DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Los mercados municipales de Cádiz fomentan la venta por teléfono y el envío a domicilio mientras se prolongue el estado de alarma

Detallistas de los dos mercados municipales de Cádiz han puesto en marcha un servicio de envío a domicilio durante estos días de estado de alarma frente al coronavirus, y el confinamiento generalizado de la población. Se busca facilitar las compras, sobre todo a los colectivos más vulnerables al Covid-19. Hay más de una cuarentena de puestos adheridos.

Detallistas de los dos mercados municipales de Cádiz han puesto en marcha un servicio de envío a domicilio durante estos días de estado de alarma frente a la crisis sanitaria del coronavirus, y el consecuente confinamiento generalizado de la población.

El objetivo de esta medida es facilitar la compra (por teléfono o whatsapp), sobre todo para aquellas personas que pertenecen a los grupos de riesgos, y contribuir así a la obligación de quedarse en casa. La iniciativa se está secundando por otros mercados municipales de la comarca, como en San Fernando o Chiclana.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, el concejal de Mercados, David Navarro, ha puesto en valor esta iniciativa puesta en marcha por los detallistas y ha animado a la ciudadanía a hacer sus compras en ambas plazas, en el centro histórico y en extramuros.

Los detallistas que se han sumado a esta iniciativa son de carnes y recova, pescado, frutas y verduras, actividades varias y actividad gastronómica. En concreto, hay una treintena de placeros adheridos en el mercado central (AQUÍ, todos los puestos) y una docena en el Virgen del Rosario (AQUÍ).

Además, ambos mercados municipales continúan abriendo para atender en persona, siguiendo en todo momento las recomendaciones dadas por las autoridades sanitarias (con la excepción del rincón gastronómico de la plaza). Entre estas normas se encuentran la realización de tareas de limpieza y desinfección de equipos, superficies, expositores y cualquier otro objeto utilizado que puedan entrar en contacto con el detallista, el alimento o el cliente.

En este sentido, se insta a que solo vaya una persona a realizar la compra por unidad familia, que ésta no forme parte de los grupos de riesgo (ancianos, personas con enfermedad crónica, inmunodeficiente…), que mantenga la distancia de un metro, y que no almacenen de forma innecesaria productos. En este periodo de estado de alarma está prohibida la devolución de productos bajo ningún concepto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.