DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Remontada merecida ante el muro lucense

El show de Carranza ofreció en la noche del domingo, cerrando la jornada en Segunda, un Cádiz-Lugo marcado por un regalo amarillo nada más iniciarse la partida que ponía a los gallegos por delante, y un gol anulado para los de casa. A partir de ahí, tocó remar contra corriente, con un rival encerrado, y ejercer de líder. Y dos goles de Iza, en el primer tiempo y en el segundo, le dieron la vuelta al marcador, con justicia (2-1). Más allá de los flamantes videomarcadores y toda la parafernalia alrededor, Cervera y los suyos volvieron a darle la enésima alegría al cadismo. Este equipo se lo cree, y se cree su potencial.

JORNADA 17. Uno de los equipos de Segunda más complicados hoy día como visitante, el Lugo (que acaba de fichar al excadista Carrillo, que andaba sin equipo), pisaba este domingo un Ramón de Carranza de Champions (ya con los dos flamantes videomarcadores prometidos a pleno rendimiento, no se fueron con la selección…, y presumiendo tanto de iluminación como de megafonía). Y enfrente, un Cádiz líder que tras empates en sus dos últimas salidas consecutivas, buscaba volver ante los suyos a la senda de las victorias, sin ninguna urgencia.

Álvaro Cervera, que reconoce que hay jugadores que empiezan a notar el cansancio de este arranque fulgurante de campaña, conformó un once novedoso antes las bajas notables de, entre otros, Marcos Mauro, Juan Cala, Salvi, Perea, Edu Ramos o Jurado. Así, en el titular: Cifuentes, bajo palos; Iza Carcelén, Pacha Espino, Fali y Rhyner, en defensa; Garrido y José Mari en el centro del campo, con Álex Fernández, Alejo y Nano Mesa arriba, y Choco Lozano en la delantera.

Con 15.444 personas en la grada todavía entretenidas con la novedad de las pantallas (¿el partido televisado dentro del propio estadio?), comenzaba el choque con los dos rivales con planteamientos parejos, más cómodos sin pelota, estudiándose. No pasaba nada, hasta que en el minuto 5, una falta de entendimiento entre Rhyner y Cifu, propiciaba el primero de los gallegos. Un regalo rematado por un avispado Iriome. Y entre el desconcierto del gol, se reanudaba el encuentro y Nano Mesa hacía el empate, un tanto anulado por fuera de juego, mientras los videomarcadores repetían la jugada y no se veía nada muy ilegal, encrespando a la afición. Esos pantallones van a dar mucho juego…

Los de amarillo ya se hicieron claramente con el control de la situación, ante un Lugo a la espera, metido en su campo y perdiendo tiempo, y en el 11 Alejo estaba cerca de establecer la igualada, pero su cabeceo no amedrentó a Ander Cantero. El Cádiz comenzaba a acumular acciones de cierto peligro sobre el área contraria y más posesión que nunca, mientras los lucenses, atrás, soñaban con acertar una contra.

Sin embargo, antes del descanso se hacía justicia: en el minuto 37 marcaba el 1-1 Iza Carcelén, empujando un pase de Nano desde la izquierda. Un tanto que obligaba a los visitantes a abrir mínimamente su muro defensivo. Y en el 44 no subía el segundo, en una acción de Choco Lozano, que increíblemente se iba a córner. Por puntos (y por todo), el único que hasta el ecuador estaba persiguiendo los tres puntos era el líder.

El fútbol, en el verde y en los marcadores / FOTO: DBC

Se reiniciaba el choque a menor intensidad, aunque el Cádiz seguía teniendo más ganas que los visitantes, mucho más conformes con que pasara el tiempo y poco más. Había que darle un cambio a la manera de atacar, y Cervera optaba por meter en el verde al canterano Javi Navarro en el sitio de Alejo. Y seguía sin suceder mucho hasta que en el minuto 64 Iza recogía un rechace y se inventaba el 2-1 con un derechazo, y el segundo en la cuenta particular del lateral portuense.

Caye Quintana sustituía tras la celebración a Nano Mesa. El Lugo debía dar un paso adelante ahora, pero seguía siendo el conjunto local, más que cómodo, el que más cerca estaba de sentenciar, y en el 75 y en el 78, sendos cabezazos de Álex y de Choco, asistidos por Iza, levantaban el uyyy de lo que empezaba a ser otra fiesta local. Ya en la recta final, José Mari dejaba su lugar a otro canterano, a Sergio. Y Navarro, reivindicándose para volver a contar con minutos en este Cádiz.

Con el descuento todavía disputándose, explotaba ya el festejo en el fortín amarillo de otros tres puntos al saco muy merecidos, que dejan a Almería y Huesca, inmediatos perseguidores del todopoderoso líder, a diez. “Hemos atacado sin que nos ataquen a la contra. Lo que hemos hecho, lo hemos hecho muy bien”, sentenciaba el técnico del Cádiz en su rueda de prensa postpartido, satisfecho con sus hombres. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.