DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Más de 800 kilos de hachís en la playa de Cortadura


La Policía Local de Cádiz, tras la llamada de un ciudadano, localizó e intervino en la pasada madrugada del domingo al lunes un total de 23 fardos con más de 800 kilos de hachís. Se encontraban apilados en la arena en la playa de Cortadura, a la altura del El Chato. También este mismo Cuerpo, sorprendía a plena luz del día el domingo a tres personas cuando descargaban en la playa holoturias, cuyo marisqueo está prohibido.

La Policía Local de Cádiz localizó e intervino en la pasada madrugada del domingo al lunes un total de 23 fardos de una sustancia que resultó ser hachís. Estos fardos se encontraban en la playa de Cortadura, a la altura del Ventorrillo El Chato.

La intervención policial se produjo tras la llamada telefónica, a las 5.18 horas, de un ciudadano alertando de que varias personas estaban cruzando la autovía CA-33 desde el citado restaurante hasta el carril que discurre paralelo a la vía del tren. Al llegar a la zona, los agentes dieron una batida por la zona localizando los fardos apilados en la arena, así como dos teléfonos móviles en la zona de estacionamiento de la rotonda ubicada junto a El Chato.

Los agentes solicitaron la presencia de un vehículo policial destinado a playas para el transporte de los fardos hasta dependencias policiales, dado su alto número y su peso. Una vez pesados, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, dieron un total de 818 kilos de hachís.

Posteriormente, los fardos fueron puestos a disposición de la Guardia Civil, que es el cuerpo que tiene competencia en la materia.

SORPRENDIDOS DESCARGANDO HOLOTURIAS

Horas antes, en la mañana del domingo, tres personas fueron sorprendidas por la Policía Local cuando descargaban holoturias (conocidas popularmente como ‘pepino de mar’ o ‘carajo de mar’), en la Avenida Almílcar Barca a plena luz del día. A dos de los identificados, los agentes los interceptaron tras una persecución en la zodiac en la que transportaban estos animales, que la ley andaluza prohíbe mariscar.

La intervención se inició cuando una dotación de la Policía Local patrullaba por el paseo marítimo, en la zona del colegio San Felipe Neri. Allí sorprendieron a una persona que portaba una espuerta con holoturias (unos 50 kilogramos de este animal, que fueron devueltos al mar). Tras su identificación para proponerlo para la posible sanción por parte de la Junta de Andalucía, los agentes le incautaron todas las herramientas que llevaba y que posiblemente utiliza para el marisqueo de este equinodermo.

Tras ellos, se recibió el aviso de un vecino alertando de que dos embarcaciones se encontraban en la zona capturando holoturias para posteriormente descargarlas. Al comprobar la existencia de dichas embarcaciones, dos agentes se montaron en una de las zodiacs del servicio de socorrismo para interceptar a estos botes. Una de estas dos zodiac que supuestamente estaban capturando holoturias se dio a la fuga, pero la otra fue alcanzada por la embarcación en la que iban los agentes, que comprobaron como los dos ocupantes de la misma, posteriormente identificados de cara a la posible multa, lanzaban al mar varias espuertas de estos equinodermos.

La Policía Local lleva incautada más de una tonelada de holoturias desde que, en el mes de mayo, comenzó la temporada de marisqueo de este equinodermo, que es ilegal en la región. Hasta ahora, el llamado en Cádiz ‘carajo de mar’ no había sido una especie que se capturaba en gran cantidad en la zona, pero su desaparición en otros lugares que eran habitualmente los que soportaba la demanda de este producto ha generado un incremento en esta actividad para su exportación ilegal al mercado asiático a un alto precio.


(puedes comentar esta información más abajo)

Los comentarios están cerrados.