DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Marcadas tres fases para la reincorporación del personal del Consistorio gaditano a los puestos de trabajo de carácter presencial

La concejalía de Personal del Ayuntamiento de Cádiz ha elaborado una guía en la que se recogen las instrucciones de organización para la vuelta progresiva al trabajo presencial de la plantilla municipal, tras semanas de confinamiento ante la crisis del coronavirus. Se establecen tres fases, desde el 18 de mayo, que no podrán iniciarse hasta que cada delegación o dependencia cuente con medidas de separación física y material de autoprotección.

La concejalía de Personal del Ayuntamiento de Cádiz ha elaborado un documento en el que se recogen las instrucciones generales de organización para la vuelta progresiva al trabajo presencial de la plantilla municipal, tras semanas de confinamiento ante la crisis sanitaria del coronavirus.

El texto toma como eje diversa normativa autonómica y estatal y, en especial, el Plan para la Transición hacia la ‘nueva normalidad’ del Ministerio de Sanidad. Partiendo de ellas, el Consistorio ha dictado unas instrucciones a nivel interno para organizar el trabajo durante las nuevas fases de desescalada de modo que compatibilicen, en la medida de lo posible, la continuidad en la prestación de los servicios públicos esenciales con la observancia e implementación de las medidas de prevención.

Las instrucciones son de aplicación a la totalidad de los empleados públicos del Ayuntamiento y servirán de guía, a su vez, al resto de personal de organismos autónomos y empresas municipales.

Según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, esta guía detalla que la reincorporación del personal al trabajo presencial de cada delegación municipal habrá de producirse de manera gradual y progresiva, y que para ello el responsable de cada una de ellas valorará las necesidades del servicio y la existencia de personal clasificado como vulnerable ante el coronavirus.

Además, sólo se iniciará la fase del retorno (la incorporación gradual a la modalidad presencial) una vez se haya completado la fase de preparación y siempre que las medidas de separación física (mamparas) hayan podido ser implementadas y se disponga de los adecuados materiales de autoprotección, en especial de mascarilla y gel hidroalcohólico.

EL 25 DE MAYO SE RETOMARÍA LA ATENCIÓN PRESENCIAL

La primera fase de reincorporación del personal comenzaría a partir del lunes 18 de mayo, y desde el lunes 25 comenzaría la actividad de atención presencial a la ciudadanía en todas las delegaciones que aún no la tuvieran implantada. La fase de ‘nueva normalidad’ se iniciará posteriormente, cuando lo determine así el Ministerio de Sanidad.

Con carácter general se priorizará la prestación del trabajo en la modalidad no presencial, salvaguardándose la continuidad en la prestación de los servicios públicos y respetando los principios de corresponsabilidad e igualdad de trato, hasta alcanzar la fase final. Así lo recalca la instrucción, que señala que, en todo caso, se deberá priorizar la prestación de trabajo en modalidades no presenciales del personal clasificado como vulnerable para Covid-19, y del personal que tenga a su cargo personas menores o mayores dependientes y se vean afectadas por el cierre de centros educativos o de mayores, por el tiempo que las autoridades competentes determinen.

Respecto a la modalidad presencial, el documento de Personal señala que quien sea responsable de la concejalía podrá determinar turnos de trabajo cuando sea estrictamente necesario, y que optará si fuera posible por rotaciones semanales para minimizar riesgos para la salud de los empleados. Al hilo, apostilla que, “en cualquier caso, la prestación de los servicios en modalidades no presenciales o de éstas con modalidades presenciales no supondrá menoscabo de la jornada y horario de cada empleada o empleado público ni de sus retribuciones, debiéndose respetar en todo caso el descanso necesario”.

En los servicios de cara al público se priorizará la atención telefónica y telemática, y la atención presencial se efectuará preferentemente mediante cita previa telefónica o telemática y se limitará el aforo.

En estas instrucciones generales elaboradas por el Consistorio gaditano se estipula, además, que no se incorporará a la actividad el personal que esté en situación de incapacidad laboral por el coronavirus; que tenga o haya tenido sintomatología reciente relacionada con el Covid-19; y que haya estado en contacto estrecho con personas afectadas por la enfermedad, y en ese caso deberá realizar cuarentena domiciliara.

Para la asignación de modalidades de trabajo se tendrán en cuenta tanto el servicio público del que se trate como la naturaleza de las funciones a desarrollar, donde se ubica el centro de trabajo para que pueda garantizarse la distancia de dos metros entre los puestos de trabajo, el grado de accesibilidad y la necesidad de uso de aplicaciones o herramientas que no estén disponibles a distancia.

El personal con menores de 14 años o personas dependientes a su cargo podrá acogerse a la flexibilización de la jornada laboral, y si ello no fuera posible, se podrá autorizar la permanencia del personal en su domicilio estableciendo prestación de trabajo de forma semipresencial o no presencial. Ambas medidas están pensadas para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. Además, hasta que se pueda llegar a una situación de normalidad en el Ayuntamiento, se mantendrán y adoptarán las medidas de flexibilización horaria y establecimiento de turnos que sean necesarias, en particular las relativas a las horas de entrada y salida, para evitar aglomeraciones en horas punta.

EVITAR EN LO POSIBLE LAS REUNIONES PRESENCIALES

En el documento que guiará el desarrollo de los servicios municipales en la desescalada, se contempla que, con carácter general, las reuniones de trabajo se celebren mediante audioconferencia o videoconferencia, evitándose en lo posible las reuniones presenciales o que impliquen desplazamientos a otros centros, a lo que se añade la suspensión todos aquellos viajes de trabajo que puedan solventarse mediante llamada o videoconferencia.

En lo concerniente a cursos y actividades formativas, esta guía apunta que se desarrollarán con carácter prioritario su actividad mediante medios telemáticos, y en lo referente a las pruebas selectivas, desde el momento que finalice la suspensión de los plazos administrativos declarada por el estado de alarma, las convocatorias se podrán tramitar con carácter ordinario.

El documento recoge, asimismo, que la excepcionalidad de la crisis sanitaria conlleva también la necesidad de una adaptación constante a la situación que se genere y que las medidas descritas puedan ser modificadas en cualquier momento.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.