DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Segunda derrota del líder, en Albacete y en el descuento

Igualado choque el disputado en el Carlos Belmonte en la noche del viernes con momentos para ambos equipos: el Cádiz comenzó dominando hasta que el Albacete cercó durante unos minutos el área de Cifuentes, y a partir del arreón mostró quizá más intensidad que los de Cervera, que en los últimos minutos sí gozaron de varias oportunidades para llevarse los tres puntos. Puntos que se quedaron en casa en el 92, gracias al tanto de Zozulia. Un 1-0 justo para algunos, injusto para otros. No se puede ganar siempre, pero el líder sigue siendo muy líder.

JORNADA 13. Con la ilusión de seguir batiendo récords y abriendo brecha con los incrédulos perseguidores en la tabla, el Cádiz, más que líder, se presentaba en la noche del viernes en el Carlos Belmonte para medirse ante un Albacete de Ramis (con hasta tres excadistas en el titular, Kecojevic, Karim y Eddy Silvestre) metido en zona de liguilla como uno de los conjuntos menos goleadores de la Segunda.

Los de amarillo, sin Garrido (todavía renqueante de su lesión en la mano) y José Mari (cumpliendo un partido de sanción por acumulación de cartulinas), recurrieron a Edu Ramos y Bodiger para el centro del campo. Completándose el once titular con los esperados: Cifu, en portería; Iza Carcelén, Espino, Fali y Juan Cala, en defensa; y ya en la zona de arriba, Álex de media punta; Salvi y Perea por las bandas; y Choco Lozano en la delantera.

En los primeros veinte minutos, los de Cervera se mostraron dominadores del encuentro, en aptitud, dominio y acercamientos, sobre todo a partir de un activo Álex Fernández. Sin embargo, a partir de la primera ocasión de los manchegos, en el 23, los gaditanos sufrieron varias intentonas locales que les amilanaron, como un remate de cabeza de Eddy, o un disparo desde fuera del área de Karim Azamoum que despejaba Cifuentes a córner, acertado en esa acción tras titubear poco antes con el control de una pelota.

De repente, el encuentro se rompía, con carreras de un campo a otro. Aunque hasta el descanso, el Alba fue el que más hizo por marcar: en el último suspiro, un cabezazo de Keco a la salida de un córner que se iba fuera por poco.

El Cádiz salió de vestuarios igual de descentrado (¿y cansado?), recibiendo más acometidas de las que está acostumbrado, como un tiro de Zozulia que Cifu enviaba a córner. Aunque el primero en asustar en este periodo fue Iza con un potente disparo lejano que se marchaba muy cerca del palo.

Viendo que el guion no variaba con el paso del crono, o más bien ya no pasaba casi nada, Álvaro Cervera introducía cambios: el canterano Sergio González por Yann Bodiger e Iván Alejo por Alberto Perea. Y en el minuto 75, debutaba como cadista en competición oficial José Manuel Jurado, reemplazando a Ramos.

Ya metidos en los últimos diez minutos, apretaban los visitantes. El mismo sanluqueño, en la presión, casi le robaba la cartera a Kecojevic, obligado a retrasar la pelota a su portero, que la controlaba con problemas ante el apretón del delantero. En la siguiente, un disparo de Alejo tras una internada que despejaba Tomeu Nadal; y a continuación, un centro de Iza desde línea de fondo buscaba a Salvi, aunque el balón acababa en córner.

Y otro excadista, Javi Acuña, se incorporaba en el ataque albaceteño. El 0-0 parecía que no se movería del marcador. Pero igual que en otros partidos el Cádiz ha tenido la suerte de cara en los últimos suspiros, en el minuto 92 marcaban los de casa en una acción aislada precedida de una falta no pitada sobre Lozano en el otro campo: gol de Roman Zozulia cabeceando perfectamente una asistencia por la derecha, y la locura se desataba en el Carlos Belmonte. Es lo que pasa cuando se le gana al líder, in extremis además. Un Albacete que de momento se coloca segundo en la clasificación, y ve a los amarillos a nueve puntos por arriba.

“El partido no estaba para perderlo. Hoy no nos hemos merecido perder, y menos en el último minuto”, reflexionaba Cervera tras el choque. La segunda derrota en trece jornadas, que frena la última racha de cinco partidos consecutivos ganando. Un mal resultado para recordarle al cadismo que habrá que pelear mucho (y que no siempre se puede ganar) para seguir arriba a lo largo de la larga campaña. Eso sí, con la tranquilidad y confianza que otorga el colchón de puntos cosechado en el fulgurante inicio liguero. A seguir. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.