DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Explótame, explótame, explótame y verás…”

Última función de las semifinales del COAC 2018, con babushasos al fondo, de nivel medio con ratos destacados gracias al coro ‘Tiempos modernos’, al cuarteto ‘Lo mismo nos vemos en Elcano que en clase de piano’, a las chirigotas ‘Cai de miarma (7,20)’ y ‘Grupo de guasa’ y a las comparsas ‘Los campaneros’ y ‘Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos’. Y el Canijo y el coro de los niños, también.

DÍA 28 (3ª SEMIFINAL).

No digo ná, pero han atracado Elcano en el muelle a veinte metros de la carpa, no digo ná. Bueno sí: digo que la tercera y última semifinal del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018), que viene que viene. Un mes tan largo, y a la vez, un mes tan corto, así se pasa la vida embutido en el Falla. Y va tocando a su fin. Afú, que me entra la penita… y la alegría.

Una noche, con babushasos y cuchillos al fondo, amenazantes, de nivel medio con ratos destacados gracias al coro ‘Tiempos modernos’, al cuarteto ‘Lo mismo nos vemos en Elcano que en clase de piano’, a las chirigotas ‘Cai de miarma (7,20)’ y ‘Grupo de guasa’ y a las comparsas ‘Los campaneros’ y ‘Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos’. Y el Canijo y el coro de los niños, también.

Corre Kichi, corre. Que se me ha ido esta tarde a Sevilla para cantarle unos pasodobles a la trianera, la Susana Díaz, y a ver si no me llega a tiempo para probar los dulces que ha comprao la concejala de festejos, la Romay, para celebrar, valga la redundancia, su cumple. Güenagente ahí, comprando a la prensa con glucosa. Corre tontito de las banderitas, corre señor mongolo (de Mongolia), que os quedáis sin petisú. Nuestros colaboradores, siempre tan golosos. Anda, dejarse de sacarina, ya toca ser amargo, ya toca mojarse. Maripili, dale a la palanca y que ponga rumbo a los lectores este cronicón anti mainstream, todo corasón de melón, del tirón. Pero antes, un minuto para la publi del Yuntamiento de Cádiz. Copas no, vasos de tubo. Duralex.

publicidad

“TAN SÓLO TRAIGO ESA CONCIENCIA QUE YA OLVIDASTE”

Las 20.36 horas. ¡Qué me gustan los descansos!, vocea algún anónimo desde el paraíso, jeje. “Aquí está la famélica legión, los que saben que se van a ir al caraho cuando llegue la deslocalización, aquí abajo estamos tú y yo, gente normal… que no se te olvide camarada, que nuestra fábrica es el mundo en realidad, el tiempo sin futuro, el sistema más enfermo, el siglo veintiuno, bienvenido a los tiempos modernos”. Las cartas boca arriba del coro laboral del Procopio ‘Tiempos modernos’, condimentando con la pluma de García Argüez y la melodía del Tino. Así me exploto yo también…  “Sé que alguna gente dice que mi coro es para su gusto demasiado rojo, dicen que en mis letras sobra compromiso, conciencia de clase y alma de insumiso… yo respeto que tú prefieras poca chicha en los repertorios, que esté de moda cantar mucho y no decir nada… déjame recordarte, que en Cádiz los coros fueron siempre voz del pueblo… vuélvete a escuchar al Tío de la Tiza o al gran Cañamaque, fueron el cañón contra el gobernante… tan sólo traigo esa conciencia que tú olvidaste y la tradición que de la que renegaste”. ¿Abrimos teléfonos de aludidos? Un tango para reivindicar el contenido sobre la insustancialidad, el conservadurismo y la forma… Y segunda letra convertida en un paseo antipiropo, el Cádi de las letras y el Cádi real… “no vuelvas la cara a un drama negro, que vivir en Cádiz no siempre es un sueño”. Una niña, loca con la cultura japonesa, y de vuelta del salón manga, “sin tanga”; y la abuela to modenna, ligando por intenet… “¿nos vemos por webcam?, y del tirón se fue pa Huesca”, emmm. Ya estoy harto de todo, esto parece un coro. El trabajador, mero instrumento de usar y tirar, hecho tiempo y mercancía, pisoteado por el patrón y “explótame explótame explótame y verás como algún día voy a explotar”, su mundo deshumanizado y tu mundo vivo… “decide tú cuáll, su mundo o el nuestro, un mundo es mentira pero el otro es verdad…”; y canto colofón a la gente corriente, la que mueve la máquina del mundo… “que este mundo es de la gente, que este mundo es de la gente, que este mundo es de la gente, eeeeehh ehhhhhh”. Niña, ¿te imaginas vibrar con ese chimpón trompetero en las manifestaciones del primero de mayo, y en la final del viernes?, fuuuuaaaa. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que sí, no, lo siguiente. El señor mongolo (de Mongolia) continúa canturreando que este mundo es de la gente, que este mundo es de la gente, que este… Lo dejamos en su mundo, presente, y nos adentramos en el futuro: “para apoyar y fomentar la cantera del carnaval gaditano, además de recompensar el esfuerzo realizado por tener un repertorio digno”, esta noche se aplaude mu fuerte a la chirigota primer premio de infantiles, ‘La chirigota de la ilusión’, “a cantar, a cantar, a cantar vengo yo desde Disneyland”. Goofy, Pluto, Donald y compañía, dando las gracias, entre otros, a los de la prensa, con ironía mayor de edad. Mira pa otro lao… Un pasodoble a los padres ultras metepatas, en el fútbol y en el Falla… “ustedes sois los culpables de la cantera del carnaval… buscas pelea y lo que yo busco, es pasar un buen rato”. Mu bueno. Po parece que han tenido poblemas pa ensayar en el local de la asociación de vecinos correspondiente. Con el Pinocho te haces un mostradoesdelaViña de categoría. Hay cantera. El jurao les agasaja con un diez. Mejón que alguna de adulto, se cuchichea por foso de los leones. ¿Tarjeta o fiao? Ya estamos en el peaje de la autopista con el Cascana… “¿por qué no habéis pasao al Bizcocho y a Alvarado?, que eran ellos o nosotros… ¡Jesús Monje, pregonero!”, jeje. ‘Cai de miarma (7,20)’, toc toc, abre la valla, toc toc, ábrela ya ábrela ya. Sevillanos malages y gaditanos cerraos, frente a frente. “Tú te cuidadín, no seas un fistro cualquiera… vamos a dejarnos de pamplinas y rajadas, vamos a rendir un homenaje a Chiquito de la Calzada… tú siendo malagueño dejaste claro que el arte, lo tiene Andalucía, lo tiene Andalucía”, ni Sevilla ni Cádi, en ese pasodoble número uno, pecador, cobarde, jaaaarrrlll. “Este año tú te has comío, lo que le cuelga al Macario”, le sueltan al Bizcocho en el segundo… “señores esto es un concurso y en la liga, unos años estás abajo y otros arriba… que la calle te lo va a reconocer y yo de eso sé bastante… aunque seamos todos gaditanos, me rindo ante mis hermanos y hoy le canto a Sevilla”. Tan esperado como inesperado. Cuplés con guasa: “mi vecina está mu güena, además es carnavalera, qué le gusta un cupletito…”, pero llegó el marío en el momento del punteao, y por la ventana quedó colgao del tendedero, “aquí estamos ensayando pa el popurrí de los campaneros”, jeje. En el segundo, la parte sevillana mascando letra, “se han equivocao adrede pa que a la final yo no venga el viernes”, jajaja. Po si hay que venir otra vez, se paga, se paga, se paga. Sevillana adaptada, pero con barrera, jeje. “Yo tengo el carnaval, yo tengo feria, yo tengo coches de caballos, yo tengo barcas de caballas, no hay diferencias somos iguales, paguemos a medias este peaje… lo único que nos distancia es este puto peaje”. Chirigotón tron tron. Remake del Sevilla tuvo que ser mi arma del Libi. Un mucho. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas pone las siete, y el señor mongolo (de Mongolia), las treinta. Y que se compren unos litros, porque estos vienen de la Viña, a pata. Generosos, miarma… mimosín o mizincalé. ¿Emm? Que pase, que pasen ‘Los zincalé’, y la carreta gitana errante del Mosquera. Aparcando en el barrio Santa María, y después dicen que es difisi aparcar en Cádi… Una maleta llena de recuerdos, en un primer drama-pasodoble, sin casa… “que ya es tarde, levanta papá, sabes que hoy es un día especial… ahí está el secretario judicial, eres otro desahuciao, un muerto en vida, porque con ochenta años, el banco me lo ha matado”. No vale llorar se dice el patriarca en la antesala de la segunda letrilla…”yo solo sé que es el mejor y me enseñó a disfrutar de mi fiesta hasta que me muera, que es un orgullo poder decirle a la gente, yo salí con el Mosquera”. Historia viva ahí arriba, emoshionaíta. Yo me lo guiso, yo me lo como. Ropa vintage y ropa vieja vuelve a fusionarse en otro cuplé, repe. Y un robot de cocina que te hace las cositas que más te gustan, pillín. Cái también es gitana, Cái también es gitana. “Sólo tienes un defecto, que to el que llega y te ve, se vuelve loco perdío”. Loco loco loquito loquito loco. Enga, a mojarse. El tontito de las banderitas dice que no. El señor mongolo (de Mongolia), que no que no. No es no… lo mismo que le repites a tu niño porculero a la puerta del cole cuando te pide cinco leuros pa gomitas. O es capaz de llevarte al defensor del menor. ‘Lo mismo nos vemos en Elcano que en clase de piano’, a eso íbamos. El Gago y el resto de padres, organizando la vida de los críos, o viceversa. El próximo partido de los hijos, ¿quién lleva el coche?, y la conversación va derivando en las charlas de sexo con los chavales y un Kamasutra, “Juani, lo vamos a hacer, te pongas como te pongas… y el kamafruta, ¿y eso cómo es?, qué pechá de higos…”, y otras pamplinas surtidas, que “fue a un casting pa la voz y no lo cogieron ni en el Viva Cádi”, jeje, hasta los cuplés. El rey ha publicado un video, es tan campechano, que un día coincidiendo con él recogiendo a la infanta, y “¿po que nota va a sacar?, si está la foto del pare en lo alto la pizarra”. Y un cuñao funcionario, meditando treinta y cinco horas a la semana. Las vueltas que da la vida. El tema libre apopurrillado y megamix conecta mejor con el respetable, al que le cuesta el humor pausado, ese que escapa del chiste manido y casi te obliga a buscarle un doble y triple sentido… “yo soy así, nunca cambiaré… papá, falta mucho, ¡vamos por Puerto Real!… Ya no sé si padre, taxista, o repartidor, tic tac tic tac tic tac, Tristán Tristán Tristán… que quíén lo lleva, po quien va a ser, yoooo”. Cuarteto cuarteto. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas los ve. El señor mongolo (de Mongolia) también. No venden cupones… Qué guasa, casi como el Selu Trump Trump, gorrión, er Kichi de Nueva York, y el resto de dirigentes que ha elegido la gente, para poner al mondo redondo al filo de una tercera guerrita mundial, este ‘Grupo de guasa’, con servicio de inteligencia, “hoooolaaa”. “Vaya reunión más comprometía, es que nos peleamos por tonterías”. Bordando la caricatura de quienes ya lo son. ¿Quién está diciendo? “Nos están hartando mucho con eso de que nos gastamos mucho en armamento… no fumamos, no bebemoss, to es pa comprar bombas, algún vicio tenemos que tener… es pa defendernos, la paz en el mundo es lo más grande”. No ni ná. La ironía XXL en el otro pasodoble, alrededor del presidente aquel que sufres… “Rajoy tiene la cabeza muy amueblada, lo que pasa es que los muebles son de Ikea… Mariano en modo avión… nadie cómo él trae los cafés… hay que protegerlo, que nadie lo quite de presidente ni del congreso, porque si no vamos a perder al único humorista que hace reír cuando habla en serio”. Ole joé. El M.Rajoy sigue en el cuplé, la mujé le ha escondido el disco de Presuntos implicados. Marca de la casa: los pasodobles son siete veces más punteros que los cupletillos, como David, el gnomo. Qué de guerras por tos laos, le quitan a uno las ganas de poner el telediario a la hora de comer. En manos de quién estamos, dios mío. Los animales están tristes, no veis que cada vez hay más lagrimitas de pollo. No temerle al fin del mundo, temerle a fin de mes. Todo por la paz. Un popurrinaso planetario en el que no cabe ni por asomo la Caleta ni sus coñetas. Una chirigota con poso, para el gaditano y para el de Burgos. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que yes. El señor mongolo (de Mongolia) dice fuck you, ome porfavó. Esto requiere una pausa para rumiar, niña. Con permiso del Procopio, un intro, mi reino por un intro…

“COBARDE, EYACULAS EN LA VAGINA DE LA INDOLENCIA”

Las 00.03 horas. Con eco eco, y eso que no hay descansos, ¿no?, amanece ‘El diablo se viste de coro’, con piano a cuestas. “Por enamorarme, yo por ti me transformé… y por fin y por fin el diablo está aquí, mi doctrina está aquí, yo también sé andar sobre el mar… el diablo también sabe amar”. Amar, amar, hablar no, sordera. Quejoso con el Estado español que no está quedando… “A España la han convertido en paraíso de sinvergüenzas, un país que paga cuatro reyes y a todos sus descendientes que escondidos siempre están… un país donde la educación es una falsa moneda, un país donde el que paga soy yo, un presidente que es ciego, la oposición que está sorda, sindicatos mudos, y que le den porculo al pueblo español”. Y batallitas del abuelo sobre este teatro… “guarden por siempre un respeto, que el carnaval es cultura y aquí está la cuna de la libertad” ¿Qué dice, joe? Demasiadas calles de santos en Cádi, les producen escalofrío… “me di una vuelta por Puertatierra y me topé con la calle Cielo”, en un cuplé. Herodes, el Jocker, Judas, Carrie, Franco, Malasombra, el Coyote, Torquemada, Drácula, Mussolini, la momia… son crueles y perversos de verdad, con tanto golfo, canalla y malo, la culpa siempre es para el diablo. Da la sensación de que el popu va musicalmente por delante de lo demás… “vamo a vé, cómo explico cómo es el infierno, que te esperamos si al cielo no llegas… me quedo en Cádi, que no me vuelvo a ir para el infierno, porque el paraíso eres tú”. Platillaso platillaso platillaso, dame platillo, primo. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas no quiere ser malage, pero…; el señor mongolo (de Mongolia) es muy de cuernos y rabos, pero… Campana y se acabó. Campanaso y, chasss, ya está el Kike Remolino aferrao a la cuerda, tolón tolón. Turno de ‘Los campaneros’. Qué suenen qué suenen… “que a la ciudad dormida, tengo que despertar, que los sueños se quedan en sueños si no te levantas…”. Pasodoble-historiade andarporcasa. Esa madre trabajadora que apenas puede atender a su hija… “de nuevo temprano y sin despertarla… un beso y compórtate en la escuela, con quién mejor va a estar que con su abuela”. Contra los puteros y el alegal negocio que gira alrededor, la otra curiosa y categórica letrilla… “corren malos tiempos, lo siento machito, para desahogarte tienes un problema, cierran el don Tico… tú sigue invirtiendo en calmar tu fuego, el pollita brava de las despedidas… te veo como un buitre que carroña busca, no te veo distinto a esa puerca manada que hoy va por Pamplona… tú ego lo alimentas saciando tu entrepierna, socio capitalista en la trata de blancas… vas violando y con dinero el silencio compras y callas… cobarde, eyaculas en la vagina de la indolencia, de una sociedad hipócrita y sin conciencia… no te mereces llamarte hombre”. A mi no me mires. Tolón tolón. Te terminas comprando un iphone de mil euros y pico, y el niño andando, y el móvi en el carrito; y en el segundo cuplé, volvieron aquellos Piratas, desmejoraos, con una excepción: “el que era cojo, ahora anda el tío perfectamente”. Cádi dime lo que tienes que hasta las campanas me desafinan. Dan dan dan. No debe ser sencillo hacer la ortavillta enredada a esa campana, chiquilla. Y mira cómo suena el carnaval ahí abajo, “y si suena tan bonita cada calle, tan bonito cada barrio, dime qué hago yo en el campanario”. Eso es una duda existencial, y lo demás son tonterías. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que puede ser. El señor mongolo (de Mongolia) dice que ser puede. ¿Puede hacer más frío? Que te responda el Canijo: ‘¡Qué caló!’, qué agitanao que me vienes, primo. “Ahí va el señor de los anillos, el caló llegó señores, el caló llegó en febrero…”. Sin cabra. Creo. Una letra con shentimiento, a un grande que puso sus musiquiquis a esta chirigota años atrás… “si tu tic tac de la vida te pide un tiempo, antes de tu partida dame un momento, vamos a brindar por lo que hicimos, que el vino de tu canción nos ponga tan alegrete… porque contigo aprendí, por las tardes que se fueron, por las charlas y el café, por ser siempre un caballero… date un tiempo a ti mismo… te voy a poner en un compromiso, yo vengo a reclamar que sea Tino Tovar, nuestro pregonero”. El Tino estará pensando: me voy para respirar, ¿y ahora, el embolao del pregón?, tesquiya, primo. A los señores de la RAE, el otro… “a la real academia de nuestra lengua, el patriarca ha venido para ajustar cuentas… dicen que soy trapacero, si le da igual tener la lengua muy larga, no le va a enseñar un gitano el valor de su palabra… tu definición de gitano, lo digo pa que te enteres, no me define a mi, os define a ustedes”. El Kim Jong-un chino, ¡coreano!, y la Terelu, explotan en un cuplé, “déjate  de matar gente, y mata a tu peluquero”. ¿Y los que roban son los gitanos? Jí jí jí. ¿Tú quiere bailar cómo bailan los gitanos? Po cuando vayas al servicio, usa el secador de manos, pom pom, se secó. “Lereleré lerelele… el mundo tiene una pinta fatal, y en carnaval yo me pinto la piel, el carnaval le dice al mundo cómo es”, hilando como sólo sabe hilar este maquinón de las palabras y conceptos en la cuarteta refinitiva… “por eso pinto mi cara, por eso pinto mi piel, el carnaval le dice al mundo cómo es él”. Hazte donante, de foame. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que pasa palabra. El señor mongolo (de Mongolia) se va a comprar un autobús pa pasarse la vida, en los asientos de atrás. Cuando coge un chiste, se choca y sigue y sigue y sigue… Pero todo lo que empieza tiene un final. La última de la ya madrugada y de la fase semifinal, llama al telefonillo del Falla. Ya verá que es cartero comercial ¿Quién é? ‘Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos’, pase pase. “Yo soy el principio del fin, el final del camino, el que elegirá tu camino, una vida tardaremos en vernos, esta bien no hacer el mal, y está mal no hacer el bien… pero con los gaditanos da igual donde los mande, siempre se van sonriendo…”. El tándem Iván Romero-Nono Galán, tan celestial como infernal, cuartetero y chorreando moraleja. ¿Quién se ha muerto hoy? Una abuela, de aquellas nacidas por los años cuarenta del siglo pasado, merodeando por el pasodoble, con miedo ayer, con miedo hoy, “no vivió cuando era niña, tampoco siendo abuela… qué estamos haciendo con los abuelos, que se quedaron sin infancia siendo esclavos de sus padres, y hoy esclavos de sus hijos”. Un poco tremendo, picha. Y subrayando lo que de verdad hace único y universal al carnaval de Cádiz… “si hasta el golpe de Tejero se convierte en parodia, si tanta y tanta coplilla fueron nuestro testimonio, hay que decirle a la Unesco cuál es nuestro patrimonio… lo que cantamos y decimos es lo que nos diferencia, pa que se entere, que nuestro patrimonio son y serán nuestras coplas”. La agrupación, con el san benito de cerrar to las sesiones, pero si hay que cerrar el viernes, po se cierra; y una fiesta gay, una redada policial, y si va a venir el stripper, “no me lo pierdo no me lo pierdo”. Siempre que vaya contigo. Mil problemas, dos opciones, dos soluciones, sin embargo la vida no es blanco o negro, cocacola o pepsicola; la vida son dos días, eso sí, y el tercero hace levante. La vida es hoy, la vida no es mañana. Estas cositas van rociando un edulcorado pupurrí vitalista… “y disfruta del presente que el pasado ya no es tuyo… vive la vida como si el último día fuera el día de mañana, no te guardes un te quiero, no lo dejes pa mañana, no te quedes con las ganas…”. A lo carpe diem, quam minimum credula postero. Y pensabas que no le ibas a sacar provecho a esas clases de latín de segundo de BUP. Enga, a la piscina: el tontito de las banderitas dice que a Punta Cana. El señor mongolo (de Mongolia), al mamaero. Te odio, no podía esperar a mañana. Me odio.

Las 02.34 horas. Baja el telón. Esmallaos, estamos esmallaos. Todo sea por el carnavá, y por Procopio… Tontito de las banderitas, señor mongolo (de Mongolia), ¿comenos, bebemos o respiramos? Lo vamos viendo mientras baja el jurao, sieso, a decir tú pasa, tú no pasa. Pero eso es otra historia. Nuestra historia la escribimos tú y yo. Y yo quiero que tú te vayas calientito con una frase célebre gorda: “para poder oprimir a una clase es preciso asegurarle unas condiciones que le permitan, por lo menos, arrastrar su existencia de esclavitud”, dicen que dijo Karl Marx, el filósofo, sociólogo, economista y pensador alemán, padre ideológico del comunismo. ¿Comunista?, afú, ¡vete a Venezuela con el coletas! Y tú quédate aquí, orgulloso, arrastrando tus cadenas capitalistas. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway

INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de la gran final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.