DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Que este mundo es de la gente”

La decimoséptima función de preliminares del COAC 2018 se salvó gracias a la chirigota del Selu, ‘Grupo de guasa’, que la lía reuniendo a líderes mundiales y caricaturizando todavía más a quienes son ya caricaturas. Además, sorprendió el coro de Procopio ‘Tiempos modernos’, cantando y diciendo, sumando la pluma del Chapa y la música del Tino. Y la chirigota de Algeciras ‘Son frescas de la Bahía’, logró convencer con su pescao.

DÍA 17 (17ª CLASIFICATORIA).

“¡Mete en tu repertorio una letra sobre el #aguadelgrifo y llévate 500 euros!”. Con esta interesante llamada lucrativa a ingeniarse un pasodoble potable y con presión, recibe este jueves, casi viernes, a la decimoséptima sesión de la fase clasificatoria del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018). Y mira, ¡ahí asomao al palco municipá está Barral! Pregúntale por el Jona…, el de la comparsa nooo, el delantero que vuelve a casa por carnavales.

Una noche en el exterior algo aguada, fresquita y ventosa, lo tiene todo, con varios ratos amortizables en el interior. La chirigota del Selu, ‘Grupo de guasa’, la lía reuniendo a líderes mundiales y caricaturizando todavía más a quienes son ya caricaturas en la realidad. Además, sorprendió más que gratamente el coro de Procopio ‘Tiempos modernos’, cantando y diciendo, sumando la pluma del Chapa y la música del Tino. Así cualquiera. Y la chirigota de Algeciras ‘Son frescas de la Bahía’, logró convencer con su pescao.

Primo, activa la cuenta atrás, que nos quedan tres preliminares para bingo. Nuestros colaboradores, los del panfletito de la Bahía, el tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia) ya están colocados en primera fila para colorear esta parrafada de derrotismo y criticas dañinas sin argumentos. Si tú lo dices… Maripili, dale a la palanca, y que chorree este cronicón inocente por prados y praderas. Verdes. Pero antes, aquí debiera aparecer la publi del Yuntamiento de Cádi. El interventor está intervenido, quién lo desintervendrá…


‘TIEMPOS MODERNOS’, REFORMA LABORAL, CAPITÁN

Las 20.36 horas. Arriba ese Charló. Arriba ese trombón. “Aquí están otro día los currantes, los que mueven to las piezas del motor, los que saben que se van a ir al caraho cuando llegué la mecanización, los que llegan justo a fin de mes… que no se te olvide camarada, que nuestra fábrica es el mundo de verdad, bienvenido al sistema más enfermo, al siglo veintiuno, a los tiempos modernos”. Carta de presentación del coro laboral ‘Tiempos modernos’, como aquella mítica película, el corito del Procopio, con letra del él mismo, Antonio Procopio Baizán, y de Miguel Ángel García Argüez, el Chapa, y música de Tino Tovar. ¡No te vayas!, le sale del alma al tontito de las banderitas. La guitarra, sobada en el primer tango, “como si encontrara mi verdad primera, me agarré a tu mástil, dulce compañera… y de tanto que le acaricio, me regala un tango para ti la más bonita… cada vez que he muerto, por ti resucito, vuelve mi guitarra a sonar por tango carnavalero, que es lo más bonito del mundo entero”. Y segundo tango tangaso con giro en el remate… “aún tenemos fresca en nuestra memoria, un pueblo pidiendo autogobernarse, un ejemplo de pacifismo y de rebelión ciudadana… y también vi a la policía, repartiendo palos a la gente desarmada, sangre en las aceras y la rabia desesperada… cuánta dignidad en esa gente, honesta y valiente, y al final ganó orgullosamente… yo admiro a los pueblos que se levantan en rebeldía… vaya ejemplo grande que le dio al mundo la tierra mía, cuatro de diciembre la tierra mía”. Uuuuaa, enorme. Y, trasladable lo vivido en Andalucía hace cuarenta años, a Catalunya el pasado uno de octubre, que sí que sí. En los cupleses, cortitos de informática, “sólo he aprendido a bajar los videos del pornotube”; y opositando para conseguir una plaza de funcionario… “algunos son unos fieras bajando videos del pornotube”. Enchampelamiento que se veía venir, jeje. Ya estamos hartos de todo, esto parece un coro. Un coro con un bastinaso de popurrí luchadeclases, bien escrito y bien rellenito de crema… “ay patrón, y explótame explótame explótame y verás que un día voy a explotar…”; “ay barrio obrero, donde la vida late lo mismo que un corazón… su mundo y el nuestro, decide tú cuál…”; “míralos, que parece que no están, son mujeres y son hombres que yo quiero mencionar”, el peluquero, el barrendero, el panadero, el funcionario, el parado… y es que “ni de banqueros, ni curas ni reyes, ni de inversionistas ni de accionistas ni gerentes, ni de ministros ni del presidente… que este mundo es de la genteeeeeee”. El señor mongolo (de Mongolia) va a echar el currísculum para esclavizarse en esa bendita fábrica. No basta con sonar, bailar y arrojar toneladas de papelillos, un coro también puede decir cosas. Cómo ha ganao el capitán.

‘SON FRESCAS DE LA BAHÍA’, MERLUZA SIN GLUTEN

Huele a mar. Abre sus puertas La Flamenca… “y qué gordo vienen hoy los mejillones… panga, panga, no vendo panga… si fresco tengo el pescao, más fresca es la pescadera… si me aplaude usted, ya está to el pescao vendíoooo”. Suena la chirigota travestida de Algeciras ‘Son frescas de la Bahía’, con letra firmada por José Antonio Díaz y Carlos Doncel Moriano, y música de Agustín Carlos González. Un pasodoble sin un duro y un potencial periodista sin poder hacer la carrera… “que no hay dinero pa sus estudios… le están robando el futuro al que no tiene la suerte de tener padres pudientes”. Qué haga filología hispánica, le recomienda el señor mongolo (de Mongolia). Y bien defendido la segunda letrilla, ante tanto ofendidito… “está de moda condenar el carnaval, hay que tener cuidado con lo que se va a cantar, que aquí no se matan toros aunque se venga vestío de torero… el carnaval es la forma de olvidarnos de las penas unos días, y no busques otra razones… nadie va a venir ahora, para callarnos la boca”. Ole mi congrio. Dos cuplés gordos, jeje. Pero estas almejas no te las llevas cariño mío… porque esta noche se las va a comer mi marío. Peripecias de pescadería en un pupurrí bogavante, con olor a bacalao. Huele bien bien, se menea el tontito de las banderitas. Y sin recurrir a los chistes podridos alrededor de famosotes y al aquíhaytomate.

‘EL GURÚ’, TROMPASO

Huele a comparsa de San Fernando, con un aire hindú… “de la India milenaria traigo un beso y un castigo, y ya tengo mi sentencia porque muero en carnaval…”. Pues sí, indios que cayeron por aquí buscando tanguillos, y se enamoraron de Cádi, o argo. ‘El gurú’, con Francisco José García García en la autoría de letra y música. Se acuerdan del accidente de tráfico sufrido por un amigo, Lolo, de la chirigota de los Molina… “tu historia fue pa mí como un reto pa cantarte… aquel día maldito volviste a nacer”. Y defendiendo el carnaval cañaílla, y al Perete como referencia, aunque cada vez vengan menos grupos… “que no digan que en mi tierra no quedan autores”. Afortunado primer cuplé, rasca y rasca; y la moda entre fogones, en el otro, iiiiiin, al pilón. Qué buen ratito que vamo a pasar, porque de hindú yo sólo tengo el disfraz, ná má. Diría que al fondo está Ganesha, ese dios con cuerpo humano y cabeza de elefante, plumero y antifaz, aro aro, removedor de obstáculos, patrono de las artes, de las ciencias y señor de la abundancia. El tontito de las banderitas, y su momento wiki wiki. El señor mongolo (de Mongolia) está atento a otro dios, al Messi. El popu es top ten en las gasolineras de Pakistán… “nos vemos en la calle, ayyy cuando tú quieraaaaaas”. Estáis avisados.

‘LOS SENSIBLONES’, KLÍNEX, SOY YO

Qué potito atardecer… “no voy a llorar, prometo que voy a aguantar…”. Con los ojos enguashisnaos se presenta la chirigota de San José de la Rinconada ‘Los sensiblones’. Adictos a los klínex. Jesús Martínez firma la letra, y Antonio Álvarez y Alejandro Mellado ponen la musiquiqui. La emoshión del foráneo debutante que pisa estas tablas, en ese primer pasodoble, otro más para el saco… “perdóname si lloro como un niño pequeño, pero cómo evitarlo cumpliendo mi sueeeeño”. El Falla ayuda a hacer realidad más sueños que las moneditas de la Fontana di Trevi, anota el tontito de las banderitas. Y cosqui a los machos homofóbicos en el segundo pasodoble, “que sepas que hay que ser hombre para salir del armario… voy a besar a mi novio porque quiero y porque puedo…”. Muac. La novia se fue aprender inglés, pero cambiando la tilde, “está enseñando sus ingles”, en un cuplé, y ligando con una japonesa con shishi shashi, en otro… “tenía el conejo azul y me dijo, aquí está Doraemon”. Mi madre me da tres tortas, pim pam pum, pa que llore con razón. Con razón. El señor mongolo (de Mongolia) no alcanza a entender lo de las botas de agua. Por la llorera, hijo, la llorera. El popurrit, a flor de piel, con el corazón en un puño, mocoso, todo eso, y punto… “y que te emociones conmigoooo”. Cuatro vecinos de un rincón de anfiteatro vocean ¡chirigota chirigota! Les ha llegao.

‘COMPARSA LOS SOÑADORES’, EN LA NUBE

La freidora, a tope en el prolegómeno de la comparsita algecireña ‘Comparsa Los soñadores’… “soy quien se sorprende cavilando con la cabeza en las nubes, y borré del diccionario la palabra imposible, queda prohibido rendirse… que soñarte me despierta, soñando que estoy junto a ti”. Y los sueños, sueños son, Calderón… Rafael Velasco Blanco, autor de letra, y Daniel López Romero, de la música. El tipo es un plato combinado, con el balcón de par en par. En el Falla no se maquilla la realidad, se remarca en el primer pasodoble, que “Cádiz no cierra la boca, por algo es la cuna de las libertades… sobre estas tablas se refleja todo el mundo, es la actualidad cantada… serán los gaditanos el mayor problema de la independencia”. Será. Y viene original el siguiente, honrando a los punteos de Cádi… “el punteo, más que un simple adorno… cada uno con su estilo, cada uno con su sello… hoy me quito el sombrero, por los punteos, carnavaleros”. En la tanda de cupleses, un naturista mu naturista… “y el perro con un niki a rayas”, si que pasa vergüenza; y en seudocatalán el otro… “traducido significa, que voy a ser español to mi puta vía”. ¿Será? Afú. Entre mil nubes de colores. Esas barbas purpurinadas me dan yuyu, confiesa el tontito de las banderitas. El señor mongolo (de Mongolia), mimetizado, bostezante. En una de las cuartetas del popurrit navega la era orwelliana que te acongoja. Y Orwell, sin antifaz de oro. “No te estoy vendiendo humo cantando que te quiero… no me pienso despertar, de esta nube no me bajo, contigo seguiré soñandoooo”. Eso, de la Barca.

‘GRUPO DE GUASA’, Y CON EL TRUMP TRUMP TRUMP

Aterriza el Air Force Juan, jeje, y se baja el Selu Trump y la primera parienta, a una cumbre de las Naciones Hundidas… “el mundo está ya tranquilo, respira feliz, ya no tiene miedo desde que estamos nosotros aquí… pero tampoco vayáis a relajarse, porque a veces se nos cruzan los cables… somos los dirigentes que ha elegido la gente, quién nos lo iba a decir que con lo malamente que íbamos tos en el colegio, íbamos a llegar hasta aquí… ¿tú no dices que el mundo está bien?, está la cosa pa echar cohetes… es que nos peleamos por tonterías”. El Maduro, la reina madre, el Putin, la Merkel, el Kim Jong-un… lo mejón de cada casa en la chirigota cabeza de misil ‘Grupo de guasa’, con José Luis García Cossío escribiendo, haciendo la música, dirigiendo y representando. Qué arte ahí arriba. El calentamiento global ese embadurna el primer pasodoble, con guasa pero guasa guasa… “vamos a hacer un pequeño gesto por el medio ambiente”, jajajaj… “y tanto y tanto hablar del medio ambiente, y del otro medio no habla nadie aquí”. Y la mierda esa de la democracia, jartando la otra letrilla… “un presidente cuando promete, los deos siempre los pone asín… no es que tengamos nada contra el pueblo, es que somos más de ciudad… la democracia, eso es lo más grande”. Superlativa dosis de ironía fina. Llevando hasta el extremo la caricaturización de unos personajes que ya de por sí son grotescos. Quizá ni les hace falta forzar la realidad, opina el tontito de las banderitas mu serio. Cuplés, cortitos y al pie, con mucha telita el primero… “no veas lo que pasó cuando cantó aquella chirigota con Ciudadanos…”, donando los beneficios a tontos sin fronteras, jeje, y el que la coja, pa él; y en el segundo, er Kichi quitando el hambre de Cádi… “de momento ha empezado por los gatos… vete al parque Genovés que le están saliendo diente a los patos”. Qué de guerra por tos laos… le quitan a uno las ganas de poner el telediario a la hora de comer. El popu mantiene el nivel cumbre donde la interpretación hace mucho… “si nos dejas, con un simple misil… solucionado, y no nos dejas”; “y no temerle al fin de mundo, temerle al fin de mes… y si lanzamos misiles, cohetes, lo hacemos para conseguiiiir la paaaaaz”. Genial el servicio de inteligencia, eeemmm. Los ofendiditos en embajadas de medio planeta, rompiendo relaciones diplomáticas con el Falla, intuye el señor mongolo (de Mongolia). Ingenio exportable. El mundo, chirigotero, está en buenas manos.

‘ALGUNOS HOMBRES BUENOS’, ¿ALGUNO?

Y subiéndole la cremallera a la función, una comparsa de la localidad sevillana de Dos Hermanas. ‘Algunos hombres buenos’, hombres separtados sufriendo la injusta justicia ciega que favorece a la parienta… “y nos niega la custodia compartida, la historia de tantas vidas”. Juan José Marquéz Rodríguez suscribe letra y música. Con el pijama de condenaos de por vida bajo la ropa, y dos macetas. Ojo a los dos macetones, que en cualquier momento se echan un bailesito… ¿Qué es el amor?, se pregunta la primera letrilla, piropillo… “que se entere ya el mundo entero, que tengo ya treinta años y de amor, por ti Cái me muero”. Los divorcios son duros, para los padres y para los niños, parece soltar ese segundo pasodoble, sin sangre. En un cuplé sale el frenillo a relucir. Sí, hija, sí. No, si el juez al final no se equivocó con la sentencia. ¿Cantaron en la vista oral? El popurrí, entre el amargamiento vital y el luto sentimental… pero seguirán siendo padres cada jueves, un rato. El tontito de las banderitas es malo. El señor mongolo (de Mongolia), peor. El chavalín que hace un cameo en el remate supera en la afinación a algunos hombres buenos.

Las 00.33 horas. Baja el telón. Baja el balón, que se acabó el partido, con esta brisita gaditana no se puede vivir. El árbitro le da la mano al señor mongolo (de Mongolia) y al tontito de las banderitas. Hala, a las duchas. Y mientras os frotáis la espalda, una frase célebre espumosa: “la condición esencial para la felicidad del ser humano es el trabajo”, dicen que dijo León Tolstói, el escritor ruso. ¡León, tú no ere de Cádi! Por cierto… #aguadelgrifo, ehhhhh. Agua de Cádi, ¿cuándo nos llega el cheque? DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway

INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.