DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Canta para no perder la esperanza”

Segunda semifinal del COAC 2018 con un cartel ¿de final?: las comparsas de Antonio Martínez Ares, Juan Carlos Aragón y Tino Tovar, soltando pasodoblones sin miramientos, a dar, precedidas por ‘Canta’, el primer premio de infantiles de la modalidad, que dejó al respetable deslumbrado. Además, ‘No tenemos el Congo pa farolillos’, ‘El trío’ y ‘Los chimenea’, poniéndoselo fácil al jurado.

DÍA 27 (2ª SEMIFINAL).

Chiquillo, deja de poner andamios en San Antonio, que el sábado del pregón en esa plaza no va a caber ni la familia. Y todos con cascos y arnés. A cuatro días del pistoletazo oficiá del carnaval, el de la calle, alcanza su ecuador las semifinales del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018), en el Falla, el carnaval indoor, la segunda función de tres.

Una noche, con la vuelta del logo tradicional del teatro a las cortinas, a la basura la nueva marca del COAC, nada barata, y Álvaro Cervera, del banquillo a la grada. Y un cartel potente: las comparsas de Antonio Martínez Ares, Juan Carlos Aragón y Tino Tovar, soltando pasodoblones sin miramientos, a dar, precedidas por ‘Canta’, el primer premio de infantiles, que dejó al respetable deslumbrado. Además, ‘No tenemos el Congo pa farolillos’, ‘El trío’ y ‘Los chimenea’, poniéndoselo fácil al jurado.

Ding dong ding: atención atención, Paula García y Borja Ruiz, pasen a pregonar el carnaval, en su modalidad mini. Sois los elegidos… El tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia), nuestros colaboradores en estos relatos sin contrato, son más de vocear ¡¡una bombona pal noveno!! Dejarse de bombones, que en semis ya toca mojarse, nada de azúcar. Maripili, dale a la palanca, y que resbale por los callejones este cronicón hecho con productos de la tierra, sin pausas ni marcha atrás. Pero antes, un minuto para la publi del Yuntamiento de Cádiz. Menos copas y más coplas, con cocacola.

publicidad

“A LA DERECHA TE MUERAS, PA RECORDAR TU TRAICIÓN”

Las 20.35 horas. Se va calentando la caldera del único polo industrial que le queda a la ciudad, cuya materia prima son cuatro compases y una buena rima… ‘Los chimenea’, humeantes, deshollinando restos de pasados concursos, “ellos prenden la llama del teatro, lo nuestro es limpiar, limpiar, limpiar…, cantar, cantar, cantar”.  El Joan Manuel Serrat, y sus versos, dan para un tango que busca poner coloraos a ciertos procatalanistas con “patria de cartón piedra”, “si canto Mediterráneo, estoy entonando el himno que cantó Serrat, un canto para su gente a la libertad, mientras en su amada tierra lo tachaban de traidor y de fascista… ya se han olvidao de las pequeñas cosas que les enseñó sus letras… que sigan con su fiesta los que ven la luna de día, ellos saben que son sus propios verdugos”, cuando en su propia casa cortan cabezas a los que dicen lo que piensan, “los que llaman fascista a Serrat”. Contundente. Y subrayando que el carnaval primero es de Cádiz para Cádiz y la afición que pisa este teatro… “qué alegría por mi Cádiz, que al fin se le reconozca y se lleven sus coplas a cualquier lugar, resulta que le han abierto las puertas y el privilegio de estar hasta en el Liceo… sólo quiero recordarle a los que llevan el carnaval por el mundo entero, sólo hay un privilegio, es aquí en el Falla, la cuna donde nace este privilegio, que solo ustedes estáis viviendo, y otros sólo pueden imitar”. Entre el original y la copia, pues ya sabe… Tango mu celebrado. “Kichi no te meta en ná, si lleva morado toda su vida”, le dice el Borbón al arcarde en un momento en el que el rey jubilado se estaba engollipando con pescaíto frito… Chimeneas como las de Cadi, no verá usted en el mundo ninguna. “Si en Cádiz lucharan con fuerza lo mismo que hacen en carnaval, por Cádiz, y aleja con fuerza los humos de aquí, por Cádiz, limpia tus cenizas, ese es tu trabajo, comienza a limpiar…”. Remate vaporeta de un popurrí sin pausa, grave, comprometido. Enorme cañonaso de voces. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que va a ser que sí. El señor mongolo (de Mongolia) agrega que no podría ser que no. ¿No? Que sí. Atentos, que viene el futuro: “para apoyar y fomentar la cantera del carnaval gaditano, además de recompensar el esfuerzo realizado por tener un repertorio digno”, esta noche se premia doblemente a la comparsa flamante primero de infantiles, ‘Canta’. “Canta para no perder la esperanza, escucha el sonido que crece en ti, búscalo, que el ritmo lo marca tu corazón…”. Son cantantes de tiempos pasados, con sus micros vintage y tó, y sonando tela. Por la igualdad real, un pasodoblón… “desde el principio, cuando llegas a este mundo, te asignan un color… con ideas tan antiguas no se construye un futuro…”. Qué viva la Pepa de Puerto Real. ¡Qué mujé ni que mujé, tu vas a hacer lo que diga tu mare!, jejeje. Hay cantera. El jurao les honra con un diez. Mejón que muchas de adulto, resuena por un muy flipado foso de los leones. Lo que se pierden por dormir la siesta… ¿Leones?, sí, sí, detrás del Vera, que ‘No tenemos el Congo pa farolillos’. En el Congo está la cosa chunga, pero en España, todavía más chunga… “a ver si me he equivocao, y te estoy cantando en el Pago del Humo… y tengo un trancaso…”. A partir de la tristemente famosa manada sanferminera, te recuerdan que tú quizá también eres de ellos…. “lo mismo que si fueran leones hambrientos, saliendo de su cueva buscando alimento, rondaba la manada… se fueron a cazar, y dieron con la presa débil e indefensa… aún mucha manada está libre en la calle, jóvenes y viejos, desde el plebeyo hasta el más poderoso de esta sociedad, o eres manada o resistencia…”. ¿Esto son los racistas, no? Con ritmillo más chirigotero, la otra letrilla, aprovechando la queja de SOS Racismo… “negro, me pone negro, un racista me pone negro, alguien que no evoluciona más allá del chimpancé…”, pero una chirigota ¿racista?, “la fuerza de sus coplas te presta como altavoz, que yo no soy tu enemigo, cuenta conmigo y hagamos todos unidos un mundo mejor”. Con rabia, con hastío. Como el que tiene que dar explicaciones de una evidencia. Superlativo chimpón. Se lo mete a tu hermana en el Congo, o en el netflix. La serie del Cuéntame ya nos ha adelantao, ya va por el mes que viene; y demostrando al empresario cordobés aquel lo flojo que son los gaditanos, con dirección única hacia lo que termina en ajo. En consonante. A mí no me meta en ná, que esto es pintura picha, que esto es pintura. Tú te irás cuando lo diga mumá. Con colofón hinchapelotista para dejar al Falla arribita. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que puede ser. El señor mongolo (de Mongolia) dice que seguro que a lo mejón, o no. Incertidumbre… Y con la lengua fuera, salivando y a cuatro patas el Falla, que viene, que penetra el don Antonio más rabioso… “cuidao conmigo, cuidao, que vengo que muerdo, sigo siendo el mismo perro, el perro de Andalucía, vengo que muerdo… abre tu barraca, empieza a reinar, y no me cuentes penas, llantos, amarguras, alegría en sus caritas…”. ‘El perro andalú’ entra como para acariciarle el lomo. Yo que tú no lo haría, forastero, no no no. Pasodoble de hospital, y el niño ingresao luchando contra la adversidad, pese a los augurios de los médicos… “levanta por fin la persiana, desde aquí veo la playa, dame un beso de payaso, traigo un pañuelo muy chulo, ole los piratas guapo… ayer me dijo la niña, ríete siempre, y las sombras no vendrán… usted no sabe cómo es mi niño, es más valiente que nosotros tres… pinte colores bonitos, pinte como lo hace él”. Descartando el rotula negro. La guantá sin manos de la sesión es para aquellos que algún día fueron socialistas y embaucaron a este pueblo, empezando por Felipe, aunque no se nombre… “llegaste con el puño en alto prometiendo un mundo nuevo… el sur, sangre de tu misma sangre, se rindió a tus pies y su doctrina… creaste escuela, de eso no hay duda, aún sigue viva tu dictadura… cuarenta años comprando votos, con los subsidios de desempleo, cuarenta años y ahora gritan por las calles que vienen los radicales… ay mi rosita obrera, ya no te llevo en el corazón, a la derecha te mueras, pa recordar tu traición…”. Pum. El Canalsú, la vuestra, no sabe si quitar el enchufe, sin querer. La Susana está viendo Telecinco, no os pongáis nerviosos. Hachís puro de oliva, en un cupletillo, que pasa la aduana por los pelos… Cuando pongas una bandera primita mía en tu balcón, pon la de la taza de plata, pon la de Cái, pon su pendón, y al que no le guste que ladre, porque esa es la madre que a ti te parió. “Somos sus bufones, de sol y procesiones, nadie nos ve sufrir, con una sonrisa a raudales para cuando quieran venir, los que levantan el país… no te vayas, primo, prima, qué sencillo decirlo en una canción, que difícil cantárselo a esta generación, como odio ese maldito tren… yo tengo un reino por si fuera poco… hermano, ladra, luego cabalgamos”. Al pupurrinaso no le hace falta en este pase encender la guirnalda de bombillas, el teatro arde sin luces. ¿Goku muerde o mordisquea? Enga, a mojarse. El tontito de las banderitas dice que sí. El señor mongolo (de Mongolia) dice que… sí. Ioooo, no lo piense mu alto que te achuchan al pitbull… Donde se ponga un san Bernardo, que se quiten los caniches. ¿Dejamos los pelos y las babas? Di adiós a piojos y liendres. Pasemos a los tendederos, con ‘El trío’, el metacuarteto hogareño, cocinando la parodia, entre lo clásico y lo modenno… buscando un tema original: un ¿cactus? Y el tipo, también original: ¿de gitano?, ¿de negro?… “y no se nos puede olvidar decirle algo bonito al jurado… ¡Cristina Pedroche!”. A entre rejas le tiraban claveles, a los del Subiela, alpiste, apunta un cuplé. En el otro, todo lo antiguo está llegando ahora al mundo de la moda… “ya no comen puchero, na más que piensan en ropa vieja”. Tal como está el carnaval, mejor nos quedamos en casa. Y nuevos candidatos para el posible cuarto componente, en el tema libre. El cuñao frío del Yerai, y la prima del Pedrito, la gogó del Corralón, debiendo vergüenza este shaval, y marcándose el bailesito, por tanguillo, marca del cuarteto, su cara y su cruz. “Aunque veas, que cantamos los tres solos, yo siento que mi hermano y el Carlito están aquí con nosotros… y aquí te cantan sin miedo los tres, y es que el Falla es mi condena, cómo voy a tener miedo, si me echaste de menos… que en el Falla yo me siento como en mi casa”. Si los vecinos del primero, esos que se llevan tol día asomaítos tomando el fresco, quieren, seguirán ensayando. El público, y ellos mismos, se lo pasan teta. La naturalidad y verdad que desprenden los niños mitigan las carencias. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice sí que sí. El señor mongolo (de Mongolia) dice sí que sí que sí. Me vais a gastar el adverbio afirmativo. ¡Cervera pregonero, Cervera pregonero!, que sí que sí, y hasta bota el gafa en un palco, entre telón y telón. El Aragón ya entrega nueva mercancía. Custodiándola, los panteras, digo, ‘Los mafiosos’… “el mundo se divide en dos, los que viven como dios manda, y los que mandan viven como dios… no se te olvide mafioso, que el carnaval es del pueblo, voy a intentarlo a tu manera a ver si así se lo devuelvo…”. Con shentimiento kilométrico, que una madre es una madre, y el pasodoble al padre ya lo sacaron Los condenaos… “por ancho que sean los mares, y más altas las cordilleras, por más azul que esté el cielo, donde se ponga una madre, todo se quite de en medio… por más que se pueda perder, y más que se pueda ganar… no hay alegría más bella ni primavera más grande que te da una madre a tu vera… el que dice sin pensar que nadie es imprescindible, es que no tuvo mamá o no sabe lo que dice… mira si será grande y divino su amor, que para hacerse hombre el mismo dios, necesitó del amor de una madre”. Sin palabras. Como sin palabras y con ganas de tenerla deja el otro pasodoblón, que te sintetiza en dos minutos lo que opinan tantos súbditos asqueados del Borbón… “si a usted la corona que lleva, le llena de brillo y de gloria, y el orgullo de saber de quien le hereda ni siquiera le refresca la memoria, está traicionando a la historia y a un pueblo que no le venera … el demonio hecho persona al que su padre seguía… y en el bar de nuestra gente pregunta, si hay alguno que le quiera, yo si que le puedo jurar, si entre la gente estoy yo, con todo el respeto le digo que no… no hace falta defender el color republicano, es simplemente que usted es cómplice de un tirano… ponga su corona a la voluntad del pueblo, póngala para que la votemos si es que no le faltan huevos, y si dicen que sí le reconoceré, pero si dicen no, por favor márchese, y que la historia comience de nuevo”. A sus pies, cabesa. Uuuuaaaaaa. Un robot con mucha guasa, catastróphica; y un segundo cupletón de gran categoría, que “con tanta independencia y tanto hablar de Catalanya ya se están olvidando los problemas de España…”, ellos también han puesto un banderrón que cubre to la terraza entera, “y así no se ve la maría que estoy sembrando en la jardinera”, jeje. Al que se mete en la mafia le pasa como al que se mete en tus calles… o entra pero no sale, o sale por mal camino. El enésimo bocinazo llamando a la revolución en ese popu contra la tiranía, y si no vale sólo “cantando”, habrá que recurrir a los métodos del enemigo… “sueño que los elimino, con lo bonito de mi canto…”. Y si Pepo Oliva, el padre de Valle en Compañeros, notefallaré, te sale en mitad del repertorio a lo ministro, eso puntúa, Quimi… “como si la vida fuera carnavaaaaal”. Ha faltao el mangueraaaa pa rematarnos. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que claro. El señor mongolo (de Mongolía) me mira como pensando, ¿y tú me lo preguntas?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul… Esto requiere una pausa para masticar, niña. Con permiso del Procopio, un intro, mi reino por un intro…

“PARA VER LA GRANDEZA DE MIS CARNAVALES, NO TIENES QUE IRTE AL LICEO”

Las 00.26 horas. Sin descanso, ehhh, ya ya, revolotea por las tablas ya ‘Don Taratachín’ pegando bastonasos con nocturnidad y alevosía… “si se despierta su imaginación, no fue la musa, que fui yo, reparto y regalo la felicidad…”. La inspiración de los carnavaleros… “Cádiz, los pelotasos y los aplausos, todo para ti, fue gracias a mí”. Modestia corera. Un tango amargo con nostalgia de lo que no se tiene… por el parque Genovés hablaban dos jubilaos sin nietos… que “sin trabajo fijo hoy es una temeridad tener un hijo pa darle miserias na más… maldita sea esta sociedad y sus gobernantes, que no permitan que sus hijos salgan adelante”. Y con una patulea de niños escuchando atentos la otra coplilla, vendiendo consejos a la cantera…”tú nunca te creas que eres el más grande, siente que esta fiesta es una afición nada más, disfruta cantando, y nunca digas del compañero que es un mafioso porque te ha ganao, canta a tu tierra que es lo más grande y verdadero, sólo de esta manera será el rey de todo febrero”. En la tanda de cupleses, se han reunido todos Los piratas para celebrar los veinte años del pelotaso, ya con una edad; y alusiones a la pista que montaron en navidades en San Antonio, y “si quieres yelo, lo compras tú en la gasolinera”. Con topolinaso y todo. Tú también tienes un toquesito dao. Si en preliminares la magia potagia del Pardo y el Rivas en el popu se centraba en los propios coros, y en cuartos en los cuartetos, ahora toca la chirigota… “cada noche me levanto, don Taratachín no para, qué hermosura trabajar para tu felicidad, para Cádiz nada más…. los pasodobles y los tanguillos tú decides si serán, historia de tu carnaval”. Histórico es cómo riegan de papelillos cada pase, no piensan en los árboles del Amazonas. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas es abstemio. El señor mongolo (de Mongolia) vota nulo. El taratachín lo tienen en el taratachero… Taratachero, ¿san Taratachero?, ¿tiene santo? Consulta a los que rezan a continuación. ‘Este año nos veréis en el altar’, apatronando el concurso, clin clon clin clon… “tranquilo somos patronos, pero no del Patronato… tiesos y a dos velas… qué viva san Servando, qué viva san Serván, que viva Cádi, que viva el carnaval”. Bien Servando, bien, picha. San Fermín, becerros, de blanco y también de tinto, chupinasos… una coplilla-manada contra “quien mancha una tradición y hacen su propia corrida… como son tan amantes de la fiesta nacional, yo les cortaba las dos orejas y el rabo”.  Por Cádi, el segundo sermón-piropaso… “Cádiz es mi templo sagrao, por eso no me arrepiento de quedarme aquí postrao, en nuestra eucaristía consagramos la alegría en todos los feligreses, la sonrisa es la comunión, y a esos fieles que en su vida llevan una procesión les sirve de cruz de guía… es mi antiguo testamento, mi perdón y mi pecao, mi música celestial, es mi primer mandamiento”. Amen. San Cucufato, san Cucufato, los compañeros te ato… aayy, eso duele, primo. El canalillo a lo cepillo de una feligresa, y mira que me tiro, mira que me tiro. Se me ha ido el santo al cielo. “En cuanto la iglesia se queda vacía, es cuando yo digo… coño qué alegría”. Bien desahogao se pone en marcha un santo popurrit… “que quieres currar en Cádi y no irte fuera, pulsa almohadilla y te ponemos en espera, espera… y esto sólo es carnaval, podéis ir en paz”. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que son divinos, pero no. El señor mongolo (de Mongolia) agrega que, de la muerte, pero tampoco. Perdónalos, no saben lo que hacen… Hacen¿dado? Momento patrocinado por tu cuñá. Momentos tras momento, día tras días, hora tras hora, todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar mirando el reloj del móvi… ‘Tic-tac, tic-tac’, Tino, mueve las manillas del Falla y de sus sentíos y entretelas… “tu ambición siempre fue controlarme, arrogante que nada entendiste, si eres tú el prisionero, soy aquel pasajero que nunca se baja del vagón de tu tren… yo valgo más que la fama, que el dinero, soy el que todo lo sana, no juegues conmigo que yo nunca pierdo… el que enciende tu llama y apaga tu fuego, soy tu eterno compañero…”. Dicen que la RAE se está pensando reemplazar la definición del diccionario de tiempo, tu tiempo, mi tiempo, por este mogollón de presentación. Dudas sobre la presencia del carnaval gaditano en el coliseo catalán… “yo que pensaba que estas tablas era el altar de nuestra fiesta, parece que me equivocaba, que en el Liceo esta la meca, al parecer en Barcelona está la esencia… pensaba que en la sencillez residió en tu grandeza, pensé que tal vez el talento te hizo importante, yo tu grandeza la encuentro en la plaza, con las callejeras… brindo por mis compañeros que venden Cái por el mundo entero, pero dejarse de complejo, que para ver la grandeza de mis carnavales, no tienes que irte al Liceo”. De cal, y de arena. La sensibilidad navegando por el segundo pasodoble reglamentario, agridulce, ese viudo desorientao… “y con el alma echa trizas aún se pregunta el porqué, dónde está su compañera, dónde se fue… y en los rescoldos de una casa echa ceniza, sigue la huella de una vida compartida, y en cada esquina sus recuerdos… hoy se ha dormido la mar de contento, aunque su fiel compañera se le fue a los cielos, jamás morirán sus recuerdos”. Tic, ¿tic? Tac ¿tac? Un cupletillo profiláctico, que lubrica en el otro, “y al pie de la letra, no vea los durex lo que me duran”… Hazme caso compañerita del alma, que aquí hay algo entre tú y yo. “Soy tu principio y tu fin, tu certeza y tus dudas, soy abismo y sendero, tu fiel enemigo… necesito que el tiempo se calle, se canse, que pare un momento, un tiempo sin tiempo, pero ni para el tiempo hay tiempo… media vida colgado de un reloj, tejiendo comparsas, teniendo esta canción con el vello de punta en el alma, tal vez sea que todo es tan distinto, que ya no soy el mismo, es tiempo de esquivar los focos, de estar orgulloso de esta aventura contigo que mereció la pena… necesito pensar, necesito saber si esto lo necesito, que el tiempo me dijo que es hora de bajarme del tren, el tiempo sólo el tiempo, tal vez me empuje a volver”. Es la Cuarteta, con mayúsculas, por todo lo que significa e implica, del concursito. Popurrí descomunal y a la vez íntimo, no apto para hipersensibles. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas sí quiere. El señor mongolo (de Mongolia), sí quiere. Hala, podéis besaros. O iros al… allí, allí, con ‘Los de la gran puñeta’. Un cuarteto poniéndole el lacito a la función, a las tantas, todo un reto. Sacando a san Martín el Puñetero, por las fiestas patronales. Y el fumeta, “colocao en la radio, en radio María… adónde va el dinero de sus devotos, la verdad es que follo poco”. El toro, embobao. A uno le recetan un ungüento, el de Caperucita. La cofradía no sale de la iglesia, que la procesión va por dentro. Cállate feo, que callaíto estás más… callao. Retazos de esa parodia chiste tras chiste, ajín y aján, previa a los cuplés. Un primo mu flojo, que no moja, por herramienta; y un segundo jeroglífico, a lo Martínez Ares y el cura de su pasodoble, “eres lo más guapo del mundo”. Con cameo del Trinchera, con abogao, por si acaso. En el tema libre parece que sale la procesión susodcha, toda la procesión, hasta el santo, la protagoniza el mismo nota, el que hace de cura, de granjero, de policía… Y de remate, a las nubes, una cancionsilla de Serrat, porque “tienen que serrat” sesión. Afúu… “que mi cuarteto no es mío, que mi cuarteto es del pueblo”. Enga, a zambulliros: el tontito de las banderitas es de ciudad. El señor mongolo (de Mongolia), enganchao a Metrópolis.

Las 03.03 horas. Baja el telón. Esmallaos, estamos esmallaos. Todo sea por el carnavá, y por Procopio… Tontito de las banderitas, señor mongolo (de Mongolia), ¿os frío un huevo? Y tú por qué no te fríes una teta. Empatizando con el cuarteto del Joselito… ay Jaimito, cuántostesquiero. Oye, que un tal Correa ha dicho ante el juez que M.Rajoy sabía lo de la financiación ilegal. Bah, eso no me cabe en el titular, con tanto frío. Voy a por la frase célebre y te la pones de bufanda: “cantar es una forma de escapar. Es otro mundo”, dice que dijo Edith Piaf, la cantante francesa, la del Non, rien de rien, non, je ne regrette rien… Ya estoy yo en mi mundo, a ver si me coges.DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway

INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las semifinales, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.