Chicho es uno de los autores. Y un pasodoble de debut, enamorao pero del Falla… “prefiero chocarme que nunca haberlo intentao… nace aquí mi chirigota, mi chirigotaaaaa”. La emigración de los jóvenes y el pasotismo de este país que lo permite… no obstante, “aquí el orgullo español sólo sale si se van los catalanes”, apunta la segunda letrilla reglamentaria. ¿Orgullo español?, eso existe, se cuestiona el señor mongolo (de Mongolia). El tontito de las banderitas espera turno, pa comprar un leurito, bien aceitoso. La modita de enseñar cosas para apostillar las letras, en uno de los cupleses, “no vea mi mujé qué contenta está, que he limpiao el trastero”, jeje, y puyitas a la web de la venta de entradas, y se ha colao hasta una muñeca hinchable.  Pero no hay nada mejor, que poder mojá el churrito. En chocolate, aro aro. Simpaticón ese popurrí sin abandonar el puesto del mercado… “contigo aprendí, que el aceite se cambia cada vez que hay mundiales… qué malito uno se pone, con los retortijones… mucha maña con el palo pero poca con el churro… no me busques en la plaza, que de plaza estoy jarto yaaaa… este carnaval, de churros te va a jartaaaá”. No hace falta ni regarlos con azuquiqui, entran solos. El secreto está en la masa. Aquí hay masa pa rato.

La 01.01 horas. Baja el telón. Bájate del burro. ¡Cádi, ya puedes dejar de buscar!, ha aparecío el gorro perdío de los perros del Martínezlares, ¡¡uueeehhhh!! Qué angustia, chiquilla…  Respira, tontito de las banderitas; resopla, señor mongolo (de Mongolia), Cádi puede dormir tranquilo. Si el camión de la basura no pasa. Y mientras esperas que baldeen tu calle, te indago una frase célebre, con lejia: “buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una”, dicen que dijo Voltaire, un escritor, historiador y filósofo francés. Se me ha enfriao el churro… DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway

INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.