DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Victoria en Los Cármenes y atado otro año en Primera

El Cádiz confirmó virtualmente su salvación este domingo en Granada, con cuatro jornadas todavía por disputar. Una movida y entretenida primera mitad dejaba el marcador 0-1, con tanto de Sobrino. Ya tras el descanso, los de amarillos sólidos y serios invalidaron el potencial ofensivo de los de la ciudad de la Alhambra, y pasó poco o nada. Eso sí, los tres puntos viajan a la Tacita: se alcanzan los ansiados 40.

JORNADA 34. Derbi andaluz inédito en la elite, no tanto en aquellos tiempos de Segunda B… Un Granada cansado pero reforzado moralmente tras la victoria entresemana al Barça y luchando por plaza europea recibía en la soleada tarde del domingo en el Nuevo Los Cármenes a un Cádiz con ganas de certificar cuanto antes su permanencia en Primera, con cuatro jornadas restantes, tras la presente: “si ganamos nos salvamos, es un hecho, ese es el mensaje”, repetía Cervera en la previa. Y no se equivocó.

En el once inicial amarillo destacaba la titularidad de Iván Alejo, en principio por el costado izquierdo, mientras Salvi se mantenía en la derecha, con Sobrino y Negredo arriba. Además. Jonsson y José Mari en la media; Iza, Akapo, Fali y Cala, en defensa; y Conan Ledesma, bajo palos.

Un choque que comenzaba movido y animado, y con una ocasión más que clara de los visitantes en el minuto 1, pero el delantero vallecano, solo en boca de gol, no llegaba a rematar la dejada de Sobrino tras el carrerón y asistencia de Salvi Sánchez. Por el otro lado, en el 5, un fuerte disparo de Quini desde la frontal lo despejaba con ciertos apuros el meta argentino.

En los primeros veinte minutos los gaditanos, valientes, parecían no querer dejarse dominar por los hombres de Diego Martínez, e incluso, sin que sirva de precedente, superaban en posesión a lo justo al contrario. Y aunque con el paso de los minutos, los de casa daban un pasito adelante, todavía avisaba Jens Jonsson desde fuera del área en el 29. En el 35, replicaba el Granada con un tiro a bocajarro de Nehuén Pérez a la salida de un córner, que blocaba con el cuerpo Ledesma.

Pese a la más o menos entretenida primera mitad, el 0-0 no se movía del marcador… hasta que en el minuto 39 Rubén Sobrino desequilibraba el resultado a placer culminando una jugada iniciada por Iza, que centraba a Negredo cuyo cabezazo repelía un inspirado Aaron, pero recogía la pelota y la cedía al compañero para que la empujara. Y en la siguiente, el cedido por el Valencia tenía el segundo en un mano a mano, aunque esta vez no tuvo suerte.

Machis se reencontró con el equipo que defendió unos meses / FOTO: LaLiga

Ya en la segunda mitad, el Granada se veía desubicado ante un Cádiz serio sin fisuras, y sin dejar hacer lo más mínimo al rival, que recurría a Soldado y Luis Suárez para reforzar su ataque. Mas seguía sin pasar nada de nada, hasta que en el 64 tras una de sus galopadas el de Sanlúcar de Barrameda pedía el cambio por molestias y lo reemplazaba Jairo.

En el minuto 77 daban un sustillo los amarillos con un disparo raso de José Mari desde la frontal del área, que atrapaba Aarón en dos tiempos. Poco después Choco Lozano daba el relevo a Negredo en el verde, y el hondureño se buscaba un mano a mano, invalidado por dudoso fuera de juego. Mientras, los de la ciudad de la Alhambra, todavía, nulos ofensivamente: eso sí, en el 87, Soldado haciendo de Soldado se ganaba la expulsión por protestar ante un supuesto penalti que solo quisieron ver los de casa.

Para afrontar los seis de añadido, salían Garrido por el roteño, y Malbasic por Alejo. Tocaba sufrir un poco ya, ¿no?, al menos por el arreón granadino. Aunque el pitido final llegaba con el balón en campo contrario. Tres puntos más para el saco y el Cádiz alcanzando el objetivo que se ponía a principios de temporada, esos 40 puntitos que virtualmente dejan a un recién ascendido en Primera con prácticamente el mismo plantel de Segunda, y con 12 puntos todavía por disputar (viendo la zona de descenso a 10).

La explosión de alegría de Álvaro Cervera en el banquillo lo dice todo. Ya más sereno en la rueda de prensa apuntaba que “no doy la salvación por hecha, pero hay muchos equipos que lo tienen que ganar todo… es un alivio haber ganado aquí, aunque matemáticamente no está. Hemos llegado a 40 puntos ya, algún día lo analizaremos bien y le daremos valor. El mérito de este equipo está en disfrutar durante la semana para sufrir el domingo”. Además, del encuentro en sí, el técnico analizaba que “hemos hecho nuestro partido, defensivamente hemos estado muy bien. A mí el equipo me ha encantado, pero reconozco que es un partido para hacer más daño”. DIARIO Bahía de Cádiz

/ FOTO: LaLiga

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.