DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Cuando canta un gaditano te da su vida”

Lunes frío de séptima clasificatorias del Falla en el que no faltaron algunos ratitos de calor: la comparsa de Fran Quintana ‘Los desvelaos’ sigue creciendo y ganando adeptos para su despertar; la de los Carapapas, ‘Comparsa Los ángeles de la guarda’, con renovación y un estilo más edulcorado y menos batallador; y la chirigota del Vera, ‘No tenemo el Congo pa farolillos’, a lo suyo.

DÍA 7 (7ª CLASIFICATORIA).

El día más deprimente del año, eso que los gilis modennos que hacen running y se afeitan las patas llaman el blue monday, ha coincidido con la séptima sesión de la fase clasificatoria del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018), y con la visita al palco municipá del Falla del insigne concejal de Festejos de Granátula de Calatrava, municipio al sur de Ciudad Real, con alrededor de 800 vecinos, menos que los que caben en este teatro. No tienen ni castillos ni equipo de balonmano pero sí uno de los diez mejores panes de pueblo del globo. Y que todavía haya quien dude de que este concurso de coplas es universal…

En este noche de frío lunes no faltaron algunos ratitos de calor durante la función fallera: la comparsa de Fran Quintana ‘Los desvelaos’ sigue creciendo y ganando adeptos para su despertar y contra la anestesia vital; la de los hermanos Carapapas, ‘Comparsa Los ángeles de la guarda’, con renovación y un estilo más edulcorado y menos batallador, asumen tus penas como propias; y la chirigota del Vera, ‘No tenemo el Congo pa farolillos’, a lo suyo, buscando otra final.

Un lunes blue en el que se ha ido lejos la cantante de The Cranberries, Dolores O’Riordan. Nunca salió de ortavillita en una comparsa irlandesa, sin embargo su tema ‘Zombie’ define a la perfección el estado catatónico de nuestros mejores colaboradores: el tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia)… “in your head, in your head, zombie, zombie, zombie-ie-ie…”. Maripili, deja de menear la cabeza y dale a la palanca, que corra libre de prejuicios este cronicón con conservantes y colorantes. Pero antes, aquí debiera aparecer la publi del Yuntamiento de Cádiz. El responsable sigue en el baño. No meterle presión, ome, que se atora.


‘ESTAMOS ENCANTADOS’, ¿IGUALMENTE?

Las 20.36 horas. Arriba ese espíritu, pese a los mocos. Momento coro para estrenar sesión: ‘Estamos encantados’, con letra y música de Salvador Longobardo y Marco Antonio Nogueroles. ‘Porque dios así lo quiso yo puedo decir que vivo en el paraíso”, sentencia la presentación de estos embrujaos de Cádi, del carnaval y de esas cositas, con piriñaca. El tipo secta hemosquedaopasuicidarnosalastres lo aclara todo. Tango planchaíto. El primero es de re-presentación, “si me tienes embrujaooo”. Cómo iban a faltarte, niña. El señor mongolo (de Mongolia) está flipando con esas dos columnatas de piedra del atrezzo. Remarca la segunda letrilla que este año comparten batea con compañeras, “que la mujer de Cádi no es tan sólo una piconera, y es que con faldas y a lo loco también se puede cantar… qué vivan las pregoneras y las mujeres de Cái”. El tontito de las banderitas duda si izar la bandera de los chinos. Veinticinco años con la parienta, en un cuplesito, “y como te pongas tonto te aplico el 155”. Cádiz si te canto tú me encantas, quién me va a desencantar. Toma trabalengüinti. Suena regulero, ¿no? El popurrí confirma que están criados “pegaítos a tus murallas” y que viven “en el paraíso”. El concepto de paraíso es muy ambivalente.

‘LOS MANIÁTICOS’, IATICOS

Mira, son maniáticos, con el tipo estándar de maniático. En escena la chirigota ‘Los maniáticos’, desde Sanlúcar de Barrameda… “soy, el maniático de Cáaai”. ¿Queda clarinete? Francisco Javier Mejías Raposo firma la letra, y Antonio José Rodríguez García, la música. Se lavan las manos antes de los pasodobles. Quejosa primera letra con aquello del apto y no apto, “dilo como quieras, pero no es manera de tratar a un grupo, que son muchos meses de ensayo para que un Patronato, no nos valore después”. El otro pasodoble se lo lanzan al M.Rajoy, “eres el peor presidente de nuestra democracia…”, y un vaso es un vaso y un plato es un plato. Un cupletillo encadenando los nombres de las agrupaciones de la función, rematado por “no tengo el congo pa farolillos”, claro. Y las ventajas científicas que tienen las cositas sesuales, en el otro, aunque su Carmela “no se lo traga”, iiiiínnnn, en el otro. Al estribillo le tengo manía. “¿Quilla, tú ha pagao la Fanta?”, pregunta-resumen de un popu “esclavo de tu aplauso” El tontito de las banderitas le tiene manía al señor mongolo (de Mongolia).

‘LOS DESVELAOS’, INSOMNIO SUBVERSIVO

A la luz de farolas y faroles, con los astilleros al fondo, salta al campo la comparsita del Fran Quintana, ‘Los desvelaos’. Con gusto, y los bigotes, de detalle en el tipo. No veo babuchas, capitán. En plan levántateyanda ese holaquéhay… “a la hora que un mosquito puede más que tu paciencia, a la hora que tus ojos se despiden y se cierran, a esa hora en que parece que te quedas muerto… pensando en tu destino yo me quedo desvelao, en vela por el que sufre, por el que calla, por esta tierra que sigue en coma y no se levanta… despierta mi gaditano, de tu letargo… no tienes más que una vida, durmiendo pudiera ser que te llegue el día”. Pikolin mañana mostrará su irá por twitti, verás. Cantarín-identitario entra el primer pasodoble, “un gaditano es un niño que nace cantando, te canta hasta casi hacerte daño, si te canta un gaditano tiembla el aire que respira… canta pero nunca grita, que esto es como un sacramento así que guarda un respeto que cuando canta un gaditano te da su vida”. Guaaa, y el tontito de las banderitas no te canta ni en la ducha. Y a los ofendiditos de ahora por cualquier pamplina de la plaza Mina, también en los carnavales, dispara el otro pasodoble, “es asunto nacional, por reír por cantar, nos quieren denunciar… no te enteras que en nuestra fiesta la única norma es que todo sirve de cachondeo, aquí no hay más censura que el aplauso de mi pueblo…”. Amen. Una cucaracha independentista ronea en uno de los cupletillos. A Cádi no se viene a dormir se viene pa echar buenos ratos, Cádi te pone los ojos como platos. Platos jondos, remarca el señor mongolo (de Mongolia). “No puedo dormir, no quiero… ya descansaré cuando el empeño me haga digno de una vez”, dando vueltas y vueltas al coco hasta el alba, apartando sombras y fantasmas, en un popurrit con insomnio, bendito insomnio… “no me quiero morir sin que quede un tren por subir… son sólo sombras, enciende la luz y los quitamos de en medio… hay un amanecer en tu corazón que debe estallar… sólo en los delirios se cuecen las alegrías…”. Desvelaíto me veo escuchando en bucle esos ocho minutos con aires de tempus fugit sustancioso en fondo y forma.

‘MISSION IMPOSSIBLE LOS ASTROMANTAS’, GRAVITANDO

A la luna, lunera, con Maríalahierbabuena y Manolocornejo, entre las estrellas del firmamento del forillo. El comandante Medina reclutando, “no vea la que me queda”, en la parodia del cuarteto capitalino ‘Mission impossible Los astromantas’, con Manuel Zambrano, Antonio Rivas y Luis Miguel García-Verdugo como autores. Ahí entran en la MAZA el astromanta Mi arma, el astromanta Donete y el astromanta Impaciente, digo digo digo, y como su nombre indica, empieza despidiéndose. Organizando la missión de M.Rajoy a la luna, en cinco años, y cada personaje reiterándose en sus coletillas y estereotipos, digo digo digo… Se suman dos aspirantes más para interpretar los cuplés, simpáticos, sobre todo el primero. Sin gravedad, no veash cómo se les puso el asunto… “me desperté, me miré la picha y me dio un coraje”, jeje. No tenemos un problema, Houston, tenemos un problemaso. El tema libre es un seudopopurrí sin pies ni cabeza… “que yo sólo quiero estar a tu vera, porque para mí, tú serás mi estrella”, con explosión de papelillos en el remate, los que le sobraron al coro del Juliopardo del año pasao. Voluntariosos. El tontito de las banderitas mira a Saturno. El señor mongolo (de Mongolia) busca la Osa Mayor. Con canas ya.

‘COMPARSA LOS ÁNGELES DE LA GUARDA’, TUS PENAS SON LA MÍAS

El Falla se pone en modo patoso que viene que viene la comparsa de los hermanos Carapapa, Francisco Javier y David Márquez Mateos. Apunta: farol, bombín, alas y la freidora encendida. Se presenta ‘Comparsa Los ángeles de la guarda’. La plaza vacante de ángel custodio de Cádi vuelve a estar cubierta… “no te desamparo ni de noche ni de día, no tengas miedo yo te espanto los demonios, no sientas penas que tus penas son la míaaaaass”. De primer pasodoble, el carapapismo, renovado, le canta a sus orígenes, a la Viña, con nostalgia y morriña, “toma esta copla… quiero más que nunca sentirme viñero, como mi padre, como mi abuelo… yo me crié en un barrio donde una sonrisa es el pan nuestro de cada día…”. Y segunda letra embadurnada de azuquiqui celestial y mucho amol, “no soy un santo, no me reces, llámame mejor cantando…”. ¡Qué me pongan otro gotero!, clama una voz desde el gallinero. “La que hay que liar para venir al Falla a ver un concierto del Pablo López”, apunta uno de los cuplés, que parecía ir por aquello de lo complicao que es pillar entradas del COAgg. Que Catalunya quiere la independencia, para el cuplesillo siguiente. Tú me llamas, yo te canto. Y te cantan un pupurrí con más calma, más lírica y menos meterse en charcos… “me llamas casualidad, si no crees en mi, me llamas casualidad… Volando por Cái… estaré contigooooo oooo si tú me llamaaaaas”. Potito, defiende el tontito de las banderitas. Cursilada, ataca el señor mongolo (de Mongolia).

‘NO TENEMO EL CONGO PA FAROLILLOS’, QUE ES PINTURA EHHH

Turno de la agrupación cabezona de la función, unga unga… “El Congo está fatal… pero EspÁña está peor, fíjate que yo tengo apadrinao a un gashó que es de Albacete… le le lelele le lo lo lolololó… llegamos del Congo yaaaaaa”. La chirigota del Vera, José Antonio Vera Luque, ‘No tenemo el Congo pa farolillos’, persiguiendo tras los marcianos la enésima final y otro primero. De re-presentación el primer pasodoble, con inciso a esas voces que aconsejaban antaño a este grupo pasarse a la comparsa para triunfar… “naciste con el siglo y el nuevo milenio, y en tus primeros pasos ya pusiste el sello del pasodoble serio y el cuplé canalla… ante ustedes les presento, mi nueva chirigota”. Defensa de la constancia y fe en uno mismo. Y más humor para el segundo, con variación en la música y sin dejar las puyitas polítiqueras… “soy caníbal, me alimento de carne humana, yo me como al Pacoli de dos bocaos…”. Y si se zampan al M.Rajoy, dales omeprazol, para no repetirlo. Y este que me queda aquí, se lo mete a tu hermana en el Congo. El tontito de las banderitas tiene repe el pendón del Congo. El señor mongolo (de Mongolia) colecciona farolillos. Los veinticinco años de las Olimpiadas de Barcelona, y su Cobi… “es el Junqueras que con los años se ha estropeao”, en un cuplé. Y el Chiquetete de rey mago, en el otro… “la tradición la cumplió el muchacho, por navidad siempre hemos visto a un rey hablando borracho”. Si dentro de nueve meses, tu parienta tiene un niño morenito, a mí no me meta en ná, que esto es pintura, ¡ehhh! Y al loco popurrí, musicalmente coherente, con su cuarteta del negro del wasap, es de la tribu, el pocapicha le llaman; la del SAS, “Servicio Andaluz, nooooo, Africano de Salud”; o su bodorrio y cante por carnavales ajín… “que en el Congo estoy bien, pero aquí estoy mejón… yo tengo ganas de carnaval… le le lelele le lo lo lolololó, nos vamos pal Congo yaaaaa”. Cerrando el círculo. El Vera, a lo suyo.

‘EL ORO NEGRO’, A 70,16 DÓLARES EL BARRIL

Y la llave de la función la tiene ‘El oro negro’, la comparsita de Cádi más petrolera de la temporada, con banjo y todo, letra de Raúl Gálvez y música de Andrés Morales, sí, el AndyLucas, el del centro. Maldiciendo a este preciado recurso no renovable en la presentación. Son más de gas natural. El tipo es como sucio. Un curioso paseo mirando arriba, a los balcones patrimonio de Cádi, “soportando banderas”, y en los últimos tiempos con una bandera más “que es de todos por igual y que aguanta el temporal del puto fanatismo, y que ondea en nuestros corazones”, que acaba con el Andy de AndyLucas por arribita desgañitándose acercándose al foso con una rojigualda de bolsillo en la mano. Qué mieo, picha. El tontito de las banderitas sí que se ha hecho jirones en los pantalones. Y otra violación en el telediario… “me avergüenzo de ser hombre”, sentencia la segunda letrilla. En la tandita de cupleses, el asuntito catalán y el Puigdemont, “un bicho de los Pokemon”; y con el colesterol alto “para que no lo cojan los niños”, afú. Prigaíto hasta las cejas, la tinta del gaditano, el oro negro del carnavá. El Andy, de AndyLucas se pasa medio popu paseándose de un extremo a otro del escenario, mientras “el bolsillo de los corruptos hay que llenar”. La explotación de este pozo petrolífero no deja de equipararse con lo que pasa en carnaval, de aquella manera… “revienta este pozo revientaaaaa”. El señor mongolo (de Mongolia) huele a diesel.

Las 00.47 horas. Baja el telón. Baja el tono, que no son horas, primo. Que ya en nada tengo al tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia) metíos en manteca, colorá. Y una frase célebre, de epílogo, sin colesterol: “y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro.”, dicen que dijo Miguel de Cervantes, el mismo, el de El Quijote. Y Sancho. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.