DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Una única empresa presenta oferta para explotar la nueva terminal de contenedores del Puerto de Cádiz

Concasa, que actualmente gestiona la terminal de contenedores del Puerto de Cádiz en el muelle Reina Sofía, es la única empresa interesada en el nuevo concurso convocado por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz para hacerse con la concesión administrativa de la futura terminal de contenedores, en la que se están invirtiendo 120 millones. Se trata del segundo concurso al efecto, después de que en junio de 2016 no se registrara ninguna oferta.

La Compañía Gaditana de Contenedores SL (Concasa) es la única empresa interesada en el concurso convocado por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) para hacerse con la concesión administrativa de la nueva terminal de contenedores del Puerto de Cádiz, que implica las últimas obras y su explotación.

Concasa es el actual concesionario de la terminal de contenedores en el muelle Reina Sofía, y en los últimos días ha sido noticia al invertir unos 3 millones en una nueva grúa modelo post-Panamax para este muelle que permitirá reducir los tiempos de escala de los grandes portacontenedores en un 50%.

La apertura de las proposiciones técnica y económica tendrá lugar el próximo 11 de diciembre. Posteriormente la comisión técnica constituida para el estudio de las ofertas analizará esta única proposición, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz.

El consejo de administración de la APBC aprobó el pasado mes de julio el nuevo pliego de bases del concurso para el otorgamiento de la concesión administrativa tras quedar desierto un primer concurso en junio de 2016 al no presentarse ninguna oferta.

En la nueva licitación se ha reducido la inversión inicial requerida en proporción a una reducción del espacio mínimo concesionable de la primera fase, que baja de 60.000 metros cuadrados a 45.000 metros cuadrados.

Asimismo, en aras de hacer más atractivo el proyecto, la Autoridad Portuaria ha planteado en este nuevo pliego asumir la pavimentación de la zona de maniobra mínima para la primera fase, así como la zona de operaciones de la terminal ferroportuaria. El organismo portuario se responsabilizará también de instalar 450 metros lineales de carriles de rodadura para grúas. Y en caso de que el licitador decida encargarse de pavimentar la zona, se reducirían las tasas portuarias por ocupación de superficie.

También varía respecto al primer pliego el plazo de la concesión, que ahora se establece en 10 años frente a los 35 planteados en un primer momento. El plazo será prorrogable cinco años más y por cada 500.000 euros de inversión que realice el promotor, se ampliará en un año el plazo inicial.

El tráfico mínimo planteado para esta nueva terminal es de 45.000 teus anuales durante los primeros cinco años; de 50.000 teus del quinto al sexto año y a partir del sexto, un incremento del 3%.

En la teoría, esta futura terminal de contenedores del Puerto de Cádiz –en la que se han invertido de momento unos 120 millones de euros, 60 de ellos de fondos de la UE y otros 60 de un préstamo contraído con el Banco Europeo de Inversiones (BEI)- persigue un triple objetivo: potenciar el tráfico de contenedores, que presenta en los últimos años una clara tendencia al gigantismo (los barcos, cada vez más grandes, exigen infraestructuras con mayores capacidades); reforzar la apuesta de la Autoridad Portuaria por los cruceros, ya que el traslado de los contenedores del muelle Reina Sofía permite completar la especialización de la dársena comercial de Cádiz en este tráfico, que tiene una importante repercusión en la economía del entorno; y la creación de un espacio productivo superior a los 250.000 metros cuadrados, en pleno casco histórico de una ciudad urbanísticamente colmatada, ligado a usos relacionados con una industria limpia, el turismo, el ocio, el comercio, la hostelería, etc.

Los comentarios están cerrados.