DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

Chirigota: ‘Los morosos’

PASE DE SEMIFINAL

¿Hablas de deudas?, será que se acercan los bombasos de los Molina. Con la mitad del forillo y del tipo, enlazando con sus finales de popurrí agobiaos por los acreedores, se presenta ‘Los morosos’. Raimundo, en calzoncillos. Literal. “No mires pa otro lao, que tú también has dejao fiao… estos carnavales vente conmigo, que a mi nadie me deja fiaooo… Cádiz tenemos toda la eternidaaaaad”. Pom pom… “La deuda que más duele, la trampa que es más larga, la que jamás podrás pagar, aunque sabes de sobra que te la han perdonao, con tus padres siempre estarás entrampao… aunque viva siete vidas no habré juntao, pa devolverles lo que me han dao”. Poco que añadir. Cuidado cuidado cuidado. Y un pasodoble-piropillo más propio de preliminares que vale millones, aro aro… “eres tú la niña que con un guiño se hace tu dueña… quién paga esto Cádi de mi alma”. Dos cuplesitos nuevos, a ver si tú te ríes, y se te olvida lo que te debo: les viene de lujo el traje de penitente, “y a todo el que le debo, con dos cohones les voy saludando… quién te crees que ha pagao la santa cena…”; y aprovechan que vienen en gayumbos para jugar con el tema, y que no se levante Raimundito… Yo te quiero pagar… pero el dinero se viene conmigo. Introducen alguna cuarteta fresquita en el popu, pero el sentido no varía: no te van a pagar, fiscal… “yo quiero tener un millón de amigos, y así pedirles un euro a tos… el forillo está pagao pa dos días… Cádi de mi alma, ay cuánto te debo, debo siete años de un amor sincero…”. Pom pom…

(extracto de la crónica diaria de la 3ª semifinal del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE CUARTOS DE FINAL

Y el último bombaso de la jornada lo pega la comparsa morosa taratachín de los Molina… “tú intención siempre ha sido cobrarme, pareces nuevo, con los años que llevo, qué poco me conoces… si yo te quiero pagá, lo que pasa es que la peseta ya no existe…”. El cencerro también ha venío desde Chiclana. Cuidao cuidao cuidao. El niño ilusionao, hoy canta con el padre… mañana parece que no, “siento que tanto trabajo ha merecido la pena… y ahora qué, cómo le digo que por no estar dado de alta”, no va a poder subirse con ellos en los tablaos. ¿Emmm? Pom pom. Vaya, infancia de penurias y sinsabores las que pasaron los chiquillos, según la segunda letra, dramón… “yo soy un sinvergüenza, moroso porque quiero, y no es porque en mi casa me falte a mi el dinero, tan sólo por febrero… déjame que ponga coloreres a la vergüenza que pasé en aquellos momentos, siendo un moroso que no quiere serlo”. Las deudas resucitan a un muerto en un cuplé; y pidiendo mil euros en el otro a diversos carnavaleros, para acabar reguetoneando… “Raimundo Jifuentes, el que te faking la cartera”. Yo te quiero pagar… pero el dinero se viene conmigo. Aquí tienes otro peaso. “Yo quiero tener un millón de amigos… no pases por el coviran de la calle Botica, que aunque no tenga alarma, tu nombre pita… esquivando en cada esquina he aprendido hasta a bailar…”, y fiado y entrampado discurre ese pupurrí que acaba hasta con medio forillo y tipo embargado… “te debo mi sonrisa que en el alma llevo, ay Cádi de mi alma, cuánto te debo, debo siete años de un amor sincero…”. Fiscal, guarda la cartera. Y los donuts.

(extracto de la crónica diaria de la 5ª cuartos de final del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE PRELIMINARES

Y termina de llenar el vaso de la función, desde Chiclana con bombo y más bombo, y más bombo, y cencerro, la chirigota de los Molina ‘Los morosos’. Javier Macías Tinoco se apunta la letra, y Manuel Benítez Molina, la música. Pom pom. Con deudas. ¡Raimundo!, esquivando y esquivando, ay camaleón… “si yo te quiero pagar, pero es que las pesetas ya no existen… Cádi tenemos toda la eternidaaaad”. Un metasoylachirigotadelosMolina en el pasodoble de entrada… entrampándose por cantarle a Cádi. Y algún orgasmo resuena ya en el teatro. Muchos faltitos de chimpún chimpún. Cuidado cuidado cuidado. “Después de tres años en paro, vuelve al trabajo como un niño chico”, remata la segunda letra que juega al engaño. Confianza ya con el de Cofidis… “te dije que cobraría”, y cobró babushasos; y la moda es meter a más gente en las relaciones, mamando en esa tanda de cupletillos… Pero el dinero se viene conmigo. “No pases por el Coviran de la calle Botica”, le legan al niño en un pupurrí simpaticón, que gana con la penúltima cuarteta, devolviendo medio tipo y forillo, que todavía no lo han pagao… “pero si paso a la siguiente ronda, a ver cómo venimos”. “Cádiz, de mi alma, ay cuánto te debo, debo el tresporcuatro más chirigotero, siete años de un amor sincero…”. Ya ves, repiten y reinciden con la fórmula que les va bien, y si el Falla flipa y se deja llevar por eso que llaman pellizco, para qué cambiar, ¡¡otro bombaso, chiquillo!!…. El fiscal no duda: va a ordenar a Hacienda que le embarguen el bombo. También lo deben… DIARIO Bahía de Cádiz

(extracto de la crónica diaria de la 9ª clasificatoria del COAC 2019, AQUÍ)


FICHA DE LA AGRUPACIÓN

Chirigota: Los morosos

Localidad: Chiclana
Autoría Letra: Francisco Javier Macias Tinoco
Autoría Música: Manuel Benítez Molina
Dirección: Francisco Daniel Benítez Molina
Representante Legal: Fernando Jurado Marabot


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.