DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Coro: ‘La nueva era’

PASE DE LA GRAN FINAL

“Sed bienvenidos a la era de acuarioooo, acuariooooooo, vuélvete a encontrar, ama y sé libre, déjate llevar, ama y sé libre, aprende a soñar y a vivir, ama y sé libre… tú que persigues la felicidaaaaaad”. Con eco eco, pero eco, tras el descanso oficiá y pese al chorreón vitalista, se desvela ‘La nueva era’. Tú te lo pierdes. Fiscal, ama y sé libre. Pero los tripis los pagas tú. La siniestralidad laboral, por los incumplimientos del empresario, como denuncia en el primer tango… “y pa allá que va Manué, a subirse en el andamio… una corona de flores y el finiquito, cuántos obreros mueren al año, para que otros se estén forrando”. Y algo asín como un homenaje a los Yesterday del Juancarlo… “aquellos hippies que veintes años atrás lograron hacer historia, todas sus letras eran un cañón, el poder de la rebeldía… melenudo y sinvergüenza se autoproclamaban, aunque tenían más conciencia que muchos que le escuchaban… me da vergüenza de ser un hombre”. Los carnavaleros ausentes, en un cupletillo que se acuerda del Sabina, otro que mucho no ha pisado el Falla… “un día en semifinal de quinientas noches, el pregonero”. Y en comunión con la madre naturaleza, “menos el guisqui y la cerveza, voy a comprármela al mercadona”. Años sesenta, libertad y revolución, que en los sesenta, lo mejor fue el sesenta y nueve. “Soy tal como ves, sencillo y natural, alguien normal, que quiso huir, que se empeñó en vivir libreeeee, sin patria, sin dueño, sin que me digan lo que hacer,  vivo cada día sin preguntar por qué… se te está olvidando lo que es vivir… aún quedan motivos para creer en un mundo nuevo, a que cambien las reglas de juego, donde no haya miedo a soñar despierto, donde a don dinero nadie vuelva a llamar caballero, donde las palabras sepan curar, donde amarse tenga valor… quiero un mundo nueeeevooooo”. Querer es poder, lo dicen los manuales de autoayuda más básicos. Fiscal, ponme orden en el ambigú, ome, ya… Y pide dos de lo mismo.

(extracto de la crónica de la gran final del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE SEMIFINAL

“Ama y sé libre, aprende a soñar, a sentir, a reír, a vivir…”. En el camino de la felicidad entra ‘La nueva era’, el coro más happy happy de la temporada, con su acuaaaariusss. Y todos sus complementos happyflower, el autobús también. “No tuve que enfrentarme a la autoridad ni tuve que luchar por Andalucía, para lograr su autonomía, jamás pedí por tierra y libertad, jamás conocí caudillo ni terratenientes… el pueblo escribió su historia y sin darse cuenta, ha dado un pasito a la derecha… qué pena que ya no sabe ni lo que quiere”. Un primer tango lamentando, desde el color, esa vuelta al blanco y negro desconocida para las generaciones nacidas en supuesta democracia. Y el relato postfestivo, interpretado principalmente por las voces femeninas, de una chavala tras quedar con sus amigas… “y justo al volver la esquina viene alguien enfrente que me mira y se detiene, me desnuda con la mirada… me sigue durante un rato, se me acelera el corazón… cómo es posible que esto nos pase, que haya mujeres que no salgan tranquilas solas a la calle”. ¡Qué se lo coma, qué se lo coma!, responde parte del teatro a un bosinaso basto de gallinero… Siri, la vocesita del móvil, se cuela en ambos cupletillos… “y baja por los mandaos que todavía está abierto el Dia”; y “déjate de autobuses y tira pal Día que aún sigue abierto”. Años sesenta, que en los sesentaaaa…, lo mejor fue el sesenta y nueve. Pupurrí de buen rollo, de estos personajes empeñados en vivir libreeees…. “soy como he querido ser, tengo claro que esta vida sólo dura un rato, sin fronteras ni ley, sin encadenar, sin preguntar por qué…; no te engañes, no existe amor de verdad, sin libertad…; jamás mis manos llenas, no me importa el porvenir, mi fortuna es vivir cada día como yo elegí, y a ti, se te está olvidando lo que es vivir…; aún quedan motivos para creer en un mundo nuevo, a que cambien las reglas de juego, donde no gane siempre el mismo, donde no haya miedo a soñar despierto, donde a don dinero nadie vuelva a llamar caballero, donde los te quieros no se mendiguen por compasión… quiero un mundo nuevooooooo”. Y yo. Y el fiscal quiere este rato en bucle, aunque se endeude pillando LSD…

(extracto de la crónica diaria de la 3ª semifinal del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE CUARTOS DE FINAL

Arriba los aquarius. ¿Pa cuando estás chungo de la barriga? De naranja… “si el dolor te impide caminar, si alguna vez te hizo dudar, hoy comienza una era de amor y libertad… sed bienvenidos a la era de acuariooooo… un nuevo comienzo para descubrir lo maravilloso que es vivir… vuélvete a encontrar, ama y sé libre, no mires atrás, déjate llevar, ama y sé libre, aprende a soñar, a sentir, tú que persigues la felicidad”. Eso eso, la droga es un poblema, o no. Ya lo dijo er Chele Vara. Buenrrollista ese saludo del coro hippie de los estudiantes. Un tango para tirárselo a la cara a los reaccionarios ultracatólicos… “se nos impone una forma de pensar que no entiende que la felicidad no se mide por colores… pero hay mujeres que nunca van a ser princesas… hay hombres que se maquillan, que no se sienten machotes… a ver si nos enteramos que merecemos ser tratados sin que haya nadie que nos acuse por ser tan libres como queramos”. Po sí. Un poco de pederastía dentro de la Iglesia, de plena actualidad, en ese segundo…. “que no me entere que abres la boca, los niños malos, los mentiros, no van al cielo”. Fiscal, ¿tú fuiste monaguillo? En la tandita de cuplés enchampelaos: los veintisiete años, la edad maldita de tantos yesterdai…. “tú tranquilo Albert Rivera que ya has cumplido los treinta y tantos”, jejej, snifff; y los calcetines regalaos de moda en el Falla… “si regalan calzoncillos, medio teatro te enseña el culo”. Vámo a dejarlo… Que en los sesenta… lo mejor fue el sesenta y nueve. Orgía de libertad, en todos sus caminos, en ese popu inspirador y de músicas reconocibles… “a ti se te está olvidando lo que es vivir… donde no haya miedo a soñar despierto, donde las miradas hablen más que matan, donde las palabras sepan curar, donde no se venda la libertad… quiero un mundo nuevoooooo”. Guuaaa, que chute. Fiscal, súbete a la fregoneta. Paz y amol.

(extracto de la crónica diaria de la 5ª cuartos de final del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE PRELIMINARES

Un poco de ambiente hippie, han visto la peli ‘Hair’, para despertar. Saca los tripis, niña… “hoy empieza una era de amor y libertad… déjate llevar, ama y sé libre, aprende a soñar, a vivir a vivir…”. Por ahí anda la puesta en escena musical, autobús aparcado incorporado, del coro de los estudiantes, ‘La nueva era’, con letra de Antonio Bayón y música de Rubén Cao. Un piropillo de contradicciones en el primer tango, y esa Cádi que enamora y que duele, la que embelesa y la conformista que “de vez en cuando te ciega el color morao”. Cádi, “mi margarita por deshojar”. La interpretación flipada es continua… “La universidad hoy está de saldo…”. Letra desempolvando el asunto de los máster regalados en la famosa Juan Carlos I, y los políticos colocados que presumen de esos títulos comprados y tienen la cara de cemento para pedir a la plebe estudiantil “que en esta vida nada se logra sin esforzarse”. En la tandita de cuplés, Judas con redes asociales, y disgustaos con eso de que el Arturo Fernández no quiere venir a actuar a Cádi, se ve que tiene un trauma de cuando está en la cama con una chatina… “y tú acabas respondiendo, ya no podemos ya no podemos”, jejej. Vente a mi comuna y revive los sesenta, libertad y revolución, ya verás si tú te vienes, que los sesenta, lo mejor fue el sesenta y nueve. Las músicas del idealista y adictivo popu retrotraen a aquella época de sexo, droga y rockanroll, no hagas la guerra y haz el amor… donde se hace apología de la Vida, con mayúsculas, y del amor si etiquetas y en libertad… “jamás verás mis manos llenas, porque mi fortuna es reír, es sufrir, cada día como yo elegí… se te está olvidando lo que es vivir…; aún hay motivos para creer en un mundo nuevo, a que cambien las reglas de juego, donde no gane siempre el mismo, donde no haya miedo a soñar despierto, donde las miradas hablen más que matan, donde no se venda la libertad, donde los tequieros no se mendiguen por compasión, donde quererse no sea un error… quiero un mundo nuevooooo”. Por querer… El fiscal llama a la unidad antivicio, para ponerles los pies en la tierra. Qué amargao el tío. DIARIO Bahía de Cádiz

(extracto de la crónica diaria de la 14ª clasificatoria del COAC 2019, AQUÍ)


FICHA DE LA AGRUPACIÓN

Coro: ‘La nueva era’

Localidad: Cádiz
Autoría Letra: Antonio Bayón Gutiérrez
Autoría Música: Rubén Cao Moreno
Dirección: Pilar Tejada Polanco
Representante Legal: Antonio Bayón Gutiérrez


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.