DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Llamada de atención también desde Cádiz: “la crisis climática es una crisis de salud pública; o actuamos ahora, o nos iremos para siempre”

La plaza de San Juan de Dios de Cádiz se cubría este domingo de supuestos cadáveres en una performance de denuncia, para dar la voz de alarma sobre el aumento de fallecimientos causados por la crisis climática y ecológica, y para advertir de la “pasividad” de los gobiernos. Sanitarios independientes, sociedad civil y colectivos sociales están detrás de esta acción, incidiendo en que si la situación que se vive con el coronavirus “nos parece caótica y alarmante”, ésta “será catastrófica” si no se lucha cuanto antes frente al calentamiento global.

La plaza de San Juan de Dios de Cádiz, frente al Ayuntamiento, se cubría este domingo a mediodía de supuestos cadáveres en una performance de denuncia, para dar la voz de alarma sobre el aumento de fallecimientos causados por consecuencias de la crisis climática y ecológica, y para advertir de la “pasividad” de los gobiernos ante esta situación.

Una acción promovida por sanitarios, sociedad civil y colectivos sociales como: Extinction Rebellion Sanidad, la Marea Blanca gaditana, El Brote XR Cádiz, Marea Verde, Ecologistas en Acción, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Marea de Pensionista y Café Feminista Cádiz.

Durante la protesta (con la pancarta ‘La crisis climática es una crisis de salud pública’), varias personas escenificaron su fallecimiento, tumbadas sobre el suelo de la plaza y cubiertas con sábanas blancas, representando las muertes “que, ya actualmente, se producen por causas derivadas del cambio climático”.

Las batas y pijamas de las distintas profesionales sanitarias portaban pegatinas con lemas como: ‘no hay vacuna para el cambio climático’ o ‘esto es una intervención de salud pública’. Durante la performance, según relatan desde Extinction Rebellion Sanidad en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, pudieron escucharse las voces de distintas profesionales de la salud, explicando la relación entre “causas de muertes inmediatas” como: cáncer, insuficiencia respiratoria, Covid-19, desnutrición, suicidio, demencias, derrame cerebral y otras, derivadas de “causas de muertes iniciales” asociadas al cambio climático, como: contaminación aérea por partículas derivadas de combustibles fósiles, alteración del hábitat de animales salvajes por actividad humana (destrucción de biodiversidad), aumento de vectores (mosquitos) por calentamiento global, sequías extremas por cambio de patrones meteorológicos, pesticidas organofosforados, depresión por pérdida de trabajo/casa por consecuencias medioambientales, temperaturas extremas y otros.

Posteriormente, algunas de las sanitarias colocaron una flor sobre los cadáveres y se quedaron acompañándolos en señal de duelo.

Extinction Rebellion Sanidad y el resto de promotores de esta acción simbólica subrayan que si la situación sanitaria que se vive con la pandemia del coronavirus “nos parece caótica y alarmante”, ésta “será catastrófica si los gobiernos no hacen nada para luchar cuanto antes contra la crisis ambiental”.

“El reforzamiento del sistema de salud público debe ser prioridad en la lucha contra las crisis venideras. No se puede apostar eternamente al buen hacer de nuestras profesionales de la salud, necesitamos acompañar la calidad de los servicios sanitarios con una transformación y reforzamiento de los servicios de salud pública y atención primaria. Sistemas de vigilancia que sean capaces de predecir las amenazas y proteger a la población. Nuestras publicaciones científicas no son escuchadas por tanto, y al igual que muchas profesionales de la salud de todo el mundo, debemos utilizar nuestra profesión para pedir acción. Sin lugar a dudas, la crisis climática es una crisis de salud pública y, o actuamos ahora, o nos iremos para siempre”, se remarca.

“LA SALUD INDIVIDUAL, LA COMUNITARIA Y LA DEL PLANETA ES SÓLO UNA”

Distintas profesionales sanitarias quisieron explicar, tras el acto en San Juan de Dios, qué les había motivado a realizar esta acción. “Todos los días me enfrento a tratar a mis pacientes intentando ser lo más eficiente posible. Aunque siempre me ha preocupado el impacto de la actividad humana sobre el clima nunca pensé en actuar de activista, ahora lo veo imprescindible. Necesitamos que los gobiernos se hagan cargo de que esto es una emergencia y tenemos que movilizarnos para visibilizarlo”, apuntaba Eva Sancho, cirujana del aparato digestivo.

Por su lado, Lola Rivas, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, afirmaba que “estoy aquí por ética profesional, considero mi deber advertir a la ciudadanía y gobernantes del exceso de muertes que ocasiona la inacción de los gobiernos. 800.000 personas mueren al año en Europa a causa de la contaminación atmosférica, y ésta es sólo una de las causas de muerte provocada por esta emergencia”.

“El cambio climático es traumático en numerosos niveles –añadía Maribel Hernández, Psicóloga Sanitaria-. Trastornos como depresión y ansiedad afectan hoy a más de 350 y 264 millones de personas, respectivamente, la crisis ambiental puede quintuplicar estas cifras. El cambio climático nos echará de nuestras casas en 10-20 años. La única solución es actuar ya y cuidar de las personas y el planeta”.

Y para Mar San Narciso, médica en Adicciones, “la salud individual, la comunitaria y la del planeta es sólo una. Hay que restaurarla tanto en consulta como fuera de ella. Sólo recuperando los hábitats, la biodiversidad y decreciendo económicamente vamos a vivir en un planeta saludable”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.