DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Victoria amarilla justa ante un Tenerife impotente

El Cádiz encadenó ante el Tenerife su segunda victoria consecutiva del presente año (2-0) en la gélida noche del sábado en el Carranza. Durante gran parte del encuentro fue el conjunto que más expuso sobre el terreno para llevárselo. Los tantos subirían ya en la segunda mitad: goles de Edu Ramos (con ayuda del levante) y Jairo, aunque en el tramo final pudo caer una goleada, ante un rival hundido. Tres puntos para seguir metiendo presión a los de arriba.

CRÓNICA J-26. Cádiz y Tenerife se vieron las caras en la tarde-noche de un sábado frío y ventoso en el Ramón de Carranza. Un choque importante para los de Álvaro Cervera, que tras lograr al fin la semana pasada en Alcorcón su primera victoria del año, quiere volver a engancharse a los puestos altos de la tabla encadenando otra racha positiva. Eso sí, ante un rival necesitado de puntos, que navega cerca de la zona de descenso.

Con unas 13.000 personas en la grada pese al tiempo desapacible, que recomendaba a quedarse en casa viéndolo por la tele, el partido arrancaba con dos notables ocasiones en cada portería. No se había cumplido el primer minuto y Suso asustaba en el área amarilla, sacando la pelota Cifu a córner. Un minuto después, Lekic cabeceaba con intenciones una falta lateral de Ager Aketxe,

Cervera, que sigue son poder contar con Manu Vallejo por lesión, sacaba de inicio a: Cifuentes, en portería; Rober Correa, Matos, Marcos Mauro y Sergio Sánchez, en defensa; Edu Ramos y José Mari en el centro del campo; y arriba, Machís, Querol, Aketxe y Lekic.

Los de casa se mostraban con ganas y ofensivamente más activos, aunque las oportunidades casi siempre llegaban a balón parado. En el minuto 15, otra falta lateral botada por el vasco, acabó dando en el larguero en el despeje de un tinerfeño. Eso sí, la mejor jugada llegaba en el 26, iniciada por Rober Correa desde la misma defensa, que acaba con Querol centrando y Lekic rematando. El balón se iba fuera, por poco.

Los chicharreros intentaban tener el balón, un dominio estéril que sobre todo parecía querer pausar el encuentro ante los arreones eléctricos del Cádiz. Y la primera mitad se despedía con el Carranza reclamando penalti sobre Darwin Machís tras una internada por la izquierda.

Jairo, en la acción del segundo tanto / FOTO: Eulogio García

El segundo tiempo no podía empezar mejor para los intereses cadistas. En el 47, en una acción por la derecha, Edu Ramos no se sabe si trataba de centrar o de disparar a puerta, pero el balón hacía un efecto extraño ayudado por el viento de levante y sorprendía colándose dentro. El 1-0 para caldear algo a la helada grada.

Los de Oltra daban un paso adelante, sin creérselo en ningún momento, y Cervera sacaba al campo a Salvi por Lekic, y poco después a Jairo por Aketxe, buscando velocidad y frescura arriba con el objetivo de rematar a la contra. Y ese 2-0 se concretaría en el minuto 71. La pelota iba de banda a banda, del venezolano al de Sanlúcar para acabar en mitad del área chica, y entre el barullo, Jairo lograba que entrara, a lo justo.

Dos minutos después, Salvi Sánchez estaba a punto de hacer el tercero. Y en el 77, la ocasión era de David Querol, que en la siguiente dejaba su sitio en el campo a Álex Fernández. Y el Tenerife, impotente, se quedaba con diez hombres, por expulsión de Naranjo, con doble amarilla. A Machís se le anulaba el tercero, ya en el 87, por fuera de juego; en el 90, se quedaba solo ante el portero y la desviaba demasiado, y ya en el descuento volvía a vérselas con el guardameta y se la estrellaba en las manos. DIARIO Bahía de Cádiz

FOTOS del Cádiz-Tenerife, AQUÍ (próximamente)

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.