DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Tres puntos inimaginables hasta que Machís la ‘lío’

El Cádiz esperó su momento ante la UD Las Palmas y goleó 0-3 en los últimos diez minutos con un hat-trick de Darwin Machís culminando tres contragolpes. Es el resumen de un choque que hasta el minuto 80 fue un tostón más propio de empate a cero en el que los de casa tuvieron algunas ocasiones al inicio de sendas mitades, y los de Cervera pudieron, esta vez sí, mantener su portería a cero. Tres puntos que aúpan a los de la Tacita a zona de playoff.

CRÓNICA J-34. De nuevo con la posibilidad de escalar en la tabla hasta la cuarta posición a costa de Dépor, Málaga y Mallorca, el Cádiz se presentó en la tarde del Domingo de Ramos en el estadio de Gran Canaria con el reto de cambiar la dinámica de las últimas jornadas y volver a ser el conjunto serio, sólido y efectivo de sus mejores momentos.

Los de la Tacita (con camiseta azul y calzón blanco) salieron al verde con un once con una novedad destacable, el debut del centrocampista canterano Sergio González. Así, el equipo titular de Cervera lo conformaron: Cifuentes, en portería: Rober Correa, Matos, Kecojevic y Sergio, en defensa; José Mari junto a Edu Ramos en la media; y arriba, Aketxe, Jairo, Machís y Manu Vallejo.

La primera parte se puede resumir en un párrafo: un tostón en el que no pasó nada, salvo unos primeros minutos movidos, sobre todo por parte de la UD Las Palmas, de más a mucho menos. De hecho, en el 2, Cifu salvaba un mano a mano de Rubén Castro, y en el rechace el tiro del canario daba en el palo. Y poco después, un lanzamiento de Fidel dentro del área se marchaba pegado al poste. El Cádiz trató de despertar y su réplica más peligrosa se concretaba en el minuto 13, tras una buena jugada entre el venezolano y el chiclanero, que acabó con tiro de Jairo y paradón de Raúl.

Con la reaparición de Garrido (por Edu Ramos), tras semanas lesionado, se iniciaba el segundo acto. Y los hombres de Pepe Mel volvían a asustar pronto: Timor probaba desde la frontal del área, despejaba el capitán, y en el rechace el lanzamiento de Fidel lo sacaba Garrido.

El balón era de los locales y se acercaban asiduamente a los dominios gaditanos; y en una de las contadas contras, Vallejo a punto de rematar en el área chica terminaba en el suelo, lamentándose por un posible penalti no pitado, en el minuto 54. Y hasta el 67 no volvía a ocurrir algo, con los insulares perdiendo fuelle poco a poco: una individualidad de Darwin Machís que ganaba línea de fondo y su centro lo detenía Raúl. Al menos esta acción animaba tímidamente a los de Cervera, y en la siguiente Aketxe se atrevía con un lanzamiento desde la frontal. Jovanovic entraba arriba, sustituyendo a Vallejo, para el último tramo del encuentro.

Con todo, el 0-0 parecía inamovible. ¿Parecía? Al borde del minuto 80, la lesión del portero canario tras un encontronazo con el delantero cadista, interrumpía el choque durante unos minutos, y en la reanudación, el recién incorporado bajo palos Nauzet Pérez sufría como Machís le marcaba en apenas diez minutos tres tantos en tres contragolpes. Sí, se le fichó en invierno para esto…

Un 0-3 engañoso que nadie se podía imaginar viendo gran parte del encuentro, pero se mantuvo la portería a cero y se remató la faena cuando el rival mostró debilidad. Tres puntos que dejan al Cádiz en liguilla de ascenso, en cuarta posición, por detrás de Osasuna, Albacete y Granada. Aunque las sensaciones no fueron las mejores, es de esperar que el contundente resultado sirva de motivación al equipo para el tramo decisivo de liga. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.