DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Y como gustó nuestro tipo de humor, otra vez vengo de negro”

Una novena sesión de preliminares del COAC 2018 con platos consistentes: ‘No te quemes todavía’, la chirigota de San José de la Rinconada, tras el pelotaso de Manué tenía complicado superarse. Y no lo hace, pese a persistir con su humor “negro” y agradar. Además, el cuarteto de los niños, ‘El trío’, gana frescura con más golpes y menos estridencias; y la chirigota ‘Las del convento de Santa María la Yerbabuena’ le pone cierta pocavergüen al menú.

DÍA 9 (9ª CLASIFICATORIA).

Para que haya nueve tiene que haber ocho, lo mismito que le pasa esta nueva función de preliminares del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018): ayer la octava, hoy la novena… ¿mañana? ¿Martínezlares? Una jornada precedida por dos hitos: la constitución del nuevo Parlament, tras el golpe de estado del 155, que se la hincó a la lacónica República Catalana, en nuestros corazones; ya se sabe que desde el parc de la Ciutadella se siguen de cerca las coplillas de los flojos, muertos de hambres y subvencionados gaditanos. Y por su lado, Podemos ha comido tarta, ha soplado ya cuatro velitas, y no ha convidado.

Una sesión de preliminares de miércoles con varios platos consistentes: ‘No te quemes todavía’, la chirigota de San José de la Rinconada, tras el pelotaso de Manué del pasado año, tenía complicado superarse. Y no lo hace, pese a persistir con su humor “negro” y agradar al Falla. Además, el cuarteto de los niños, ‘El trío’, gana frescura con más golpes y menos estridencias; y la chirigota ‘Las del convento de Santa María la Yerbabuena’ le pone cierta pocavergüen al menú, siempre bienvenida.

Oye, que se nos ha colao en el teatro el Pe-pe Viyuela, allí asomaíto en el palco municipá, llama a los seguratas. Este payaso hace más gracia que los que suelen ocupar esas butacas, también es verdad. Les doy la razón al tontito de las banderas y al señor mongolo (de Mongolia), nuestros bufones de la temporada. Con la nariz colorá, por el resfriao. Maripili, mutea tu teléfono, y dale a la palanca, que corretee este cronicón off line con pedacitos de fruta libre por los mares de ultramar. Pero antes, aquí debiera aparecer la publi del Yuntamiento de Cádiz. El responsable, no lo es.


‘LOS QUEUS DE CÁI’, CIRCULEN

Las 20.36 horas. Arriba las manos. La autoridad, añeja, se cuela en el Falla en formato coro, ‘Los queus de Cái’, aunque todo es fachá… “y si alguna vez te voy a multar, será por no llevar el compás… no me tengas miedo que yo soy un tipo que pone su vida en peligro por tu bienestar”. Será. Nada de sancionar y/o apalear, vienen a cantaaaaaar. La autoría la comparten Antonio Segura, Abraham Sevilla y Kico Zamora. Un primer metatango de re-presentación, “como soy guardia bonachón, yo no te pienso multar, que mi tango es caletero, no se te vaya a olvidar, donde viven las mojarritas… nadando siempre al compás”. En la segunda letra se quejan de que tengan que cumplir órdenes de ladrones y corruptos, y desahuciar a vecinos por no poder pagar. M.Rajoy ante el juez, desmemoriado… si lo mandas al caraho, mañana ya ni se acuerda, para un cupletillo; y otro ligando, enredado entre redes asociales, pero sale la palabra bicoca y ya sabes con la rima. Circulen. Circulando a un muy decente pupurrí apatrullando la ciudad por distintas épocas del ayer, y “poca poca policía, mucho bullicio y poca poca policía”. Terminan devolviendo la pelota que te quitaron en tu niñez, jugando en la playa. ¿Ciencia ficción? El tontito de las banderitas se pone en plan Matíasprats: se da la curiosa curiosidad de que la Policía Local de Cádiz, como tal, cumple 180 años. El señor mongolo (de Mongolia) añade que acaba de abrirse una exposición en el castillo de Santa Catalina que recorre estos casi dos siglos con el pito en la boca, a través de objetos y fotografías. Circulen…

‘LAS DEL CONVENTO DE SANTA MARÍA LA YERBABUENA’, ÉCHALE MÁS TABACO

Son monjas de… podemos. Y podan una maceta, de maría. Sembrás y con pellizquito, ejem. Un kitkat a tanta clausura y humareda para pisar estas tablas. La chirigota ‘Las del convento de Santa María la Yerbabuena’, con letra de Roberto Gómez y música de José Juan Pastrana Fernández. Defensa de las drogas, de las buenas, de esas adictivas que llaman ilegales y que algunos quieren adulterar… “que no se pierda la esencia de las buenas callejeras”, sentencia la primera letrilla, donden cabe también las pregoneras. Y envidioso segundo pasodoble por cómo, dicen, se defiende en Jerez lo suyo y su flamenco, y afeando que en Cádi haya quien reniega del carnavá, “patrimonio pal resto del mundo entero”. En la tanda de cupleses, la niña de Belénesteban y entre narices anda la cosa; y gastronomía conventual y empachera. Échale más tabaco, échale más tabaco. Popurrí fumao, con sus puntos canallas por allí y por acá, y “cómo te voy a dar un papelito si yo no soy Almodóvar”. El padre Pepillo, “se pone contento, cuando nos visita a los monjitas en el convento… se cree que aquí plantamos higos chumbos y aguacates… Ahora que estamos tan agustito, ahora me tengo que ir”. Al borde de entrar en el saco de las chirigotas pocavergüen, y eso siempre es interesante. El tontito de las banderitas fuma. Al señor mongolo (de Mongolia) no le hace falta.

‘LOS GUIRITANOS’, AAAY TITO VALDIVIA

Gaditas rejuntaos viviendo el carnavá  en la distancia, más allá de Cortadura. London por lo menos, según ese forillo ladrillero. Ese es concepto de ‘Los guiritanos’, comparsa de El Puerto. El seños mongolo (de Mongolia) tiene unos pantalones casi tan horteros. Alegría alegría en ese primer pasodoble, y esa niña con parálisis a la que su madre nunca escuchará ni un tesquiero… Alegría alegría. “Bébete conmigo una última copa, no te vayas a marchar… tu última copla sin su padre se ha parío… dónde está ese Patronato al que le diste la vida… por tu última copla, no te callaron la boca”. Por ahí anda esa segunda letrilla con lógico shentimiento y rabia, dedicada al autor, fallecido semanas atrás: José Antonio Valdivia Bosch. La música la firma Ramón de los Ríos Núñez. Termina en cinco el primer cuplé, y ya se sabe; y entre tantas procesiones, ya sólo queda que saquen a la Teo en parihuela, en el otro… Si estás lejos de mi Cádi y no sabes de carnaval, en el rincón de mi Valdi se aprendía una jartá. La pasión sin frenos por la fiesta recorre ese popu pasajero… “y las heridas que con la distancia se abren, las coso yo por carnavá”. Aguja e hilo ofrece el tontito de las banderitas. No se separa de su kit de costura por si tuene que zurcir alguno de sus trapitos. O arreglar, con un imperdible y un botón, la antena del Ondacádi.

‘EL TRÍO’, SALIMOOSSS

¿Tú te has enterao de la noticia? El cuarteto de los niños, en casa, se debate en la parodia si salir o no salir, tras las bajas en el grupo… “verá cuando se entere mamá, Iván… me han dejao solano, ahora sé como se siente Guillermo Cano… tú hermano era el Michael Jackson, moría por los niños”. Nada nada, un cuarteto de tres, ‘El trío’. Yerai, Borjita y Pedro, de tres… “como antaño, como Loscaños, niiiiiñaaaaaa; siempre juntos, como el Carli y el Subiela… y el hijo”, jejeje. “¿Y tú por qué estás tan feliz? Porque somos tres, más pa repartí”. Ahí queda ese inicio de repertorio, con arte en la interpretación, y buscando golpe tras golpe. Metiendo los cuplés. Los reyes a dos velas, le trajeron una moto, una amarilla de las de alquiler. Tal y como está el carnavá, mejor nos quedamos en casa. Y continúan barajando si salir o no en el tema libre, con unos litros para regar la reunión, un amago de ruptura, de trío a dúo, “y lo bien que le queda el jopo”, y la posibilidad de buscar un cuarto componente, un casting… “se busca hombre simpático para trío”, ya la ha líao, jeje. Y chimpón con shentimiento, “que en el Falla me siento como en mi casa, yo me siento como en casa”. Moisés Serrano Bruzón y la agrupación aparecen en el dossié oficial como autores. La aventura de los niños en solitario, como diría aquel: una pérdida siempre trae una ganancia. Ganan. Frescura. Tablas tienen para dar y regalar. El tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia) no han echado de menos a Carmenlanerviosa ni a la iguana.

‘LA PASARELA’, DE COCO Y HUEVO

“Si la esperanza es un sueño despierto, será que el mundo está durmiendo durmiendo…”. Enga, tontito de las banderitas, ve analizándome eso, sácame el objeto directo… Entra en juego, desde Córdoba, la comparsita ‘La pasarela’, con letra y música de Francisco Javier González Peñalver. ¿Les faltan las cornetas y tambores? Con sombrero, aro. Regionalista viene ese primer pasodoble, con piropillo adherido… “de Córdoba pa el cielo, pero contigo muero cuando viene febrero… te traigo un tesquiero de mi surtana… (en Andalucía) todos somos hermanos, pero llegando febrero, somos gaditanos somos gaditanos”. Un parto prematuro y angustioso relatado en el otro pasodoble, con final feliz, “nunca olvidaré ese día, nueve de noviembre nueve de noviembre…”. Hala, señor mongolo (de Mongolia), apúntate otro cumple, y al bola bola. A ver esos cumplés: el tipo les confunde y el toro bravo en extinción… “pero en nuestro Congreso tenemos toros de envergadura”. Afú. Qué caprichoso el destino, ha sido tocarte y todos los sueños se me han cumplidooooo. Uno del ático viene patoso. “La vida es más divertida si hay soñadores”, te dice ese popu que te coge de la mano y te guía por esa pasarela para que cumplas sueños y seas feliz. O argo por el estilo.

‘NO TE QUEMES TODAVÍA’, ES HUMOR NEGRO

Un aficionao, de la calle Lubet como poco, la lía en gallinero a la espera de la cabeza de serie de la función. Y el Falla canta el Mamiquéseráloquetieneelnegro. Musho arte, Macario. ¡¡¡¡Manué Manué Manué Manué!!!, corea el teatro ante la chirigota del Bizcocho, ‘No te quemes todavía’, desde la localidad sevillana de San José de la Rinconada. Y pasea por la playa el Manué, vivito y coleando, coloca su toalla y se tumba: acosao por negritos vendiendo de tó… “lo quieres to regalao, tú me has confundío con Baltasar…”. Compitiendo contra su monumental velatorio inesperado del pasado año. No es fácil, no. “Te vendo el punteao, quince euros”, jeje. Y a los pasodobles. De primero, el esperable, esas sensaciones por todo lo vivido con el ataúd a cuestas… “y como gustó nuestro tipo de humor, otra vez vengo de negro… cómo me iba yo a esperar que un gashó metío en una caja iba a triunfar… tan sólo con vuestras risas nos sentimos campeones… y conquistarte a ti Cádi, que eso no lo hizo ni Napoleón”. El asunto catalán trasladado con guasa a África, para rematar con un “mi patria es donde me quieran, y mi independencia es mi libertad”. Sin banderas, verás que me terminan jubilando al tontito de las banderitas. Y apenas lleva cotizando desde el pasado uno de octubre. Antonio Álvarez Cordero pone la letra y la música, junto a la aportación de Manuel Santander Grosso. Recordando en un cuplé aquella reciente jornada de nieve en Segovia, “la gente por ná se-gobia… si hubieras mandao a Chiquetete tenías ya limpia hasta la cuneta”, iiiinnn. Y el tipo del Subiela y del Vera da para el segundo, imagínate, primo. El que tengo aquí colgado. Y la grada a favor. La aventura desde el poblado hasta su vida en EspÁña vendiendo en la playa, en un popurrí completito con un temita delicado, tras saltar la valla de Melilla, cruzar el Estrecho, no ser bienvenido, durmiendo en un piso patera con doscientostreinticuatro más… “vengo vendiendo la risa, que lo aprendí de tu gente, que no es sobrevivir, que es saber vivir… qué te voy a contar a ti Cádi, lo que es buscarse la vida”. Hasta Pepeviyuela se pone de pie. El señor mongolo (de Mongolia), nunca mejor dicho, se quema: “qué brasas”. Lo de Manué es insuperable. Pon eso de mi parte, me digo a mí mismo. Y lo pongo.

‘LA PLAYA’, REPÚBLICA INDEPENDIENTE…

Y de una playa a otra playa, y tiro porque me toca. El tampón de la sesión lo inserta, desde Conil, la comparsa descalza ‘La playa’, valga la redundancia, en defensa de su república de arena y sal, la que se extiende por la costa gaditana… “un pueblo libre es cualquiera que pierde el miedo a su libertad, bien vale una guerra… y a morir por nuestra playa”. Eso es lo que gritan los domingueros en pleno agosto, ¿no?, pregunta al aire el señor mongolo (de Mongolia). El tontito de las banderitas es más de piscinas y hongos en los pies. Jesús Moreno y Miguel Ángel García Argüez, el Chapa, firman la letra, y Alejandro Forja Albendiz, la música. Recordando, con la carnecitadegallina, los veinte años que han pasado ya de la mítica cumparsita de Los piratas del Martínezlares, en el primer pasodoble… “la comparsa que nos congeló el aliento, que hizo temblar a este teatro y sus cimientos…”. Un dos tres cuatro. Y el asunto catalán, en el siguiente, con esos españolitos encolerizados ante senyeras y esteladas… “qué pena españolito que esa rabia no te dio de igual manera”… con los emigrados forzosos, con un gobierno corrupto… “tú sigue así, pero aunque te duela, ellos luchan por su Catalunya lo que tú en tu vida has luchado por tu EspÁña”. Oohh. Po ahí lleva razón. Siete ocho nueve diez. La suegra, veloz; y cameo de los negritos del Bizcocho, en esos cupletillos, de comparsa. ¡Que no la olvido, que no la olvido! Decente ese popurrit republicano que pasa lista a las setenta y tres playas en los doscientos ochenta y cinco kilómetros de costa de la provincia. Eso te llena dos cuartetas, lo menos. Y a la cola de lavapiés.

Las 00.39 horas. Baja el telón. Baja de la silla, Pe-pe Viyuela. Se ha puesto la nochesita pa acostarse a dormir. Tontito de las banderitas, señor mongolo (de Mongolia), meter los platos en el lavavajillas antes de pulsaros el OFF. Entretanto, os rebusco una frase célebre dormidina, de 25 mg.: “la literatura no puede reflejar todo lo negro de la vida. La razón principal es que la literatura escoge y la vida no”, dicen que dijo Pío Baroja, es escritor español. De la generación del 98: eso sí que era una comparsa comparsa. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.