DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cuarteto: ‘El equipo a minúscula (Comando Caleti)’

PASE DE LA GRAN FINAL

“¿Que tú dejas el coche en un parking? Tú no eres de Cádi”. Aparca el ‘El equipo a minúscula (Comando Caleti)’. Y el Trinchera va a un cumpleaños, por supuesto, al de don Antonio, cincuenta y un tacos. Lo celebra todos los años, aunque nunca se presenta. Y precisamente, ahí sale el Ares, el de verdad, de quinto componente, y el Carlos Meni hiperventilando. Escena de amor odio, con tarta, pero sin soplar la vela, que cualquiera sabe lo que es ese viento de trece años. De regalo, el disfraz de Goku, y un tajante “¿tú eres de Cádi?, po déjame, esto ya es acoso… ¿pero a qué hora en el ensayo?, a ninguna, qué hora más rara, yo, parte y media…”. Al Trinchera, le cuesta, pero termina asumiendo el no, de una patada. Momentaso cuartetero, previsible desde preliminares, jeje. Un cupletillo, al “me da por el bricolaje cuando me fumo un petardo, me gasto en grifa lo mismo que en materiales”, y otro loco con la parienta, a la que le van las guarrerías de las sombrasdegrey, “y yo me peo en la cama y duermo en la calle catorce días”. Y ya no llevó más ná, porque no cabe en la furgoneta. El tema libre, aunque más o menos novedoso, recurre a la llamada equivocada y la charla con el busto de Alba. “Al laíto pa quitarte las penas, a tu vera, junto a ti”, sentencia el momento guitarrita. El tontito de las banderitas no sabe tocar el laúd. El señor mongolo (de Mongolia) te sopla el himno de la alegría con la flauta, que ni te tienes en pie.

(extracto de la crónica diaria de la gran final del COAC 2018, AQUÍ)


PASE DE SEMIFINAL

Con vistas al mar, a mar caletero, asoma ‘El equipo a minúscula (Comando Caleti)’. Sabe a salitre. Huele huele. Huele a muerto. Sin trabajo, sin autobús y sin oído, el Gadita. Y el Trinchera ha dejao embarazá a la mujer, el tercero, que ya tiene gemelos, don Antonio y don Antonio, “a una la visto de calabaza y al otro de brujo”. Y al bautizo, en la iglesia de don Antonio, en san Antonio, donde se casó vestió de la Ventolera… Y de nuevo el Gadita, está escribiendo una novela erótica, cincuenta sombrillas de grey. “Recogé un mojón, no é de Cádi”. Con una coñeta de mascota, chochete, apuntá a una cofradía, y por supuesto, con los vellitos de punta al escuchar carnavales, jeje. Por ahí queda el rollo pamplinoso de una parodia, con sus golpes, que insiste en no tener ni principio ni final. Sacad esos cupletillos: una novia muy capillita, pedida de mano durante una procesión, y “del amor al odio sólo hay un paso”-, y los médicos recomienda el chocolate como sustitutivo del sexo… “por dónde se la meto al phoskito”, jeje. Y ya no llevo más ná, porque no cabe en la furgoneta. “¿Qué a ti no te gusta ir a la playa con viento? Tú no ere de Cádi; ¿hay algo más de Cádi que comerse un bocadillo con arena?”. Un poco de Gadita y un poco de Trinchera, que ha recaído y ha vuelto al psicólogo, y conversación entremezclá con el busto Paco Alba, “el mejor extranjero que ha tenío Cádi… cuando yo me pongo cabezón, me pongo cabezón… se ve, Paco, se ve… eres peor que Andreíta”. Un tercer capítulo, buen capítulo, pese a carecer de nudo alguno. Enga, a zambullirse: el tontito de las banderitas dice sí. El señor mongolo (de Mongolia) dice sí. Qué van a decir…

(extracto de la crónica diaria de la 1ª semifinal del COAC 2018, AQUÍ)


PASE DE CUARTOS DE FINAL

Po nada, guau. El Falla se anticipa al golpe perruno del cuarteto del Morera, y el Trinchera flipando con la comparsa de don Antonio, aunque sigue sin saber de qué raza es… y en el burguerking de San Juan de Dios, “en vez de coronas, el gorro del perro andalú… Goku encontró las siete bolas de dragón, no va a encontrar Antonio el gorro”. Ahí anda la parodia, sin introducción que valga ni hilo argumental en el que agarrarse, de este equipo a minúscula. Mientras esperan una nueva misión, el jefe, el M.A. y el gadita, junto al Trinchera, siempre con el Ares en la boca, van soltando paridas con Cádi como referencia, sobre los carnés para alimentar los gatos, el cambio de calles, el carril bici y las tradiciones, “la tradición de tirar la basura fuera del horario… en Cádi es más fácil atracar un banco que bajar la basura”. “Nos van a quitá to las tradiciones, lo próximo qué va a ser, cruzar por los pasos de peatones”. Fresquito aunque inconexo. En los cuplés, en telecinco todo el mundo está operado; y mejor el segundo, la alarma de los contenedores se la han puesto a la Montse… “ahora me sigue engañando, pero sólo de nueve a once”, jeje. Y ya no llevo más ná, porque no cabe en la furgoneta. En el tema libre sí hay misión, controlar la cola para la venta de semifinales, y no han colgado ni el teléfono y ya está la fila formada… “si tú ve una cola y no te pones, tú no ere de Cádi”. Y el primero, uno de Puerto Real, “un guiri”, que acaba disparando al Trinchera… “qué suerte, te va a morí en Cádi, en la puerta de la Caleta… dejarme morir, que viene don Antonio en la barca a por mí… llévame a la eternidad, te cuidao que está la marea bajando”, jeje. El señor mongolo (de Mongolia) se ha reído. El tontito de las banderitas incluso ha soltado alguna carcajada. Pero… Morera, pichita, eso del planteamiento, nudo, desenlace, ¿no e de Cádi?

(extracto de la crónica diaria de la 1ª cuartos de final del COAC 2018, AQUÍ)


PASE DE PRELIMINARES

El retonno del multipremiado cuarteto del Morera, con el añadido del Iván Romero, del cuartero de los niños, viene como cuatro gashones desterrados de La trinchera, comparsa del Martínezlares hace veinte años. Aprovechando el tipo, ya pagado, formaron ‘El equipo a minúscula (Comando Caleti)’ y ahí andan desde entonces “buscando el tono” por La Caleta, esperando que alguien les llame. Manuel Jesús Morera, José Carlos Mení e Iván Romero comparten la autoría del texto y pamplinas varias. Parodia de presentación de los personajes, con protagonismo para el Gadita, de Cádi Cádi o más, y el Trinchera, que sigue sin superar la expulsión de la comparsa de “don Antonio, un señor, el Goku del carnaval”, “yo pa salir en La trinchera hice hasta la mili, dos veces la hice, y tenía los pies planos”. Cuplés sin mucha chicha, con mejor estribillo, “y ya no llevo más ná, porque no cabe en la furgoneta”; para pasar al tema libre, la llamada der Kichi y una misión: combatir la mafia china que se está llevando los carahos de mar de La Caleta. Chino “con age” de la calle Lubet y “tatuajes desmontables”, maniguetas, agente del Seprona, y se va formando el lío, para rematarlo con un “Cádi, me encanta que los planes salgan bien”, a lo equipo a mayúscula. Interpretando son muy grandes. El Carlos Meni termina, tras el remate shentimentalóide ivánromeristas, acordándose del que fuera figurante y postulante del cuarteto, Antuán. El tontito de las banderitas iza el pendón morado. El señor mongolo (de Mongolia), no tiene remedio: “qué brasa”, y sin rima. Una “brasa” que dicen los pejigueras del cronómetro que se ha pasado de hora: 3 minutos y 58 segundos. Hala, a ver cómo penalizas con puntos de sutura si ya no hay puntos… Oficialmente les cae una “amonestación”: eso no se hace, ca-ca. En cumplimiento de los artículos 27.1.2, 27.2.1 y 27.3 del reglamento, cuidaaao. DIARIO Bahía de Cádiz

(extracto de la crónica diaria de la 2ª clasificatoria del COAC 2018, AQUÍ)


FICHA DE LA AGRUPACIÓN

Cuarteto: ‘El equipo a minúscula (Comando Caleti)’
Localidad: Cádiz
Autoría Letra: Manuel Jesús Morera Rioja, José Carlos Mení Quintero e Iván Romero Castellón
Autoría Música: Iván Romero Castellón
Dirección: Manuel Jesús Morera Rioja
Representante legal: José Carlos Mení Quintero





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.