DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Tibia noche inaugural del COAC 2015


DÍA 1 (1ª CLASIFICATORIA)

“Decíamos ayer”… no, Fray Luis de León, no: “decíamos anteayer”. Sube el telón, en la noche del viernes 16 de enero, de un nuevo Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, el COAC 2015, que ya no lo bajará hasta la madrugada del 14 de febrero, da miediti sólo pensarlo…, y el foso de prensa del Gran Teatro Falla, que encogió el pasado año, extrañamente, vuelve a dilatarse para acoger a los medios de comunicación desterrados en 2014 caprichosamente. O no tanto.

Suena muy vanidoso dar las buenas noches y sin mimitos ni nada, abrir este cronicón torcío en diferido, el primero del curso, hablando de uno mismo, lo sabemos… pero imploramos esta parrafada para mirarnos el ombligo: DIARIO Bahía de Cádiz, ¡presente!, tras el kit kat forzado del pasado año, obligado a cubrir este dichoso concurso desde el sofá de escai con el pijama puesto, regresa al teatro, al foso de los leones, a respirar el ambiente a ¿bacalao?, a poder trabajar en igualdad de condiciones respecto al resto de periódicos, radios y televisiones –aunque es un decir, claro-; sin malosrollos ni rencores, de verdad, Patronato, la cagasteis entonces, y lo confirma el hecho de que ahora nos volváis a dejar colarnos, con la credencial al cuello, aro, aunque lograrla –grasias Mirian por echarnos el cable- haya sido toda una odisea demencial, adobada de suspense… Sí, volvemos para narrar, a nuestra manera, nuestro undécimo COAC consecutivo. Que no, no somos unos “shavales nuevos” que nos entretenemos jugando a los periodistas… que también. Somos un periódico profesional con diez años y medio de trayectoria, que sigue luchando, pese a este tipo de obstáculos medievales.

Apelando al “la risa mata el miedo” que se escucha en la peli ‘El nombre de la rosa’, persistimos en nuestro empeño de no hacer del Carnaval y de su concurso algo trascendente. Que la vida, la que de verdad escuece, en la que buscan tenernos acojonados para dominarnos, está ahí fuera. Temen tu risa… No queremos sangre, con tomate, en lo que debe ser un divertimento, un desahogo. Este periódico y el que redacta estos cronicones sin prisas –lo subrayamos cada temporada- sólo busca narrar subjetivamente –sí, pone sub je ti va men te, esto es una crónica/crítica no una información pura y dura de ‘hospital’- las noches-madrugadas de coplas y lo que le rodea, con una sencilla y modesta meta: echar un buen ratito. Y no queremos mosqueos ni cates a traición. Ni puristas indignados ni fanáticos dando pellizcos. El anonimato del que escribe los textos, de aquella manera, sin haber nacido en la calle San Vicente, lo dice todo.

EL DÍA DE LA MARMOTA

Y entramos en faena, pistoletazo de salida al “día de la marmota” carnavalera. Arranca otro mediático y rentable –para alguno, si no, no tiene sentido…- certamen de coplas, saturado de paradojas, para amarlo y para odiarlo, prólogo xxl del Carnaval oficial, el de la calle, el que #noesunbotellónniná. Por delante quedan 25 sesiones, y cientos de repertorios interpretados por los 124 grupos inscritos por digerir: ¿cuántos cuplés al pequeñoNicolás y a las campanadas del canalsú habrá que tragar?…

Un concurso, otro sin Martínezlares, de sentimientos encontrados –calcamos el bonito párrafo de cada invierno, que nos quedó guapo- que peca muchas veces de tener muy poco sentido del humor. Asín es este siempre esperado certamen de chirigotas, comparsas, coros y cuartetos, a la vez un fenómeno y una moda por estudiar, que traspasa fronteras. Un concurso que habría que recortar, incluso hacerlo bienal –para que se refrescaran ideas, temas y tipos-… aunque si durará cuatro meses más, mejor que mejor, y saliendo del Falla para comer churros… Un concurso endogámico, o lo siguiente. Y donde los periodistas-cronistas ‘entendidos’ –los que aún no han sido despedidos-, empotrados en el foso junto a colados variopintos, escriben sordos, agobiados por los cierres y las modernidades instantáneas online, tanto twitter tanto twitter, con más o menos arte, y se llevan miraditas desafiantes de los que pisan las tablas… Pero aquí estamos por décimo año consecutivo -más otro en el exilio en el sofá de escai-, enfermos de carnavá, doctor. Ya lo “decíamos anteayer”.

En este COAC 2015, que estrena ‘semáforo’ para avisar a las agrupaciones de que se les acaba el tiempo de actuación, este nuestro cronista-fotero-loquesetercie, también comparte su única y preciada credencial. Un dos por uno. Y como nos han avisado con 29 horas de antelación, qué barbaridad, de que volvíamos a tener la puerta abierta del Falla, hemos recurrido a lo que en este año de citas electorales, abunda más por metro cuadrado, a la caza de la afoto besando al niño de turno. Sí, se sienta en nuestro regazo a apostillarnos cada jornada este relato concursero, el candidato. Otro que vuelve. Se está dejando la coleta, no digo ná…

Los cinco nuevos antifaces de oro / FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
Los cinco nuevos antifaces de oro / FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Y entre parrafada y parrafada, el espectáculo se va caldeando con la entrega de los antifaces de oro del Carnaval de este año, reconociendo, tras más de 25 años vinculados a la fiesta: a Tino Tovar, Francisco Sánchez ‘Pacoli’, Manuel Cabana ‘Ronco’, José Luis Suárez de Bustillo ‘Varilla’ y Antonio Gijón ‘Willy’. Enhorabuena campeones.

Maripuri, ya está quedando largo este preámbulo, lo sé. Callo. Dale a la palanca, y que entre lo que tenga que entrar… y si hay que pinchar en la publi, se pincha, que los ‘digitales’, también comemos…


 


‘LA BANDA CALLEJERA’, DOREMI CALLEJOLERO

Las 21.16 horas. Y ahora sí, mamá, comienza el mayor espectáculo del mondo redondo, sin exagerar… El holaquéhay lo da el coro rosa-chicle ‘La banda callejera’, de Cádi, con letra, música y dirección de Alejandro Ariza. Un musical, dicen… “descubre en cada calle una canción… y sólo aquí quiero morir… en carnavaaaaal”. Presentación sin novedades. A ti que vas a mear si en la tele sale un coro va dedicado el primer metatango… “no entiendes la pasión por un sentimiento… cuando suena el tango, suena su majestad”. Candidato, ¿te habrás lavado las manos, no? Queja por la falta de contratos, como los astilleros. El Rajoy y su “Gobierno cabrooooón” se lleva la segunda letra, explícita explícita… “métete tu dictadura por dónde te quepa bien…”. Comparando famosotes y agrupaciones en un cuplé ajín; en el otro claman por unas buenas rodilleras…, telodigoabocallena. Se enamoran cada febrero, cada febrero. Forillo virtual complementario en un pupurrí mu de Cádi, con sus cuartetas fisnas, desenfadadas, de crítica-sociá… “gaditanos condenados al funeral…”. Oda al servicio municipal de limpieza, “dale y dale al cepillo, y sácale brillo”. Esos platillasos que no falten.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS ASPIRANTES’, FATIGAS FORÁNEOS

Momento comparsa. Este año la modalidad viene rebosante, no nos caben en el saco. Asoma ya desde Alcalá de Guadaía ‘Los aspirantes’. Van como de fatiguitas del carnaval de más allá del segundo puente –momento patrocinado por el Yuntamiento que funciona que sí que sí-, con toda la colección de cintas del Melli. Reivindican el palabro “inherente” en una presentación potable. Luis Rivero, sí el mismo Luis Rivero, y Juan Manuel Moreno Gandul firman letra y música. Cosqui a los corruptos con chaqueta y corbata que encima meten miedo con que viene el coco-Podemos si no se les vota a ellos, en el pasodoble número uno. Metacarnaval impregna el segundo: un consejo a los que se suben a las tablas y ya se sienten artistas… con un ego asiiiiiín, “siendo un don nadie”, despreciando al aficionado. Sonar, suena. De cupletillos, el bigote-carcelario de la Pantoja y las babuchas del Paquirrín; y la melena del Pabloiglesias y el pequeñoNicolás, en un encuentro político-sexuá. “Todo empezó comprando cintas de quien pudiera y grabándome las finales…”. La pasión del aficionao forastero, en el popurrí, escuchable. El candidato cree que le ha gustado, pero, claro, no va a desmentir lo contrario. Político.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS TRAGEDIA’, SIN TRAGEDIA

Revisión chirigotera del ‘Romero y Julieta’ del Shakespeare ese, por ‘Los tragedia’, de Cádi, la conocida como ‘la chirigota del barrio’, con letra y música de Marco Antonio Romero y Francisco Javier García. Una obra con “más puñaladas que en carnavá”. Julieta abalconada, acompañada del pequeñoNicolás… Los Montescos y los Capuletos, irreconciliables, como los españoles. “La triste historia del gaditano… la tragedia de tener sinvergüenzas ahí enfrente… y como borregos les votaremos, cuatro años más la misma tragedia”. Repasito por la Cádi que no cabe en las pantallas led en ese pasodoble. En el otro, un recuerdo a los veinte años que han pasado desde las marchas de las madres del barrio Santa María contra la droga que azotaba este señero rincón. Shentío. El programón de la tele sin ropa de AdányEva, y un concursante gaditano con una tercera pierna, “ahora veo yo dónde estaba el tramo que le faltaba al segundo puente”, en un cuplé. Y el palito de moda de los shelfies en el segundo, mejorcito… colándose por donde no debe. “Toma un buchito”. Un pupurrí “más trágico que canalsú en las campanadas”. Duelo interactivo entre Romeo y Teovaldo… “ha sio el único en Cádi que le ha podío ganá a la Teo”. No se casan pero… “aquí no va morí nadie, lo único que muere es el popurrí”. Sin final. El candidato me mira melodramático.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS NOVELEROS’, CON PLUMAS

Son escribidores, con gola. O algo. ‘Los noveleros’, comparsa procedente de Morón de la Frontera. Traen verdades… también, “puedo escribir, puedo soñar, en este mundo novelero”. Candidato, a ti ¿te queda claro el concepto? Luis Manuel Sosa pone la música y Antonio Miguel Morales, la letra. De entrada, una letra lisonjera-quejica, “mi nombre qué más da, respeta mi anonimato”. Que no se pierda el respeto como se perdieron los calcetines con raquetas, y es una pena. Y un paciente entre la vida y la muerte agradeciendo tela una donación, en el segundo pasodoble. Una tal Chabelita te quita las ganas de bebé en un cuplé, y un chocho-gofre, para alimentar el otro. Denso denso ese pupurrí, chiquilla, con su crítica sociá entre líneas y tachones. Dale, cerramos el libraco de la primera mitad. Abrimos la boca, que entre ese bocata de chorizo, iiiiiínnnn.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘EN LA CIUDAD DE CÁDIZ’, ERES MÚSICO A LA FUERZA

Chispea en el exterior de este submundo fallero en el que, dando las doce campanadas, saluda el coro gaditano ‘En la ciudad de Cádiz’. “no te rindas Cádiz, no te rindas, que nadie calle tu voz…”. Forillo caletero, a juego con las faldas, recatadas. El corral de fantasía del coco da pie a múltiples interpretaciones. Salvador Longobardo y Antonio Procopio, detrás de letra y música. Piropo gadita en el primer tango… “las puede haber mejores, pero no hay ninguna igual”. Ninguna ciudad igual que Cádi, eso seguro. Segunda letra catalanofóbica, aunque no quiere parecerlo… “los pueblos se merecen elegir su destino… por eso desde este tango la independencia quiero apostar… y busca una tierra nueva, que la que pisas ahora le pertenece al pueblo español”. Adéu. Elcano esnifando historias y la Pantoja entrerrejas, en los cupleses, medioqués. “Porque en Cádi hay que mamá”. Levantera en el estribillo. “En Cádi la música no para de sonar, no para de sonar”. Agradable para los oídos ese popu-piropo. Y point. Candidato, colabora, dale al intro.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LA ÓPERA PRIMA’, CINCO Y ¿ACCIÓN?

Un puñaíto de familia jalea la aparición en escena, a oscuritas, de una nueva comparsa de Alcalá de Guadaira, ‘La ópera prima’. Direstores de cine primerizos, aunque también podrían ser vendedores de cupones… “en créditos nadie me espera”. Daniel Martínez y David Castro comparten la autoría de música y letra. Encuadrando. Nuevo pasodoble quejita, que si vengo de fuera y Cádi no me quiere… “que con mis coplas pierdes calidad… en este coto de caza se ha abierto la veda”, con rifles apuntando a los de afuera, dicen. Suicidas, me apostilla el candidato, bajito. En el segundo, un hecho verídico, con un pederasta aprovechándose de la cantera carnavalera… “maldito sea si el niño entra dentro de sus perversiones…”. Cuplés un tanto… malos, y el primero medio desafortunado. “Ya está bien de tomas falsas”. El makingoff de esa primera peli en el popurrí, con escenas de la vida misma… “y si paso a cuartos eso será ciencia ficción”. El candidato promete prohibir pantalones como los que visten estos amigos cinéfilos. Dale al FF.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘SI NO FUERA POR NOSOTROS…’, CORAJE SENIL

Se hace de rogar la chirigota del Cascana, de Juan Luis Soto, con letra y música de la agrupación: ‘Si no fuera por nosotros…’. Con misterio… abuelitos, en estos tiempos de crisis, sosteniendo en casa a los hijos, a los nietos… “enterarse todos, somos nosotros los que podemos… y lo sabes”. Presentación medio light. De re-presentación ese primer pasodoble, en plan comparsa grave… “lo que no hice por mis hijos, lo estoy haciendo por mis nietos… y por eso a mí la vida me da otra oportunidad…”. Comparando los carnavales de ayer y de hoy en el segundo, con palo a los autores y componentes que sólo buscan premios, y si no, me cambio de grupo… “qué pena de carnavales”. En la tanda de cupleses, una nieta mu modenna, con aquello como el pilar del segundo puente, con el pequeñoNicolás saludando en la ecografía; y sin cobertura en el momento caiditaderoma… Como mejorables. “Rajoyyyy, si no fuera por nosotros”. El otro Tron se marca un solo en la introducción del popu, pupurrí encorajado, mucha crítica sociá, indignación y realismo, entre puntadas con mucha guasa, ante tanta propaganda oficial, que estos viejos, los que de verdad lleva palante el país, no se venden por un desayuno. La rabia supera con creces el nivel de desvergüenza habitual y bienvenida de este grupo.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘EL CIRCO DE LA VIDA’, COLORETES DIABÓLICOS

Y el chimpón, duele. Payasos con doble cara, en su caja. Gana la de malote asesino. Suena la comparsa ‘El circo de la vida’, desde La Línea, con letra de Francisco Javier Morales Ortega, y música de Daniel Morales Lebrón. El forillo impresiona, a lo bomba atómica ¿sonriente? La presentación cuesta sobrellevarla ya a estas horas de la madrugada. Un pasodoble, raro. El amor paterno perdura, aunque el pupá sea un maltratador borracho y no se lave los dientes. Un enfermo de alzheimer tiene un momento de lucidez en el segundo pasodoble, y deja escrito cuanto quiere a su compañera. No es una comparsa nivel usuario, no. Un cuplé que entra, y no sale, y otro explicando de dónde han salido esos pelos-muelle de la peluca… mejón lo dejamos. Al Rajoy, en el estribillo, lo salvaron de lo del “helicótero” para “que sea el pueblo el que te remate”. El popurrít, en la línea. Qué oportuno, jeje. Maldad a espuertas… “me cansé de terroristas y de curas maricones”. Corran, corran. Poyasos asesinos… el candidato ya está pensando en la porno de aluego. Las 2.09 horas. Baja el telón, entre aplausos inciertos. Tarde para hacer croquetas, pero no para ponerse a buscar en la enciclopedia, camino del pijama, una cita célebre que le sirva de lazo a este primer cronicón post-destierro: “La historia es un incesante volver a empezar”, dicen que dijo Tucídides. Vueltas y vueltas, candidato, vueltas y vueltas.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2015, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2015, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?



 

1 comentario
  1. Un lector dice

    “Y no queremos mosqueos ni cates a traición. Ni puristas indignados ni fanáticos dando pellizcos.” Creo que si es este vuestro deseo (supongo que todos los medios querrán lo mismo, lectores sumisos) deberíais ser entonces ob je ti vos. Sigo pensando que decís lo contrario de lo que después hacéis, al menos cuando se trata de vuestro propio interés. Que el preámbulo sea todo lo contrario de aquello que afirmáis debiera de ser el carnaval lo confirma, demasiado trascendente. Me alegro, sin embargo, de que se haya subsanado la intolerable censura de la que fuisteis víctimas. Feliz Carnaval.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.