DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Se llama a los gaditanos a “tomar conciencia” del uso molesto de la pirotecnia en fin de año, sobre todo para bebés, ancianos y animales

Un bando municipal firmado por el alcalde de Cádiz hace un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía ante el uso de pirotecnia durante estas fiestas navideñas, y sobre todo en fin de año. Se detiene en los efectos negativos que produce el estruendo de petardos y cohetes en bebés, ancianos, personas enfermas y animales.

Pensando sobre todo en fin de año, un bando municipal firmado por el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, hace un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía ante el uso de pirotecnia durante estas fiestas navideñas.

“Es responsabilidad de todos compatibilizar el festejo con el normal desarrollo de la vida ciudadana. Debemos cumplir con la finalidad de no causar molestias ni perturbar el descanso y la tranquilidad de personas y de animales, y solicito a los vecinos un comportamiento cívico y responsable. Una Navidad inclusiva, una Navidad que sea de todas y todos es tarea de de cada uno de nosotros”, subraya el primer edil de Adelante.

En el bando, según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, se recuerda que “la venta, suministro y uso de material pirotécnico no puede realizarse sino en la forma y con los requisitos que establece el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería que desarrolla el Real Decreto 989/2015, de 30 de octubre”. Por tanto, se encuentra prohibida su venta y suministro en aquellos establecimientos que no cuenten con la preceptiva licencia gubernativa. Asimismo, la normativa recoge que queda expresamente prohibido el envío de estos productos que hayan sido vendidos por teléfono y por internet.

Más allá de esas prohibiciones y limitaciones, el alcalde ruega a los gaditanos que “tomen conciencia de que el uso de petardos, cartuchería y cohetes afecta a la salud y perjudica el estrés, sobre todo, de bebés, ancianos y personas enfermas”.

Asimismo, en el caso de los animales, como los perros, los gatos y las aves, el uso de la pirotecnia puede generarles desde temblores a taquicardia, aturdimiento, pérdida de control, terror e incluso la muerte. “El estruendo puede derivar además en la huida de muchos animales domésticos, que acaban perdidos”, incide González Santos en su bando a los vecinos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.