DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Chirigota: ‘¡Qué caló!’

PASE DE LA GRAN FINAL

Darme calorsito… “¿Te gustan los Chichos? El año que viene vamos a ir de lavabo… ríete conmigo, pero no de mí”. El Canijo calé, dando caló… ‘¡Qué caló!’. Tiritirititrín Con cierto mascamiento esa pedida de mano a Cádi, al soniquete de Bienvenido, bienvenido… “nunca olvidaré la noche que la pillé con mi canción en sus labios… te estoy haciendo el pedimiento, con tu gente por testigo, te vengo a camelar, gitana de la mar, cásate conmigo”. De rodillas Pedro Antonio Serrano, y casi se mata, paaaayo. Que no canta el segundo reglamentario, a la barra. Tiritiritirán. Un canto por la libertad de la mujer… “mi princesita gitana, de mis quereres, no me seas mariposa, con alfileres… niña con tu edad quedarte embarazá no te va a ser más gitana… me gusta verte volar, verte en la universidad, llenándote de cultura, burlándote de los chiclés… derecho a vivir tu vida, igual que nuestros ancianos, derecho a caminar con plena libertad, como los gitanos”. Juerga juerga. Pom pom se escapó, el Subiela. Leré. Una comida luminosa en el restaurante del Ángel León… “cuando me dio el apretón, lo que allí salió fue el gusilú de mi niño chico”. E idilios con repartidores de comida a domicilio, jí jí ji. Es ironía. Y los que roban son los gitanos, jí jí jí. ¿Tú quieres bailar flamenco cómo bailan los gitanos? El señor mongolo (de Mongolia) se seca las manos en los pantalones. El tontito de las banderitas no se lava las manos después de miccionar… sopuerco. “Estuve engachado, estuve enganchado, a la luz del vecino de al lado… por eso pinto mi cara, por eso cambio de piel, el carnaval le dice al mundo cómo es el”. Arsa, toma, arriquitaón, pum pum. Po sí, me voy a comprá un autobús pa pasarme la vía, en los asientos de atrás…

(extracto de la crónica diaria de la gran final del COAC 2018, AQUÍ)


PASE DE SEMIFINAL

¿Puede hacer más frío? Que te responda el Canijo: ‘¡Qué caló!’, qué agitanao que me vienes, primo. “Ahí va el señor de los anillos, el caló llegó señores, el caló llegó en febrero…”. Sin cabra. Creo. Una letra con shentimiento, a un grande que puso sus musiquiquis a esta chirigota años atrás… “si tu tic tac de la vida te pide un tiempo, antes de tu partida dame un momento, vamos a brindar por lo que hicimos, que el vino de tu canción nos ponga tan alegrete… porque contigo aprendí, por las tardes que se fueron, por las charlas y el café, por ser siempre un caballero… date un tiempo a ti mismo… te voy a poner en un compromiso, yo vengo a reclamar que sea Tino Tovar, nuestro pregonero”. El Tino estará pensando: me voy para respirar, ¿y ahora, el embolao del pregón?, tesquiya, primo. A los señores de la RAE, el otro… “a la real academia de nuestra lengua, el patriarca ha venido para ajustar cuentas… dicen que soy trapacero, si le da igual tener la lengua muy larga, no le va a enseñar un gitano el valor de su palabra… tu definición de gitano, lo digo pa que te enteres, no me define a mi, os define a ustedes”. El Kim Jong-un chino, ¡coreano!, y la Terelu, explotan en un cuplé, “déjate  de matar gente, y mata a tu peluquero”. ¿Y los que roban son los gitanos? Jí jí jí. ¿Tú quiere bailar cómo bailan los gitanos? Po cuando vayas al servicio, usa el secador de manos, pom pom, se secó. “Lereleré lerelele… el mundo tiene una pinta fatal, y en carnaval yo me pinto la piel, el carnaval le dice al mundo cómo es”, hilando como sólo sabe hilar este maquinón de las palabras y conceptos en la cuarteta refinitiva… “por eso pinto mi cara, por eso pinto mi piel, el carnaval le dice al mundo cómo es él”. Hazte donante, de foame. Enga, a mojarse: el tontito de las banderitas dice que pasa palabra. El señor mongolo (de Mongolia) se va a comprar un autobús pa pasarse la vida, en los asientos de atrás. Cuando coge un chiste, se choca y sigue y sigue y sigue…

(extracto de la crónica diaria de la 3ª semifinal del COAC 2018, AQUÍ)


PASE DE CUARTOS DE FINAL

¿Te gustan los chichos?, ¿sí?, pos tengo un poquito pa ti… El Canijo más agitanao sube a las tablas, apatriarcando la ciudad, sin fregoneta… “el caló llegó, señores, el caló llegó, caballeros, el caló llegó en febrero…”. Ríete conmigo, pero no de mí. Subraya eso con el fluorescente. Qué palabro. Tirititrán. Madre, hijo y móvil, juntos en el primer pasodoble, y la mujer hablando pa ná, escena tan habitual… “hace unos días que he ido a ver a mi mare, porque soy el remedio pa to sus males… po acuérdate de este momento, y nunca olvides tesoro, que un día llegará, tú madre no estarás, y hablarás tú solo”. ¿Y no decían que el Bienvenido no sonaba este año? Lamentando el abandono de los mayores, en la otra letrilla, que se desvía hacia otro abandonado a su suerte, “mi Teatro Pemán, no sabe ni dónde están… está tan callado y tan muerto, ay Pemán de mis amores, el parque Genovés al ver tu palidez, te ha llenao de flores”. Más que flores, jaramagos, apuntilla el tontito de las banderitas. En la tanda de cuplés, el Julián Muñoz, y “no te preocupes si la policía al Rocío ir no te deja”, dónde estás puedes seguir practicando lo de saltar la reja; y un homosesuá, un café decorao, “y a ver si se cree que lo que quiero es un carahijo largo y caliente”, iiiiínn. ¿Y los que roban son los gitanos?, jí, jí, jí. “Desde el mundo del carnaval, el carnaval le dice al mundo cómo es él, por eso pinto mi cara, por eso cambio de piel, el carnaval le dice al mundo cómo es él”, dictamina el final de popurrí, lo más de un remate de repertorio brazo gitano, priiiimoooo. El señor mongolo (de Mongolia) insiste: “me voy a comprar un autobús pa pasarme la vida, en los asientos de atrás, ayyy que alegría, ayy lerelé”. Deja de menearte a lo Fary y saca el bocadillo de lomo embuchao. Dame pan, primo, dame pan.

(extracto de la crónica diaria de la 6ª cuartos de final del COAC 2018, AQUÍ)


PASE DE PRELIMINARES

“¿Te gustan los Chichos?… más chuches nooo, no quiero más gomaespuna por encima…”. Preámbulo de la cabeza de sesión, la chirigota del Canijo, agitanao, ‘¡Qué caló!’… “el caló llegó señores, el caló llegó en febrero… que payos y gitanos no somos igual, que más quisieras tú… vamos a ser amigos, ríete conmigo, pero no de mí…”. Antonio Pedro Serrano pone la letra, y se acompaña en esta ocasión con la musiquiqui de Jesús Bienvenido. Y se nota, vaya si se nota. “Cuando se entra por Cádiz, primo, por la Bahía, primo, se entra en el paraíso de la alegría, es tan chiquito que no queda sitio para andar mirando ni la raza ni el color, que aquí el hambre y el dolor se solucionan cantando… que la pureza está mezclarse y respirar lo diferente, que la raza es una mentira, cuando el mar une las manos, el arte del vivir, el arte y el sentir de los gaditanos”. Un piropillo a la fusión gaditana, para la primera letra. Tiritiritirán. Y otro recuerdo a un patriarca de la chirigota, a don Adolfo, ya honrado en el detalle de sus bastones… “se nos fue, y Cádi le está cantando, y como buen aprendiz lo llevo conmigo aquí en este bastón de mando… que a mi generación, nos tiembla el corazón, si se van sus dioses”. Pom pom, gorrión. Su Salvaora, en los dos cuplés, flamencos y peloteros. La Gürtel, el caso Nooos, los Rres, Cajamadrid, ¿y los que roban son los gitanos?, ji ji ji. “Ahora el brazo de gitano es un phoskito, que dice que yo duro menos que la República catalana…”. El popurrí, con tacto, incide en los tópicos manidos alrededor de los gitanos, cómo si te tragaras a cualquier imitador chusco de la tele, y le cuesta salirse del camino, y eso que no hay fregoneta en el ambiente; hasta la nutritiva última cuarteta, recurriendo a agrupaciones punteras de las últimas décadas… “el mundo está hecho un carnaval, es una torre de Babel, tiene una pinta fatal, en carnaval yo me pinto la piel… por eso pinto mi cara, por eso cambio de piel, el carnaval le dice al mundo cómo es él”. Fitetú, el tontito de las banderitas está echando de menos el foame, y mayor derroche de ingenio canijil. El señor mongolo (de Mongolia) seguirá escuchando el cassete de Los flamenquitos apaleaos… “me voy a comprar un autobús pa pasarme la vía, en los asientos de atrás, lelerele…”. DIARIO Bahía de Cádiz

(extracto de la crónica diaria de la 18ª clasificatoria del COAC 2018, AQUÍ)


FICHA DE LA AGRUPACIÓN

Chirigota: ‘¡Qué caló!’
(‘No valemo un duro’ en 2017)
Localidad: Cádiz
Autoría Letra: Antonio Pedro Serrano Álvarez
Autoría Música: Jesús Bienvenido Saucedo
Dirección: Antonio Rodríguez Rodríguez
Representante legal: David Carrasco Muñoz





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.