DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Un inicio de Falla ‘cachitopán’ y con ‘karma’

Volver a empezar. El Falla abrió sus puertas este sábado 26 al COAC 2019 de adultos. Se inicia una larga ‘carrera’ de coplas entre 147 agrupaciones para entrar en la final del 1 de marzo. Para la primera tarde-noche de preliminares, ocho agrupaciones en el menú, destacando entre la mediocridad el cuarteto retirado del Gago, la chirigota cahitopán del Love y el coro con tiza de Paco Mora.

DÍA 1 (1ª CLASIFICATORIA).

¡Buenos días, princesa…!, ¡tú no eres de Cádi!, ¡tú dices mi Cádi, yo digo mi jaulaaa!, ¡vengo que muerdo, vengo que muerdo… hermano, ladran, luego cabalgamos!, ¡que este mundo es de la gente!, ¡a mi no me meta en ná, que esto es pintura, picha, que esto es pintura!, ¡como si la vida fuera carnavaaaal!, ¡que yo necesito pensar, necesito saber, si esto lo necesito!… ¿De qué me suenan a mi estos soniquetes? Sí, niños y niñas, ya está llamando al portón blindao el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas, el COAC 2019: el cuarto de la era Kichi, el segundo post-Antoñito Martín y post-bocadillos de Madueño, y el primero sin Tino… ¡¡vuelve, Tino, vuelve!!

Que se pare el mundo (vamos a dejar la involución y los golpes de Estado para primavera, ome…), que ya está aquí el Falla (en su versión de adultos, la cantera levantó el telón del Concurso hace una semana). Y este año con la Semana Santa allá a lo lejos, uno de los más alargados que se recuerdan: 32 funciones hasta la gran final del 1 de marzo, ya dentro de la programación oficial del Carnaval, que sobrevive sin ninfas, no ni ná. En total, 20 clasificatorias, siete sesiones de cuartos de final, cuatro de semifinales (todas ellas sin descansos para el bocata de chope y desde las ocho de la tarde), y el remate de los tomates hasta la hora de los churros. Y en competición, 147 agrupaciones (y más de 2.000 intérpretes pisando las tablas), y 79 de ellas de más allá del peaje. Se habla poco ya de la globalisasión del taratachín. ¿El espectáculo más cebado del mundo mundial?

Nos pintamos los coloretes, nos ponemos el pijama de pierrot y chimpún chimpún… ¡si caminito del Faaaaallaaaaa! En DIARIO Bahía de Cádiz y su suplemento Carnaval366Días enfilamos nuestro concurso número quince (¡quince, quince, años, años, tiene mi amor…!, ejem) embutido en el cotizado foso del Falla con la credencial al cuello y la pulserita todoincluido, con la sensación de déjà vu, sí, pero también con la ilusión de contar (y sobrevivir) noche tras noche otra “batalla de cantes… las gargantas cortan que matan, todos quieren la Taza de Plata”. Sin novedades, mi templario: con la excusa de tipos, cuplés, estribillos, pasodobles, figurantes, tangos, parodias y popurrises, la idea es cocinar sin bullas un relato escamondao, ajeno al mainstream, esos platos insípidos para cubrir el expediente a base de cliks, malaje y con más porcentaje de odio y malaleche que de agua del grifo.

Primo, no te vas a librar de la parrafada saboría de cada temporada, a modo de advertencia a puristas y fanáticos, como principios editoriales falleros: perseveramos en nuestro humilde empeño de no hacer del carnaval y de su concurso telonero (espectáculo/negocio ombliguil donde los haya, largo, repetitivo, con poco sentido del humor de puertas para adentro…) algo trascendente y trascendental. Nos lo tomamos tan en serio que no nos lo tomamos muy en serio. Este periódico y este junta-letras chufla alérgico a ostiones y erizos sólo busca narrar subjetivamente (esto es una crónica/crítica no una información aséptica sin corasón de melón) el inexorable paso del tiempo, tic tac tic tac… y estas tardes-noches de coplas y lo que les rodea, con una sencilla meta: echar el ratillo, juntos, tú y yo… y lo que surja. Que estoy mu solo…

Bueno, solo solo… Naide concibe un Quijote sin su Sancho Panza, a Pimpi sin Nela, a un Pablo Iglesias sin su Iñigo Errejón, ¿no? Y tal y como se está poniendo la humanidad ahí fuera, que subes la persiana, te asomas por la ventana y dan ganas de tapiarla ante tanto blanco y negro y reaccionario suelto, y que echas una miradita por la otra ventana, la virtual (los interneses y sus redes asociales…), y no vea que fatiguita… la neoinquisición ha actuado: nos ha colocado este año a nuestra verita en el foso a un señor fiscal, mu fiscal, con sus tijeritas. Se va a acabar ya tanta insolencia carnavalera, ome, porfavó…

La comparsa de Tino arropa a Joaquín Gutiérrez al recoger el antifaz de oro / FOTO: DBC

Mira mira, el Eduardo Bablé, ¡presente!, pon el punto y seguido. Las 20.03 horas, y este COAC 2019 dedicado al primer concejal de Fiestas de Cádiz sin hedor a franquismo, Pepe Mena, se re-abre con recuerdo a los que somos y los que se fueron; y con las tablas a reventar para el acto de entrega de los Antifaces de Oro de este curso, reconociendo, tras más de 25 años vinculados a la fiesta a: Nene Cheza, Francisco Alcántara, Kiko Moreno, Angelín Iglesias, Joaquín Gutiérrez (con su comparsa, de Tino Tovar, dedicándole una letra en el escenario), y a título póstumo, a José Peña ‘Peñita’ y Manolito ‘El Cariñoso’. Enhorabuena a los premiados.

Jurado, público, periodistas, seguratas, tramoyistas, acomodadores… ¿todos en sus marcas? Ya, ya, Paco Rosado, no. Tres, dos uno… que comience el baño de purpurina. Maripili, dale a la palanca y que caiga por su peso este primero cronicón en diferido de la temporada, sin rodaje. Pero antes, un brindis con champín por el Yuntamiento de Cádi, que acoquina la convía.

 

El tango se escribe con tiza’, añejo

Las 20.46 horas. Ahora sí, sube el telón de verdad de verdad. Un homenaje al tango para abrir boca. El Tío de la Tiza, “pionero de los tangos y padre del carnaval”, se autohomenajea, igual que otros se autoproclaman presidentes interinos, lo mismito. “Huele a puchero por tos las calles, Cádiz ya está levantá… tango se escribe con tiza, no lo vayan a olvidar”. No falta el chalequito en el tipo, alegoría de diferentes coros de finales del siglo XIX y principios del XX del autor de aquellos duros antiguos que tanto tanto dieron que hablar. ‘El tango se escribe con tiza’ de Paco Martínez Mora. Grave, grave. Una primera letra para reivindicar que el prometido museo del Carnaval lleve el nombre de Antonio Rodríguez… “qué poquitos conocen a quien su talento diera… en la cultura y en nuestras fiestas, siempre innovando y rompiendo fronteras…”. Y como segundo tango, un nometoqueslaspiedrasdelFallaquemeinrrito. Que el Falla es mucho Falla para sufrir también el vandalismo sinsentido. En los cupletillos, uno pantojil, y otro solucionando la exhumación de Franco, que lo lleven al Congreso… “y lo tiren al voleo y el que lo coja, pa él”. Ay que no puedo más, don Antonio, qué trabalenguas los que dejaste en el carnaval. Un repaso histórico y sentimental alrededor de “este tío del bigote” y de lo que dejó escrito, cantado y de legado, copa el popurrí. De coro. El fiscal saca la espiocha, por si acaso.

‘El hombre del saco’, semos güenos

“Duérmete mi niño, no seas malo, o esta noche vendrá el hombre del saco… todo lo que te contaron de mi, es mentira”. Po vaya, emosido engañados, si es un peaso pan. Lo dice la presentación de la comparsa de Sanlúcar ‘El hombre del saco’, con letra y música de los hermanos Juan Manuel y José Ricardo Pérez Romero. Tipo andrajoso. Tienen caras de malotes, por mucho que vengan de semos güenos… Antoñito Martín se cuela en el primer pasodoble, previsible, que los homenajes y las medallitas, en vida, ehh: “va por ti, por ser de Cádi principio y fin, por el legado dejado aquí…”. “Las mujeres hoy nos gritan ya está bien, presas de manadas sin neuronas”, apunta la otra letrilla reglamentaria, que parecía estándar pero tiene sorpresa ajín, para dejar toloco. Primer cameo innecesario del curso en los cuplés, con paseíllo del Germán del OndaCádi…, y primer bastinaso porquejí, en el segundo, con esos “pelos de coño que no son suyos”. En saco roto, en saco roto. “Sólo robo a los niños sus miedos pa que nunca dejen de soñar”, se insiste en el popu, y claro, ya que van con saco a cuestas, no pueden evitar meter dentro to lo malo del concurso, y del mundo mundial. No lo ha hecho naide. “A saco con el hombre, pariru pariru pariru pá”. Cachito de pan, duro. El fiscal pide orden judicial para husmear en esos fardos.

‘Los cachitopán’, yo no quería molestar

“No tengo remedio, me llevé en un ceda el paso dos días y medio… otro autobús que se nos va”. Simpático holaquéhay de ‘Los cachitopán’, la chirigota con la que el grupo del Love regresa tras el barbecho, con letra y música de David Cornejo, Kike Remolino y Francisco Javier García. Estos forresgan gaditas de vuelta de la panadería se han citado en una parada de bus. Sello inconfundible. La modalidad, la chirigota, se lleva un primer pasodoble bipartito, su parte de jijí jajá, y su remate seriote, que desde hace unos años para acá, “venir un poco más flojito, parece que es delito”, y pasa lo que pasa con los autores, que pierden la ilusión. Y a Franco que lo entierren donde tanto le gustaba, “en las cunetas, en las cunetas”. El dictador también tiene hueco en el primer cupletillo, alrededor del dinero… y “con lo que era, y no tiene dónde caerse muerto”. Y Mágico González, po ya se sabe. Pan para pan pan, pan pan, y listo el estribillo, sin ofender, sin molestar. “Yo soy un cachito pan, y luisito un baguette”, aprecian tras encontrarse al amigo infiel en el armario. Como última cuarteta del popurrí, van adelantando la recogida del atrezzo y la limpieza, si es que son unos cachito pan, se hacen querer. El fiscal, los indulta, por el miajón.

La Santa María’, El Puerto existe

En el dique aparece la comparsa de los Majaras de El Puerto, ‘La Santa María’, construyendo una metáfora, o cerca… “no lo olvides que los barcos de mi Puerto, todavía saben navegar”. Entre miradas, ese primer pasodoble bimbo, que acaba intercambiando las de esa abuela y ese abuelo. “Treinta años tiene la nuestra o la de ellos”, arranca al segundo, felicitando con educación a Canalsú, y con retintín, quejosos con quienes deciden que las agrupaciones de la provincia no salen por la tele de los andaluces…. “manipular la historia, es lo que estáis haciendo… la historia de carnaval no es tu programa, es formar el tangai en estas tablas”. Interesante ese punto de vista, quillo. El Modesto y el Casal, en aguatapá. Un revolcón con un mushasho, que llega hasta hallowin, en los cupleses… Dime pa qué quiero maaaaaás. Francisco Javier Sevilla Pecci es el autor de letra, y Vicente Esquerdo Oliva, de la música. Intenso popurrí, asomaíto al foso… “los carnavaleros nacen donde les da la gana… esta es mi Santa María, la reina del maaaaaar”. Reivindicando el made in Puerto. Fiscal, tú que dise… él es más de made in Chechenia.

No me tires tiritos en el pecho’, de corcho

Pim pom. Pudiera ser un homenaje a Los pofesionales del Love, pero no. Un puesto de feria, Los tiritos, monta en el escenario la chirigota roteña ‘No me tires tiritos en el pecho’, cuya autoría firman Iván Herrera y Antonio José Caballero. Pasodoble de agradecimiento, en el que relatan shentimientos del concurso pasado, “que cualquiera tiene abierta tus Puertas de Tierra… para ti mi pasodoble, que nace en Rota y que muere en Cádi”. Ajá. Y orgullosos de cantar en la misma sesión con el Love, encadenan nombres de la veterana agrupación, vaya, innovando, para componer la segunda letra ojanosa. La Paqui tiene la dorada poría, de piscifactoría. Tú tira y tira, que así tiro yo palante. Corre que te corre corre que te corre. Pamplinas variadas con temática feriante deambulan en un popurrí de manual. El fiscal ve un posible delito de posesión de armas peligrosas: chistes malillos, aunque celebrados por la grada. “Sin ti nada tiene sentido, mi vida son los carnavales…”: sentencia categórica.

‘La mujer de tu vida’, reliá

Desde Sevilla llega la comparsa ‘La mujer de tu vida’, y eso mismo repiten en la presentación un puñaíto de veces, sin que quede bien tejido el concepto, entre costura. Análisis de las elecciones del pasado 2-D, en ese primer pasodoble crítico con el que votó y el que no votó, con el PSOE y con los extremos crecidos… “todo ese conformismo ha sido nuestra condena… qué han hecho con mi Andalucía y con mi gente, que ya no son lo que eran”. ¿Cómo eran? Y de segundo plato, la mujer a las trincheras… “la educación machista que nos viene de herencia… ya no nos callará nadie, vamos a cambiar el mundo, lucharemos sin descanso, esto es la guerra, porque no están matando”. Jesús David Pareja y Rubén Lara comparten la autoría de la letra, y Fernando Manuel Rodríguez aporta la música. Cubatas gratis en un cupletillo. El otro, malamente. Por más que lo intento contigo, nunca doy puntás con hilo. El popu dura lo que dura una jornada en este taller de buenas intenciones. El fiscal está hecho un ovillo.

El tren de la Vida’, chu chuuuuú

La vida da para mucho. Y el chaca chá del tren, también. Ceuta se asoma al Falla con ‘El tren de la Vida’, comparsa vital sobre raíles con letra de la agrupación y música de Francisco José Sánchez Carrasco. Pasajeros al tren… “este tren empieza a andaaaaaaar”. Con potencia. Son operarios de Renfe, de fantasía. No llegan a entender que la derecha haya llegado al gobierno de la hermana Andalucía, “tantísimas vidas te costó tu autonomía”, anota uno de los pasodobles. No se mojan en el segundo, preguntándose al aire si los maltratadores deberían ser condenados a pena de muerte, perpetua o revisable…. “ni una menos”. Por momentos, suenan con tanto ímpetu, que rechinan. En los cupletillos, dudan de que el Juancarlo la tenga como la torre de preferencia; y por ahí brota un chumino a lo Marcelo… Este tren no se para, hasta la última estación. Viajesito en el popu, que va de estación en estación sin rumbo definido. Creyendo en la reencarnación, “nos vemos, en la próxima estacióooooon”. Al fiscal no me lo veo echando carbón, echa carbón, que a este vapor, se le va la víaaaaaa.

Este año nos retiramos’, de nada

Ante todo, mucha karma. El tapón de la sesión lo enrosca la cabeza de serie, el cuarteto del Gago, ‘Este año nos retiramos’, con Miguel Ángel Moreno y José Manuel Cossi rubricando letra y música. Un retiro budista, con el Figue Guantá tras el accidente, interpretando sentado, discípulo del maestro. La maruja Manoli no se calla, Luis ludópata enganchao, y el maestro Jonzé “de Jerez… cada vez que puedo, leeevito”. “Y aquí cuándo se acuesta uno; cuando queráis, podéis llegar a las tantras”. Quedan bautizados en la parodia… “ya han llegado las transferencias, ya podemos comenzar”. Tachín tataratatachín. “El que puso el carril bici es un artista, ahora solo falta que pongan ciclistas”, anota uno de los cuplés que repara en un Kichi cara-pandereta. “El concurso es tan largo, que si seguimos avanzando, me da tiempo de ir al Tibet y volver andando… o no”, sondea el otro. Retiraté, retiraté. Y de tema libre, el popu marca de la casa de este cuarteto cuarteto, sin estridencias, apelando al ingenio, y “un peaso polla en el Everest”, ejem… “cómo no voy a ser buda feliz… meditando meditando…. ay lereleré”. El fiscal está en plena postura del gato. En celo.

La 1.39 horas. Baja el telón. Mucho más tarde de lo recomendable para un primer día de copla regulera en vena. Engollipa. Fiscal, deja las tijeritas, ve quitándote la toga de faena y ponte la toga pa dormir, de pelito. Y con la venia, una frase célebre para coger el sueño: “Gran parte de la bondad consiste en querer ser bueno”, dicen que dijo el Séneca, de profesión filósofo romano. Y estoico, como el que jugaba en el Barça. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.