DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Chirigota: ‘Las cosas del destino’

PASE DE LA GRAN FINAL

La siguiente hoja pone: chirigota de Iván Romero y un Carapapa, ‘Las cosas del destino’. Destino inesperado el de esta agrupación jaleada por cuatro al grito de ¡Carmen la nerviosaaaa!… Fiscal, echa uno triple… “ustedes se preguntarán que quién soy yo… yo soy el destino… po atríncame tol premiooooo”. José, estamoh aquí por ti. Un poco de serpentina para rematar el tipo. “Una moneda al aire me señaló el camino, una nueva aventura escrita en un papel… y Tacita ya lo ves, que yo me encapriché contigo”. Por ahí anda un pasodoble ajín. Y el otro, repe… “ya me han subido el sueldo, a novecientos pavos, ya no será imposible llegar al día diez, ahora ya llego seguro al día quince… apenas sobrevivo por mi mare y por mi suegra, que me tienen que ayudar cobrando una pensión de mierda”. En los cupletillos, “a Cádiz llegó una patera hasta los Corrales, el patrón del barco, qué puntería, los dejó enfrente de Comisaría”; y “paja lo que paja” en el siguiente. ¿Quién va a encontrar aparcamiento en carnavá? Eso no lo sé ni yo. He llorao más con el Love que con Titanic, dise Pedrito, tratando de despertar el ambiente gélido. El destino, jooee, el destino…

(extracto de la crónica de la gran final del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE SEMIFINAL

“Yo soy el destino, destino, destino, destino, destino, dilo otra vez…  soy todo lo que no entiendes y no tiene explicación…”. ¿No te lo explicas? Pues que to aclaren Las cosas del destino, la chiri del Iván Romero y un Carapapa. ¡José, a ve si te gusta argo!… “Que cuando no hay un sí, eso es un no como un castillo… esta copla es para ti, vamos valiente, yo sí te creo”, apunta de entrada esa letrilla pro-feminista entre patriarcado, manadas, denuncias y jueces machistas. “Dicen que la nostalgia, es cosa del destino, que por arte de magia siempre aparece por el camino…”, añorando la niñez, que ya se fue y no volverá, y si tus hijos también añoran en el futuro, es que algo no habrás hecho mal como padre… será. En la consulta del médico, asustados, que tienen un poquito de to… “yo me creí que iba a darme el alta”; y vaticinando el destino de la chirigota de cara a la final… “este año nos vamos a comer un caraho, y to la culpa del reguetón”. Eso no-lo-sé-ni-yo. “Po sabe lo que te digo, voy a cogé algo de abrigo… algunos con medio metro, y yo me meo en los huevos… Albert Rivera, ¿ese quién es?, el novio de Malú, ahhh, una de Raya Real… Cádi, dime cuál es el destino que me lleve junto a ti”. El fiscal está predestinado a no entender esa sentencia final. Si no entiende, que lo busque en la wikipedia…

(extracto de la crónica diaria de la 1ª semifinal del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE CUARTOS DE FINAL

El destino fuma. Qué humareda, chiquillo. Se presenta, con alguna cosita fresca en el repertorio, la chiri-fusión firmada por uno de los hermanos Carapapa, el David, con el Iván Romero… “¿Que quién soy yo?, yo soy el destino, destino, destino, cuidao que lo puedo cambiar… uuuu uuuuaaaa… yo soy la cortina de la ducha que te toca y está helá… el destino, destino, destino… po atríncame tol premiooooo”. Echando de menos al Sheriff, harto del ambiente de los últimos años, de entrada, que “en carnaval todas las opiniones son respetables, no te vayas a enfadar… qué sería del concurso sin la pasión… disfrútenlo pero que el fanatismo no te nuble la razón, que a la fiesta le sobran talibanes de febrero…”. Y la neoesclavitud capitalista surcando el otro pasodoble… “ya me han subido el sueldo a novecientos pavos… ahora ya llego al día quince… que yo tengo trabajo pero vivo en la miseria, que sobrevivo de mi madre y de mi suegra, que me tienen que ayudar cobrando una pensión de mierda”. ¡Hoy duermes en el sofá, Julio! Los móviles modennos, “po mi primo es tan feo que con el culo lo desbloquea”; y cuernos hinchables…, pa adobar los cupletillos. Eso no-lo-sé-ni-yo. “Qué tendrá el destino, qué tendrá el destino…”: un pupurrí resultón e hinchado por la grada… “y mi destino y el tuyo se cruzan en carnavales, Cádiz dime cuál es el destino, para volver a lo que fuimos, que es vivir para reír…”. El fiscal, otro predestinao. Sonríe, asín asín.

(extracto de la crónica diaria de la 1ª cuartos de final del COAC 2019, AQUÍ)


PASE DE PRELIMINARES

“Yo soy más que el Kichi, más que Susana… yo soy el destino, ten cuidao conmigo que lo puedo cambiar, uuuuu, uuuaaaaa… soy todo lo que no entiendes y no tiene explicación…”. Presentación presentación, y “atríncame to el premio”, de la de la chirigota gaditana ‘Las cosas del destino’, esa fusión de los hermanos Márquez Mateos, los Caparapa, con Iván Romero. Verde que tes quiero verde. Defensa del taratachín más clásico en el pasodoble, “olvídate de las modas, de innovar, de que hay que ganar, que suene sencillito, que los dos sabemos que Cádiz lo echa de menos….”. Y cate que se lleva el alcalde en la segunda letra, con las elecciones a la vista: “yo te he votao Kichi, y estoy desconcertao, ese carril bici me tiene mu preocupao, se te ha ido de las manos… eso sí, seguimos sin trabajo pero tenemos carril… pero seguimos sin destino”. Acelerando en los cuplés, con un jerezano poniéndose pelo en Turquía, bueno, en verdad se conforma con dos patillas gordas; y uno to ciego, y multicolor, pero la parienta sólo ve el morao. Eso no lo sé ni yo, en un estribillo con dudas. Un popu muy popurrí, sin sobresaltos del azar… “qué tendrá el destino, que haga lo que hagas, yo voy por otro destino… mi destino y el tuyo se cruzan por carnavales… Cádiz dime cuál es el destino que me lleve junto a ti”. El fiscal sigue buscando en el youtube temitas de Raya real, para compartirlos con el Albert Rivera. Las cositas del querer… DIARIO Bahía de Cádiz

(extracto de la crónica diaria de la 2ª clasificatoria del COAC 2019, AQUÍ)


FICHA DE LA AGRUPACIÓN

Chirigota: Las cosas del destino

Localidad: Cádiz
Autoría Letra: Iván Romero Castellón y David Márquez Mateos
Autoría Música: David Márquez Mateos e Iván Romero Castellón
Dirección: Julio Álvarez García
Representante Legal: Julio Álvarez García


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.