DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Coro: ‘Tócame’

PASE DE LA GRAN FINAL

El empujón refinitivo de esta final tamaño matrimonio, camino del alba… ‘Tócame’, que me pongo tontorrón…, “bienvenidos a la función, esta noche toca revolución, sin batuta ni director, que ser uno mismo es lo mejor… tú, mi alma y mi corazón, yo estaré orgulloso de ser tu voz, de ser tu VOOOOOOZZZZ”. Un parto, una niña especial y a luchar contra los que se dicen normales…, “esa noche de abril, esa primavera, llegaste al mundo, saliste fuera… me atravesaste con tu latido, pa siempre… no dejes que nadie decida, que nadie te impida ser lo que tú quieras, que eres la dueña de tu tesón y capacidad… que sabrán de tu esfuerzo… discapacitado es ser valiente y el que piense lo contrario, ese sí que es diferente”. El otro tango se lo lanzan al propio Julio Pardo, pachucho…, “dónde está mi músico que no viene, el que me marca la melodía, que hace semanas que no lo veo, el hombre que me da la vida… dice que está afinando su corazón, necesita recuperación… tú estás en todo lo que yo cantOOOOO… tú más que una estrella en el suelo, te mereces mil en el cielo… tan sólo una cosa decir yo quiero, nos vamos a partir el alma pa luchar por un primero”. Un cuplé sorpresa, al menos sin túyamentiende colgando entre las piernas, “cuidadito con el Tinder, que te dan gato por liebre… si eres de los que empujan, échame un cable con la mudanza”; y un coche inteligente en el segundo, aunque pa aparcar, “cómprate un piso en San Fernando”. Pero tócame, pero tÓCAMEEEEE, tócame por tanguillos que es como late mi corazón, popo pó pó. Pedro, Pablo, ¡¡ofrecedle un ministerio al TroOOOOON!! “Hay que tomar la vida como una obra musical, y nunca vayas a desentonar, porque toda tu vida es un musical, la clave de la vida es disfrutar, porque toda tu vida es un musicaaaaaal…”. Por qué corre el tiempo tan veloz… ese verso viene con sorna… ¿veloz?

(extracto de la crónica diaria de la final del COAC 2020, AQUÍ)


PASE DE SEMIFINAL

Toca toca, toca… ‘Tócame’, ya toma vida el coro coro de Julio Pardo…, “no te miento, yo me siento un instrumento nada más… ya se acabó de hacer lo que me pidas, esta noche toca revolución, sin batuta ni director, que ser uno mismo es lo mejor… tócame, tú, mi alma y mi corazón, yo estaré orgullo de ser tu voOOZZZ”. La pluma canijil es palpable en ese tango comparativo a la mujer libre, que “cuando mi carnaval canta a las mujeres… la mujer no es un instrumento, por eso no tiene dueño, no se toca si dice que no… no es un objeto, que se quede quieto pa que lo utilicen… no le haces falta para sentir y vivir…”. El otro te relata, como si fuera hoy día, las desventuras de dos inmigrantes okupas con un crío en camino…, “cuántas veces las voces en pie de guerra, le contestaron, vete a tu tierra, aquí no hay sitio para ti… y nació aquel niño divino…”. Guantá a los fachas xenófobos de misa de domingo. ¿Y la paloma? Un cuplé impaciente, y “con lo chico que eres, tú no pareces un violín, tú pareces un ukelele”. Pero tócame, pero tócAMEEEEE, tócame por tanguillos que es como late mi corazón, popopom pom. Y posiblemente, uno de los popurrís más redondos y potentes de la temporada, primo…, “toda tu vida es un musical… por qué corre el tiempo tan veloz… cuando se acaba el concierto, uno se queda hasta muerto, más la música no muere, vive dentro de los seres, que te hacen inmortal… vive sin ton ni son, rompe las cuerdas que haya que partir, antes de echar telón, antes de que dejes de existir, sólo es una función, con un principio y con un final, sigue a tu corazón, la vida es un musical, la vida es un musicAAAALL”. Pedro y Pablo han entrado en bucle con el último verso… los dejo en la intimidad, solos.

(extracto de la crónica diaria de la 2ª de semifinales del COAC 2020, AQUÍ)


PASE DE CUARTOS DE FINAL

Los sobados se rebelan esta nochesita de luna llena, y la orquesta se toca a sí misma, pillines… “sin batuta ni director, que ser uno mismo es lo mejor… ven tócame, tú, mi alma y mi corazón, yo estaré orgulloso de ser tu vooooz”. Listo el coro coro de Julio Pardo, con letra, ¿de verdad?, del Canijo. La orquesta socialista de los EREs, en el primer tango, con Intereconomía y el ABC sonrientes…, “pedazo de orquesta, tan lista y dispuesta, que más que orquesta ya era una banda… no vuelvas nunca aquí a robar, ahora vete al caraho con la música a otra parte”. Ahí no suenan los violines. Cádiz vista y oída a partir de sus campanas, en la segunda letrilla, que termina deteniéndose en la campana de la esperanza colocada en la planta de Oncología del Puerta del Mar, “campana que apaga las penas que están escondías, en la tierra de la luz y la alegría”. A los cupleses: alguna cofradía mosqueá con la chirigota del Cascana, y es que “en las tablas del Falla había más gente que en sus salidas”, jeje. “Yo sabía que Echenique no iba a pegar ni una pataleta”, afirma el otro, por quedarse sin ministerio en el nuevo Gobierno. Tócame, tócame, tócame… pero tócame por tanguillos que es como late mi corazón, po po pom pom, como late mi corazóooOOOn. Muero con el Tron, pero no lo deseo de despertador, no. “Toda tu vida es un musical”, anuncia este popurrinaso que nace, crece, se desarrolla y muere, siempre con la música cerquita… “por qué corre el tiempo tan veloz… la vida es como un bolero, tú no te sueltes de mí… cuando se acaba el concierto, uno se queda hasta muerto, mas la música no muere vive dentro de los seres, que te hacen inmortal… sin la música nada es igual, está dentro de ti, es el lenguaje universal… sigue a tu corazón, la vida es un musicaaaaal”. Pedro y Pablo bailan, con disimulo, no te vaya tú a creer que…

(extracto de la crónica diaria de la 2ª de cuartos del COAC 2020, AQUÍ)


PASE DE PRELIMINARES

Cómo suena, prima… Los instrumentos se rebelan y toman vida… “sin batuta ni director, el ser uno mismo es lo mejor… ven tócame, estaré orgulloso de ser tu voz”. Momento coro-de-Julio-Pardo, con padre e hijo compartiendo letra y música junto a Antonio Pedro Serrano ‘el Canijo de Ucrania’. Con la orquesta en el centro. Do, re, mi, fa, sol, la, si, para mezclarse en el primer metatango… “tócame las notas del tango, tócame mi alma y toca mi piel, tengo siete notas para sentir y un mes entero, las notas de nuestro tango pa decirte que te quiero”. Potito. Y con su dosis de demagogia, y chalet que vigilar incluido, entra con las gomas escondías el segundo, a partir de un amigo fuera de Andalusía, amargao y explotao… “y aunque vayan a por él, en el fondo es un obrero… él es un policía, y no es una ironía, y dentro del uniforme sólo hay personas con un empleo… haber si por cuatro perras se jugaba usted la vía”. En la tanda de cupletets, una mujer fogosa, el manido satisfayer y las pilas del conejo; y el niño del tambor, otra vez el conejo de Duracell, y “ponerlo en la Catedral pa que espante a to las palomas”. Pero tócame por tanguillos que es como late mi corazóooon, po po pom pom, como late mi corazóooon. La vida es un musical, lo desarrolla el pupurrí, naciendo, creciendo, reproduciendo y muriendo…, “¿por qué corre el tiempo tan veloz?… más la música no muere, vive siempre dentro de los seres que te hacen inmortal, la música está dentro de ti, es el lenguaje universal… sigue a tu corazón, la vida es un musicaaaaaal”. Quiero al Tron siempre en mi equipo. Pedro y Pablo, se tocan. DIARIO Bahía de Cádiz

(extracto de la crónica diaria de la 6ª clasificatoria del COAC 2020, AQUÍ)


FICHA DE LA AGRUPACIÓN

Coro: ‘Tócame’

Localidad: Cádiz
Autoría Letra: Antonio Pedro Serrano Álvarez, Julio Pardo Merelo y Julio Pardo Carrillo
Autoría Música: Julio Pardo Merelo, Julio Pardo Carrillo y Antonio Pedro Serrano Álvarez
Dirección: Juan Lucena Morant
Representante Legal: Juan Lucena Morant


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.