DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Picasso, como ceramista y grabador, en Cádiz hasta agosto


La Fundación Unicaja ha inaugurado en Cádiz la exposición ‘Picasso ceramista y grabador. La Suite Vollard’, en la que se muestran 111 obras, de las que 11 son piezas originales de Pablo Ruiz Picasso y que recogen distintas etapas creativas y técnicas del genial artista andaluz. Asimismo, se muestra la colección completa de la reedición autorizada y limitada de la ‘Suite Vollard’, compuesta por las cien obras reproducidas de los grabados del malagueño, realizados entre 1930 y 1937.

La Fundación Unicaja ha inaugurado en el Centro Unicaja de Cultura (CUC), en la calle San Francisco de Cádiz, la exposición ‘Picasso ceramista y grabador. La Suite Vollard’, en la que se muestran 111 obras, de las que 11 son piezas originales de Pablo Ruiz Picasso y que recogen distintas etapas creativas y técnicas del genial artista andaluz. Asimismo, se muestra la colección completa de la reedición autorizada y limitada de la ‘Suite Vollard’, impresa en el año 1992, compuesta por las cien obras reproducidas de los grabados del malagueño, realizados entre 1930 y 1937.

Esta exposición se podrá visitar durante más de dos meses, hasta el próximo 31 de julio, de lunes a viernes, de 11 a 14 horas y de 18 a 20 horas, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz.

‘Picasso ceramista y grabador. La Suite Vollard’ reúne 11 piezas originales del genial artista Pablo Ruiz Picasso pertenecientes a la Colección Unicaja, concretamente ocho grabados y tres cerámicas. Entre los grabados se encuentran dos litografías, un linograbado en siete colores, cuatro aguafuertes y un grabado al aguatinta cuya temática, paralela a la utilizada en otros medios y soportes, nos aproximan al Picasso surrealista (‘Mujer Torero I’), neoclásico (‘Bebedor sobre un burro y mujer’) o postcubista (‘Arlequines).

Técnicas que, en muchas ocasiones, se corresponden con sus sucesivas y múltiples etapas creativas. Así fue, tras la Segunda Guerra Mundial que Picasso, tal y como se demuestra en obras como ‘Mosquetero’ (1969), se adentró en las técnicas litográficas sobre piedra y zinc, incorporando el color a sus grabados. Completan el elenco de piezas originales, tres cerámicas seriadas que demuestran la gran capacidad creativa del pintor que nunca abandonó su interés por crear piezas en este material ancestral, manifestando su pulsión por representar su pintura en soportes tridimensionales de forma puntual o trabajando con alfareros como Llorens Artigas o Jean Van Dongen.

Pero las circunstancias propicias para que sus trabajos en barro cobraran un sentido más continuo y global tendrían que esperar el momento adecuado; ocasión que tuvo lugar en otoño de 1947 en la localidad de Vallauris, en el Midi francés. Fue allí donde, tras visitar su exposición anual de artesanía, entró en contacto con el matrimonio Ramié, propietario de la alfarería Madoura, el lugar escogido por Picasso para, una vez provisto de los conocimientos técnicos necesarios, dar rienda suelta a su manantial creador sobre piezas elaboradas en este material ancestral, en las que plasmaría iconografías animales como el búho y la paloma.

En esta exposición ahora en la capital gaditana se muestra también la reedición limitada y autorizada de la ‘Suite Vollard’, impresa en el año 1992, de la que tan sólo existen 300 ejemplares en el mundo y uno de los cuales es propiedad de la Fundación Unicaja.

Esta reedición está compuesta por un centenar de obras reproducidas, según la técnica grain screen, de las grabadas en el año 1939 por encargo a Picasso de su amigo, marchante y editor Ambroise Vollard. Esta tirada de 300 ejemplares, a la que pertenece el ejemplar de Unicaja, fue ejecutada en el año 1992 por iniciativa del museo alemán Mülheim an der Ruhr, con la autorización de la familia Picasso. ‘La Suite Vollard’, además de los tres retratos de Ambroise Vollard, se ha dividido generalmente en los siguientes temas: el taller del escultor, el minotauro, Rembrandt, la batalla del amor y la violación. Las planchas originales de estos grabados se encuentran en el Museo Picasso de París.


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.