DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Llamada de atención de Cultura al Ayuntamiento para que “vele por la protección adecuada” de los restos arqueológicos del parque Erytheia

La delegación territorial de Cultura de la Junta ha enviado un informe al Ayuntamiento de Cádiz donde se le hacen una serie de recomendaciones para que “conserve, proteja y salvaguarde” los restos arqueológico, de titularidad municipal –principalmente las ruinas romanas-, expuestos en el parque Erytheia, en los jardines de Varela. Tras denuncias ciudadanas, técnicos han constatado el “uso indebido y vandálico” de estos emplazamientos.

La delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Cádiz ha enviado un informe al Ayuntamiento de la capital gaditana donde se le requiere el establecimiento de recomendaciones con la finalidad de “garantizar adecuadamente la preservación” del inmueble de naturaleza arqueológica musealizado en el parque Erytheia, en los antiguos cuarteles de Varela.

Este documento se ha elaborado tras la visita e inspección realizada por técnicos de la administración autonómica a raíz de la denuncia ciudadana vertida sobre los usos no adecuados de este inmueble, en extramuros. La administración local, como propietario del mismo, “es el responsable de velar por la protección adecuada de dicho bien patrimonial”. La denuncia apunta al “uso indebido y vandálico” que se da a diario a estas ruinas romanas.

Aunque la casa romana no está inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, desde la delegación territorial, en manos de la popular Mercedes Colombo, se asegura que “sí reúne las características propias de los bienes de la cultura de Andalucía, de acuerdo con la Ley de Patrimonio Histórico”, y por tanto, se aplica el artículo de la misma norma que literalmente dice: “las personas propietarias, titulares de derechos o simples poseedoras de bienes integrantes del Patrimonio Histórico Andaluz”, se hallen o no catalogados, “tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos, de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores”.

Por lo tanto y de acuerdo con la valoración realizada y de cara a un uso racional que garantice la conservación óptima de este inmueble arqueológico en el futuro, la Junta considera procedente “como recomendación”, que el Consistorio revise la musealización de este espacio arqueológico. Y se pide, entre otras cuestiones –según se anota en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz., prohibir el acceso al interior de las estructuras, “ya que los senderos y miradores existentes no son suficientes para contemplar su distribución y características”. Esta acción, “redundará en una mejor conservación de las estructuras arqueológicas y en un menor mantenimiento de las mismas”.

Al objeto de establecer un cerramiento que impida el fácil acceso que actualmente tiene el inmueble arqueológico, a todas sus dependencias, se recomienda además la implantación de algún tipo de barrera como barandilla metálica o cableado que tenga escasa incidencia en la contemplación, huyendo del tipo de barandilla ‘potente’, visualmente hablando.

También se solicita la retirada de la capa de grava tanto del interior de los inmuebles arqueológicos como de los caminos que acceden al espacio musealizado y reemplazarlos por algún pavimento tipo zahorra o similar, o bien consolidar la grava existente de manera que se evite su desplazamiento.

Establecer cartelería, hoy en día, inexistente, en distintos puntos del recorrido indicando los usos permitidos y prohibidos, así como recomendaciones durante la visita; y continuar con el nivel de mantenimiento y limpieza actual, que está permitiendo una correcta conservación del inmueble arqueológico, son otras de las recomendaciones.

RESTOS DE DISTINTAS NECRÓPOLIS

El parque Erytheia es un amplio espacio ajardinado que se encuentra situado fuera del caso histórico. A finales de la década de los años 90 del siglo pasado, se comenzaron unas excavaciones arqueológicas que dieron como resultado el hallazgo de sectores de las necrópolis antiguas de Cádiz (fenicia, púnica y romana –de hecho, se considera esta zona de Cádiz la de mayor registro arqueológico funerario conservado en zona urbana en toda España-), así como una casa tipo villa rústica de época romana, que dado su interés, se recolocó con la misma orientación y espacio a cota actual de calle en el jardín proyectado sobre el aparcamiento subterráneo.

La integración en los jardines municipales de los antiguos cuarteles de Varela de este inmueble implicó el desmontaje de su lugar originario y su reinstalación, acondicionándose para su exposición pública mediante un proyecto museológico y museográfico, en el que además de las directrices en el ámbito de la difusión, se incluyeron partidas para su consolidación y musealización con elementos de protección y cartelería.

La villa romana musealizada se concibe como un espacio abierto, en el que sus límites están definidos por los propios muros, algunas vallas metálicas y una amplia calle entre el muro delimitador de la casa y la amplia fuente o estanque rectangular. Esta circunstancia no impide el acceso al interior del inmueble arqueológico.

“Este espacio es utilizado por menores que acceden al interior, saltando el pequeño muro de la casa romana, que consiste en una sola hilada de piedra ostionera con pocos centímetros de alzado”, se reitera.

La delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico repite que ante estos hechos, comprobados tras la inspección realizada, se re recuerda al Ayuntamiento la obligación que tiene de conservar mantener y custodiar este yacimiento arqueológico, “un importante bien de gran valor dentro del patrimonio histórico de Cádiz”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.